Cómo superar los complejos y ser feliz

Nadie es perfecto. Todos tenemos fallos. Simplemente, es cuestión de reinterpretar nuestros “fallos”, nuestros aparentes defectos. Y es que, un escaso porcentaje de hombres y mujeres dicen estar satisfechos o muy satisfechos con su físico y con sus cualidades psíquicas. Los demás, notan que tienen algún defecto, o bien de índole física, o de índole psíquica, que los impide ser feliz. Entre estos “defectos” más comunes, entre las quejas más comunes de la gente sobre su físico y su carácter, están cosas como ser demasiado gordo, ser demasiado flaco, ser demasiado alto, ser demasiado bajo, tener poco pelo, tener un rostro poco agraciado, tener un carácter difícil y desagradable,… Pero en el fondo, si nos damos cuenta, cuando nos enamoramos, a veces incluso nos enamoramos también de esos supuestos defectos de la persona: por ejemplo, yo he descubierto que me gustan las mujeres que usan gafas… no sé por qué, pero una mujer que usa gafas me resulta más atractiva que una que no las usa… Y por supuesto, antes de que se inventasen las lentillas… para muchos hombres y mujeres era todo un trauma, todo un gran defecto el tener que usar gafas. En este artículo, enseñamos a superar los complejos por medio de la psicología cognitiva.

La psicología cognitiva y el “pensamiento” positivo

Estoy leyéndome el libro “El Secreto” para analizarlo en profundidad en un posterior artículo. Ya había hablado de él, pero no lo había leído. Y es que, a una persona inteligente, no necesita haber leído un libro para juzgarlo: el contexto ya nos da claves. Y el contesto del libro El Secreto, es en buena parte el de las familias de clase media-alta del mundo anglosajón. Con todo, este es el contexto típico del neoconservadurismo, del chupapelotisimo, y de la hipocresía más extrema que nos podamos imaginar.

Y lo cierto es que el libro es descorazonador. Es mucho peor de lo que yo creía. Yo creía que al menos tendría algún tipo de mérito literario… pero carece de ningún tipo de mérito más que el económico… Y es que, cuando leo ese libro, tengo la sensación de que estoy leyendo algo que ha escrito un niño de 3 años, y un niño que no anda sobrado de luces… Por no decir, que ha veces parece que lo ha escrito un chimpancé. Y es que, constantemente repite la misma idea, una y otra vez, como en las sectas: lo positivo atrae a lo positivo, por tanto, si pensamos que tendremos, por ejemplo, muchas riquezas, las riquezas serán atraídas a nuestra vida… Por lo demás, es el peor libro que he leído (no lo he terminado) en mi vida, carente por completo de ningún tipo de mérito filosófico, literario, o de otro tipo.

Y todo esto viene al caso, porque es cierto que es muy importante el optimismo, el tener confianza tanto en nosotros mismos como en el futuro. Pero para moldear y sacar a flote esta confianza, no necesitamos las alucinaciones de Rhonda Byrne. Una disciplina surgida de la psicología del siglo XX, denominada psicología cognitiva, nos va a hacer un servicio mucho más productivo a la hora de cultivar nuestro optimismo que ese manual para sectas que es “El Secreto”.

Por lo demás, ya analizaré en profundidad por segunda vez el libro de “El Secreto” en otro artículo. Pero uno realmente cuando lee algo así, y cuando se entera de que millones de personas en el planeta se han tragado similar mamarrachada, uno cree que el futuro de la humanidad terminará, como ya temió Hegel, “empantanado”. Leyendo ese libro, de verdad tengo una sensación de que la humanidad terminará siendo aniquilada por culpa de su propia estupidez y de su propia mediocridad… Por supuesto, la ley de la Evolución habrá hablado, y los hombres habrán sido elegidos para su aniquilación.

Aprender a querernos y a ver las cosas como son con la psicología cognitiva

Lo positivo: la psicología cognitiva sí funciona, entre otras cosas, porque continúa la absolutamente perfecta tradición del pensamiento, de la ciencia y de la filosofía occidental (tradición a la que es casi por completo ajena el libro de “El Secreto”, aunque mencione a Platón y a Einstein… para escándalo de los historiadores de la filosofía y de la ciencia…) Por ejemplo, cuando vamos a terapia con el psicólogo cognitivo, este nos podría preguntar cual es ese defecto que se supone que tenemos, que nos impide ser feliz. Todos creo que hemos pasado por esas etapas en donde algún detalle de nuestro físico o de nuestro carácter no nos dejaba ser feliz… O nos sentíamos feos, o nos sentíamos tontos, o nos sentíamos poco listos, incluso puede que nos sintiésemos muy listos, y esto ya nos hacía parecer raro ante los ojos de los demás…

