10 consejos para enamorar

El amor es esa circunstancia fisiológica que algunos comparan con cogerse una buena borrachera… pero nunca emborracharse nos salió tan barato. De cualquier forma, el amor es divertido. Su duración es variable, cuanto más tiempo pasamos con ese chico-a del que estamos enamorados, es más probable que se termine. Pero en algunas parejas afortunadas el amor persiste después incluso de veinte años de relación. Es un porcentaje mínimo, una de cada diez parejas asentadas, pero ya nos da pistas sobre lo complejo que es el mundo del amor. Aun así, lo normal es que dure aproximadamente unos dos años. Es una forma que tiene la evolución de mantenernos al lado de nuestra pareja para así ayudarla a criar a los hijos que hemos tenido con ella. Pero una vez pasados esos 2 o 3 primeros años, la nueva cría humana ya sería lo suficientemente adulta como para integrarse en la sociedad. Puede parecer un poco exagerado la edad de 2 o 3 años para considerar a los hijos “criados”. Pero tengamos en cuenta que en “estado natural” los humanos vivían una media de entre 15 y 30 años, por lo que un niño de 2 o 3 años debería de estar ya en condiciones de dominar ciertos roles sociales.

De cualquier forma, casi todo el mundo busca el amor. Una buena pareja nos da una felicidad anual equivalente a 150.000 euros al año. Y por supuesto, el secreto para encontrar una buena pareja es que nosotros mismos seamos a su vez un buen partido… Por ello, he aquí nuestros diez consejos para enamorar.

Diez consejos para enamorar

1. Cuidar el envoltorio es una forma de demostrar que dentro del envoltorio hay algo interesante. O lo que es lo mismo, la forma en que tratamos a nuestro cuerpo ya nos da pistas sobre la “calidad” de nuestra alma. Una persona obesa quizás sea una persona con falta de autoestima, o que le falta esa fuerza vital para cuidar su cuerpo. De cualquier forma, no vale eso de “lo importante es el interior”. Porque el interior se refleja en el exterior. Por eso, consejo número 1: cuida tu cuerpo con todo el amor propio que puedas.

2. También es fundamental cuidar nuestro interior, nuestro alma. Exactamente igual que hacemos ejercicio para mantener nuestro cuerpo en forma, deberíamos de hacer ejercicio mental para mantener nuestra alma en forma. Leer y pensar son las mejores formas que tenemos de conseguir esto. Escuchar música o ver películas puede servirnos para poco más que para entretenernos.diez consejos para enamorar Así que ya estamos todos encontrando un género literario que nos guste y tirando de ese hilo. Para esto vale tanto ficción como no ficción. No hace falta leerse la biblioteca entera, pero sí leer algo que nos llene de verdad: historia de Europa, novela clásica; novela de ciencia ficción-fantasía-terror, economía, política,… con escoger uno de estos hilos y tirar de él, tendremos un cambio considerable en nuestra alma en poco tiempo.

3. Ser positivo, generoso, optimista,… es una de las mejores formas que existen de enamorar. Por ejemplo, sería muy aconsejable aplicarnos las 30 reglas del carisma de Dale Carnegie, analizadas tanto en el libro de este mismo, como en mi libro “de poco sociable a seductor”. Las personas positivas, alegres, que ven la parte buena del mundo en lugar de la mala, nunca les faltan candidatos para el amor.

4. Tener una profesión y-o una afición que nos llene de verdad. A las mujeres les gustan muy poco esos hombres sin oficio ni beneficio. A día de hoy, es posible que muchos hombres estén en el paro… pero eso no es lo más importante: lo más importante es, a pesar de las circunstancias económicas adversas, tener más o menos claro un proyecto profesional vital, sentir pasión por eso, y que los demás noten nuestra pasión. Eso enamora, y desenamora esas personas que están perdidas en la vida. Salvo que la pérdida sea momentánea y reversible.

5. Aprender a escuchar es una de las mejores formas de que los demás se enamoren de nosotros. Y no digo escuchar pasivamente; si no que el hablante sepa que nosotros le entendemos, le comprendemos, le apoyamos,… De alguna manera así demostramos nuestra inteligencia emocional, a la vez los demás pueden sentir que alguien tan comprensivo es un buen candidato para sus corazones.

