Cómo gustar a las chicas

Muchos hombres se preguntan qué tienen que hacer para gustar a las chicas. Los tímidos suelen tener más problemas a la hora de ligar con chicas y saber qué tienen que hacer para gustar a las chicas. Pero muchos chicos de poca confianza y con poca experiencia en las relaciones, también se hacen esta pregunta de cómo gustar a las chicas. No hay una edad única para hacerse este tipo de preguntas, y aunque es cierto que los chicos jóvenes suelen tener más este problema, es posible que hombres de 60 o más años se sigan haciendo esta pregunta porque apenas han tenido relaciones satisfactorias o sin pagar con mujeres… En este artículo, nos preguntamos cómo gustar a las chicas.

¿Qué queremos con una chica?

Vamos por partes. Lo primero que tenemos que saber es ¿Qué queremos con una chica? ¿Queremos sexo sin más? ¿Queremos tener muchas aventuras pero no comprometernos? ¿O en cambio queremos algo estable, e iniciar una relación formal? Está demostrado que los chicos más jóvenes y menos inteligentes suelen tender a preferir estar con muchas mujeres en vez de consolidar una relación con una sola. En cambio, los hombres más maduros e inteligentes suelen buscar más una relación estable y monógama. Esto lo hemos visto mil veces en la discoteca: los canis copulan como conejos con todas la chonis que se les pone por delante; y en cambio, los chicos más inteligentes son más de novia formal y de relaciones duraderas y profundas. Como vemos por este panorama, no es mejor el hombre que se acuesta con más mujeres, porque suelen ser chonis facilonas que a veces están buenas pero que no tienen mucha conversación ni mucha profundidad (los canis y las chonis nunca se enfadarán conmigo porque nunca leerán esto y si lo leyesen por casualidad no se enterarían siquiera de lo que han leído…).

Cómo gustar a las chicas

hotblack

Por eso, cosa número 1 para gustar a una mujer: decídete si quieres ser un cani como los de “hombres, mujeres y viceversa” y copular con todo lo que se mueve; o buscas algo más profundo y estable con una mujer. A las mujeres las gustan los hombres que “saben lo que quieren”. Por supuesto está demostrado que tener muchas parejas sexuales no te otorga mayor plenitud sexual ni una mayor calidad de la vida sexual, frente a tópicos se ha demostrado que es justo al revés, por eso yo aconsejo buscar novia estable, porque como oí el otro día, con la excusa de “no me comprometo por que así puedo estar con muchas”, muchos hombres se quedan solos y el tiempo pasa muy rápido (aunque no hay una edad límite para el amor).

Hombres angustiados y hombres con confianza

Y ahora: ¿quién gusta más a las chicas? ¿Los hombres ahogados, que se preocupan por todo, que hacen de todo un drama, que siempre están quejándose…? ¿O los hombres desahogados, que van con ese “halo” en su mueca de seguridad, que le quitan hierro al los problemas, que tienen una gran confianza y están de buen humor incluso en mitad de las adversidades? Pues bueno, está completamente demostrado que las mujeres huyen de hombres amargados, quejones, oscuros quejumbrosos, mártires, agonías… Y en cambio, a las chicas las gustan los hombres con confianza, que tienen ese halo de seguridad, que incluso pueden ser un poco arrogantes, pero enseguida vuelven al buen humor, que no se agobian con los problemas, que no se quejan, que afrontan los problemas con esa adorada por mí actitud estoica que le pone “al mal tiempo buena cara” y que afronta las dificultades con buen humor y con confianza. Los extrovertidos suelen ser así, más confiados y menos ahogados. El lado malo es que algunos extrovertidos con confianza no son demasiado inteligentes… ¡Y aún así se hinchan a ligar! Y es por eso, por que a las chicas las encantan los hombres con confianza. ¿Os imagináis lo que puede llegar a conseguir un hombre inteligente, que aprende a ser más decidido? Si gustan los extrovertidos poco inteligentes con confianza, imaginémonos lo que una persona inteligente que cultive su confianza ante la vida puede conseguir ante las mujeres… Y para conseguir esto doy una norma fundamental:

-Los problema no son una oportunidad para llorar como nenas por que nos ha pasado algo malo; si no la oportunidad de divertirnos dejando claro a los demás lo confiados que somos hasta el punto de que disfrutamos de cuando nos pasa algo malo.

Gustar como proceso de conocerse

Algo fundamental a la hora de gustar a las chicas, y tan evidente que nos suele pasar por encima, es que nos suelen gustar más las personas que conocemos que las que no conocemos. Quiero decir, todos los hombres cuando vemos por la calle pasar una tía buena hacemos ese movimiento de girar la cabeza hacia ella (la de farolas que me he llevado yo por delante con el coche de esta manera…) y pensamos algo así como “esta debe de ser el amor de mi vida”… Los hombres nos dejamos llevar mucho por lo visual. En cambio, las mujeres no son tan así: ellas se suelen enamorar de una persona. Por supuesto, que para ellas también es importante que el chico sea más o menos de su gusto físicamente, pero no hace falta que seamos físicamente perfectos. Más que eso, a las chicas las gustan los hombres que ellas conocen y que son capaces de cautivar a ellas con una personalidad interesante, con una buena conversación, con aficiones que estén en la misma onda que las aficiones de ella… A las chicas no las gustará así como así un tío porque este esté bueno, siendo este un gran error de los hombres que pretendemos gustar a ellas a base de tener músculos o de cuidar nuestro cutis como si fuésemos una marico… o sea… Eso no funciona así: ella tendrá que conocerte antes de que la gustes. De hecho, a mí con las tías siempre me pasa lo mismo, es una serie de fases en donde ella suelen pasar de verme como “peligroso” (y eso que tengo cara de bueno…)=; a verme como un tío interesante:

Fase 1, cuando me ve por primera vez: “¡Por dios! Este tío no deja de mirarme las tetas… ¡Yo me voy de aquí! ¡Cabrón, cabrón, cabrón, no ahí no mires!”

Fase 2, cuando llevamos unos veinte minutos hablando y conociéndonos: “Pues bueno, al menos a parte de mirarme el culo y las tetas también sabe hablar… Parece de fiar”.

Fase 3, cuando nos despedimos tras el primer encuentro: “¡Voy a despedir a Erik! ¡Encantado Erik de haberte conocido!

Pues eso, que a las chicas las gustan los tíos (a veces) pero que no esperemos que ellas se dejen arrastrar por primeras impresiones, por que ellas suelen necesitar un tiempo para encariñarse de ti. Por eso, para gustar a una chica, primero tenemos que hacernos su amigo. Los tíos comúnmente nos precipitamos creyendo que no gustamos a una chica porque a los dos minutos de conocernos, no muestra interés por nosotros. Pero eso no significa nada, estoy arto de ver a tías que me miran con mala cara nada más conocerme; pero en un poco de tiempo más, cuando ven que no soy tan cabrón como parecía al principio, pues se empiezan a interesar por mí. Vamos, que hay que darle tiempo al tiempo y no pretender precipitarnos como si fuésemos canis en celo (tiene que haber de todo en la viña del señor)…

Para saber todos sobre cómo gustar, aconsejamos nuestro e-book Los Pilares de la Seducción

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cinco cosas que ayudan a ligar (9)
  • Consejos para enamorar (7)
  • Los diez grandes errores que he cometido al buscar pareja (primera parte del 1 al 5) (7)
  • Distintas formas de gustar (7)
  • Cinco cosas que dificultan ligar (7)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>