Cómo comportarse con una amiga que te gusta y cómo seducirla

Cómo comportarse con una amiga que te gusta y cómo seducirlaLo cierto es que el mejor consejo de seducción que se puede dar es este:

seduce a una amiga

Y es que es condenadamente difícil seducir a una mujer que no está en tu vida. Seducir a una mujer desconocida es imposible, por el mero hecho de que una desconocida por lo general tiene aversión a los hombres que la “entran” con las dudosas intenciones de pedirla la hora. Las mujeres de normal tienen cierta precaución con los hombres desconocidos. Por eso, y aunque es posible ligar con mujeres completamente desconocidas, antes de nada es aconsejable convertir a esa mujer desconocida en una amiga. Por ejemplo. vamos a una conferencia de arte, y en el descanso nos ponemos a hablar con una chica solitaria que había por allí. Al día siguiente volvemos a coincidir en otra sesión de las conferencias. Hablamos un poco más y la ofrecemos quedar a la salida para tomar un café y seguir conociéndonos. Después del café nos despedimos, previo intercambios de móviles y de “facebook”. Y en un par de días la llamamos (no siempre cogerá el teléfono, pero si no a por otra…) y quedamos para cenar. Al final de la cena podemos ya “seducirla”, o sea, hacerla ver que queremos que sea algo más que nuestra amiga. Pero antes de haberla seducido, como vemos, lo que hemos hecho es convertirla en nuestra amiga. Si una mujer nos para por la calle y se nos hecha en brazos diciéndonos que quiere que seamos su amante, cualquier hombre de la tierra aceptaría; pero si pasa al revés… seguramente el hombre termine en comisaría con una denuncia por acoso. Estas diferencias de comportamiento entre los hombres y las mujeres se estudian en la llamada “psicología diferencial”, que es una rama de la psicología empírica que estudia las disimilitudes entre los hombres y las mujeres. Y entre las mayores disimilitudes entre los géneros está precisamente la asimetría en el comportamiento de cortejo y de flirteo previo a empezar una relación: ellos por lo general son activos y rechazados; y ellas por lo general son pasivas y rechazadoras. Y desde luego, ellos son los que cometen las “locuras de amor”, son ellos los que ponen el amor y el intentar obtener sexo por encima incluso de su propia integridad física; en una mujer esto es justo al revés: siempre pondrá muy por encima su propia seguridad que el querer empezar una relación con un chico, por mucho que a esta le guste el chico. Es raro ver a una mujer haciendo “locuras de amor”; pero es muy normal ver a un hombre haciendo locuras por amor. Cuando ya estamos en una relación, a veces es al revés: es la mujer la que más pone de su parte para salvar esa relación, con la normalmente exasperante pasividad de los hombres, que al importarles menos cambiar de pareja que a ellas, no hará demasiado por intentar salvar una relación que ya no le llena como antes. Estas diferencias entre hombres y mujeres son fundamentales a la hora de saber cómo nos tenemos que comportar ante una amiga que nos gusta. Esto es otra forma de decir que qué tenemos que hacer para seducir a una amiga. Porque ya hemos dicho que el paso previo para hacer que una mujer sea nuestra pareja, es convertirla en nuestra amiga. A veces un par de horas de “amistad” puede valer. Pero no debemos de minosvalorar el efecto positivo para nuestras intenciones de convertir a esa chica en nuestra novia de ese par de horas. Son fundamentales. En este artículo, cómo comportarse ante una amiga que te gusta y cómo seducirla.

La atracción y el confort

El “Método Mystery” sigue siendo para mí un libro fundamental en el estudio de la seducción. En él se examina la estructura de la seducción que se supone descubrió Mystery después de años de “ensayo y error”. Esta estructura tiene una triple forma:

1-Atracción

2-Confort

3-Seducción

¿Y qué significan estas tres cosas? La atracción quiere decir ser vistos por la mujer como unos tíos interesantes, algo chulos, divertidos, atrayentes… El confort quiere decir hacer sentir a la mujer con nuestra conversación y estando a nuestro lado a gusto. Esta debería de sentir que es muy agradable estar con un hombre sincero y que se toma las cosas en serio. Y la seducción es la cúspide del flirteo: es cuando intentamos directamente hacer pasar a esa amiga de sólo una amiga a ser ya nuestra pareja.

¿Y cómo se dividen temporalmente estas tres distintas fases que en realidad son distintas formas de comportarnos ante una amiga?

Hemos dicho que la fase 1, atracción, consiste en ser divertidos, algo chulos, muy activos… Esta fase se da sobre todo nada más conocer a la mujer. Si somos muy activos y algo chulescos cuando la conocemos, esta pensará que somos hombres interesantes. Pero si nos pasamos de “chulería”, pues esta pensará que somos unos completos pirados. Por eso esta primera fase se da al principio, pero se agota tras el primer minuto o dos primeros minutos de conocer a la chica. Luego nos debemos de relajar y pasar a la fase 2, confort.

