Cinco consejos para ser felices en la vida

Todos cometemos errores. La felicidad y la infelicidad son dos caras de una misma moneda que es la vida. A veces lo que nos hace infelices, no son los errores o el no tener los suficientes aciertos: si no la falta de oportunidades. El haber nacido en una familia o en otra, ya nos marca definitivamente las oportunidades vitales que vamos a tener. Pero este hacer no lo decide todo: muchas personas que nacieron en muy buenas familias, arruinaron sus vidas con decisiones erróneas, con vidas caóticas, en definitiva, con su mediocridad biológica; y otras personas que nacieron en entornos y en familias con pocas oportunidades, a base de luchar, de coraje, de voluntad… salieron adelante y consiguieron aprovechar al máximo sus escasas oportunidades. De cualquier forma todos aspiramos a la felicidad, al bienestar, al tener una vida plena. Y no me refiero a una plenitud en sentido de tener una vida hedonista, en donde todo sean fiestas, juergas, placeres sensoriales… Yo al menos aspiro más a una felicidad más madura y no tan sensualista y hedonista, en donde cosas como la autorrealización personal, la familia, el amor, el estar en un entorno en donde yo me sienta en mi casa… sean cosas fundamentales. En este artículo damos cinco consejos para ser felices en la vida.

Los cinco consejos para ser felices

1. Sin despreocuparte del futuro, vive ahora. Muchos sacrifican buena parte de su vida y de su tiempo en los altares del estudio y del trabajo. Una de las quejas más habituales que suele manifestar la gente justo antes de morir, es precisamente que le dedicaron mucho tiempo al trabajo y poco a vivir.Cinco consejos para ser felices en la vida El tiempo pasa rápido, y por supuesto, a todos nos preocupa el futuro. Pero suele ser un error sacrificar años, lustros o décadas enteras a trabajar, a estudiar… desentendiéndose casi por completo del vivir ahora y del ser feliz ahora. Esto no está reñido con que podamos también pensar en el futuro. Pero por lo general, el tiempo que se va ya no se recuperará y el sacrificar nuestra vida en nombre de cosas más “productivas” y por el futuro es un error del que mucha gente se queja. Se puede hacer de todo, trabajar estudiar… pero también disfrutar de la vida y no posponer la felicidad para un supuesto futuro en donde estaremos supuestamente recogiendo los resultados del sacrificio de nuestro tiempo de felicidad.

2. Ni sometas ni seas sometido. El mundo, a lo largo de la historia, ha estado formado por una dicotomía bastante clara entre tiranos y tiranizados, entre personas que mandan de forma agresiva; y los que obedecen de forma sumisa. Esa dicotomía ha llegado hasta el día de hoy. Y por eso, muchos en nuestra sociedad han heredado estas viejas tradiciones de jerarcas de la muerte, y así, muchos no son capaces de entender que ellos no mandan, que ellos no pueden intentar tiranizar a otra persona porque es más débil o porque se le antoja. Esto es una causa de falta de autoestima en muchos chicos que fueron sometidos a algún tipo de técnica de domino por parte de sus familiares, y al final esos chicos, con el tiempo, vieron sus capacidades sociales lastradas debido a  u falta de autoestima y debido a que no sabían empezar relaciones con los demás de igual a igual. El sometedor tampoco tiene mejor destino, y con el tiempo se terminará convirtiendo en la efigie de la bestia que él ha forjado en su reino de terror sobre personas de fuerzas inferiores a él, y así, la moraleja de la bestia es que siempre se termina devorando a sí misma (Calígula, Nerón, Hitler, Napoleón…).

3. Crea lazos sentimentales profundos. ¿Sabéis cual es una de las mejores noticias que tendremos los hombres en este transitar por aquí abajo…? Nosotros no elegimos a los padres que tuvimos; nosotros no elegimos a los hermanos; no elegimos donde nacimos, no elegimos muchas cosas… Son personas que están en nuestra vida y con las que crearemos lazos profundos. Pero sí elegiremos la persona que será la más importante de nuestra vida, que será nuestra pareja, nuestra novia o nuestro novio; nuestra mujer o nuestro marido. Según crecemos, empezamos a tener la libertad de crear nuestro mundo un poco más a nuestro gusto. Cuando somos niños nos toca lo que nos toca y poco le podemos hacer salvo intentar encajar lo mejor posible en el lugar que nos ha tocado nacer. Pero con el tiempo empezamos a tener más capacidad de elección, y entonces podemos elegir a quién atarnos, alguien compatible, con quien nos sintamos a gusto, con quien continuar nuestro transitar por el camino de la vida…

4. Encuentra tu lugar en el mundo. Todas esas personas que tienen un lugar en donde se sienten a gusto, en donde se sienten en su hogar, en donde se sienten como los cautivos, que tras pasar gran tiempo prisioneros alejados de su patria, vuelven a las tierras añoradas en busca de ese lugar en el mundo por el que tanto tiempo habían suspirado. Todas esas personas, tienen una suerte que no son capaces de apreciar. Tener un lugar que tú sientes como tu hogar, vivir en una tierra a la que tú sientes como tu tierra, estar con una gente a la que tú sientes como tu gente… es un generador de felicidad como pocos. Lo contrario, son los exiliados, esos hombres y mujeres que, aunque tienen una casa, una gente, un lugar en el mundo, ellos sienten que ese no es su lugar y añoran poder escapar hacia una nueva tierra al que ellos puedan llamar su hogar.

5. No seas obsesivo, ni te exijas tanto. Aunque esto va sobre todo para esos tíos y tías que nunca tienen suficiente, y que siempre se sienten incompletos e imperfectos en muchos órdenes de la vida. Hay otro tipo de personas más conformista y a esos sí se les podría exigir más… Pero a las personas de por sí exigentes, hay que exigirlas que aprendan a relajarse, que aprendan a no estar todo el rato estudiando o trabajando, que aprendan a desestresarse y a renunciar a algunas cosas que ellos sienten que tienen que hacer porque si no se sienten incompletos. La renuncia nos hará libres… a mí cuando se me avería el ordenador, siento una tremenda sensación de liberación, porque entonces no tengo que leer tanto, no tengo que escribir tanto, no tengo que exigirme tanto… Si te estresas demasiado con tantas cosas por hacer, tendrás que eliminar proyectos, y tendrás que darte más margen de respiro.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo estimular nuestra vida (6)
  • La clave de la felicidad: estar a gusto en tu casa (5)
  • El gran secreto de la felicidad un hogar y una familia feliz (4)
  • Cosas que nos hacen subir el ánimo (4)
  • El final de la depresión (4)
  • Comments

    • evelyn dice:

      cuento de dos cafes descafeindos::
      Cuento de dos cafés descafeinados es la conversación de dos chicas en una tarde de café.
      Hablan sobre las relaciones, el amor,
      la sociedad, la dificultad para ser madres,
      la cultura de la imagen, las bodas,
      la relación entre amigas, disney… ¿Quieres saber lo que piensan?Cuento
      de dos cafés descafeinados es una lectura ráp ida y amena escrita a modo de diálogo
      en lenguaje coloquial repleta de situaciones, ejemplos y bromas. Un rato divertido que te hará reflexionar.
      Un trocito de vida hecho palabras.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>