Coach para mejorar nuestras habilidades de seducción

A la hora de entrenar nuestras habilidades en el trato con mujeres, hay una serie de “ejercicios” que nos ayudarán a intentar llevar nuestra personalidad a una expresión más refinada e sí misma. Pero desde luego, la habilidad de habilidades en cuanto seducción se refiere sigue siendo la misma: la conversación, la palabra, el pensamiento,… Esta es la habilidad más importante que tendremos que entrenar, pues las personas más seductoras destacan todas por tener una gran conversación y cautivar con la conversación. Pero no es la única. En este artículo, proponemos un mini-coach para mejorar nuestras habilidades de seducción, mediante una serie de “ejercicios”, cuyo objetivo es “cogerle el tranquillo” a las mujeres… pero sobre todo: entender cuales son los puntos clave que nos harán ser seductor, y esto pasa por entender que un hombre que resulta seductor y fascinante a una mujer, es un hombre que también resulta seductor y fascinante a otros hombres. Por tanto, el coach de seducción en gran parte también es coach de sociabilidad. La sociabilidad sigue siendo una de las virtudes más admiradas en los hombres y en las mujeres, y la seducción simplemente la considero una parte de la sociabilidad, siguiendo los postulados de mi ensaño De Poco Sociable a Seductor, en donde relato mi visión y mis técnicas de mi transformación de persona sin éxito social a persona con éxito social. En este artículo, coach para mejorar nuestras habilidades de seducción.

La pirámide de la seducción

Propondremos una serie de ejercicios. Podemos convertir en un juego su realización, considerando los ejercicios como un nivel de una habilidad de un personaje de juego de rol, y dándonos un +1 en ese nivel cada vez que practiquemos una hora de ese ejercicio.

1. Mejorar nuestras habilidades conversacionales. Este es un ejercicio vital, como ya hemos empezado diciendo. Hay en este blog en el apartado de “arte” una serie de artículos que enseñan escritura y pensamiento creativos. De cualquier forma, un excelente método de mejorar nuestras habilidades conversacionales es leer, pero no leer cualquier cosa, si no algo que nos guste, que nos llene, que nos haga reflexionar sobre lo que hemos leído. Leer algo que nos parezca sugerente, y luego pensar eso que hemos leído, qué significa para nosotros, es el mejor método para conseguir esto.coach para mejorar nuestras habilidades de seducción Aconsejo la novela, pero también el ensayo, pues en ellos se trazan finas psicologías del alma humana, que nos permitirán tener un conocimiento más profundo de la propia psique humana y así veremos como las habilidades conversativas mejoran de inmediato.

2. Mejorar la conversación con los demás. No es lo mismo que lo anterior. Antes, hemos ampliado nuestra habilidad conversacional mas profunda; pero ahora, llevaremos eso a su realización más práctica. Por ejemplo, empezando conversaciones con personas de nuestro alrededor, e intentado ser lo más eficientes en esas conversaciones. Tenemos que conseguir que la persona con la que conversamos se quede con ganas de volver a encontrarnos para poder volver a disfrutar hablando con esa persona que tiene una conversación tan amena. No hace falta hablar de física cuántica para parecer interesantes… de echo, no es recomendable hablar de cosas técnicas. Son los asuntos del día a día, cotidianos, los que hacen a los demás quedarse prendado de nosotros. Pero no sólo es una cuestión de temática: saber usar las pausas; modular el tono; hacer el cambio entre persona activa y persona pasiva en la conversación; saber cuando empezar la conversación, cuando cambiar de tema, y cuando terminarla; saber crear ambientes mágicos con nuestras palabras; ser buen narrador, contar historias de forma que parezcan vistas por la tele; ser buen pensador, o saber sacar conclusiones morales (que no moralistas) de las historias, dándole un sentido a la conversación; ser buenos resumiendo, saber cambiar el ritmo, entre más rápido y más despacio; y sobre todo, saber escuchar, saber adaptar nuestro lenguaje no verbal, tanto en cuerpo como en cara; usar las normas básicas del carisma de Dale Carnegie,… Esto sólo es un pequeño resumen del apartado correspondiente de mi ensayo, en donde todo viene explicado más ampliamente.

