Como pasé de tímido a sociable

La timidez y la insociabilidad no son necesariamente lo mismo. A grandes rasgos hay dos grandes tipos de problemas que causan insociabilidad:

-Timidez extrema, problemas de autoestima

-Problemas de tipo psicológico, como síndrome de asperger y otros problemas de falta de comprensión de los demás

Precisamente, el otro día, viendo un documental sobre el síndrome de Asperger, una madre de uno de estos niños con asperger, hizo hincapié en algo que nos es muy interesante para nosotros: dijo que el asperger, a diferencia de los otros niños, no aprendía la sociabilidad de forma intuitiva e innata, y a cambio, tenía que ir aprendiendo las normas sociales y los comportamientos sociales de forma más teórica y más forzada. Es como si el niño con asperger no tuviese esa capacidad innata de aprender la habilidades sociales que tiene una persona “normal”. Pero ¿y qué pasa con el tímido? Pues le pasa algo parecido al asperger: como el tímido se siente coaccionado en ambientes sociales, pues ese instinto natural de aprender la sociabilidad por observación, por interrelación con los demás, por práctica… no se desarrolla, y el tímido termina, igual que el asperger, con una absoluta incapacidad de socializar con los demás.

Por tanto, tenemos que tanto las personas tímidas que no desarrollaron su habilidades sociales debido a su timidez; como las personas con asperger y con otras enfermedades que dificultan la integración y el aprendizaje social, terminan con parecidas carencias de habilidades sociales… Ambos, tanto las personas tímidas; como las personas con asperger, pueden aprender y pueden mejorar mucho sus problemas sociales. Se trata de trabajar un poco todos los días y dedicarle una media hora diaria a realizar acciones que nos permitan ir mejorando nuestras inexistentes habilidades sociales. En este artículo, las claves para pasar de tímido a sociable.

Los tímidos y las personas con autismo, asperger y otros problemas de personalidad

No es lo mismo ser tímido; que tener asperger, autismo, deficiencia intelectual, personalidad complicada… Cada persona insociable puede ser un mundo y muy distinta a otra persona insociable. En mi caso, yo pasé por fobia social y por timidez extremaCómo pasé de tímido a sociable debido a que era muy tímido quizás debido a falta de autoestima por haber estado en algún ambiente poco propicio en mi infancia, que me marcó debido a mi sensibilidad especial (sensibilidad de poeta…). Quizás es interesante para empezar, saber de donde nos viene nuestra insociabilidad, y qué tipo de insociable somos nosotros. A mi por ejemplo, en la universidad me insultaron alguna vez llamándome “autista” porque alguno de los matones de la clase vio como el resto, que yo me comportaba de forma muy rara: me quedaba en mitad del aula yo solo mientras los demás salían al pasillo y todos no daban crédito a lo que veían: un chico rubio y muy serio, que aunque parecía un tío interesante cuando lo veías de primera, luego no parecía que supiese comportarse de forma normal, por no decir que casi parecía que era mudo… Pues eso, mientras la mayoría de la clase simplemente me respetaba y no se metía conmigo (más cuando era evidente que yo tenía algún tipo de problema de miedo a la gente), los matones intentaban hacer escarnio conmigo llamándome “autista”… (cosa que casi termina en una pelea, porque yo era fóbico social, pero tenía, y tengo, mi carácter…).

Pero yo nunca he sido autista ni asperger… Aunque sí es cierto que mi comportamiento, de forma superficial, podría recordar al comportamiento de la persona autista o con asperger: callado, como con miedo a los demás, rígido, no tenía habilidades sociales… Pero como digo, sólo de forma superficial podría confundírseme a mí con un asperger o con un autista. Los tontos siempre generalizan y confunden las churras con las merinas. Los listos ven los matices que son por ejemplo los que nos hacen distinguir un dragón de un dinosaurio, aunque ambos se parezcan de forma superficial.

