Cómo funciona el atractivo masculino y el atractivo femenino

En este artículo plantearemos unas reflexiones de carácter general sobre el atractivo masculino y femenino. De alguna manera la reflexión sobre nuestro propio atractivo nos puede ayudar a conocernos mejor y saber por tanto las armas ofensivas y defensivas con las que contamos para la guerra amorosa. Además, reflexionar sobre nuestro propio físico y nuestra propia personalidad nos hace unos buenos psicólogos naturales, y esta es una “profesión” que junto con la simpatía, nos puede abrir muchas puertas de los corazones de los hombres y las mujeres. Esto es muy largo, hay muchas cosas que contar, y para ello prefiero ir directamente al grano, pero eso sí, por partes. En este artículo, desvelamos y aclaramos una serie de tópicos fundamentales sobre cómo funciona el atractivo masculino y el atractivo femenino.

1. ¿Cómo gustan los cuerpos de hombres a las mujeres y de mujeres a los hombres?

A los hombres les gustan los cuerpos de mujeres redondeados, con fina piel y esas curvas moldeadas a base de grasa que se acumula debajo de la piel. Los hombres prefieren mujeres con caderas anchas, piernas largas, grandes y prietos muslos y pechos firmes (aunque no tienen por qué ser demasiado grandes). Aunque esta preferencia cambia en función de las culturas y en oriente por ejemplo se llevan menos las curvas.

También se han hecho estudios sobre los gustos femeninos sobre cuerpos masculinos… Ellas prefieren los hombres altos, con una forma muscular bien definida pero sin llegar a estar demasiado “cachas”. Si ellos prefieren a mujeres con caderas anchas y arqueadas, en el caso de ellas es al revés: rechazan a hombres con caderas arqueadas y anchas, prefiriendo a hombres de caderas rectas, y de culos firmes pero no demasiado voluminosos. En cambio, ellas sí se fijan mucho en los hombros y en su fortaleza y anchura. Parece que si ellos prefieren a mujeres de caderas anchas, ellas prefieren a hombres de hombros anchos. Esto es así por motivos evolutivos: los machos de nuestros ancestros los homos tenían una cadera más ancha, más femenina. pero la selección sexual (o sea, las preferencias sexuales de ellas) hizo que se “seleccionase” a un novedoso hombre de caderas rectas y de hombros anchos. Es evidente que la cadera curva a un hombre no le sirve para nada pues ellos no paren. Pero la cadera curva era un rasgo que los homos heredaron de sus antepasados los “chimpas” austrolopitecus, que como vivían en los árboles en parte pues tenían una cadera no tan apta para andar. La evolución hizo que ellas seleccionasen a hombres con caderas más rectas, ideales para andar y correr, pudiéndose desplazar así grandes distancias en busca de alimento. En cambio ellas se mantuvieron con caderas más anchas, que son peores para andar, pero necesarias para facilitar el parto. Y sí, a día de hoy los mujeres siguen siendo peores para andar, para correr, para cazar mamuts… debido a sus caderas más anchas. En cambio en ellos se facilitó que surgiese unos hombros anchos, que unido a una altura elevada, los hacía a ellos muy  buenos en el combate contra otros hombres. Además, ellas prefieren a hombres con el pene grande y los genitales grandes, aunque sólo si ellos a su vez son altos.

2. ¿Cómo gustan los rostros de los hombres a las mujeres y de las mujeres a los hombres?

En ambos casos nos gustan los rostros sonrientes, pero a su vez con ojos profundos y que aparenten inteligencia. No es raro que esto sea así: la sonrisa demuestra nuestro atractivo sensual además todo el mundo prefiere pasar su vida junto a una persona que sonríe muy a menudo porque eso es síntoma de que es una persona divertida y dulce. Las personas series siempre ligan menos… Y los ojos también son importantes porque en ellos se refleja la inteligencia y la viveza intelectual, algo que nos hace a su vez más agradables además de más aptos para sobrevivir en el medio debido a que la inteligencia es una virtud enormemente adaptante en el hábitat actual de los humanos. Hay rostros tanto estrechos como anchos, tanto de hombres como de mujeres. Se ha dicho que los rostros anchos siempre atraen más que los estrechos, pero esto no es siempre así: depende mucho de la viveza del rostro, pues un rostro ancho poco vivo y significativo se puede hacer poco atractivo: y un rostro estrecho vivaracho y sutil se puede hacer muy atractivo (hace poco me enamoré… de una chica con el rostro estrecho, porque su rostro era muy vivo. Ella tenía el rostro estrecho y yo ancho, pero ambos nos gustemos por la viveza de nuestras caras… y por que ella tenía el culo no ancho, sino enorme…).

