Alcanzar el éxito en el ámbito laboral y amoroso

¿Cuantos ámbitos existen para tener éxito? Muchos, el amor, la economía, la amistad, la vida, la familia, la felicidad… Cuando escuchamos la palabra “éxito“, es posible que cada persona que la escucha piense en un ámbito distinto y en una forma de éxito distinto. Esto es normal, más teniendo en cuenta que nuestras ambiciones personales son distintas entre sí, es posible que los que tienen amor, pues entiendan por éxito el conseguir más dinero; y los que tienen dinero pero no han encontrado el amor en esta vida, entenderán por éxito encontrar al fin el amor… La ambición del éxito está presente en las vidas de todos nosotros, pero no todos entendemos lo mismo por la palabra “éxito”. Comúnmente nos despreciamos recíprocamente en nuestras distintas ideas de lo que es el éxito. Para un empresario de la construcción que aspira a ganar más dinero, le parece ridículo que haya gente que entiende por “éxito” el querer acabar con el hambre en el mundo por ejemplo, o el frenar la deforestación. Pero hay gente que entiende por éxito cosas como querer terminar con la pobreza o con los problemas medioambientales. Son pocos y poco comprendidos, pero el éxito y lo que tendemos por éxito difiere entre personas. Lo que una persona considera un éxito, para otra puede ser un fracaso, pero sí es cierto que hay una serie de ámbitos en los que todos de normal queremos tener éxito. Por eso, en este artículo repasamos estos ámbitos distintos en los que todos de normal queremos alcanzar el éxito, y damos las claves necesarias para ayudar a alcanzar el éxito en el ámbito laboral y amoroso.

La estrategia del éxito

Me he dado cuenta de cual es la estrategia de las distintas personas para alcanzar sus éxitos particulares. La mayoría de nosotros podemos querer alcanzar un éxito en un ámbito determinado, por ejemplo en el ámbito laboral o en el ámbito amoroso. Observando a la gente, me he enterado que a la hora de alcanzar el éxito en estos dos ámbitos que ponemos de ejemplo, trabajo y amor, han desarrollado a través del tiempo y del método del ensayo y error, una estrategia propia que a ellos les da un muy buen resultado a la hora de alcanzar el éxito, por ejemplo, en el ámbito del trabajo o en el ámbito amoroso. Pongo el ejemplo del trabajo y del amor por ser quizás los dos ámbitos en los que más aspiramos a alcanzar el éxito, porque nos da esas dos cosas que quizás más apreciemos los humanos: dinero y reconocimiento por un lado; y amor, sexo, compañía, comprensión… por otro.

Como digo, me he dado cuenta que la gente que tiene facilidad para alcanzar el éxito en estos dos ámbitos, el trabajo y el amor, consigue su éxito a través de un método que ellos mismos han creado. Ellos se han hecho especialistas en el uso de este método, ellos lo crearon, lo perfeccionaron, lo mejoraron, y siempre que ellos necesitaban volver a tener un éxito en el mundo laboral o en el ámbito del amor, ellos sacaban de nuevo su valorado método y lo usaban con gran maestría, hasta que en no mucho tiempo ellos habían vuelto a alcanzar una nueva ambición o laboral o en el mundo del amor.

Esto que decimos es muy interesante, por que una conclusión que podemos sacar de la existencia de estos “especialistas” de método en estos dos grandes ámbitos, el laboral y el amoroso, es que no hace falta ser ningún “superhombre” para poder alcanzar el éxito. Más que eso, estos especialistas en una estrategia muy concreta, son personas muy normales, a veces incluso algo zafias, pero que al haber llegado a dominar un método concreto para conseguir o bien mejor trabajo; o bien amor, pues eso les ha hecho escapar de sus limitaciones biológicas que de por sí mismo hubiesen puesto a estos especialistas de método muy difícil alcanzar el éxito en la vida.

