Cómo tener carisma

El carisma es uno de los rasgos de personalidad más deseados. Tener una personalidad carismática puede abrirnos muchas puertas, tanto en el ámbito amoroso como en el laboral. En un principio parece que el carisma es una propiedad del alma humana innata: o nacemos con él o no. Pero agraciadamente, se ha demostrado que el carisma, lejos de ser una virtud genética que heredan algunos agraciados, se puede cultivar.

 Los diez pasos que llevarán tu personalidad a su máxima expresión

tener carisma

1. Se amable. Intenta facilitar a los demás tu ayuda si ves que la necesitan, independientemente de si te la piden o no. Esto puede parecer un perjuicio hacia nosotros, pues si ayudamos a los demás nos quitamos tiempo para nosotros. Pero lejos de ser así, podemos estar seguros de que la amabilidad se compensa ampliamente: quien se molesta en sembrar unas miserables semillas, terminará por cosechar un enorme maizal.

2. Cuida tu imagen. Es importante que le prestes la debida atención a tu atuendo personal, además de mantener una higiene adecuada. Con esto conseguirás que los demás al verte se percaten sin dudar del gran aprecio que te tienes a ti mismo. No hay más que fijarse en la impresión que te causan esas personas que están perfectamente vestidas y acicaladas, con el pelo cuidado, con el perfume adecuado, con ropa con estilo…

3. Se comprensivo con los demás. Esta es la regla de oro del carisma. Amamos a la gente que se limita a comprender nuestros actos y nos intenta ayudar a partir de ahí. Alguien que se dedicase a condenar nuestra acciones sin comprender nuestros motivos más profundos para realizarlas, nos causa siempre un fuerte rechazo. En un blog de seducción verdaderamente muy malo leí un artículo en donde se condenaba las acciones de los suicidas, porque causaban gran dolor a las familias. No hay que hacer esto NUNCA Hay que comprender no decir “no te mueras por el único motivo de que tu familia sufre” Habría que decirle “tienes que vivir porque te lo mereces, porque te queremos entre nosotros… ¡lucha! Tu familia te quiere, porque eres muy bueno…”

4. Esto es muy difícil de comprender: si eres muy introvertido causas rechazo, muchos lo sabemos… Pero si te pasas de extrovertido, puedes caer en el “carisma friki”… Esto es fácil de explicar, no tienes que buscar en tu memoria a alguien que tiene un temperamento peculiar, pero que tiene a su vez fama de ser algo idiota… De alguna manera, con el carisma friki me refiero a esas personas que tienen algún tipo de tara psicológica, pero aun así su aparición causa celebración, como diciendo “haber qué hace el tonto, nos divierte…” Por tanto, hay que buscar nuestro toque ideal: ni demasiado tímido ni demasiado extrovertido.

5. Crea un estilo propio: una forma de moverte, una música preferida, una afición seductora, una profesión en donde eres un especialista (puede ser cualquiera, pero si eres, por ejemplo, camarero, no seas un camarero de esos que ponen aburridos cafés, se un camarero como los que salen en las películas de Hollywood, que hacen cócteles que nadie conoce, y malabarismos imposibles con las botellas…) una forma de saludar a los demás al reencontraros, una visión del mundo peculiar (esto normalmente degenera en ideologías baratas y excluyentes… que tu forma de ver el mundo sea abierta y cosmopolita) un bar preferido a donde vas a consolarte cuando tienes esos malos momentos…

6. Desarrolla el sentido del humor y aprende a realizar buenas conversaciones. Otra vez pasa lo que antes: si haces muchas coñas, puedes caer en el carisma friki, pero si haces pocas, parecerás aburrido. Las bromas, de calidad y en el momento oportuno, no te tomes la vida ni de guasa absoluta, ni como si fuese un velatorio. Y respecto a lo de aprender a conversar, es ideal temer una buena cultura general para que así nuestras conversaciones sean intensas e interesantes, además de poder entender a nuestros interlocutores. Te transforma, un poco de esfuerzo intelectual, hará de ti una persona nueva, más seductora. Todo lo demás, es cuestión de práctica (ensayo-error-rectificación-volver al ensayo) ¡Ah…! Y muy importante, aprende más a escuchar que a hablar. Es todo un arte: el arte de guiar las conversaciones dejando hablar más al otro que a ti mismo. Si una mujer se siente feliz hablando contigo, ya te has ganado su alma.

7. Salvo momentos en donde es oportuno cogerse un buen cabreo, hay que estar SIEMPRE de buen humor. Ya lo dice el refrán: “al mal tiempo buena cara” Las personas que son tan encantadoras que hasta en los malos momentos son capaces de tener una actitud amable, son los reyes del carisma. No hagas lo que ciertas personas que conozco, que sí, cuando están de fiesta son un encanto, todo el mundo los quiere de lo divertido que son; pero de puertas de casa hacia dentro, son personas insoportables de convivir con ellos: dejan todo desordenado, se tumban en  el sofá como si fuese su dormitorio, cabreándose si pasas por allí y los despiertas de su siesta; cuando entran en el lavabo lo dejan todo hecho un asco; siempre quieren tener razón o el mando de la tele…

8. Ten una actitud negociante en los conflictos. Esto es de gran importancia. La mayoría de la gente, cuando hay un conflicto, siempre cree tener razón, no le importa nada que no sea objetiva, ellos siempre tienen razón, no sé como lo hacen… Si has cometido un error, asúmelo cuanto antes y pide perdón por ello. Se debe intentar adoptar una posición neutral en las disputas, siempre con gran delicadeza.

9. Ten una actitud misteriosa. Esto no significa comprarse una capa negra, levantarse a las 12 de la noche y pasear por bosques tenebrosos… Si eres demasiado misterioso, te vuelves oscuro, pero si todo en tu vida es cristalino como el agua, parece que los demás ya conocen todos tus secretos, desapareciendo por tanto, ese romanticismo de lo oculto. Ambos extremos son negativos. Lo ideal es intentar desvelar lo más lentamente posible todas tus características y habilidades, de esta forma, la gente te querrá ir leyendo poco a poco como una buena novela de intriga.

10. Resalta las virtudes ajenas y disimula las propias. Esto ya es algo bastante claro de por sí, pues no hay más que ver la mala imagen que tenemos de esas personas que están, según su punto de vista, llenas de virtudes, contrastando para colmo con los numerosos defectos que paree que tenemos los que no somos ellos…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo ser una persona carismática (4)
  • Aprender a tratar con hombres y mujeres (3)
  • Cómo ser y parecer interesante y seductor ante los demás (3)
  • Introvertidos y extrovertidos (3)
  • Aprender a tratar con los demás (3)
  • Comments

    • Muy buenos los comentarios, especialmente los que hacen referencia al sentido del humor y a comprender, agradar, y en general interesar a la otra persona. Esos son los principales argumentos para hacerse de carisma.

      Os dejo aquí un artículo que complementa a este, dando otra serie de tips para desarrollar comportamientos habituales de personas carismáticas.

      Muchas gracias por el post.

    • Serás bienvenido, no lo dudes.

      Por cierto, tu blog tiene artículos interesantes sobre seducción, es muy recomendable, me lo apunto para cuando vaya a profundizar un poco en el tema.

      Un saludo.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>