Cómo saber si somos compatibles con una posible pareja

Cuando estamos sin pareja y conocemos a chicos o chicas, siempre estamos pendientes sobre la posible visión de algún objetivo interesante para que ocupe ese hueco que está vacío en nuestro corazón y en nuestra alcoba. Por supuesto que lo primero que nos llama la atención es el físico, pero en no muchos segundos, al conocer, por ejemplo, a una chica, su personalidad empieza a impregnar todo su cuerpo como si la personalidad fuese un aura mágica que se extiende como un fino velo cubriendo la materia del cuerpo. De este modo, aunque es cierto que el físico es muy importante, la personalidad en seguida se hace con el control de lo físico, y es precisamente esa personalidad la que suele decidir de quién nos enamoramos, o quién nos gusta. La personalidad se refleja en un montón de aspectos. A grandes rasgos, la personalidad se revela en dos aspectos:

-El lenguaje no verbal: movimientos, forma de andar, forma de mirar, sonrisas, muecas con la cara,…

-El lenguaje verbal: básicamente la conversación, si es interesante, si es profunda, superficial, abúndate,…

Dicen que el lenguaje no verbal revela alrededor del 80% de la visión que tenemos de la personalidad de los otros. Por eso, yo en mi libro “de Poco Sociable a Seductor”, le di tanta importancia al  lenguaje no verbal a la hora de ser seductores. De cualquier forma, tanto el lenguaje verbal como en el lenguaje no verbal se refleja nuestra personalidad. Y como decimos, este es el principal aspecto, incluso por encima del físico, que hay que tener en cuenta a la hora de ver si ese chico o chica que hemos conocido, es compatible con nosotros para formar una pareja. En este artículo, cómo saber si somos compatibles con una posible pareja.

Criterios para buscar pareja

Cuando elegimos pareja solemos buscar ajustándonos a dos grandes criterios:

-Buscar parejas que tienen una personalidad parecida a nosotros.

-Buscar parejas que tienen una personalidad complementaria de la nuestra.

Si nos ajustamos al segundo criterio, si somos por ejemplo tranquilos, callados, relajados,… es muy común que tendamos a necesitar parejas extrovertidas, algo alocadas, un poco inquietas. Pero si nos ajustamos al primer criterio, tenderemos a buscar como posibles parejas a hombres o mujeres que son parecidos a nosotros, también tranquilos, callados y relajados.

Cómo saber si somos compatibles con una posible parejaEl criterio de los dos nombrados más común a la hora de buscar pareja, es el segundo: normalmente nos atraen esas personalidades que nos fascinan, y como nos fascina lo oculto, lo que no conocemos, pues tendemos a enamorarnos y a sentirnos atraídos por esas personas que nos complementan.

Antes yo mismo creía que para mí la pareja ideal era alguien (chica o travesti guapetón…) que fuese muy parecido a mi: tranquilo pero nervioso; educado pero guerrero; tímido pero apasionado; intelectual pero makarra a su vez,… Pero yo mismito me he dado cuenta de que las mujeres que son muy parecidas a mi no me enamoran: las que me enamoran son las que me complementan. No porque mi tipo de personalidad no sea interesante… que no dudo que los lectores creerán de media que soy excesivamente interesante (de hecho la personalidad de poeta cabreado es de las más atrayentes que existen…). Si no porque yo conozco muy bien esa forma de ser, y como yo conozco muy bien cómo es ser como yo… pues es más difícil que me atraigan las chicas que son como yo. Pero esto es más difícil de lo que parece, pues comúnmente me quedo enamoradito de esas mujeres de frente ancha, cabeza redondeada, ojos profundos y ese halo de timidez, misterio y pasión. O sea, como yo pero con tetas y más culo…

Vamos, que aunque de media nos enamoramos de personas que nos complementan, es posible caer en las garras de alguien que tiene nuestro mismo tipo de personalidad. A pesar de esto, es común que nos atraigan más esas personalidades que son distintas a nosotros, no porque sean mejores o peores, repetimos, si no porque simplemente es lo distinto, lo exótico, la novedad. Por supuesto, no todo lo exótico atrae: para mí Rosi de Palma es muy distinta a mí… pero no me atrae para nada. Quiero decir, que no todo lo que es distinto a nosotros nos atrae (por supuesto que le pidan responsabilidades a Almodóvar por hacer de Rosi de Palma la fea oficial de España…)

Medir la compatibilidad con nuestra pareja

Por tanto, la compatibilidad en una pareja se puede medirse atendiendo a estos dos factores:

-Podemos ser compatibles si tenemos una personalidad parecida

-Podemos ser compatibles si tenemos una personalidad complementaria.

