Cómo poner en forma el cuerpo y la mente

El ejercicio es fundamental en nuestra vida. No sólo nos ponemos en forma y terminamos por ser más atractivos a los ojos del sexo ajeno, sino que además, hacer algo de ejercicio es una de las mejores maneras de tener un cerebro sano. Pero nuestra sociedad no es precisamente un epítome de la virtud… y es normal que, o bien nos encontramos con hombres que se tiran medio día en el gimnasio machacándose; o bien, con hombres y mujeres que no muevan el culo en todo el día… Por eso, en este artículo, damos unas recomendaciones con el fin de tener un cuerpo sano, una mente sana, y además, cómo no, algunas recomendaciones sobe qué tipo de actividad física hará que terminemos con un tipo de cuerpo altamente atractivo para el sexo contrario

Ir al gimnasio

Los antiguos griegos nos legaron unos ideales estéticos referidos a la figura del cuerpo humano, que han terminado por tener una gran repercusión en nuestros cánones de belleza. El típico hombre “cachas”, que les salen los músculos hasta por debajo de la cabeza… que rompe todas las camisas a base de bíceps, y que tienen esa típica complexión, como con mucha espalda y poco culo… es en el fondo, heredero de esta concepción estética de los griegos. En Grecia no se llevaban los hombres flacos, eso era de pobres. En cambio, estar bien entrado en carnes, a ser posible, carnes moldeadas en músculo, era el prototipo ideal de belleza masculina

como poner en forma el cuerpo y la mentePero una cosa ya tenemos que advertir: los griegos eran un tanto misóginos, y no se les daban bien las mujeres… De hecho, la percepción de la belleza del cuerpo masculino de los griegos, es una percepción desde los ojos de hombres que contemplan los cuerpos de otros hombres. Vamos, que los antiguos griegos no les dejaron opinar a las mujeres cómo les gustaban los cuerpos de los hombres… Y claro, con tal falta de comunicación, los antiguos griegos tuvieron ese fatal equívoco de que, para gustar a una mujer, se tenían que estar medio día en el gimnasium…

Pero, si dejamos opinar a las mujeres, el 85 % de ellas nos dirán que les gustan los cuerpos de los hombres “o normales, o algo musculados”, pero nada de que nos salgan los músculos hasta debajo de los orejas… Primera lección para aprender a moldear nuestro cuerpo: olvídate de intentar tener un cuerpo como el de Schwarzenegger… por lo general, a las mujeres no les gustan los cuerpos de hombre tan “cachas”. Y segunda lección: olvídate de estar todo el día tumbado en el sofá, y terminar por criar un cuerpo fofo y sin forma… Y es que, a las mujeres tampoco les gusta un cuerpo como el de “E.T”… muy de moda entre esos hombres sin ningún tipo de actividad física…

Programa para ponernos en forma

Yo me mantengo con un buen físico dedicándole un máximo de 4 horas a la semana a hacer deporte. Incluso, esto a estado condicionado por el poco tiempo que he tenido a veces… con lo que aún podríamos bajar esas 4 horas… Pero 4 horas a la semana, está muy bien. No es cuestión de empezar con muchas ganas y dejarlo a las dos semanas… Mejor empezar con menos ganas, pero ser constante durante años. Dentro de unos años tu cuerpo te lo agradecerá… y las mujeres también te agradecerán que no hayas terminado con un cuerpo como el de E.T… De cualquier forma, nunca es tarde para empezar un entrenamiento sistemático de 4 horas a la semana.

Lo primero que tenemos que hacer, es asegurarnos de que no nos va a “petar la patata” si nos ponemos a correr 10 minutos después de haber estado muchos años sin mover un músculo… Por eso, si este es tu caso, es imprescindible un chequeo médico, con electrocardiograma incluido, que nos asegure de que no vamos a morir infartados a los 10 minutos de nuestro entrenamiento de 4 horas semanal… Y luego, pues dividiremos esas 4 horas  la semana en dos partes: 1. la parte en donde entrenamos nuestro cuerpo de cintura para arriba; 2. pues entrenamos nuestro cuerpo de cintura para abajo.

