Cómo encontrar el amor para emparejarnos

Cómo encontrar el amor para emparejarnosTras más de un año metido en esto de la seducción y del pensar el amor, las mujeres, las relaciones,… he terminado por darme cuenta de qué va todo esto… Antes era demasiado novato en estas cosas, y no sabía como funcionaban las relaciones de parejas. Algunos charlatanes de la industria de la seducción me metieron en la cabeza eso de que “iba a ser más hombre si estaba con muchas mujeres”. Por tanto al principio, cuando empecé en esto del sargeo buscaba más que nada variedad y cantidad… Craso error, más teniendo en cuenta que mi negativa a comprometerme creyendo que por eso iba a ser menos hombre, me pudo costar oportunidades con tías que me encantaban. Al fin y al cabo, he aprendido que los hombres tenemos que tener una cualidad mental imprescindible si queremos poder tener algo que hacer con esa chica tan especial que nos gusta: estar dispuestos a comprometernos. ¿Y por qué creía yo que iba a ser más hombre por acostarme con muchas mujeres? Bueno, como algunos “gurús” del tipo de ML y demás van por ahí diciendo que los hombres que se acuestan con muchas mujeres son más tenidos en cuenta por la evolución, debido a que dejan más descendencia… pues supongo que yo de alguna manera me lo creí. ¿Es esto mentira? En gran parte sí. Hagamos un experimento mental:

Yo cumplo uno de los sueños de mi vida y me hago con uno de esos enormes desguaces de maquinaria que están al aire libre… (he soñado miles de veces con esto…). ¡Ya puedo empezar a montar todo tipo de robots, de coches futuristas, de tractores imposibles, de escavadoras alucinantes…! Creo que se me quedó clavada la espina de no haber tenido un mecano de pequeño, y esta sería mi manera de sacarme esa espina: un mecano gigantesco y a lo bestia… Y resulta que un día, me llega una carta a la oficina del mega-desguace: me han invitado a una carrera de prototipos de coches-robots. Y yo me apunto a la carrera claro… Y resulta que los invitados pueden presentar a la carrera tantos coches-robots como quieran. Y ahora llega mi disyuntiva: ¿qué hago, opto por la estrategia de fabricar muchos coches-robots para así tener más posibilidades? ¿o prefiero centrar todos mis esfuerzos en fabricar un único coche robot para que aunque sólo compita con un prototipo, este estaría tan bien realizado que la calidad compensaría a la cantidad….? ¿Con cual de las dos opciones tengo más oportunidades de ganar la carrera?

¿Qué es mejor, tener muchos hijos un poco atolondrados? ¿O tener pocos, pero a cambio con más calidad?… Supongo que mi ejemplo, como de costumbre es muy bestia… Pero yo a día de hoy sí que tengo claro que prefiero una mujer que me guste mucho; que estar con 50 mujeres que me gusten a medias. Me lo pide mis instintos, por eso creo que me voy a centrar en crear un único coche-robot en el que poner todas miss esperanzas evolutivas. Las mujeres no tienen ese problema de tener que elegir: ellas sólo paren de uno en uno; somos nosotros los que podemos engendrar de muchos en muchos. Por eso mismo, a las mujeres de calidad no les interesa un “picha brava” que elige la opción de la cantidad sobre la calidad: ellas buscan a un hombre que se adapte a su sistema reproductivo. Por esto mismo para ellas es tan importante encontrar a un hombre que se sepa comprometer. En este artículo, cómo encontrar el amor para emparejarnos.

Cómo encontramos pareja

Una vez que los hombres sabemos que queremos una única mujer; pero a cambio queremos que esta mujer nos llene mucho, es ahora sí cuando empezamos a buscar el amor. E irónicamente entonces empezamos a buscar el amor de forma muy parecida a como lo hace una mujer. Cuando aceptamos la monogamia entonces nuestras estrategias de cortejo y emparejamiento empiezan a coincidir con las estrategias de la mujer. Aun así, ellas siempre estarán alerta no sea que la digamos que nosotros usamos un prototipo de coche-robot único; y resulta que al final mentíamos y ella es sólo una mas en nuestra apuesta. Por eso ellas tienen que ver sinceridad en nuestras proposiciones. Los ojos, los gestos, las miradas,… eso no miente. Las palabras mienten. Por eso tenemos que realizar nuestras promesas de fidelidad y de compromiso más con nuestro lenguaje corporal; que con nuestras mentirosas palabras (aunque las palabras no están de mas, si se acompañan de un lenguaje corporal adecuado).

Y decimos: empezamos a buscar el amor (o sea, UNA única mujer que nos llene); y no a buscar abundante sexo (o sea, muchas mujeres a las que “llenemos” nosotros…). Cuando yo era un poco más joven era muy reacio a comprometerme: ahora es al revés, y necesito comprometerme. Este es uno de los motivos por el que a las chicas a veces no les gustan los chicos poco maduros de 20 y los prefieren con algún año más. El cerebro de los hombres madura con el tiempo, y eso los puede hacer más atractivos ante los ojos de las mujeres (pues un hombre poco maduro mentalmente es muy poco atractivo para una mujer).

