Cómo sugestionarse y auto-motivarse mediante la hipnosis

Por lo general en nosotros hay más capacidades de las que solemos aprovechar. Pero no es cuestión de caer en el ridículo que cae el libro “El Secreto”. Básicamente lo que nos dicen El Secreto de Rhonda Byrne es que, si tenemos un limón y queremos sacar zumo de él, lo estrujaremos hasta que de ese limón quede poco más que la cáscara. Y El gran “secreto”, valiosísimo… de Rhonda, consiste en decirnos que, debemos de creer que en esa cáscara de limón aún hay mucho limón. Sólo es cuestión de seguir estrujando la cáscara muy fuertemente, hasta que empecemos a ver cómo de una miserable cáscara de limón de un grosor poco superior al papel, empieza a manar un chorro enorme de zumo, allí en donde creíamos que no había nada… Es cuestión de “creer” y pensar fuertemente que hay más limón en esa cáscara ya finísima, así atraeremos el limón a nuestra vida (“lo semejante atrae a lo semejante”, una mamonada de escándalo…) Yo le aconsejo a Rhonda Byrne que se compre otra bolsa de limones… cosa que no tendrá dificultades, si tenemos en cuenta que su cuenta corriente ha sido engordada brutalmente por el dinero de los ingenuos… Pero sí que podemos exprimir a fondo el limón de nuestras capacidades físicas y mentales mediante la sugestión y mediante la auto motivación a través de la hipnosis. La hipnosis no es un método mágico, exotérico,… ni demás material de estafadores. Los budistas y los hindúes (religiones menos dadas a la estafa que las cristianas) han usado el método de la hipnosis para causarse estados de sugestión desde hace muchos siglos. Buda es famoso, entre otras cosas, por el dominio que llegó a tener de estas técnicas. Podía llegar a alcanzar un estado de meditación profunda tal, que se cuentan que un día fue incapaz de percibir un tifón que había recorrido la zona en donde estaba Buda. Estaba concentrado, ensimismado, estaba practicando para poder llegar a tener un control total de su mente. En este artículo, cómo sugestionarse y auto-motivarse mediante la hipnosis.

Verdad y mentira en la hipnosis

Lo primero de todo: con hipnosis no nos referimos a esos antiguos programas de la tele en donde, un estafador hacía que sacaba de entre el público a un hombre supuestamente elegido al azar, y lo terminaba por convencer con técnicas casi mágicas de que era una gallina. Estos programas estaban preparados, era todo puro teatro. Con la hipnosis me refiero a la inducción o auto-inducción de ciertos estados de conciencia, de ciertas sugestiones que son introducidas en el centro mismo de nuestra consciencia.

Si nos damos cuenta, nuestro estado de ánimo va fluctuando: unos días creemos que nos vamos a comer el mundo; y al siguiente, creemos que nosotros mismos vamos a ser comidos por el mundo… De alguna manera, estos cambios no se deben normalmente a cuestiones materiales del mundo externo: si no al simple funcionamiento interno de nuestro cerebro. A veces ciertas sustancias, como la serotonina, la oxitocina,… están más o menos presentes en nuestro cerebro, lo que hace que nuestro estado de ánimo fluctúe de forma considerable, sin necesidad de que esas fluctuaciones en nuestro estado de ánimo sean producidas por factores externos.

cómo sugestionarse y auto motivarse mediante la hipnosisY precisamente, con lo de hipnosis y sugestión nos referimos a controlar con nuestra mente, con nuestros pensamientos, ciertas reacciones fisiológicas en el interior de nuestro cerebro, que a su vez hacen que nuestro estado de ánimo pueda cambiar de forma considerable.

Como vemos, no hay nada mágico en todo esto. Tampoco tiene que ver con la doctrina de El Secreto, que entraría de lleno en lo mágico, por ser manifiestamente irracional. Simplemente, nos sugestionamos a nosotros mismos (también puede ser con ayuda de alguien); esa sugestión hace que nuestro estado de ánimo sea distinto (por ejemplo, seamos más felices); ese estado de ánimo más propicio hace que nuestra actuación en la vida diaria sea más óptima y adecuada; y esa actuación más adecuada en nuestra vida diaria, hace que nuestro cerebro, a su vez, cambie a un estado aún más positivo. Este es un círculo muy importante: una persona que crezca en un entorno negativo, lleno de agresividad… tenderá a “atraer” la agresividad a su vida, por que este círculo se hace cada vez más grande; y al revés: buenos ambientes en donde crecemos, harán que nuestra vida sea seguramente más plena, más feliz, más adecuada. Creo que queda claro la diferencia de esto tanto con la hipnosis de la gallina como con el libro escrito por una gallina: El Secreto.

Para qué usamos la auto-hipnosis y la sugestión.

Yo he usado la hipnosis para combatir mi depresión. En su día (hace un año o menos…) la usé para combatir mi timidez y mi fobia social. La hipnosis puede tener tantos usos como situaciones en las que requeriríamos un empujoncito psicológico (perder el miedo a los exámenes; superar la fobia a las cucarachas; perder el miedo a hablar en público; superar la depresión; superar la timidez; perder el miedo a entrar a las chicas en la discoteca…; incluso la podemos usar para aumentar nuestra creatividad, por ejemplo, si queremos escribir un cuento para presentarlo a un concurso, con la hipnosis nos podemos sugestionar hasta que casi entremos de lleno en ese cuento. Así nos quedará un relato muy verosímil y con mucha fuerza…)

Los hindúes y budistas usan la hipnosis para alcanzar un estado de control mental máximo, llegando a tener un dominio completo de sus mentes. Conseguir esto, puede llegar a aumentar nuestra felicidad en la vida de forma considerable.

Cómo practicar la hipnosis y la auto-sugestión

Todos conocemos esa típica posición que adoptan los budistas para meditar (creo que se llama la posición de loto, o algo así…). Nosotros por lo general, no somos budistas… y creo que podemos adaptar un tanto las posiciones y las formas en que practicamos la hipnosis a nuestra cultura (entre otras cosa, porque tienen valor estético, y a nosotros, a veces, las posturas que adoptan los hindúes, budistas, se nos harían un tanto inestéticas). Hay muchas situaciones y muchos lugares en donde podríamos practicar la hipnosis y la autosugestión. (son famosos los meditadores hindúes y budistas, que se iba a veces a lugares especiales para practicar la meditación, como bosques, montañas inaccesibles…) Propondremos en otro artículo una forma de practicar la hipnosis y la auto-sugestión. Los lugares en los que podemos practicar esto, son muchos: pero es conveniente tener siempre una rutina mental, como una forma de que nuestra auto-hipnosis sea lo más efectiva posible.

Continúa en Cómo practicar la hipnosis y la auto-sugestión

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo practicar la hipnosis y la auto-sugestión (6)
  • Cosas que nos hacen sentir bien (5)
  • La depresión como enfermedad que impide disfrutar de la vida (4)
  • Como sustituir los malos hábitos por buenos hábitos (4)
  • Datos interesantes sobre la mente humana (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>