Yo mismo he tenido complejos por ser muy bajo; luego crecí y tuve complejos por ser muy alto; tuve complejos por ser muy flaco y débil, luego me puse como una mula y tuve complejos por ser muy fuerte; era el último de la clase y tuve complejos por ser muy tonto; me puse a estudiar, y llegué a tener las mejores notas de toda la comarca y me entró complejo por ser muy listo…

Y lo primero que nos preguntaría el psicólogo cognitivo, es eso: cual es nuestro complejo. Pongamos como ejemplo, que tenemos el complejo de que tenemos la cara desfigurada por el acné. A partir de ahí, empezará la terapia cognitiva, que consiste en buena parte en un diálogo y en un intercambio de razonamientos entre el psicólogo y el paciente. El psicólogo intentara convencer al paciente que, en este caso, el tener la cara un tanto desfigurada por el acné no es tan importante como nosotros creemos: es como en Matrix, vivimos en un mundo falso, en esta caso, vivimos en un mundo falso donde creemos que es fundamental para ser guapo, o para ser interesante, el no tener la cara desfigurada por el acné… Y el psicólogos, a base de razonar, a base de dialogar con nosotros y hacernos ver los errores de cognición (de ahí el nombre de la “psicología cognitiva”) que tenemos, nos intentará traer al mundo real, al mundo en donde resulta evidente que para ser hasta guapo, no hace falta tener la cara perfecta y sin ninguna marca.

cómo superar los complejos y ser felizY nosotros, si no nos podemos pagar un psicólogo, podemos ser nuestros propios terapeutas. Coge ese problema que tengas que te resulta agobiante, y a partir de ahí, empieza a pensar, empieza a intentar convencerte a ti mismo que es problema es mucho menos grave de lo que te parece.  Por ejemplo, una persona que haya llegado a los 50 virgen… y que se hunda de un día a otro, porque crea algo así como que ha desperdiciado la vida, que ya se le ha pasado el arroz, y que ya no podrá amar nunca a ninguna mujer. En este caso, este virgen de 50… debería empezar a razonar, pensar durante un tiempo (por ejemplo, una hora al día) en que está viendo las cosas de forma distinta a como son las cosas en realidad. Y debería pensar que, aunque tenga 50 años, está aún a tiempo de descubrir el amor: aunque ya no pueda ligar con chicas de 20, puede ligar con chicas de 40 o de 50, y tiene tiempo por delante para descubrir el amor, y para hartarse a amar en general. Por tanto, sería cuestión de abandonar el error, y traernos con nuestro propio pensamiento, a base de razonar, de vuelta al mundo real, al mundo en donde tener un defecto, grave o no, no es motivo suficiente, no es motivo que nos prive de que podamos ser felices.

Es fundamental para tener una buena saluda mental, y para poder alcanzar la felicidad, que nosotros aprendamos a ser un poco nuestros propios psicólogos cognitivos, que aprendamos a ser optimistas sin caer en las alucinaciones del libro “El Secreto, que aprendamos a controlar y a organizar nuestro mundo con el pensamiento. Y para todo esto, es fundamental que nos importe muy poco lo que piensen los demás: si por ejemplo, los demás piensan que es un gran drama llegar virgen a los 50, los demás por lo general, no están sobrados para ir por ahí criticando a nadie… Al fin  y al cabo, en una sociedad en donde un libro como “El Secreto” tiene tanto éxito, no es esta una señal de que la gente ande sobrada.

Ser optimistas sin alucinar, aprender a aceptarnos como somos, aprender a que somos perfectos aunque tengamos fallos, aprender a que no nos importe lo que los demás tengan que opina de nosotros (porque en este país, la gente no se mete en política: a cambio, se mete en la vida de los demás…), es fundamental para poder alcanzar la felicidad. Y el pensamiento positivo surge sólo, no hay que alucinar, no hay que repetir una eterna consigna durante años, al modo de las sectas… Simplemente se trata de controla nuestra vida con nuestro pensamiento; y evitar que los líderes de secta y aprendices de brujos… nos controlen nuestro pensamiento primero, y nuestra cuenta corriente después, con repetitivas consignas de sectas.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Tres verdades y mentiras sobre nuestra psicología (4)
  • Terapia cognitiva para ser felices (4)
  • Cómo salir de la depresión (vídeo) (4)
  • Pensar positivamente para ser felices (4)
  • Cómo hacer terapia cognitiva para superar la depresión (4)
  • Comments

    • Javier dice:

      Me da la impresión que no has entendido nada de la filosofía de este libro.
      Lo tomas de forma literal, como un niño que no entiende las metáforas.