Cómo encuentran ellos y ellas el amor

Después de mi tesis doctoral sobre la monogamia y la poligamia (sigo pasando por Pernambuco para ir a Vigo…), y una vez que ya sabemos qué queremos con respecto al sexo contrario (comprometernos en una relación de noviazgo a largo plazo), es hora de analizar cómo funciona el mecanismo de buscar un novio o una novia “para largo plazo”. Y es que… para un “pinchito de una noche” nos conformamos con muy poco; pero para una relación estable y a largo plazo buscamos algo que nos guste mucho de verdad. Y ese es el problema: no lo encontraremos a la primera….

Lo cierto es que una vez que ya somos interesantes, seductores, románticos, atractivos, elegantes,… (no dudo de que mis lectores ya son de todo eso…), pues sólo queda aplicar lo que yo llamo el “mecanismo de criba”. Todo el mundo sabe lo que es una criba: es una rejilla de alambre en la que echamos por ejemplo tierra, y al mover la rejilla la tierra cae y quedan en la parte de arriba los trozos más gordos de la tierra que hemos echado, o quizás alguna china o alguna pepita de oro… Como quizás sólo puedan enamorarnos 1 de cada 10 mujeres u hombres, pues no nos queda más remedio que empezar a conocer en todos los sitos, por todos los lados y en todas las circunstancias, mujeres y hombres que nos pudiesen interesar para una relación de pareja a largo plazo.

Por tanto, debemos de empezar a “conocer gente” (la mayoría de la gente que pone eso en sus perfiles de Internet, lo que están haciendo es aplicando este “mecanismo de criba”). Solemos poner algún filtro previo a esta gente que conocemos, sobre todo el de la edad. Por ejemplo, a mí me interesaría conocer mujeres entre 24 y 32 años aproximadamente. Y a partir de ahí empezamos a conocer chicos y chicas por doquier…

Básicamente lo que hacemos es “echar material” en nuestra criba mental. Empezamos a conocer por ejemplo, chicas que nos puedan interesar. Puede que hayamos quedado con una chica que hemos conocido por Internet. Y la primera impresión a veces es fundamental: sólo verla ya sabremos si ella es esa 1 de cada 10 chicas con la que podemos encajar para una relación a largo plazo. Si por ejemplo, esta chica que hemos conocido tiene algún defecto o alguna cosa que nos tira para atrás (quizás nos desagrade que no tenga curvas), pues la descartaremos y pasaríamos a la siguiente candidata… Así una tras otra hasta que al fin, encontremos una chica que nos gusta mucho de verdad, nos llena, nos comprende, es guapa… Es entonces cuando tenemos que “lanzar el cebo” e intentar “seducirla” y convencerla de que empiece una relación con nosotros, que al principio se suele limitar al “conocernos un poco más”. Como decimos, no hay que desesperar. Según mis cálculos yo sólo encajo para una relación a largo plazo con 1 de cada 20 chicas de entre 24 y 32 años. Por eso sé que cuando quedo con chicas de Internet sólo hay 1 entre 4 posibilidades de que de ahí surja algo (1 entre 4 y no 1 entre 20 porque esas chicas de Internet ya las he sometido a un filtro previo, y he terminado deduciendo de que son buenas candidatas, pero hasta que no nos veamos…). Cuando aparece esta 1 de cada 20 es cuando empieza el proceso de “cortejo” del chico que tiene que convencer a la chica de que salga con él. Esto a veces es más fácil y a veces más difícil, pero de eso hablo en otros artículos.

Y sobre donde encontrar “material” para echar a nuestra criba y que esta haga su trabajo… Pues ya hemos hablado de ello: discotecas, amigos comunes, aficiones comunes, eventos culturales, sargeo diurno, Internet,…

Por supuesto, esto no es muy distinto para las mujeres: ellas también van descartando a uno y a otro, hasta que al fin aparece su “príncipe azul”. Aunque ellas no suelan ser las que proponen, pero las aconsejo ponérselo lo más fácil posible a su príncipe…

Y con todo, vemos que nuestra forma de emparejarnos no es tan sencilla como la de los gatos: gato en celo, gata en celo, y está todo hecho. En las parejas modernas es algo más difícil. Por eso hay que echarle paciencia y saber buscar “material” para nuestra “criba”. Podemos rechazar y nos pueden rechazar por casi cualquier cosa: desde cosas estúpidas como no tener estudios o no tener dinero; hasta cosas más graves como tener algún defecto físico, o algún defecto en el carácter. Eso no importa mucho, simplemente pensamos “bueno, pues esta me ha rechazado por ser muy serio, a por la siguiente”. O “pues este o esta la descarto porque no me gusta su forma de hablar por la nariz, siguiente…”. Lo importante es entender este “juego de criba” en el que consiste el emparejamiento actual en los países de occidente. Y desde luego, echarle paciencia aun siendo activos y trabajando para conseguir lo que queremos. Hay que saber esperar activamente, y el amor se busca esperando de forma activa.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo enamorar a una mujer (6)
  • El proceso de emparejarse (6)
  • La búsqueda del amor y el azar (5)
  • Cómo buscamos pareja (5)
  • Cómo empezar una relación amorosa (5)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>