Cómo mejorar nuestra vida mediante el establecimiento de objetivos

El segundo hábito propuesto por el best seller “siete hábitos de la gente altamente efectiva” es precisamente este: establecer objetivos claros. Se propone al principio del capítulo de ese citado libro hacer un experimente: visualicemos un entierro, la gente llora por el difunto, todos están tristes y comentando lo que fue en vida el muerto… Y ahora pongamos que ese difunto somos nosotros. ¿Qué dirían los demás de nosotros en ese día de nuestro entierro, después de haber vivido una vida completa (vamos que hemos cascado de viejos…)? Y precisamente no hay mejor ejercicio para establecer nuestras metas que, visualizar el día de nuestra muerte y pensar lo que querríamos que los demás pensasen que hemos sido en la vida. Eso es lo que tenemos que conseguir hasta que llegue nuestra hora…establecer objetivos

Estar ocupado no significa estar en el camino correcto. Nos podemos pasar décadas en nuestra vida encerrados en una vida cómoda, con un trabajo que nos acapara casi todo nuestro tiempo y una familia que nos acoge… pero es común esa sensación de “siento que debería estar haciendo otra cosa”. Piensa qué es eso que estás dejando de lado, ponte esos retos que no te atreves a ponerte. Reorganiza tu vida a través de un plan previamente visualizado. No te dejes llevar por las circunstancias, intenta adaptarte a las circunstancias, pero también hacer tu vida con propia voluntad, no seas un velero a la deriva de la marejada.

Consejos fundamentales para planificar nuestra vida

1. Piensa los objetivos de tu vida. Haz una lista, y luego ordena esos objetivos por prioridades. Unos te llevarán mucho tiempo, por ejemplo, quizás siempre quisiste tener tu propio taller de reparaciones, otros son cosas que siempre quisiste hacer y que te llenan mucho, pero no te llevarán tanto tiempo, por ejemplo, visitar París, o comenzar con alguna afición que te llenaría mucho. A partir de ahí, tendremos esa lista de cosas que queremos hacer antes de morir… con esa lista organizaremos nuestra vida.

2. A partir de ahí tenemos que reorganizar nuestra vida con esa lista en un papel que hemos hecho. Lo más importante de la lista suele ser la que se convierte en nuestra principal prioridad en la vida. Hay varias prioridades en la vida, según los distintos tipos de hombres: unos ponen como prioridad su familia; otros prefieren centrarse en su trabajo, normalmente a estos les llena mucho su trabajo y quieren alcanzar el máximo éxito en el mismo; otros prefieren hacerse hedonistas, y buscan establecer como objetivo fundamental de su vida la búsqueda del placer mediante fiestas, viajes, sexo,…; otros ponen como objetivo fundamental de su vida ayudar a mejorar el mundo, por ejemplo, mediante la creación de un grupo ecologista; otros caen en las garras de Fausto y se ponen a sí mismos como objetivo fundamental de su vida su propio perfeccionamiento personal y alcanzar el mayor grado de sabiduría posible… Como vemos según el tipo de hombre, cambia considerablemente el punto prioritario de la lista que hemos hecho. Es cuestión de tener claro nuestra lista y los puntos más importantes de la misma. A veces de esos objetivos enumerados no nos quedamos sólo con uno, por ejemplo, un hombre puede tener el doble objetivo fundamental en la vida de cuidar de su familia y prosperar en su trabajo, ambos relacionados comúnmente, pues el dinero extra que consiga prosperando en su trabajo, lo invertirá en cuidar mejor a su familia.

3. Ahora tenemos nuestra lista con nuestros objetivos claramente jerarquizados. Ahora es cuestión de ponernos con esa lista teórica a transformar nuestro mundo real. Es como cuando hacemos una casa, primero hacemos los planes y luego, si algo falla, podemos ir adaptando esos planes a la realidad. Y para ello, el primer paso debe de ser visualizar cómo vamos a hacer realidad los planes de nuestra lista. Visualizar es una de las técnicas mentales más potentes, creer que podemos, pero sin alucinar, no vale “me tiro por esta ventana porque creo que puedo volar” hay que ser realista, debemos de visualizar cómo vamos a conseguir lo que queremos hacer, pero la visualización debe de ser realista y posible. Por ejemplo, nos queremos montar un negocio porque queremos ser nuestro propio jefe. ¿De qué será el negocio? A partir de ahí nos ponemos a pensar las múltiples opciones al respecto, hasta que llega un momento que en nuestra mente ya somos propietarios de un flamante negocio de distribución de productos a través de Internet. Todo esto tiene que llegar a ser casi real en nuestra mente. A partir de ahí, es cuestión de que esto que ya es muy real en nuestra mente, empiece a ser construido en el mundo real.

4. Para llevar a cabo nuestro plan mental es necesario tener unos firmes principios que nos ayuden a alcanzar el éxito. La mayoría de la gente cree que los principios son un estorbo, que cuanto más inmoral seas, mas fácil tendrás para prosperar en la vida. Pero esto es absolutamente erróneo, las personas que más han triunfado por propios méritos son personas de fuertes principios. Estos principios deben de afectar a todos los ámbitos de nuestra vida. Por ejemplo, en nuestra empresa de distribución de productos a través de Internet, debemos de tener una filosofía de empresa firme, de amor al consumidor, de calidad en nuestros productos, de devolución del dinero si el cliente no está satisfecho… Los principio en nuestra vida nos sirven simplemente para prosperar, no son un lastre que sería preferible librarnos de él. Son la brújula de nuestra vida.

5. Y a partir de ahí, debemos dedicarle cierto tiempo en función de cada objetivo para cumplirlo. Ahora toca ser constante, y para ello no hay nada mejor que exigirnos alcanzar ciertos objetivos diarios, semanales, mensuales… Por ejemplo, quiero escribir una novela para luego venderla, y me propongo dedicarle tres horas al día a su redacción.

Con estos cinco puntos podemos poner ese orden que es imprescindible en nuestra vida para poder tener una vida de la que estar orgullosos el día en que los demás nos recuerden como hombres, como grandes hombres que vivimos y morimos respetando nuestros principios más íntimos.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Hazte el líder de tu propia vida (3)
  • Hablar con nosotros mismos para superarnos (3)
  • Cómo conseguir los objetivos que queremos en el nuevo año (3)
  • Cómo motivarse para conseguir objetivos (3)
  • Cómo organizar el tiempo (3)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>