En cuanto a los ejercicios recomendados para entrenar nuestro torso y abdominales, están hacer 100 abdominales al día. Pero no empezaremos con100, empezaremos con 50, y cada día aumentaremos. Cuando lleguemos a 100, podemos seguir aumentando, pero también podemos mantener las 100, e ir aumentando la intensidad con la que la hacemos. Una buena mancuerna nos puede servir par poner nuestros brazos en forma. Los mismo, varias repeticiones, siempre aumentando. Y unas cuantas flexiones en el suelo viene bien para poner nuestros pectorales en su sitio.

Y los ejercicios recomendados para ponernos en forma de cintura para abajo, yo aconsejo sobre todo dos: correr, y bicicleta. Correr por ejemplo, 10 minutos cuatro veces a la semana (aunque parezca poco, es suficiente para ponernos en forma), por supuesto, cada vez podremos correr más rápido, siempre debemos de intentar ir lo más rápido posible, que cueste, que suframos un poquito. Y bici (o bien de montaña, o de carretera, mucho mejor que la estática…), sobre unos 40 minutos a toda la hostia (empezando por menos)… esto al principio cuesta muchísimo, pero con el tiempo, te acostumbras, y te encanta… Podemos con el tiempo subir a una hora. La bici es recomendable practicarla dos veces a la semana. Como se puede ver, no hace falta ni siquiera pisar el gimnasio para hacer estos ejercicios.. En casa tenemos todo lo necesario. Ya no hay excusas “yo no tengo tiempo para ir al gimnasio…” o “yo no tengo dinero…”.

Ejercicios para mujeres

A pesar de los tópicos, una mujer tiene más dificultades para mantenerse en forma. Es ideal el aeróbic, una tabla de ejercicios de unos 40 minutos, 3 veces por semana. Eso debería ser suficiente para que una mujer se mantenga en forma, siempre y cuando combine esto con una dieta equilibrada y adecuada. Pero si no es suficiente, se puede aumentar a 4 veces por semana.

Los beneficios mentales de estar en forma

Y es que, estar en forma tiene muchos más beneficios que el perjuicio de dedicarle un máximo de 4 horas a la semana a hacer ejercicio. No sólo nos volvemos físicamente más atractivos, si no que, nuestro cerebro genera una serie de sustancias que son antidepresivos naturales. De echo, un dato muy interesante es el de que los hombres y mujeres de pueblo son de media más felices que los de ciudad, y no caen en depresión. Y el secreto de la gente de pueblo para mantener su alma sana y feliz es precisamente ese: hacen “ejercicio”… Bueno, más bien abría que decir, que el sacrificado trabajo del campo, hace que sus cerebros generen endorfinas y otras sustancias, que los hace ser esos hombres campechanos y felices, siempre con una sonrisa en la boca… Y es que, yo no conozco mejor antidepresivo en el mundo, que estar unas cuantas horas regando las lechugas, escardando los pimientos, cosechando las patatas… No es extraño que los mini-huertos particulares empiezan a prosperar en las afueras de las grandes ciudades españolas. En ellos se cultiva lo más importante que podemos conseguir los hombres: salud mental y felicidad.

Con todo lo dicho, que nadie crea que es necesario estarse 4 horas todos los días en el gimnasio para estar en forma. Esto, si te gusta, pues adelante, pero ya digo, que a las mujeres no les encantan esos hombres con tanto músculo… Pero es que, tampoco les gustan los cuerpos de hombres flácidos… En un punto intermedio está la virtud: ese cuerpo algo musculado y macizo, pero a su vez con su correspondiente porcentaje de grasa, que moldea un tanto las bruscas formas de la musculatura masculina. Ese es el cuerpo que les encanta a las mujeres… Y ellas, pues deben de moldear lo máximo posible sus vertiginosas curvas, hasta que tengan ese voluptuoso cuerpo que puede hacer perder el sentido a más de un hombre…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • El deporte como forma de recuperar nuestra esencia masculina (6)
  • Las características del atractivo (5)
  • Tipos de belleza en los hombres y en las mujeres (5)
  • Mi terapia contra la depresión (5)
  • Lo que nos hace enamorar a los hombres y a las mujeres (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>