Cómo aproximarse a una chica

Este blog pretende ser una excepción en los blogs de seducción. La mayoría de estos tienen un apabullante número de visitantes hombres con respecto a las mujeres… Y yo pretendo atraer por igual a hombres que a mujeres. Cuando he titulado a un artículo “cómo aproximarse a una chica”, a uno le da por pensarqué interés tiene esto para las chicas…

Parece que la mujer siempre adopta una actitud pasiva en las interacciones con hombres. Pero eso es sólo lo que parece…como aproximarse a una chica

Estoy leyendo un manual que se titula “manual para tener sexo con la chica que quieras”… Hay cosas muy raras, pero vamos a lo que nos interesa para este artículo. Según este manual, cuando queremos entrar a hablar a una chica, bien en la discoteca, por la calle, en el super,… hay que hacerlo nada mas llegar a su altura. Lo llama la regla de los tres segundos, y se refiere a eso, los tres segundos de tiempo máximo que debemos de tardar en hablar a la chica… esto se interpreta como una señal de confianza, además como una señal de “no he estado media hora babeando mientras te miraba…”. Hay algo de verdad y de mentira en esa norma…

Las cinco reglas básicas para aproximarse a una chica

1. Confianza. Que parezca que controlamos el mundo con nuestra mirada. Siempre andar muy confiado, no dudar, pero esto no está reñido con ser algo tímido… a las chicas también le gustan los chicos tímidos… yo cuando tenía 18 años creía que no gustaba a las tías porque era tímido… creía que el tío extrovertido que tenia al lado tendría tías a montones comiendo en su mano debido a su extroversión… el tiempo me enseño de que de eso nada… a las mujeres les gusta ese alo de misterio de los hombres que son algo sensibles y tímidos… vamos, que no tienes excusa… da igual que tartamudees un poco en la primera frase… a la chica tu voz le puede parecer igual música celestial…

2. Abordar en el momento adecuado. No tiene por qué ser a los 3 segundos, pero puede ser… Por ejemplo, llegamos a un bar con los amigos, y ella está ahí, nosotros entramos, la vemos y vamos directos a por ella, y preguntamos: “perdona ¿cómo se llamaba este bar? Con tanta cerveza seguida ya no se ni donde e entrado…” Sin dudar, en menos de tres segundos, sin pensarlo ni quiera (un buen método para abordar si no te atreves es este: hazlo sin pensar…) pero también podríamos haber entrado en el bar, ir con nuestros amigos a la barra, pedir algo, mirarla y mirarnos un rato… darnos la vuelta como que no nos interesa, y al cabo, por ejemplo de cinco minutos, sin mirarla, ir directo hacia ella, y preguntarle cualquier cosa (por ejemplo, preguntarla si la gusta tanto como a nosotros la molona decoración del bar…)

3. A ver… algo que no estoy nada de acuerdo con este manual que menciono arriba: “llegar y sonreír”. En fin, vamos hacia ella sonriendo, con cara de cachondo, aireando nuestras intenciones a los cuatro vientos… y llegamos a ella y la decimos: “hola chatina, ¿te apetece tomar algo…?” Hay que ser normal, no sonreír, al principio serio, después ya tendremos ocasión de enseñarle nuestra bonita sonrisa… pero al principio serio… o se te verán las intenciones a la legua… (la chica ya sabe a lo que vas… pero si entras serio, un poco chulo y con confianza… a la chica le puede parecer muy bien tus intenciones…)

4. Entra con cualquier pregunta o excusa. Yo las suelo pedir un cigarro, y a partir de ahí lo que te de, lo que te surja. Lo ideal es al principio hablar mucho, unos dos minutos. En esos dos minutos tienes que haber dirigido tú la conversación hacia un ámbito de la que ella pueda hablar y que le interese, por ejemplo, la vida en vuestra común ciudad… si das con algo que la interese mucho, como que os guste el mismo tipo de música… has dado en el blanco… A partir de los dos minutos iniciales, deja que sea ella quien más hable. No superes los veinte minutos de conversación, ese es el momento de citarla par otro encuentro, o decirla: “bueno, me tengo que ir, ¿te apetece que nos volvamos a ver? Me das tu móvil y te llamo” Coges su móvil, y te largas por donde has venido, sin más preámbulos, con tus amigos con los que entraste en el bar…

5. Intenta hablar con mujeres a todas horas. Si practicas esto, aunque al principio te salga mal y digas “qué marrón…”, en poco tiempo te convertirás en un especialista. Los principios siempre son lo más difícil, pero llegará un momento en que entrar a hermosas mujeres en cualquier lado te parezca lo más fácil del mundo. Aguantarás mucho mejor sus rechazos (que por muy guapo que seas y por muy interesante que seas… los sufrirás)

Mi inquietud a la hora de entablar conversaciones con mujeres.

Con todo lo dicho, todas estas técnicas que propongo, están probadas con aceptables resultados por mí… Pero hay algo que me inquieta. Normalmente cuando vamos a bares, discotecas… solemos hacerlo acompañado. Cuando vamos a dar un paseo, lo hacemos sólo… Mi problema es ese… me da algo de miedo entrar a tías cuando voy con amigos, de fiesta… por el riesgo de llevarme algún rechazo y que lo noten mis amigos… Lo cierto es que es un riesgo un tanto infundado, nunca me han rechazado completamente… pero una vez tres tías se rieron de mí en la cara, las tía son valían nada, no eran guapas ni listas… yo no soy feo, no se rieron de mi porque les hiciese gracia mi cara… simplemente, fue una típica reacción de las mujeres, sobre todo las más jóvenes y de menor inteligencia, que suelen expresar su nerviosismo cuando les entra un tío riéndose…

Y esta es mi inquietud: entrar a chicas en la disco cuando voy con mis amigos, o hacerlo cuando voy sólo. Lo que puedo decir es que hay que ser valiente, que tus amigos terminen poniéndote fama de ligón oficial del grupo… Cuando se me rieron estas tres tías a la cara… lo vieron mis amigos… pero no quedé mal de todas formas… quizás porque supe aceptar deportivamente el rechazo…, y con una gran elegancia, me di la vuelta mirándolas con cierta cara de “pero bueno…”, y poniendo una sonrisa irónica, cruzando los brazos… y darme la vuelta como diciendo “en fin, podría ser peor, podría haberme hecho novio de una de ellas…” Vamos, que no quedé mal del todo ante mis amigos, fue una experiencia interesante, el rechazo, por tías, insisto, que no valían nada (las entré meramente por practicar con ellas el sargeo…)

En definitiva, que tus amigos no van a pensar mal de ti si te rechaza alguien, todo lo contrario, quedarás como un valiente. El rechazo es normal y tus amigos saben que, aunque valgas mucho como hombre, te rechazarán, porque forma parte del ser hombre. Así que a partir de ahora, yo mismo venceré esta inquietud propia, y pienso terminar cogiendo fama de ligón del grupo… Por supuesto, hay noches de los sábados que uno está un tanto melancólico… en esas noches, uno se conforma con esas dulces y sostenidas miradas con la decena larga de chicas con las que me miro, con las que flirteo, en las noches de los sábados de media… eso días, me vale con eso, me sube la moral, saber que hay decenas de chicas ahí esperándome… para otra ocasión en donde la puñetera depresión no haga tantos estragos en mi cabeza.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo ligar con chicas desconocidas (6)
  • Cómo hablar con una chica (5)
  • El método definitivo para ligar (5)
  • Los diez grandes errores que he cometido al buscar pareja (segunda parte del 6 al 10) (5)
  • Un secreto de mi madre para ligar y conocer gente (5)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>