Cómo superar la timidez

La timidez es un rasgo de la personalidad de determinados hombres y mujeres que puede fastidiar a esos hombres y mujeres tan determinados completamente su vida. Según venía de otra entrevista de trabajo… oí a dos mujeres comentar sobre la timidez: “los retraídos lo tienen mucho más difícil”. Espero que nadie crea que soy el espía oficial de Salamanca-Valladolid-Madrid… pero es que yo me fijo en todo… Estas dos mujeres ven perfectamente que la vida de los tímidos y de las personas “retraídas” es más difícil que la vida de las personas normales. Entre otras cosas, la timidez te puede hacer del proceso de búsqueda de pareja algo difícil de concluir con éxito. Por lo general, la gente no versada en comportamiento humano comenta tales y cuales cosas, sobre lo que les interesa. A veces, hablan de la timidez… y suelen generalizar mucho. Por lo general los consejos de una persona que o bien no ha estudiado psicología, o algo por el estilo… o bien no disponen de cierto temperamento y cierto carácter especialmente adecuado para tratar de temas del alma humana, no merecen la pena. Por eso, mis amados tímidos, seguir leyendo… En este artículo, cómo superar la timidez.

Cuando superemos la timidez

La timidez como decimos es un rasgo de personalidad que presenta cierta sintomatología común a todos los tímidos: nerviosismo en situaciones de exposición social; incapacidad para afrontar ciertas actuaciones sociales sin ser un manojo de nervios; incapacidad para tener relaciones sociales con los demás de igual a igual… Y todo esto, hace que la vida social del tímido se vuelva muy complicada. Por eso, los tímidos, a veces suelen preferir renunciar a su vida social, y encerrarse un poco en su mundo. Este mundo individual sobre todo está compuesto por videojuegos, por la informática, por Internet, por comics, por quizás la literatura, filosofía, ciencia,… Por lo general el tímido se termina creando un mundo artificial e individual… pero muy rico, muy sugerente.

cómo superar la timidezDe echo, los que fuimos tímidos, y nos creemos por supuesto este mundo tan sugerente, cuando superemos la timidez y salimos al mundo exterior, nos sorprendió ese mundo exterior, y nos sorprendió por una cosa buena y por una cosa mala.

–Cosa buena: el mundo exterior está lleno de gente, está lleno de chicas, está lleno de discotecas en donde ponen tekno… lleno de amigos, de posibles candidatas a novias… todo eso es excitante, y algo nuevo en la vida del tímido, su gran deseo echo realidad.

–Cosa mala: el mundo exterior es menos sugerente de lo que se creía el tímido. La gente de ahí fuera por lo general muchas veces no tiene la cabeza amueblada con nada (y esto lo digo por gente que no son mis amigos… mis amigos son muy listos…, yo se bien a quienes me refiero, pero es difícil de decir). Eso causa cierta decepción en el tímido… al fin y al cabo, el mundo individual que se creó el tímido, era muy sugerente, muy intelectual… y eso es muy sexy… El descubrir una sociedad tan poco profunda como la que nos rodea suele ser una decepción para el tímido (y causa de frustraciones para todos, pues tener algo en la cabeza, expande nuestro mundo)

Distintos tipos de timidez

Como decíamos, la timidez presenta una “sintomatología” entre todos los afectados similar. Pero aun así, hay varios distintos tipos de tímidos. Y es que, la timidez no indica demasiado sobre como somos como personas… Quizás nos indique que tenemos cierta predisposición a ser sensibles en encuentros sociales… pero siendo tímidos podemos ser más listos o menos listos; más guapos o menos guapos; más tontos o menos tontos; más dominantes o menos dominantes… Vamos, que los tímidos y los fóbicos sociales no son NI PEORES NI MEJORES que el resto de la población. Simplemente hay una gran cantidad de casos distintos, hasta llegar a casos extremos, como el de timidez asociado a la superdotación intelectual… Con todo, podemos ver que ser más tímido o menos tímido no indica que seamos mejores o peores como personas. Pero lo que es seguro, es que necesitamos librarnos al fin de esa timidez para poder disfrutar de la vida en toda su plenitud.

Cómo superar la timidez

Lo cierto es que lo primero que tuve que hacer yo para superar mi timidez, fue librarme un tanto de mi entorno social habitual. Y lo cierto, es que poder volver a empezar una vida social con gente que no te conocía de antes, que no tenía prejuicios sobre ti… es algo maravilloso. De echo, a la gente nueva que he conocido desde que superé mi timidez, no soy capaz de convencerla que un día yo fui tímido: me ven hablando con grupos de chicas de hasta casi 10; no me corto demasiado; soy un grosero, siempre estoy hablando de partes del cuerpo delicadas… ven que no tengo problemas en hablar con gente desconocida, y que cuando lo hago, suelo ser muy bien recibido…

Pero la gente vieja… ellos no se podrían creer que ahora halla llegado a ser una persona popular y alocada… y es que, nos pesa demasiado lo que los demás piensen de nosotros, hasta el punto de que, aunque eso que piensan no sea verdad, nosotros nos lo terminamos creyendo.

Y a día de hoy… me sigue pasando lo mismo: soy increíblemente sociable con la gente que conozco desde hace poco; pero me corto, me pesa demasiado el peso de mi anterior yo, con la gente que conozco de siempre. Pero desde luego, hasta en este segundo punto las cosas empiezan a cambiar… la actitud alocada de la que hago gala las escasas veces que salgo de fiesta por mi zona de siempre.. indican que esto con el tiempo, también cambia.

Por eso, primer paso para superar la timidez, buscar nuevos sitios, con nueva gente, en donde podamos practicar nuestra sociabilidad.

Y después, como se suele decir, la práctica hace al maestro. Dejar de ser tímido es el primer paso de empezar a ser sociable. Y para dejar de ser tímido, nada mejor que la exposición. Haz cosas alocadas, entra a las tías, haz el gilipollas en público, vete poniéndote retos, al principio leves, como ir sólo a tomar un café a un bar; y luego más hard, como entrar a grupos de decenas de personas e intentar venderle tus zapatos (como hice yo una vez que me tenía una castaña considerable…)

Así, con estas acciones progresivamente alocadas, conseguimos desensibilizarnos de lo que los demás piensen de nosotros. Pero aun así, superar la timidez sólo es la primera parte del ser social. Ser social es una habilidad compuesta por muchas otras partes: aprender a conversar, aprender a ligar; incluso aprender a vestir… Una guía perfecta para hacer de nosotros la persona más sociable y seductora posible, es nuestro libro, De poco sociable a seductor en dos meses. Libro en donde recopilo mi increíble transformación (aún no concluida, yo mismo sigo practicando los 25 ejercicios de mi libro), desde la persona más fóbica y tímida de mi pueblo; a uno de los mayores cabrones de la comarca…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Las claves para ser una persona popular y verdaderamente seductora (5)
  • Diferencias de carácter (5)
  • No tengas vergüenza (5)
  • Personalidades de hombres y mujeres (5)
  • Cómo aprender sociabilidad (4)
  • Comments

    • Félix dice:

      Es difícil dejar de actuar como lo has echo siempre. Creo que esa es la parte complicada para dejar de ser tímiod. Pero hay que e3charle valor, porque la timidez te destroza la vida.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>