Cómo enamorar a un hombre

“Todos los hombres sois iguales”

La frase con la que abrimos el artículo ha sido repetida hasta la saciedad por muchas mujeres. De alguna manera estas mujeres se quejan de que los hombres somos unos irresponsables, de que no somos fieles, de que somos egoístas y que pensamos solo en nosotros mismos, de que solo queremos sexo y al final el amor nos la trae floja… ¿Es verdad que todos los hombres son iguales? Pues según las mediciones de personalidad nada más falso. De hecho, según estas mismas mediciones, los hombres son entre ellos más distintos que las mujeres entre ellas. O sea: hay más variedad entre los hombres que entre las mujeres. Esta variedad afecta sobe todo a la inteligencia y a la personalidad: hay hombres muy necios; otros muy inteligentes, hay hombres muy sosos; otros muy pasionales, hay hombres muy vagos; otros muy activos… El problema de la frase “todos los hombres sois iguales” no es la frase misma: el problema es que haya mujeres que se la crean. Aún recuerdo el sermón que me soltó una vez una mujer sobre que todos los hombres éramos unos cabrones, que éramos infieles, que sólo queríamos sexo… Era una mujer muy neurótica, alocada, poco inteligente… Y claro, lo que pasaba era que los hombres sólo querían a esta mujer para echarla un polvo y salir corriendo… Pero es que en el caso de una mujer con un carácter tan poco atractivo, es normal que los hombre sólo queramos eso. Y ¿quién aguantaría una vida entera al lado de una mujer así, insoportable? En este caso el problema no era de los hombres; era de la mujer, que resultaba poco atractiva por carácter. Es precisamente el carácter lo que hace enamorar a un hombre. Es importante cuidar el físico, pero a su manera, toda mujer puede ser físicamente atractiva. El problema a veces está en el carácter y es el carácter lo que nos hará enamorar a ese hombre que nos gusta. En este artículo, cómo enamorar a un hombre

Mujeres que enamoran

Tanto hombres como mujeres podemos cambiar ciertos aspectos de nuestra personalidad: podemos eliminar aspectos desagradables; e incorporar aspectos atractivos.Cómo enamorar a un hombree Eso es perfectamente posible, no es cuestión de “ser uno mismo”, si no de ser la mejor versión de uno mismo. Yo por ejemplo dejé de ser borde con la gente; y empecé a ser más sociable, empecé a usar mi inteligencia al efecto de agradar a los demás, de ser popular… Sigo teniendo carácter y esos es algo que saben bien mis lectores más cotidianos… pero ahora ese carácter lo saco en contadas ocasiones. Esto me trae grandes beneficios sociales: mejores amigos, más felicidad, la oportunidad de encontrar mejores parejas…

Por eso, a continuación haremos una lista de elementos negativos del carácter femenino que asustan a los hombres (los tendremos que eliminar de alguna manera); y luego haremos otra lista de elementos positivos del carácter de una mujer que enamoran a los hombres. La lista está basada en gran parte en mi gusto personal, por lo que puede tener cierto elemento de subjetivo. Pero aún así la gente suele decir de mí que tengo buen gusto… así que ahí van mis dos listas, una de rasgos de mujer que no me enamoran; y otra de rasgos de mujer que me enamoran:

Rasgos de mujeres que no enamoran

1. Neurosis. La neurosis es, entre otras cosas, el ponerse histérica por cosas que no tienen importancia. Yo he sido neurótico en otras épocas de mi vida, y por ejemplo yo me enfadaba con el ruido de los coches al pasar estos por delante de mi casa (le reprochaba que por qué no iban por otro lado…). ¿Y qué importancia tiene esto? NInguna, pero yo se la daba y me obsesionaba con ello. Yo superé mi neurosis, las mujeres que se ponen histéricas por cosas que no tienen importancia no son atractivas. Yo a pesar de ser un hombre tengo un cerebro muy femenino, por eso yo también desarrollé neurosis… pero es más típica de las mujeres. Hay que combatirla viendo que esas cosas que nos sacan de quicio no tienen en realidad importancia.

2. Hablar sin sentido. Las mujeres hablando enamoran o desenamoran. Las mujeres por lo general siempre hablan mucho, pero esto no siempre resulta atractivo: una mujer que habla sin sentido, que no escucha, que no se calla y que no atiende a que a los demás no les interesa su conversación… es una mujer que no enamora. Este rasgo es precisamente el que más suele pesar en esas mujeres que se quejan de que ningún hombre quiere empezar una relación a largo plazo con ella. Por eso hay que aprender a hablar bien, estructuradamente: con emociones, pero también razonando (a los hombres les encantan las mujeres que saben hablar bien, que hablan mucho, que hablan con emoción… pero eso sí, también con razón, que no se dejan arrastrar por el torrente de sentimientos que suele llenar la mente femenina).