6. Pero no vale con saber escuchar. También es muy importante saber hablar y tener una buena conversación. Tanto el que no se calla; como el que sabe escuchar pero no sabe luego conversar, son proyectos de hombre-mujer que se han quedado a medias. Es un poco la diferencia entre guiar y acompasar, que ha popularizado el PNL (diferencia analizada en un apartado de mi mencionado libro). Esto es todo un arte, el arte de pasar de escuchar haciendo que el otro sienta la fuerza del refugio de nuestra alma; a hablar y hacer vivir al otro nuestro rico mundo interior, lleno de matices y riqueza conceptual.

7. Tener un estilo definido, con unos gustos definidos, incluso con una estética definida,… es también importante. Pero no deben de ser gustos o estilos inamovibles, como esa gente que sólo le gustan los vampiros, lo gótico, y siempre visten de negro. Eso es ni más ni menos que una señal de limitación: nuestro estilo y nuestros gustos deben de ser complejos y variados, y no cerrarnos a nuevas experiencias ni ser mentalmente cerrado hacia nuevas posibles ideas.

8. Es muy importante ser mentalmente abierto, aunque mantener el carácter a su vez. Un poco es el punto intermedio entre el soso y la persona cabezona. El soso es demasiado blando, y cambia de opinión sólo para satisfacer a los demás. Y la persona cabezona es demasiado agresiva, y nunca cambia de opinión. Como dicen los orientales, tenemos que ser como un junco, que es rígido a su vez que elástico. Ni como un duro palo; ni como una débil cuerda. No gustan ni las personas que no tienen carácter; ni las personas no con carácter, si no con mala hostia y con evidente falta de inteligencia emocional (pues la agresividad comúnmente no es una señal de carácter, si no de falta de inteligencia emocional).

9. Llevar la iniciativa y tener siempre nuevos proyectos en la cabeza. Por ejemplo, si nosotros mismos, sobre todo si somos hombres, estamos siempre sugiriendo cosas nuevas, siempre haciendo nuevos planes, siempre tomando la iniciativa,… seremos más atractivos ante los ojos de los demás. Las personas con iniciativa, echadas para adelante, enamoran, siempre y cuando no sean iniciativas ni proyectos descabellados.

10. Ser sociables tanto con compañeros de trabajo, como con amigos, como con familiares. La sociabilidad es fundamental también para enamorar, pues esas posibles parejas saben que la misma sociabilidad es el pilar fundamental de la convivencia. Hay personas con las que es muy desagradable convivir en el día a día. Desde luego, los sábados por la noche de fiesta todos podemos parecer interesantes y divertidos. Pero ¿Cómo somos los lunes por la tarde, después de llegar a casa procedentes de nuestro trabajo? Es ahí en donde se decide si somos de verdad personas agradables y sociables, y no en el sábado por la noche, en donde todo el mundo puede ser parecido, debajo de las luces de la discoteca y con algunos grados de alcohol en sangre.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Consejos para enamorar (5)
  • Datos interesantes sobre la mente humana (4)
  • Tres historias de amor (4)
  • Lecciones que tenemos que saber si queremos tener pareja (4)
  • Cosas que nos hacen sentir bien (3)
  • Comments

    • Esteban dice:

      Interesante articulo, creo que no tengo problemas con ninguna de ellas salvo la 4. Desafortunadamente estudié una carrera que no me causa ninguna satisfacción ni pasión, actualmente suelo omitir hablar de ello en mis reuniones sociales ya sea con hombres o mujeres y suelo cambiar el tema o dar respuestas cerradas para evitar que la conversación se incline hacia ese topico. Pero cuando me presionan demasiado con el tema suelo confesar mi poco interes por lo que estudié.

      Desafortunadamente descubrí mi verdadera pasión bastante tarde(27 años) y es sobre algo bastante diferente a mi carrera, ¿que cosas le aconsejarías a alguien que sufre de crisis vocacional? jajaja espero que tu respuesta no sea mentir y hablar de las supuestas “maravillas” que no son verdad.

      Aún así yo igual tengo un autoconsejo con respecto a eso y es que a pesar de haber estudiado algo que nunca me gustó, vivo mi día a día en buscar y acercarme a mi verdadera pasión.

      Saludos.

