Cómo hacer que la vida en pareja sea emocionante

Ayer hablamos de la complementariedad de los miembros en una relación de pareja. O lo que es lo mismo: hablamos de que normalmente en una pareja, cada uno de los miembros suele tener una personalidad complementaria al otro. Así, la vida es muy emocionante, teniendo a nuestro lado un profundo alma muy distinto al nuestro por descubrir. De alguna manera todos hemos conocido a personas interesantes, fascinantes, misteriosas,… nos atrajesen sexualmente o no. Y todos nos preguntábamos con respecto a esa persona: ¿Qué hará por el día? ¿Qué comerá? ¿Qué aficiones tendrá? ¿Qué le apasionará del mundo, y que detestará? Parece que cuando conocemos a una persona magnética, lo queremos saber todo de ella. Si esa persona magnética nos atrae sexualmente… entonces ya hemos tirado un cabo hacia una posible relación de pareja. Si la persona magnética en cuestión nos devuelve el cabo, entonces es que ella también ha visto algo en nosotros: le hemos gustado, tanto físicamente como mentalmente. Es entonces cuando se inicia una relación de pareja. El misterio y la emoción del inicio es inigualable, quizás incomparable a ninguna sensación que podamos sentir los humanos: esos largos días de espera hasta volver a tener una cita con esa persona especial; el día antes de la cita, con ese hormigueo en el estómago; el mismo día de la cita, lavándonos, peinándonos, sintiendo cuando nos echamos la colonia esa tremenda emoción de irnos a encontrar con un alma que nos atrae; y con un cuerpo que nos atrae. Esa es una sensación como nunca ha podido existir otra igual. Es la emoción del comienzo de una relación de pareja. En este artículo, cómo hacer que la vida en pareja sea emocionante.

Cómo ser un hombre o una mujer de personalidad magnética

Me fascina este tema. Yo siempre me he andado quejando sobre cuestiones de arquitectura… No me gusta el estilo único, no me gusta que el hombre moderno intente someterlo todo a un único tipo de patrones: un único modelo de belleza, un único modo de vida (clase media occidental), una única forma de poder triunfar en la vida (con dinero y con estatus). Yo no descarto esta “forma moderna” de hacer las cosas. Pero digo que esa manía de usar el modelo único tiene tan poco encanto como esos “góticos” que siempre se visten igual, siempre se peinan igual, siempre piensan igual,… No cambian, si los has visto una vez, ya siempre son igual.

Los hombres y mujeres de personalidad magnética no tienen una tabla fija de medir: tienen muchas. ¿Qué quiere decir esto? He puesto mil veces un ejemplo que me apasiona. Lo extraje de la cultura de los geniales países del Europa del Este y del Norte.

Imaginémonos que vamos a Finlandia a trabajar. Y terminaos trabajando en una granja, para un granjero local. Resulta que el granjero tiene una hija… Esta hija es una muchacha de pueblo, que viste con el traje tradicional de Finlandia, formado por un camisón blanco al que se le acopla por encima un vestido azul sostenido en los hombros por tirantes y ceñido a la cintura por una cinta.cómo hacer que la vida en pareja sea emocionante Además la chica tiene el pelo atado por cintas de colores que la da un aspecto muy pintoresco… Nosotros los españoles pensaríamos de ella: “pero si es una paleta, pero a lo finlandesa…” Nos han enseñado a eso, nos han enseñado a despreciar todo lo que no es “moderno”. Y resulta que a esta chica la gustamos… y nos propone quedar. Quedamos para el día siguiente, en un famoso local de moda de Reykiavik…

Nosotros llegamos al local, y no vemos a nadie… Buscamos a la chica que nos ha propuesto la cita. Pero no la vemos. Allí todo el mundo viste de forma muy distinta que en el pueblo de donde es la chica: pantalones de cuero o vaqueros, camisas con letras metalizadas, colores oscuros,… Al final, vemos en la barra a una chica que no nos deja de mirar: es una chica que parece que va de gótica, con pantalones ajustados de cuero negro, con una camisa gris, con el pelo negro, y con los labios pintados de negro… Es nuestra amiga finlandesa, pero parece que en Finlandia sí que saben lo que es el estilo: tener estilo es tener distintos estilos, y no ir siempre de modernos. No queda bien ir de góticos mientras le echamos paja a las vacas, seamos hombres o mujeres.

Y a lo que íbamos: seremos magnéticos y fascinantes cuando tengamos no una sola forma de ser; si no muchas, como nuestra amiga finlandesa, que cuando trabaja ayudando a su padre con las vacas va en rollo “campesina de Europa del Norte”; y cuando se va por ahí a las discotecas de moda de Finlandia, cambia completamente el rollo.

Así, para ser una persona magnética y fascinante, y que los demás así se enamoren más fácilmente de nosotros, tenemos que aprender a tener mil mundos: el rural, el urbano, el gótico, el clásico, el roquero,… ¿Cómo se materializa esto? Digamos que por ejemplo, las personas que como yo somos de pueblo, somos siempre más fascinantes… Quizá porque tenemos muchos más ambientes: somos de pueblo, somos de ciudad, yo soy a la vez de Cantalpino, de Salamanca, de Valladolid, de Madrid,… y espero poder ir aumentando los sitios de donde soy. Pero al menos soy de esos cuatro sitios (y me he dejado uno que mantengo en secreto…), con ambientes muy distintos: desde la decadencia rural de Cantalpino; hasta la gran urbe europea de Madrid… Y siempre me adapto como nuestra amiga finlandesa… eso fascina. Pero a lo que íbamos…

Y para que dure la emoción en la vida en pareja

Como decíamos, nos fascina tener una pareja que es fascinante, que es magnética. Ya hemos dado muchas pistas de cómo conseguir eso en el apartado anterior. Pero una vez conseguido, y una vez que nos hemos emparejado con una mujer u hombre que nos fascina, además de atraernos sexualmente… ¿Cómo conseguir que la emoción de la vida en pareja no se pierda?

Muchas parejas dudan si irse o no a vivir juntos. Eso parece que mata el misterio… Si nos damos cuenta, a los inicios de una relación de pareja la sensación de misterio y de fascinación por el otro es enorme. Esto es debido a que lo oculto, lo que no está a la vista, nos causa una gran sensación de misterio. Íker Jiménez vive de esto, de explorar la necesidad de la gente de fascinarse por lo oculto.

Pero cuando algo oculto empieza a estar a la vista, parece que nos deja de fascinar poco a poco… Así, si nos vamos a vivir con nuestra pareja, parece que la magia del inicio se perderá, pues el misterio decaerá hasta disolverse en el ente común que es una pareja. ¿Cómo evitar esto?

Hay mil trucos, el más habitual es mantener siempre nuestra individualidad, aunque vivamos bajo el mismo techo con nuestra pareja. Eso quiere decir que tenemos que seguir teniendo una vida nosotros solos; además de tener una vida compartida con nuestra pareja. Es un poco como si nos desdobláramos: somos 2: 1 es un yo que vive con nuestra pareja; y el otro 1 es un yo que mantiene el misterio, que vive solo, que hace cosas solo, que se guarda cosas para sí mismo, que tiene secretos… Así la emoción de la vida en pareja se puede perpetuar por mucho tiempo, incluso viviendo bajo un mismo techo.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo recuperar a tu ex (7)
  • Cinco secretos para hacer feliz a tu pareja en la convivencia (6)
  • La vida en pareja (5)
  • Cinco consejos para vivir en pareja (5)
  • Cómo elegir pareja (5)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>