Cómo nos gustan las mujeres a los hombres

¿Cómo nos gustan las mujeres a los hombres? ¿Nos gustan las mujeres activas; o más bien tranquilas y pasivas? ¿Nos gustan las mujeres románticas; o más bien las mujeres que se andan sin indirectas y que son pragmáticas? ¿Nos gustan las mujeres que son flacas; o las que tienen curvas? ¿Nos gustan las mujeres que son cultas o intelectuales; o más bien nos gustan las mujeres sencillas que no se comen la cabeza y que las gustan las cosas “normales”? No es posible contestar a la pregunta de cómo nos gustan las mujeres a los hombres. A cada hombre le puede gustar un tipo de mujer distinto. Por eso, este artículo en parte no se puede escribir. Pero en parte sí:

-No se puede escribir porque cada hombre es un mundo y le puede gustar tipos de mujeres muy distintos, por lo que hallar un puñado de características de mujeres que les guste a todos los hombres por igual puede ser muy difícil, ya que a cada hombre le puede gustar un tipo de mujer distinta.

-Pero sí se puede escribir porque yo en mis devaneos sociales por aquí y por allí, me he dado cuenta que las mujeres más seductoras y con más éxito entre los hombres suelen tener un puñado de características, más mentales que físicas, que parecen encandilar por igual a todos los hombres. Yo he conocido a unas 300 mujeres en algo más de un año, pero de entre estas 300 sólo he conocido a 1, una sola mujer, a la que se la han declarado casi todos los hombres que conozco, y buena parte de los que yo no conozco pero que ella sí conocía.

¿Quién era esta mujer? ¿Qué tenía que la hacía tan seductora ante el sexo contrario? ¿Qué me dijo a mí cuando yo mismo me declaré a ella…? No contestaré a esta última pregunta, para matar la curiosidad sólo decir que me contestó dos cosas distintas a una misma pregunta hecha en dos momentos distintos… Tampoco contestaré a la primera pregunta teniendo en cuenta que es una mujer tímida y que no la gusta la fama… Sí puedo contestar a la pregunta del medio. En este artículo, cómo nos gustan las mujeres a los hombres.

Los secretos de la mujer rompecorazones

Podemos ponerle a la mujer rompecorazones el nombre en clave de Alexa. ¿Qué tiene Alexa para que haya roto tantos corazones (evidentemente a casi todos los hombres dijo que no)? Lo primero que choca de Alexa es que es una mujer tímida, delicada, poco decidida, algo huidiza y miedosa. ¿No nos habían dicho que seducían más las mujeres activas, luchadoras, valientes…? Pues vemos que esto no tiene por qué ser así. Alexa tiene una personalidad de base que se englobaría en la categoría del carácter melancólico (personas tímidas pero profundas; poco decididas pero cautivadoras). Alexa es una mujer de cuerpo normal, bajita, de cara ancha y atractiva, con suaves colinas que delatan su simpatía, y con una pequeña nariz que delata su carácter poco enérgico, pero cautivador igual. Es una mujer tranquila, de un gran trato y con una conversación deliciosa. Pero a pesar de su energía baja, de vez en cuando saca las uñas, y se vuelve una mujer luchadora, peleona, que con discreción intenta conseguir lo que quiere.

Seguramente hay dos grandes cosas con las que Alexa cautiva por encima de todo: una de ellas es su forma de moverse. Yo viendo a mi primo melancólico trabajar en la construcción, me di cuenta de que los temperamentos melancólicos se mueven con una sutileza, con una elegancia, con una fineza… que cautiva de forma espectacular… y eso es cuando están trabajando en la construcción como albañiles… Alexa, como es melancólica de carácter, tiene una forma de moverse deliciosa, muy femenina y delicada, tranquila pero firme, transmite calma en sus movimientos; pero a su vez cierta noción de decisión. Todos los melancólicos nos movemos así, con calma pero a su vez con movimientos estéticos y muy hermosos. El melancólico enamora por su forma de moverse delicada y sutil, y que transmite esa sensación de calma pero de voluntad a la vez; la otra cosa por la que cautiva Alexa tiene que ver con su conversación y con su forma de tratar con los demás: su conversación es elegante, refinada, sutil. Habla precioso, enamora a los demás contándote lo que ha hecho en el día. Mientras habla además, mueve sus delicadas y finas mano, hace gestos y los acompaña con una gran expresividad de su cara. Además, como Alexa es melancólica de carácter, capta muy bien el lado emocional de las cosas, ella te entiende, te comprende, te analiza y te cuenta lo que te pasa. Tú te sientes tan identificado que te enamoras de ella perdidamente, porque te comprende, porque te escucha, te apoya, siempre con un sutil tono de voz y con el timbre de voz más hermoso que yo he oído nunca en una mujer jamás.

Además, Alexa tiene una forma elegante y delicada de tratar con todo el mundo. Parece un poco tímida (y es de hecho muy tímida, quizás la mujer más tímida que he conocido nunca). Nunca es pesada, es tranquila, sabe acompañar muy bien con su conversación que nunca se hace cargante. No es una loca; pero tampoco una sosa que no habla nunca. Tiene unos modales y unos gestos muy finos, su manera de hablar se lleva siempre la palma de su atractivo, además sabe mirar con unos ojos profundos y algo huidizos de su pura timidez. Al principio es algo desconfiada. Pero en no mucho tiempo se abre a ti y te trata de una manera que te hace sentir muy a gusto a su lado. Tiene además unos gestos y unas muecas temperamentales de los que te terminas enamorando profundamente debido a la simpatía y a la “naturalidad” que transmiten. Su alma siempre da cierta sensación de profundidad, aunque ella no hable más que de cosas cotidianas, del trabajo, de los amigos, de cómo la ha ido la semana… Es muy femenina pero a su vez, y a pesar de su timidez y de sus bajas energías, tiene a veces una mueca se seguridad que se refleja en su preciosa mirada, que es capaz de hacer estremecer a todos los desdichados hombres que se crucen con su mirada que suele ir acompañada de una tímida sonrisa.