      • Erik360 Erik360 dice:

        Lo cierto es que tu caso es de lo más normal. Yo iba para físico, pero el destino y la fobia social se interpuso en mi camino… Con el tiempo supe que a lo mejor fue positivo perderme en la vida. La mayoría de la gente no es que halla estudiado algo que no le gusta, si no es que no les gusta nada más que el dinero, la fiesta,… No pasa nada por haber empezado aparentemente con mal pie. Nunca es tarde para pasarse a eso que nos gusta de verdad. Por ejemplo, yo sólo le he dedicado unos meses a mi pasión de la música,a aprender con el teclado y algo de teoría, de estilos,… Y lo cierto es que se meda mejor la música que muchos que llevan 10 años profesionalmente en eso. La experiencia hace al maestro, pero no al genio. El genio, como ya nos suena la misma palabra, se hace desde la genética. POr lo demás,tú piensa que no has perdido el tiempo estudiando eso que no te llena: la evolución terminó usando unas partes de nuestro cuerpo para cosas muy distintas de las que fueron “diseñadas” (extrapolación). Por ejemplo, la mano servía originalmente sólo para apoyarnos en el suelo y sujetarnos a los árboles, pero al final fue una pieza clave en el desarrollo de la inteligencia humana. Lo que quiero decir es que se estudie lo que se estudie, lo importante es espabilar el cerebro y espabilarnos nosotros: y después, veremos que sin querer, tenemos el poder conseguir el sueño de dedicarnos y hacer lo que siempre hemos querido al alcance de la mano. Ahora sólo es cuestión de que extrapoles todo es que aparentemente no te gusta a ese ámbito que te apasiona. NO es lo raro, es lo normal: muchas de las personas más geniales de la historia han sido autodidactas, y empezaron en otros ámbitos de los que al final tuvieron éxito. Por eso, el punto 4 quiere decir eso: trabaja en lo que puedas (los que puedan); y después persigue el poder trabajar en lo que quieras y en eso que te apasiona… Saludos!

        • Esteban dice:

          Gracias por la respuesta. Es una buena sugerencia para ver este problema. Ahora cambiando de tema, creo que el punto 8, suele ser bastante dificil de asimilar o entender a la gente, es dificil ser asertivo, pero creo que gran parte de esta dificultad se debe al no saber entenderlo del todo. Jajaja todavía recuerdo haber escuchado un curso de asertividad de Jacktheripper, el cual curiosamente su forma de enseñarlo era de una forma bastante agresiva. El tipo usaba afirmaciones teoricamente validas pero al parecer no entendía nada de lo que enseñaba y sus ejemplos los hacía hablando con garabatos y haciendo declaraciones como si estuviese obligando a las personas que le escuchan a que piensen como él(bastante agresivo).

          Yo creo que conozco una mejor forma de entender y aplicar ser alguien firme pero flexible que simplemente definirlo. Ser como dices un Junko, es ser una persona bien definida en cuanto sus gustos, preferencias, metas y forma de ver la vida, pero al mismo tiempo incentivarse el gusto por aprender nuevas experiencias. Creo que de esta forma podriamos llegar al punto medio sin confundirnos a la hora de entender cual sería el punto medio sin pasar de un extremo a otro.

          Saludos.

          • Erik360 Erik360 dice:

            ¿Comprase un curso a Jack the Ripper…? Bueno, a lo mejor es uno de eso cursos gratuitos que “regala” por ahí. He investigado a ese tipo mucho, y tengo que decir que casi todas las opiniones dicen que es alguien que está más para recibir tratamiento que para ir por ahí dando consejos de sociabilidad. Sí, la asertividad es eso, el punto intermedio entre la violencia y la convicción. Algo difícil de conseguir en una sociedad en donde los que mandan van de arrogantes y exigen a los “de abajo” sumisión completa. Es una cuestión de inteligencia emocional: ni el esclavo ni el señor, simplemente el nuevo ciudadano, equilibrado, justo, comedido,…

            • Esteban dice:

              Jajajaja, afortunadamente no compre ese curso, sino que lo encontre en una pagina donde alguien lo subio así que lo conseguí gratis. Sin embargo Jack vendía ese curso bastante caro en su sitio (de hecho allí fue la primera vez que conocí a Jack). Pues la verdad es que tras los primeros tres capitulos del curso, lo deje y lo eliminé. Pero si, realmente considero que ser asertivo o o equiloibrado es bastante dificil, porque si bien es un concepto facil de definir es dificil de aplicar.

    • Erik360 Erik360 dice:

      Bueno, me alegro de que no hallas tirado el dinero con los “productos” de Jack the Ripper. En cuanto a lo de la asertividad, te aconsejo a Nietzsche (por ejemplo, el zaratustra), pues aunque a veces le acusan de ser algo agresivo, es un excelente ejemplo de lo que es ser asertivo, ni muy duro ni muy blando. En el medio. Puedes descargar algo de ese autor gratis desde mil sitios, pero como un libro en papel no hay nada… Bye!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>