Cómo gustar a un hombre

Parece que las mujeres no tienen que esforzarse tanto a la hora de encontrar pareja… pero si no lo hacen, es posible que terminen con una pareja muy por debajo de sus posibilidades. Los hombres no son demasiado exigentes a la hora de elegir una mujer. En un documental sobre una especie de urogallo de la estepa asiática llegaron a conclusiones parecidas: las hembras de este tipo de urogallo elegían cuidadosamente a el macho con quien se aparearía: le pondría mil pruebas; exigiría demostrar lo que vale; rechazaría a los machos a decenas; exigiría la demostración de su fuerza; se fijaría en que tenga un buen aspecto externo,… En cambio, los que grababan el documental llegaron a encontrarse a uno de los machos apareándose sobre un montón de estiércol (pues tiene un color, una textura y una forma parecido a uno de estos urogallos…) En este artículo, todo sobre cómo gustar a un hombre.

En fin, mucho me temo que esto es muy aplicable al género humano, no nos apareamos sobre montones de estiércol, no, pero recordemos todos ese artefacto hecho de goma y que tiene forma de mujer… llamado muñeca hinchable… Además, como gustarle a un hombreestá demostrado que las mujeres no tienen intenciones de aparearse con todo lo que se mueva aunque sea por efecto del viento. En un estudio se preguntaba a los colaboradores, hombres y mujeres, sobre el número de parejas sexuales que les gustaría tener a lo largo de su vida. Los hombres de media contestaron que estaría bien tener relaciones sexuales con unas 40 mujeres. Cuando le tocó el turno de dejar hablar a las señoritas, respondieron que estaría bien tener relaciones sexuales con… 1 o 2 máximo hombres a lo largo de su vida. Es evidente: ellas son de Venus; ellos son de ellas…

Aun así, a la hora de elegir pareja para empezar un noviazgo, la mayoría de hombres buscan algo mejor que una muñeca hinchable. Si ves a ese hombre que te gusta, es conveniente que tengas una serie de habilidades de mujer que te servirá para seducir a ese hombre que parece que ha venido de otro planeta…

Rasgos de las mujeres que encandilan a los hombres

1. Se todo lo femenina que puedas. A los hombres no les gustan las mujeres “marimachos” o “machirulos”… Tienes que practicar tu femineidad: regocíjate en la pura ternura mientras abrazas a ese peluche que aún conservas; sal a pasear debajo del sol mientras entonas esa canción que hace llorar hasta las ardillas; ruborízate cuando alguien hable de cómo se le olvidó ponerse los pantalones el día que tenía que presentar su tesis doctoral; se todo lo fina que puedas con los movimientos; no dudes en derramar alguna lágrima cuando alguien te ha traicionado profundamente, no temas llorar en público ni en demostrar tus femeninos sentimientos; sonríe ampliamente como si el mundo fuese una inmensa pradera llena de casitas de niñas que visten de blanco, y que juegan con sus muñecos a que ha llegado la hora de tomar el té… se un poco infantil, un poco niña, intenta recordar cómo eras cuando eras una niña, las niñas que juegan con su bebé de plástico a que son madres, y que no dudan incluso en recoger a un muñeco de la calle con un brazo mutilado, llevarlo a casa, y le obsequian con todo tipo de cuidados hasta que se cure de sus heridas… y poder empezar una nueva vida con su nueva mamá-niña…, son el mejor ejemplo de lo que es ser femenina.

2. Se delicada. En tus movimientos, en tu forma de comer, en tu forma de hablar, en tu forma de andar. Aprende a moverte, con movimientos femeninos y delicados. Aprende a mover tus caderas, tus piernas, y tus brazos, como si espantaras moscas… Viste delicadamente, con varios estilos: puedes por ejemplo ir con esos vaqueros negros y con esa fina blusa roquera, un día, y al otro, busca el vestido más femenino que puedas, y embútete en él… romperás corazones… Ten varios estilos, cultiva tus estilos, así parecerás una mujer compleja, toda una supermujer.

3. Cuida tu cuerpo. Esto es más complicado que en el hombre. A los hombres nos gustan las mujeres con curvas, pero determinadas mujeres hacen dieta para no tener esas curvas… lo que es difícil de explicar. Por un lado hay un equívoco que dice que a los hombres nos gustan las mujeres anoréxicas. Pero por otro, es posible que ciertos rasgos de la personalidad se terminen reflejando en esas curvas. Por ejemplo, una mujer obesa podría indicar un espíritu poco dado a los sacrificios de una dieta adecuada y de un estilo de vida adecuado para mantener un buen cuerpo, lo que indicaría que es una mujer un tanto “pasota”, que no se interesa por las cosas, que no cuidará adecuadamente al marido y a los hijos… Aunque hay otros casos que la obesidad no se puede explicar desde estos factores, simplemente puede ser que no se ha criado en un entorno cultural en donde no se le da importancia al cuidar el cuerpo. Nunca puede ser el “metabolismo”, si no comes no engordas, por mucho que se empeñe el “metabolismo”… Tampoco estés demasiado flaca, intenta que tus curvas vallan a su máxima expresión sin que ten salgan michelines ni estrías… Haz algo de ejercicio, correr, aeróbic, tenis,…

4. Emociónate por todo. Todos recordamos a Heidi, esa niña que vive con su abuelo en los Alpes. Y todos recordamos sus ojos y su boca, sus ojos iluminados y su boca siempre abierta de pura felicidad… Se emocionaba por todo: la mañana nevada; las cabras pastando por la hierba aún escarchada; la belleza de la habitación que le había preparado su abuelo; el cariño que le proporcionaba las distintas personas con las que se encontraba… Esto también es ser muy femenino… Heidi a enamorado con su entusiasmo a media humanidad. Se entusiasta, se femenina, se positiva, mira siempre la belleza de la vida.

5. No seas creída, ni borde, ni neurótica. Unos cuantos defectos que no gustan a los hombres de determinadas mujeres. Si eres guapa, lista… y presumes de ello, vas a quedar como una chica un poco ida… Si se acerca alguien a ti y te pones borde, tampoco va a aumentar tu valor como mujer, ser borde es un mal vicio de alguna mujer, pero son mujeres por lo general poco interesantes, incluso aunque sean guapas. Y si eres una absoluta neurótica, siempre con los nervios tan a flor de piel que se oye hasta rechinar de dientes… lo tendrás difícil para encontrar un hombre de calidad más allá de una o dos noches… Los hombres pueden aceptar a una mujer con estos defectos, pero muy comúnmente dejan a este tipo de mujeres una vez que han pasado unas cuantas noches con ella… Lo he visto muchas veces. Y claro, luego estas neuróticas dicen: “es que los hombres son unos cabrones… “ No, es que los hombres no aguantamos a las mujeres que tienen los nervios rotos, y que tienen el carecer débil. Por supuesto una mujer puede tener sus momentos de carácter, pero sólo lo sacará en determinadas circunstancias, comúnmente en el carácter de una mujer se mezclan las lágrimas y la ira. También es algo muy femenino esa extraña mezcla, una mujer por supuesto tiene que saber defenderse por sí sola, pero debe de saber bien cuando es el momento adecuado para sacar ese orgullo femenino.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Es amor o es deseo (3)
  • Consejos para enamorar (3)
  • Cómo elegir pareja (3)
  • Las características del atractivo (3)
  • Las claves de la atracción (3)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>