3. No cuidar su físico. Independientemente del físico que tengamos, las mujeres que no cuidan su físico no enamoran. Algunas están demasiado flacas; otras demasiado gordas. A mí en lo personal me gustan las gordas… pero eso sí, el límite está en que no nos salgan “michelines” (estando de pies, sentados todos tenemos michelines…=) ni se deformen las hermosas curvas femeninas.

4. Ser poco activa y animada. Las personas activas, con proyectos, que suelen decir sí a las invitaciones ajenas a fiestas, a ir por ahí de marcha o a un museo… suelen gustarnos más. En cambio, no nos gustan las personas ni las mujeres que parecen que están cansadas, que siempre dicen que no, que son aburridas, que son agoreras (no hagas eso que te saldrá mal..), que se desaniman ellas e intentan desanimar a los demás de hacer cosas, de empezar proyectos, de simplemente salir por ahí a divertirse. El tópico dice que los hombres con iniciativa ligan mucho; pero es que las mujeres con iniciativa enamoran mucho.

Rasgos de mujeres que enamoran a los hombres

1. Mujeres coquetas y con cuerpo y vestuario cuidado. Una mujer puede llegar a enamorar sólo por su forma de vestir, por sus cambios de vestuario, por sus cambios de peinado… Por supuesto que también enamoran las mujeres con buen cuerpo, que se cuidan, pero sin llegar a tener un cuerpo demasiado esbelto (error común en algunas mujeres deportistas que se ponen de los nervios cuando ven que las está saliendo culo…).

2. Carácter agradable, simpático, optimista… Siempre pongo el ejemplo de Heidi, que es apasionada, que es activa, que es optimista… siempre con una cara de asombro, siempre simpática… Pero la mujer más importante de mi vida tiene todos estos rasgos. Es más: se parece a Heidi una barbaridad pero con muchos más años… pero aun así, tiene un gran defecto, un defecto del que ya hemos hablado: no razona, no es inteligente, me saca de quicio con su falta de inteligencia racional… Por eso, es importante aprender a ser simpáticas y apasionadas; pero sin perder esa inteligencia racional que los hombres apreciamos mucho en una mujer (hay mujeres pasionales que más que nada parecen yeguas desbocadas y eso no se hace nada atractivo…).

3. Emoción y actividad. Enamora las mujeres que se enamoran, que se fascinan por cosas, por proyectos, por lugares… Y enamoran las mujeres que son activas, que tienen planes, que empiezan proyectos, que son trabajadoras… En esto es muy parecido los hombres a las mujeres (en el resto de las cosas también en gran parte), y los hombres activos y que se emocionan con lo que hacen en la vida, también enamoran.

4. Mujeres que saben apreciar los detalles. Casi todo lo más importante de nuestra vida son detalles. Si un día llega ese chico que nos gusta, nos regala una rosa, y la miramos con desgana… pues es evidente que eso es falta de sensibilidad y de capacidad de apreciar los detalles. En gran parte el juego del cortejo consiste en que él tiene detalles con ella (una invitación, un emoticono de un corazoncito en un e-mail, una llamada de teléfono en ese día especial…); y ella aprecia estos detalles, con sonrisas, con palabras amables, con ese rostro de felicidad que se le pone a una mujer en ese día de aniversario en donde ha recibido por sorpresa ese regalo que ella tanto quería de esa persona a la que ella tanto quería…

Conclusión sobre cómo enamorar a un hombre

Para enamorar a un hombre más nos vale ser una mujer que enamora. Luego se trata simplemente de estar en el lugar adecuado en el momento adecuado, en donde estará también ese chico al que queremos enamorar. No se enamora con tretas baratas, como supone buena parte de la industria de la seducción: se enamora con nuestro carácter, con nuestra forma de ser. Y para ello podemos pulir un poco nuestra forma de ser, hasta convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.

Para conseguir toda esta transformación que nos hará enamorar a un hombre aconsejamos el Coach Mensual de Erik360. 

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo nos gustan las mujeres a los hombres (9)
  • Dos clases de hombres seductores (8)
  • Puntos fuertes y puntos débiles para seducir (8)
  • Rasgos atractivos de hombres y mujeres (8)
  • Consejos para enamorar (7)
  • Comments

    • Jess dice:

      Que hacer con el caso de tu vecino que es un canijo hecho y derecho que es un ojete y que ya tuvieron intimidad el quiere sentar cabeza y yo quiero algo serio como se actúa ante un tipo así ?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>