Además, hay serias diferencias en cuanto a los gustos por géneros: ellos suelen coincidir sobre qué mujer es atractiva de cara; ellas en cambio no se suelen poner de acuerdo. Parece que la mujer que es guapa es guapa para todos los hombres; y la mujer que es fea es fea para todos los hombres; y la mujer que es intermedia en belleza de rostro es intermedia para todos los hombres. Pero en el caso de ellos no es así. Cuando se les enseñan a ellas fotos de rostros de hombres y se les pide que los califiquen con una escala del 1 al 10, no se ponen de acuerdo y hay una gran división de opiniones. El hombre que por rostro resulta muy atractivo a una mujer, puede no resultar nada atractivo a otra mujer. Y para rematarlo, las mujeres suelen modificar la “nota” que le dan a las fotos en función de otros rasgos de personalidad que ellas imaginen en esos rostros. Así, por ejemplo si se le pone en la foto de un hombre que se le enseña a una mujer para ser valorado algo así como que “es un hombre de éxito y un ejecutivo de prestigio”, la mujer automáticamente mejora la nota que le da a la belleza del rostro de ese hombre. Esto en los hombres es inimaginable: la que está buena y la que es guapa, lo es sea camarera, médico, barrendera, ejecutivo… Vamos, que esta es una importante lección para los hombres: no te preocupes demasiado si alguna mujer piensa que no eres guapo, eso no significa nada y le ha pasado hasta a Bradd Pitt, o al capullo ese de Titanic (no me acuerdo comos e llamaba…). Es importante que cuando nos encontremos con estas mujeres que piensan que nuestros rostros nos no atractivos, eso no se convierta en una bajada de autoestima por lo que decimos: siempre habrá otra mujer que piensa que nosotros somos muy guapos…

3. ¿Cómo atraen sexualmente los hombres a las mujeres y las mujeres a los hombres?

En la foto del artículo cuelgo un gráfico muy ilustrativo (sacado del magnífico blog http://jesusgonzalezfonseca.blogspot.com.es/): ellas parece que tienen un deseo sexual muy distinto a ellos.La sexualidad en las mujeres El cenit del deseo sexual de ellos está sobre los 20 años; el de ellas sobre los 35. Esto es explicable en función a la evolución: ellos viven menos y tienen que reproducirse antes: ellas viven más y tienen mas tiempo… pero como a los 50 llega la menopausia, a partir de los 35 la evolución las empuja a querer tener más sexo porque son sus últimas oportunidades de reproducirse. Parece que en torno a los 34 los deseos sexuales de ellos y ellas coinciden en intensidad. Luego ellas están un poquito por encima hasta los 45. A partir de los 50 el deseo sexual parece que se desploma en ellas (llegada de la menopausia), y en ellos se mantiene. Aunque hay noticias de la “viagra femenina” que puede cambiar esta situación de aquí a unos años…

Las mujeres jóvenes, aunque no tengan un apetito sexual tan elevado como los hombres jóvenes, aceptan tener sexo con ellos como una forma de poder mantener al macho joven a su lado. Ellas a veces buscan más cariño, amor; ellos a veces buscan sobre todo sexo, y a veces no les importa ni siquiera que no encajen psicológicamente con ellas… Por eso a veces a los hombres jóvenes no les importa empezar relaciones con toda mujer que se le ponga por delante aunque no sean compatibles. Eso significa tener sexo aunque no halla amor. Este también pude ser el motivo por que ellas suelan preferir a hombres algo mayores que ellas mismas, pues el deseos sexual de hombres más maduros ya está algo más atenuado, y a cambio estos hombres maduros buscan ahora sí ya más el amor (pues las ganas de sexo ya no les nubla tanto el entendimiento como antes). Por eso es común que en las parejas ellas sean más pequeños que ellos. Ambos ganan: el hombre mayor gana sexo con una mujer joven. Además gana amor que es algo que el hombre más maduro valora más que los jóvenes que sólo buscan sexo; y ellas ganan estabilidad, y ganan amor, debido a que a ellas les tiende a enamorar los hombres de mente madura y de espíritu centrado y profundo. A ellas no les enamoran los “niñatos”, por eso es importante madurar cuanto antes, pues eso es ganar muchos enteros de cara a poder ser aceptado por una mujer para empezar una relación.