3. Saber tratar con amigos. Vamos de menos a más, y nos acercamos  a las mujeres que queremos seducir. Pero esto es una pirámide: la base es el punto 1; y seducir a mujeres es la punta de la pirámide, el punto 5. Si no tenemos base para apoyar nuestra pirámide, se nos cae toda la infraestructura. Y por supuesto, ser sociable en general es fundamental para ser seductor. Por eso, en este ejercicio 3 aprenderemos a tratar con amigos: conversar, algo que ya hemos dicho; mejorar el lenguaje corporal, también hemos hablado ya de eso; reglas de cortesía y del carisma (no quejarse, ser amables, sonreír, y en general, todas esas acciones que a los demás les hacen pensar que somos personas agradables de estar a nuestro lado);… Para practicar este ejercicio, nada mejor que quedar con amigos, e intentar mediante nuestra intuición mejorar nuestras habilidades en el trato con ellos, hasta que estos terminen pensando algo así de nosotros como “este tío es popular y carismático”. Y para ello, conviene una buena dosis de ejercicio, no sólo la quedada con amigos y nuestra interacción con ellos, si no también ejercicio mental: quedamos y realizamos una interacción con amigos en la cual intentamos ser lo más seductores y sociables con ellos; y luego, repasamos ya en casa mentalmente nuestra actuación, viendo fallos, viendo lo que hemos hecho bien, lo que hemos hecho mal; e intentar mejorar todo ello a base de pensar, y luego, con lo pensado, volver al campo para intentar ahora subir la calidad de nuestro trato con los demás.

4. Saber tratar con amigas. Aquí ya empezamos con la psicología femenina. No es lo mismo interactuar con amigos que interactuar con amigas. Con amigas, debemos de ser un poco más traviesos, mirar de forma un poco más pícara,… De alguna manera, se trata de ser hombres siempre, incuso con esas amigas que no tenemos intenciones de empezar nada. Pero así, ellas nos ayudarán a recuperar nuestra esencia como hombres sexuales. Debemos de aceptar nuestra sexualidad y nuestra sentimentalidad de hombres que desean a mujeres Saber tratar con amigas, con esa mezcla entre finura; por un lado; y desvergüenza, por otro, nos ayudará a ir puliendo nuestras habilidades de seducción.

5. Aprender a seducir. Ahora ya, en la punta de la pirámide, intentaríamos abordar a mujeres de distintos ámbitos: amigas, desconocidas, compañeras, por Internet incluso,… E intentaríamos seducirlas, y esto quiere decir ligar con ellas. Para ello, aceptaremos que esta pueda pensar que queremos ligar con ella. Si nos lo pregunta, diremos que sí, que efectivamente queremos ligar con ella. Para ello podemos usar la estrategia de tres partes: 1. Entrar un poco desvergonzado, demostrando toda nuestra casta y nuestra valía como hombres; 2. luego nos paramos un poco, la primera fase son unos minutos, los iniciales, en donde la impresión se queda grabada a fuego en el cerebro de la mujer. Ahora se trata, durante unas 7 horas, de hacer sentir a esa mujer a gusto con nosotros. ¿Cómo conseguimos esto? Nos remitimos al punto 1, 2, 3 y 4, pero ahora los debemos de aplicar aquí, en esta segunda fase del punto 5. Y queda la 3. tercera fase del punto 5, la seducción propiamente dicha. Podemos seducir de dos formas: 1. pidiéndole a la chica que si sale con nosotros, pero no sosamente, si no unas palabras un poco juguetonas, además así será más fácil aceptar el no; 2. mediante los gestos, acercarnos a ella hasta que esta nos permite casi abrazarla, y al final, cuando veamos que ya no nos va a hacer la cobra, podemos intentar besarla. Es cuestión de creatividad.

Conclusión sobre coach para mejorar nuestras habilidades de seducción

Desde luego este coach es un poco light. Viene desarrollado mucho más ampliamente en el ensayo que he nombrado arriba. Pero la estructura piramidal que le hemos dado a este coach es muy interesante: tenemos una base que sobre todo es nuestras habilidades conversacionales básicas; y llegamos hasta una punta de la pirámide, que ya consiste en seducir y ligar con mujeres propiamente dicho. Y desde luego, quien se salte la base, como pretenden Mario Luna y compañía, difícilmente podrá conseguir nada. Seducir es más que soltar un puñado de rutinas y aprender un puñado de trucos. Para seducir tenemos que ser nosotros mismos seductores. Seductor es el quien se seduce a sí mismo. Los demás, podrán aceptarnos o no, pero con este coach llevaremos nuestra personalidad a su máxima expresión.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Nuevo libro para mejorar nuestra sociabilidad y para aprender a seducir… y no sólo a mujeres (6)
  • Ser interesantes teniendo aficiones dentro y fuera de casa (5)
  • Coach de seducción (5)
  • Cómo empezar y mantener relaciones sentimentales (5)
  • Puntos fuertes y puntos débiles para seducir (5)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>