Total, que yo con un poco de esfuerzo me quité para siempre mi fobia social y mi timidez, y aprendí esas habilidades sociales que yo tanto envidiaba antes en los demás. Y al final pasé de parecer autista a ser siempre una de las personas más populares de los grupos de amigos, de compañeros, en el trabajo… Tanto es así que hace no mucho (ya he contado esto) me encontré con un ex-compañero de trabajo que hacía que no veía 4 años… ¡4 años… ! Y me dijo algo que me sorprendió:

“nos acordamos mucho de ti, sin ir más lejos, el otro día estuvimos hablando de ti…”

Sin entrar al trapo de si hablaron bien o mal de mí… el caso es que muchos me ven como una persona con carisma, popular, muchas mujeres ven en mi a su pareja ideal, muchos hombres ven en mí a su mejor amigo, los demás se dan cuenta de que tengo una personalidad muy interesante… Vamos, que de autista nada, simplemente fue esa enfermedad que era la fobia social lo que me impidió destapar mi verdadera personalidad. Pero un tonto no es capaz de distinguir a un tío interesante pero con problemas de timidez; de una persona con problemas de personalidad más profundos, como alguien con autismo o con asperger.

Pero por supuesto, sí que hay una posible comparación entre yo, un tímido que luego era interesante; y una persona con asperger o con autismo, o similares: que ambos podemos mejorar mucho nuestra sociabilidad.

Tipos de insociables

Como decía, no hay dos casos iguales de personas con insociabilidad(aunque sí hay muchos casos parecidos, y sé que muchos lectores se identifican mucho con mi caso peculiar por ser muy repetido, el típico friki listo pero con problemas de sociabilidad debido a su timidez…). A grandes rasgos, hay una serie de prototipos de personas insociables y con problemas de sociabilidad o de timidez:

1. Los frikis tímidos pero inteligentes

2. Las personas que tienen problemas en su personalidad, como autismo, asperguer, esquizofrenia…

3. Las personas con una inteligencia límite, o sea, poco inteligentes

4. Las personas con una gran inteligencia racional, pero con una mala inteligencia emocional (Bill Gates y otros son buenos modelos…)

5. Las persona con temperamentos y con caracteres un tanto oscuros, los típicos que se “ahogan en un vaso de agua” por que son débiles y se quejan por todo y eso les trae problemas en el trato con los otros

Estos sólo son algunos tipos de personas que tienen problemas de sociabilidad. Lo que como decía, todos tienen en común es eso: que todos pueden mejorar. Pero ¿y cómo se mejora la timidez y se pasa a ser sociable?

Algunos trucos para dejar de ser tímido y empezar a ser sociable

1. Quema la vergüenza. No todos los insociables tienen vergüenza y timidez. Algunos de ellos simplemente son malos con la gente y eso les lleva a evitar tener encuentros sociales o a ser impopulares entre sus semejantes. La vergüenza se quema realizando acciones dolorosas, como ir al cine solos, que aunque nos cueste porque creemos que la gente nos mira raro, con el tiempo tiene un efecto de desensibilizarnos.

2. Observa como socializan los demás, analiza sus estrategias e intenta imitarlas. Es difícil a veces hacer lo que hacen los demás para el tímido, pero yendo poco a poco, el tímido aprenderá a base de práctica a tener unas habilidades sociales muy buenas, pasa lo que nos pasa cuando aprendemos a montar en bici o a conducir: que al principio nos sale todo muy mal y pensamos en abandonarlo… Pero poco a poco le vamos cogiendo el truco.

3. Aprende a empatizar con los demás mediante el habla y la conversación. Este suele ser un punto muerto en los tímidos y en los insociables, que se les suele dar muy mal las conversaciones. No te creas que para caerle bien a alguien tienes que estar todo el rato hablando. Aunque si te encuentras con una persona, y estás un par de minutos con ellas, sí es normal estar esos dos minutos enteros hablando; pero si tuvieses por ejemplo que estar con esa persona trabajando 8 horas al día, no sería lógico pasarse las 8 horas hablando con esa persona. Podemos seguir esta regla: cuanto más tiempo estamos con una persona, hablaremos menos tiempo proporcionalmente al tiempo total; y si estamos muy poco tiempo con una persona, prácticamente hablaremos, o el uno o el otro, el 100% del tiempo.

Como ayuda en este camino de pasar de tímido a sociable, aconsejamos nuestro e-book de Poco Sociable a Seductor

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo usar la creatividad para mejorar nuestra vida social (7)
  • Reflexiones sobre el éxito social y el fin de la fobia social (7)
  • Cómo aprender sociabilidad (6)
  • Teorías sobre la timidez (6)
  • Los tipos de personas que más gustan (6)
  • Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>