¿Cómo atraen psicológicamente los hombres a las mujeres y las mujeres a los hombres?

¿Sabéis por qué liga tanto “Paquirrin” (para los que no lo conozcan, un famoso hijo de una famosa cantante española, que pese a su juventud es más feo que un orco de Moria…). Sí, tiene que ver con que tiene dinero, tiene que ver con la “erótica de poder”, y con que al ser famoso y rico te mueves mucho, conoces a muchas mujeres, conoces a modelos, a presentadoras, te tiras el día de fiesta conociendo a mujeres… Pero también hay otro factor que haría que Paquirrín ligase aunque fuese una persona de clase media: es simpático, agradable, siempre optimista y siempre con una sonrisa en la boca. No conozco a una sola persona, hombre o mujer, que tenga estos rasgos y que le halla faltado alguna vez en su vida pareja, aunque no sea muy listo, aunque no sea muy guapo. Al revés sí: hombres ricos y guapos no tienen pareja porque son pesimistas, desagradables… La simpatía es un carácter fundamental para ligar. Y el hacer sentir a las demás personas a gusto a tu lado, es el otro. Simpatía y trato agradable. Con eso ligaría hasta Paquirrín aunque no tuviese un puto duro…

Por tanto, dos grandes elementos:

-Ser simpáticos. Esto es lo primero que entra por los ojos, una persona que sonríe, que tiene una bonita sonrisa, luego es agradable, es comprensible no es un “broncas”, es optimista…

-Tener un trato agradable. Pero con simpatía no vale. Eso es la primera impresión, luego hay que ir más allá y será entonces nuestro trato agradable cuando pasamos largas horas junto a una persona, lo que hará que ellos o ellas se enamoren de nosotros perdidamente…

Es curioso que sólo estos dos rasgos de  carácter nos pueda abrir muchas puertas ante el sexo contrario, independientemente de todo lo demás que hemos analizado en el artículo. Y la buena noticia es que estos dos rasgos de carácter los podemos incorporar a nuestra personalidad. Tanto los chicos como las chicas pueden ser más simpáticos; y pueden “pulir” su trato diario con los demás, que los hará irresistibles ante el sexo contrario. Recomiendo como coach general para conseguir esto mi libro “De Poco Sociable a Seductor en dos meses” por sólo 7 u 8 euros uno puede adquirir un libro por el que yo hubiese pagado 1.000 euros hace unos años…

Por supuesto que hombres y mujeres son distintos, por eso el ser simpáticos de ellas tiene que ser más femenino, más sutil, más delicado; y el ser simpáticos de ellos tiene que ser más varonil, más noble (huy con mis amadas feministas…), más serio…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Los hombres y las mujeres que se aman (6)
  • Rasgos atractivos de hombres y mujeres (6)
  • Las características del atractivo (6)
  • La atracción física entre los distintos sexos (5)
  • La esencia de la masculinidad y de la feminidad (5)
  • Comments

    • jaun pablo dice:

      Yo creo que soy simpatico optimista y agradable y hace 6 meses que no tengo novia como explica eso? Es mas las mujeres de mi clase no me saludan y son cerradas conmigo, aunque me tratan si yo me pongo ne frente y les hablo . Pero tengo que ser yo quien va a ellas seguro

    • Exis dice:

      El capullo que tu dices de Titanic es Leonardo di Caprio ,majete, a ver si antes de decir una estupidez nos informamos y respetamos.

    • Avalon dice:

      El articulo bueno…. no esta mal…pura información ( fácilmente accesible con google ) y poco razonamiento.
      Además que llames capullo a Leonardo di Caprio, pedazo de actor, y seductor natural ( digno de análisis ), y pongas como ejemplo positivo a paquirrín machista, falso y despota, que no se comería un torrao sino tuviese un duro ( yo también conozco personalidades tipo paquirrín, y no triunfan a no ser que paguen… aunque siempre hay un roto para un descosido, pero a su justo nivel ), pues la verdad…. le da 0 a tu criterio…

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>