Cómo me gustan a mí las mujeres

Como hemos empezado diciendo, a cada hombre le puede gustar un tipo de mujer distinta. Pero el caso de Alexa nos pone la advertencia de que hay mujeres que parecen gustar a casi todos los hombres. Por lo general gustan las mujeres delicadas, pero activas y algo luchadoras. No gustan las locas ni las mujeres a las que las falta feminidad, delicadeza… Aunque hay hombres a los que les pueden gustar estos tipos de mujeres menos femeninas y más bruscas, pero de media… las mujeres delicadas pero activas se llevan la palma. Y sobre todo, suelen gustar las mujeres inteligentes, comprensivas, con una conversación cautivadora, que sabe escuchar y comprender. Creo que ese es el gran secreto de Alexa, su conversación cautivadora, unida a sus finos modales y su elegante manera de moverse.

Por supuesto que a cada hombre le puede gustar un tipo de mujer distinta. Pero el hecho de que a Alexa se la hayan declarado más hombres que al resto de mujeres que conozco en profundidad juntas, ya nos pone sobre la pista de que hay cosas que seducen irremediablemente. ¿Y cómo podía ser de otra forma? A todos nos seducen las personas profundas pero sencillas; las personas delicadas y comprensivas; las personas inteligentes y con cierto halo de misterio que es desprendido directamente por un rostro cautivador. Pero a pesar de todo, debemos recordar que a cada hombre puede gustarle un tipo de mujer distinto.

Quizás el caso de Alexa me ha hecho pensar. Sobre todo porque Alexa y yo mismo somos muy parecidos, ambos tímidos, ambos de temperamento melancólicos, pero simpáticos y profundos en nuestro trato con los demás, a pesar de nuestros miedos sociales iniciales. A veces las personas tendemos a buscar como pareja a nuestro complementario; y otras veces a nuestro igual. Yo por lo que parece suelo tender a preferir a mujeres parecidas a mí, delicadas, muy femeninas, con una conversación profunda y con intereses amplios y variados. Detesto a las locas que no tienen sensibilidad y que irritan mi propia sensibilidad. Por algún motivo yo mismo suelo tender a preferir a mujeres tranquilas, pero activas a la vez, que tienen aficiones, que tienen buenas energías para dedicarlas a sus intereses, a su trabajo… Yo mismo detesto las locas, lo repito otra vez… me irritan, me ponen de los nervios… A mi en lo personal me gustan las mujeres delicadas pero nada pijas; las mujeres profundas pero que se centran en los aspectos cotidianos de la vida (no me van tampoco las místicas alucinadas, aunque sí me gustan las mujeres que tienen ciertos rasgos místicos en su rostro y en su carácter).

Creo que mi historia con Alexa ha terminado, aunque yo aún guardo una vela encendida en mi corazón. De cualquier forma, esta historia me ha hecho aprender mucho sobre el atractivo, tanto masculino como femenino, dejando a un lado los tópicos (gustan los extrovertidos, gustan los que son muy habladores, gustan las personas que siempre son muy simpáticas, no gustan las personas “serias”…). Todo esto me ha servido además para saber qué tipo de mujer me gusta a mí en lo personal. Supongo que los moldes sirven para romperlos, y que a lo mejor aparece por mi vida una mujer extrovertida, poco delicada, muy activa… que me enamora y yo al final ya no sabré si a mí me gustan las mujeres tranquilas o las mujeres decididas. Pero sé que la clave del gustar a los demás es que esos demás se sientan a gusto a tu lado, seas como seas, se sientan a gusto hablando contigo, conectes emocionalmente con esos demás… A veces el amor surge casi a primer vista; otras veces tarda algo en surgir, y a veces esos amores a primera vista son desamores a segunda vista… El tiempo y el conocer a la otra persona es lo que decidirá si nosotros la gustamos; y si ella nos gusta a nosotros. Tiempo al tiempo, como se suele decir. A lo bueno se le coge gusto con el tiempo. Lo malo, en cambio, nos repele con el tiempo. Todo tarda en hacer efecto. Y casi todos nosotros tenemos un efecto con el tiempo (las primeras impresiones a veces engañan, aunque Alexa ya me dijo algo cuando la conocí). A veces bueno; a veces malo. Todos nos hacemos adictos a las personas seductoras con el tiempo, como si fuesen droga pura. Las mujeres y hombres que no saben esto, simplemente se van a “Corporación Dermoestética” a ponerse tetas o pelo, y después se tiran años pensando en qué falló, por qué la gente seguía sin poder amarlos a pesar de ahora ser más tetudas o menos pelones…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Secretos para atraer a las mujeres (10)
  • 10 errores típicos que cometemos los hombres con las mujeres (9)
  • Dos clases de hombres seductores (9)
  • Modelos de hombres y mujeres atractivos (9)
  • Puntos fuertes y puntos débiles para seducir (9)
  • Comments

    • Cande dice:

      Cosita de alexa, me dan ganas de agarrarle las mejillitas y apretarselas y decirle: “te estoy pellizcando porque me generas ternura, Alexita”

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>