Pero con que se cumplan estos dos factores no nos asegura la compatibilidad, como he ilustrado en el caso de yo y Rosi… Estos dos grandes criterios tienen cada uno su lado bueno y su lado malo a la hora de aplicar alguno de los dos a la hora de encontrar pareja:

-Si usamos el criterio de buscar a alguien con personalidad parecida a la nuestra, entonces al principio la relación puede que no sea tan pasional, pues ya conocemos ese tipo de personalidad que tiene nuestra pareja. Pero a cambio esta puede ser una relación muy duradera, y donde el buen rollo debido a que tenemos los mismos gustos y demás, se imponga por encima de la falta de misterio de la personalidad de nuestra pareja.

-Si usamos el criterio de buscar a alguien con personalidad complementaria, al principio puede crearse todo un mar de emociones debido a que estamos iniciando una relación con un hombre o mujer que es para nosotros todo un mundo por descubrir: es distinto-a a nosotros, pero a su vez nos complementamos bien, pues nosotros admiramos cómo es él-ella; y al revés, él-ella admira nuestra distinta y fascinante personalidad. Pero tiene lo malo que, con el tiempo, la diferencia de temperamento puede traer conflictos en la pareja, ya que tenemos gustos distintos, tenemos sensibilidades distintas,… y eso que es al principio positivo, puede terminar por ser negativo y una fuente constante de conflictos.

Conclusión sobre cómo saber si somos compatibles con una posible pareja

Como decíamos arriba, no somos necesariamente compatibles con alguien que sea parecido a nosotros; o con alguien que sea distinto a nosotros. Por ejemplo, yo soy pasional, pero no me enamoran las mujeres que son sosas y sin emociones. O sea, en este caso no atrae lo distinto. También soy tímido… en este caso, sí me puedo sentir atraído por chicas tímidas, siempre y cuando sean tímidas pasionales como yo. También soy muy activo, debido a mi hiperactividad a veces como hasta de pies (paseando con el plato en la mano…) y es que no me puedo estar quieto. Y no me atraen las mujeres que sí pueden estarse quietas, que son tranquilas, y poco activas, me ponen incluso nervioso la gente que puede tirarse horas delante de la tele sin hacer nada, sufro por ellos, porque pienso “Pero con las cosas que hay que hacer, ¿cómo aguantará ahí tirado delante de la tele sin hacer nada?”. En este caso, lo distinto no me atrae,… También me gusta pensar, soy intelectual,… pero no necesito ni por asomo una mujer a la vez intelectual (algo que no me molestaría tampoco); en cambio me encantan las mujeres que, aún sin ser intelectuales, son capaces de apreciar el intelecto ajeno. Además, yo soy introvertido, y aunque las mujeres introvertidas pasionales me atraen, también siento una gran pasión por las mujeres extrovertidas, simpáticas, que no tienen ningún miedo a la gente… En esta caso lo complementario me atrae un montón y caigo rendido ante los pies de las doncellas (es una forma de hablar…) extrovertidas y “echadas para adelante”. En definitiva: que nosotros mismos podemos hacer una serie de rasgos de personalidad nuestros, y decidir si en esos rasgos concretos, nos gustan parejas que coincidan en ellos; o en cambio preferimos que no coincidan y nos complementen.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo elegir pareja (6)
  • Qué buscamos cuando buscamos el amor (6)
  • Consejos para enamorar (5)
  • Cómo funciona el juego del emparejamiento (5)
  • Empezar una relación con alguien o no (5)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>