Y es que la mayoría de la gente que alcanza el éxito, o bien laboral; o bien amoroso, son personas muy normales, a veces incluso cortas, pero que tienen esta peculiaridad que decimos: han desarrollado una técnica que es casi infalible, que les permiten escapar de sus limitaciones, y alcanzar el éxito en estos dos ámbitos tan codiciados. De la existencia de este “hombre de éxito metodista” yo me di cuenta ha ce tiempo, por ejemplo, recuerdo la increíble lección que nos dio una vez un chico en el autobús ligándose a una chica… él la preguntó que si se podía sentar a su lado, ella le dijo que sí; y él, poco a poco, empezó a hablar con la chica, a seducirla, a ganarse su confianza… Este chico tenía desarrollada esa técnica que lo permitía ligar con gran facilidad. Esa técnica era una técnica depurada a lo largo de muchos intentos, hasta que al final el chico había calibrado sus habilidades y ya usaba esa técnica con gran maestría, técnica en la que él era especialista y que él aplicaba con gran éxito. Pero este chico era un pirado de campeonato, era zafio, poco inteligente, un imbecil como se suele decir… Pero era popular porque había aprendido unas cuantas técnicas que a él lo permitían ganarse a la gente y ser bien visto por los demás… estas técnica que a él lo daban tanto éxito eran muy superficiales, pura carcasa. Pero nadie dudará de la eficacia de esta carcasa.

Por eso mismo, nosotros podemos aprender a usar esta estrategia del metodista, para pulir nuestra propia forma de intentar alcanzar el éxito, para empezar en estos dos ámbitos: el laboral y el amoroso. Esta estrategia es siempre muy superficial. Toda nuestra sociedad occidental se ha levantado alrededor de esta estrategia, que consiste en ser un zafio de los pies al cabeza; pero luego sabes hacer algo en lo que eres especialista, que te da reconocimiento, dinero, éxito… (en el siglo XIX había otro modelo, el humanista, el hombre total, el hombre que quería ir más allá de la carcasa y alcanzar el éxito, no a base de la especialización: si no de la forja de sí mismo como un hombre superior que va mucho más allá de una buena carcasa externa). Esta estrategia ha tenido de por sí mismo gran “éxito”. Pero es limitada, tanto que los “especialistas” no hacen más que hundir una y otra vez al mundo en derrotados fantasmas de la vieja humanidad: pero aún así, si se mantiene este sistema de especialidad, es porque da muy buen resultado con muy poco trabajo. Por eso quizás podamos usar nosotros mismos nuestra propia estrategia de especialización. Empezando por supuesto por estos dos ámbitos tan valorados del trabajo y del amor. Y para aprender a crear nuestra propia estrategia de especialización, damos unas pistas claves, referidas a los dos ámbitos mencionados.

Cómo tener éxito en el trabajo

Como decimos, se trata ahora de aprender a emular a estos hombres que alcanzan el éxito mediante una estrategia sencilla y propia. Nosotros podemos crear nuestra sencilla estrategia para alcanzar el éxito en el mundo laboral. Supongamos que por ejemplo, no tenemos trabajo y queremos encontrar trabajo. Yo he aprendido que hay personas vulgares a las que nunca las falta trabajo. ¿Por qué? Pues porque ellos han aprendido una peculiar forma de buscar trabajo, que a ellos les da gran resultado y a la que recurren siempre que ellos lo necesitan. Por ejemplo, puede que la mayoría de los españoles en el paro recurran a las ofertas de trabajo de Internet… Pero eso a veces no da buen resultado, hay miles de personas para una sola plaza, es lento, se tarda mucho en encontrar trabajo así… A lo mejor, el especialista en buscar trabajo tiene pulida su propia estrategia que le da un gran resultado. A lo mejor esta estrategia consiste en conjugar el método de búsqueda de trabajo por Internet; con el método de búsqueda de trabajo a través de contactos reales. O sea, se trataría de meter cientos de cv al día por Internet, casi de forma industrial y sin pensar demasiado (aunque haciendo parecer que nosotros hemos pensado profundamente en cada puesto de trabajo al que aspiramos); a la vez que buscamos trabajo entre nuestros contactos: preguntamos a nuestros amigos que si necesitan a alguien en sus empresas; preguntamos a nuestro tío que tiene una empresa de la construcción que si necesitan personal; preguntamos a nuestros vecinos que si en su empresa necesitan a alguien… La forma de búsqueda a través de contactos reales es mucho más efectiva que la búsqueda por Internet, más rápida… Pero no se debe de renunciar a la búsqueda por Internet porque nunca se sabe y si metemos cantidad de cv, es posible que demos en el clavo: vale más cantidad que calidad, aunque eso es en ciertos casos. En el caso de que seamos médicos, o similares, es más cuestión de buscar la calidad que la cantidad de CV entregados. Como decimos, se trata de encontrar nuestra peculiar estrategia del éxito, que suele ser sencilla, pero muy segura. Los especialistas saben usar bien esta estrategia, la usan una y otra vez y siempre les da gran resultado, consiguiendo su estrategia lo que sus normalmente mediocres personalidades no conseguirían (y luego hay hombres brillantes que no consiguen nada porque no saben usar este sistema de estrategia de especialización).