La fase 2 de confort quiere decir ser hombres sinceros. Si en la breve fase 1 la chulería, el sentido del humor, el lenguaje corporal poderoso,… es lo más importante, en esta fase 2 lo importante es la conversación: hay que ser sinceros en nuestra conversación, sabiendo escuchar a la chica en una conversación guiada por nuestras preguntas; y luego sabiendo enamorar a la chica con nuestras propias palabras, que cuenten cosas interesantes de nosotros. Aunque desde luego a la gente la gusta más hablar de ella misma que de otros, así que el tema fundamental de la conversación debe de ser ella. Esta fase es la columna vertebral de la seducción, y debe de ocupar sobre un 90% del tiempo del proceso de flirteo. Por tanto, en esta fase pasaremos horas (recuérdese que la fase de “chulería”, la fase de atracción, consiste en apenas unos minutos iniciales, pero es cierto que la atracción puede regresar, y aquí y allí, podemos meter algo de atracción en medio de la fase de confort, por ejemplo, podemos hacernos los chulos un poco más, o hacer alguna gracia, pero para volver casi inéditamente a ponernos serios y seguir con la sincera conversación en la que consiste la fase 2 de confort).

Y después de alguna hora en la fase 2 confort, llega el momento de “lanzarse”. ¿Cómo hacemos ver a esa amiga que ahora queremos algo más con ella? Pues es evidente que esta tiene que ver de alguna manera nuestras intenciones (recuérdese que ellas son más pasivas). Y nuestras intenciones tienen que ser positivas y sinceras: ella sólo se liará con nosotros si cree que nosotros buscamos algo estable, buscamos novia formal. Si cree que ella es simplemente una más en nuestra cuenta de mujeres, entonces nos rechazará ipso facto. Por eso la sinceridad es tan importante.

La fase de seducción

Hay dos grandes tipos de seducción:

-débil

-fuerte

El primer tipo de seducción se manifiesta en el transmitirle un ligero interés de nosotros por la chica. Y esto se hace de dos formas:

1. Con un lenguaje corporal juguetón, con miradas pícaras, con movimientos que indiquen nuestra receptividad amorosa, con sonrisas cómplices…

2. Con una conversación algo más seductora, con insinuaciones indirectas, con referencias a un posible futuro común entre ambos…

Si la chica reacciona bien ante esta seducción débil, pasaremos a la seducción fuerte, que también se transmite con lenguaje corporal (en esta caso subimos un peldaño, y podemos acercarnos a ella, tocarla con cuidado, mirarla con ojos de que queremos besarla incluso intentarlo previo pedírselo…) y con palabras (ya podemos realizar insinuaciones más directas, incluso llegar a preguntarla directamente que si quiere salir con nosotros, pero antes conviene haberla “calentado” con la seducción débil, pero sin pasarse pues los hombres demasiado “calientes” son rechazados por le general por las mujeres).

Por supuesto la última fase del flirteo, la de seducción propiamente dicha, sólo ocupa un escaso 4 o 5% del tiempo total de la seducción. Si la chica parece no entrar en nuestro juego, entonces volveremos a la fase de “confort”, actuando un poco como si no hubiese pasado nada porque esta nos halla rechazado. Y luego volveremos a intentarlo con la seducción débil, para otra vez volver a la fuerte (esta segunda siempre debe de ser muy corta, apenas unos segundos).

Errores de la seducción

1. Cómo ser un payaso ante las mujeres: aplica la fase 1 de atracción durante horas enteras. Sé muy chulo, muy divertido, haz bromas todo el rato… y esta mujer ya tendrá un amigo-payaso…

2. Como ser el buen amigo que toda mujer querría tener: aplica la fase 2 de crear confort todo el rato. Escucha a la mujer, compréndela, que ella vomite todas sus frustraciones en ti…. Tú no hagas nada más que ser su pañuelo de lágrimas y ese amigo especial que la comprende… pero que desde luego no tendrá ninguna oportunidad con esa mujer, porque es demasiado aburrido y porque no ha creado ni atracción ni seducción.

3. Cómo ser un salido desesperado ante las mujeres: aplica la fase 3 de seducción todo el rato. Estate todo el rato intentando tirarle los cejos a esa mujer, como Steve Urkel con Laura Winslow… Suplícala, arrástrate, intenta besarla, y si no te deja pon cara de tonto y dila que te gusta mucho…

Estos errores se solucionan ajustándonos a los porcentajes de la estructura de la seducción:

1. Atracción: un poquito al principio (minutos) y luego intercalamos en la fase 2 algo más, pero muy poquito y vuelta a ser sinceros…

2. Confort: es la fase fundamental, muchas horas siendo sinceros y siendo vistos como hombres sinceros y que saben comprometerse con la mujer.

3. Seducción: muy poquito al final. Si falla volvemos al confort, y “torpedeamos” a la mujer con algo más de seducción de vez en cuando.

En definitiva: no gustan los payasos, pero tampoco la gente que nunca tiene sentido del humor o de la chulería; no gustan los “don juanes” pero tampoco la gente que nunca es capaz de exteriorizar sus sentimientos amoroso; y gustan mucho las persona sinceras y sencillas, que son tranquilos y normales, pero que no se pasan todo el rato en esta fase de “sinceridad”, pues eso sería aburrido un tío que es siempre igual, y que nunca se ríe, o que siempre está serio, o que no es capaz de demostrar de vez en cuando sentimientos románticos…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • La esencia de la masculinidad y de la feminidad (6)
  • Distintas formas de gustar (6)
  • Diferencias psicológicas entre hombres y mujeres (4)
  • Prototipos de hombres y mujeres seductores (vídeo) (4)
  • Cómo empezar una relación de pareja (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>