      • Erik360 dice:

        ¿Que no he entendido nada de el libro “El Secreto”? Soy licenciado en filosofía, poeta aficionado, escritor de novela clásica, sé lo que es una metáfora, y sé lo que es un libro de nivel de parbulario. Y el Secreto es un libro de nivel de parbulario, de un nivel intelectual bajísimo, no he leído un libro tan básico en mi vida, no puedo creer que un libro tan sencillo de apenas 40.000 palabras, pueda ser visto por alguien como una proeza. dime tú Javier que sabes tanto de metáforas y de pensamiento simbólico: ¿has leído a Nietzsche, has leído a Newton, has leído a Víctor Hugo, has leído a Lovecraft, has leído a Parménides, has leído a Einstein? Esos sí son autores para mentes adultas, eso sí son autores que traen grandes cambios, y ninguno de esos cambios es un cambio mágico como los que promete de forma falsa el libro El Secreto, por que la magia no existe, existe la ciencia, eso es lo que hace que estemos vivos, eso es lo que nos hace felices y nos trae lo más parecido a la magia que existe. Si no estás de acuerdo con mis argumentos, que están basados en miles de grandes autores que yo antes he estudiado (podría también haberme leído un libro exotérico en un par de días y creerme un redentor de una nueva humanidad, en plan el New Age y las sectas de la autoayuda y la medicina alternativa), pues podrías argumentar más y no meter morralla en mi blog con apenas argumentos y obligarme a escribir estas (breves) líneas para insistir sobre este tema fundamental si queremos que la humanidad deje de ser un ser pueril e ingenuo que cree que el mundo está controlado por fuerzas sobrenaturales. Si quieres volver a contestar, por favor, antes de nada dinos algún mérito académico o de algún tipo, sin contar cursos de reiki, cursos de meditación trascendental… algo oficial, a ver cuan méritos tienes. Se puede argumentar, pero siguiendo un protocolo, no vale tirar la piedra y esconder la mano, no vale protestar con una pataleta infantil y obligarme a perder el tiempo contándote cuando no contesto ahora mismo a nadie que dice cosas más interesantes en mi blog, por que no tengo tiempo (de momento).

    • Javier dice:

      Igualmente sobre lo de virgen a los 50, no tienes idea remota de nada.
      disculpa si mis afirmaciones son demasiado tajantes. Al observar errores de bulto superan mi paciencia, debo rectificar.

      • Erik360 dice:

        Tienes poquísima paciencia, has leído un artículo, escrito cinco líneas contadas y se te ha agotado toda. No me extraña que seas admirador de el libro El Secreto, que promueve soluciones mágicas para la vida humana, para así ahorrarse el grandísmo tiempo que por ejemplo, le costó a Newton (buena parte de su vida) formular su nueva concepción de la gravitación universal.

    • HOLA SOY MONICA DESEARIA QUE ME DIERAN UN CONSEJO PARA PODER SUPERAR MI ETERNO COMPLEJO YO TENGO 48 AñOS Y A LOS 18 TUVE UN FUERTE EPISODIO DE ACNE EN LA CARA Y ME HAN QUEDADO BASTANTES SECUELAS, YO PIENSO QUE ME HA CONDICIONADO TODA LA VIDA, SIEMPRE CON TIMIDEZ HACIA LOS DEMAS NO PUDIENDO DESARROLLARME EN OPTIMAS Y EN IGUALES CONDICIONES COMO OTRA MUJER QUE NO HAYA PADECIDO ESTA ENFERMEDA, SIEMPRE SINTIENDOME MENOS QUE CUALQUIER MUJER ES ASI QUE YO AHELABA CASARME Y DE ECHO NO LO PUDE HACER PORQUE ME VEIA FEA COMO DESAUCIADA , Y NO PUDE TAMPOCO ENCARAR LA VIDA DE OTRA MANERA,Y HASTA EL DIA DE HOY LO PADEZCO. ME ENCANTARIA SI MEPUDIERASN ACONSEJAR DESDE YA MIL GRACIAS !!!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>