Cómo tener éxito en el amor

Cuando uno de estos estrategas de especialización de los que hablamos, quiere empezar una relación amorosa, normalmente tras una ruptura desde su antigua relación, también suelen tener su propia estrategia que a ellos les ha dado siempre buen resultado. Como digo, estos estrategas de especialización suelen ser hombres o mujeres mediocres (normalmente son hombres). Pero ellos han aprendido a compensar con su Estrategia lo que no consigue su personalidad. Ya hemos puesto arriba el ejemplo de cómo ligaba esa persona mediocre a base de haber pulido una estrategia de ligar que era pura carcasa, pero que daba gran rendimiento. Se trata de encontrar nuestra peculiar forma y nuestra peculiar estrategia de tener éxito en el amor y de ligar. Cada uno se especializa en una forma distinta de ligar: unos se hacen maestros del Badoo y de los métodos de ligue por Internet; otro se apunta a quedadas de amigos por Internet, y va conociendo gente, y cuando ve a un “objetivo”, tiene su propia estrategia con la que seduce a la chica (hablar mucho, escuchar, ir creando confianza… todo son cosas superficiales, pero con gran impacto); otros se apuntan a clases en donde puede haber chicas interesantes y compatibles (sobre todo cosas de arte, de literatura, de idiomas, de administración de empresas… hay pocas mujeres en cursos técnicos como cursos de electricidad o de mecánica). Y así conoce chicas. Y una vez conocidas estas chicas… se trata de seguir tirando de esa estrategia que ha sido pulida con el tiempo, y conquistar a base de estrategia de especialidad a esa chica a la que enamoraremos.

Conclusión sobre alcanzar el éxito en el ámbito laboral y amoroso

Lo cierto es que aunque hayamos dicho que este sistema de “estrategia de especialidad” se base en técnicas superficiales pero de gran impacto, todos nosotros, aunque no seamos superficiales, tenemos tendencia a repetir esas conductas que nos dieron éxitos en el pasado. Por eso no es raro que al final creemos nuestras peculiares formas de intentar alcanzar el éxito en el mundo laboral y en el mundo del amor y del ligar. En gran parte el éxito consiste en tener estrategias de éxito. Luego aplicarlas es muy fácil y se tienen grandes resultados con poco esfuerzo. Pero antes, tenemos que crear nuestras propias estrategia del éxito, y para ello nada mejor que ver como hacen estas cosas los demás; y luego ir puliendo y refinando, con el método del ensayo y el error, nuestras peculiares formas de hacer las cosas para alcanzar el éxito. Y es que estas “estrategias de especialización” son al fin y al cabo rutinas. Y las rutinas facilitan mucho el hacer las cosas, por eso si reducimos nuestra estrategia de éxito a rutinas, nos será mucho más fácil y cómodo alcanzar el éxito en distintos ámbitos.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Hablar con nosotros mismos para superarnos (7)
  • Marketing personal y saber venderse uno mismo (5)
  • Cinco cosas que ayudan a ligar (5)
  • Cómo aprender habilidades sociales (5)
  • Mediados de septiembre: nuevo curso o vuelta al trabajo (5)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>