Cómo tener una vida espiritual plena

Cómo tener una vida espiritual plenaHoy estoy agotado, quemado por el sol… Se que estoy cerca de conseguir ese maldito trabajo… pero yo no busco dinero, busco salud, salud mental. Muchas veces recuerdo luchas del pasado, recuerdo que combatí a gigantes que parecían que podían acabar con todo… Pero no pudieron conmigo. Por eso creo que soy un tío duro, alguien difícil de vencer… Y eso me anima seguir avanzando por el inframundo, hasta la luz del final. La espiritualidad es un tema polémico, especialmente debido a que mucha gente hace negocio con ella, la usa para justificar regímenes, para atontar a la gente, o para tener influencia. El arte comúnmente nos transmite un tipo de espiritualidad un tanto exento del lado oscuro del mundo de la espiritualidad, de las religiones, de las sectas… Pero sólo aparentemente. El arte también puede ser usado para manipular, para engañar, para atontar… Todos los artes menos uno: el arte de la palabra. Escribir, leer, es pensar. Uno puede pintar cuadros, puede escribir música, puede disfrutar de la visión de catedrales, puede realizar unos moldeados en arcilla… pero puede hacer todo esto sin pensar. Y uno haciendo todo eso, se puede engañar a sí mismo: “yo estoy pintando una bandera nazi muy hermosa. Cuanto me gusta mi bandera nazi… Demuestra con mucho la superioridad de la raza aria. Al fin y al cabo, nosotros inventamos el coma etílico por ingestión de cerveza…” El arte puede ser también un instrumento terriblemente manipulador y manipulado. Todos los artes menos el arte de la palabra, leer, escribir, pensar. Aunque por supuesto, también podemos pensar la música, la escultura, la pintura… pero pensar es ya usar palabras… De esto se dio cuenta perfectamente Friedrich Nietzsche, cuando rompió su relación polémica con ese degenerado de Wagner, acusando a la música de atontar, de no dejar pensar a la gente, de engañar y de no poder hacer avanzar a la humanidad a cotas de espiritualidad superiores. Beethoven llegó a decir eso de “no es necesaria la filosofía habiendo música”. Desde luego, nadie le hubiese dicho a Beethoven lo encantados que estarían toda la derecha mundial con similar afirmación. Pero la música nos atonta: nos ponen una canción que nos gusta, y en seguida creemos que el mundo es chachi piruli, que los problemas desaparecen, que la economía se reestructura por sí misma… Por eso, podemos escuchar música, podemos pintar cuadros, podemos ir al cine, y nos podemos meter de todo y beber de todo… Pero la verdadera espiritualidad debe de poder trasmitirse por la palabra. En este artículo, cómo tener una vida espiritual.

Vida y espiritualidad

Digo estoy agotado… hoy otra entrevista de trabajo. Además, he quedado como el borracho de todo el polígono en donde se escondía el edificio en donde nos hacían la entrevista… Y es que, nos dijeron que el edificio estaba al lado del “Bar Carlos”… y claro, en los polígonos industriales la numeración es un caos…. No hay manera de encontrar un edificio por la numeración… Así que, he ido preguntando a todas las personas con las que me cruzaba, eso de “Perdone, ¿Y el bar Carlos?” Y claro, esto preguntado con cara de tener prisa…, como teniendo el síndrome de abstinencia… he quedado ante el barrio industrial entero como el borracho del polígono… Pero lo encontré…

Mis viajes, sobre todo intentando encontrar un trabajo, siempre son interesantes. Antes me gustaba el paisaje, ver cómo cambiaba a lo largo del recorrido, ver otros tipos de paisajes rurales, y otros tipos de paisajes urbanos. Pero ahora miro sobre todo a los rostros de la gente. Dicen que el “rostro es el espejo del alma”. Los rostros dicen mucho, dan mucha información sobre la personalidad. Y en esos rostros, yo buscaba respuestas: “¿por qué vosotros, ciudadanos, habéis permitido hacer a los “políticos” de esta país lo que quieran durante años? ¿Por qué os daban algo de dinero, porque os daban un sueldo…?”

Y luego, encima tengo que ver lo que para mí es una provocación: las banderitas del “Reino de España”, en apoyo a la selección. Yo no acepto esa bandera como la bandera de España (porque en esa bandera se han envuelto gentes como Aznar, Rato, Franco,…). Y aunque la aceptase, es una absoluta falta de sensibilidad hacia las personas que lo están  pasando mal por la crisis exhibir así la bandera, como diciendo, “bueno, algunos lo están asando mal, pero que se jodan, me voy a ver el partido de la selección…” En definitiva, a la gente le ha ce sentirse muy patriota apoyar a la selección de fútbol española… pero no parece que consideren un acto patriótico apoyar a la gente que, sin merecérselo, sin ser gente que “ha vivido por encima de sus posibilidades”, lo pasa mal por la crisis, atacar a los que han causado la crisis, e intentar apoyar, con su pensamiento, con su espíritu, una nueva y una posible y nueva noción de España. Todo es una cuestión matemática. Aunque las matemáticas no saben qué es el amor.

La verdadera “numerología”…

Yo llegué a amar tanto la mitología y la religión germánica que casi fui el único habitante de toda la provincia de Salamanca que danzaba alrededor de las hogueras para invocar a Wotan-Odin… y esto ya era lo que me faltaba para terminar de ser normal… En la mitología germánica hay varios mundos, como Alfheim (tierra de los elfos de la luz); o Midgard(literalmente, “tierra media”, de ahí tomó Tolkien el famoso nombre de su mundo…) Son varios mundos, y cada mundo es muy distinto al anterior. Por ejemplo, hay mundos de fuego; mundos subterráneos; por supuesto, también está el mundo de los hombres, la Tierra Media, la tierra en el centro del cosmos de los germánicos, que tiene forma de Árbol. Nosotros somos habitantes de la “Tierra Media”, pero este no es el único mundo que existe. Los demás mundos, aunque no los veamos, son completamente reales, y tienen una influencia sobre el nuestro, así como no vemos a penas a Júpiter sin telescopio, pero este tiene una inmensa repercusión en nuestra vida, pues posibilita la vida en la tierra, ya que su gran gravedad atrae a asteroides que de otro modo, colisionarían permanentemente contra la tierra, imposibilitando la vida en la misma. Pues eso, hay muchos mundos. Los germánicos lo sabían; muchos pueblos lo sabían… Platón lo sabía.

Y Platón, pasó de la gran cantidad de mundos de los germánico (mitología emparentada con la griega), creyó que todos esos mundos eran cuentos: solo había dos mundos, el que vemos, y el mundo de las Ideas.

Durante muchos siglos las creencias de la iglesia católica han atemorizado a los ingenuos habitantes de occidente. Los teólogos cristianos, creyeron en Platón, y creyeron que, efectivamente, el mundo realmente se dividía en dos: el verdadero, el Reino de Dios, y el falso, aquí abajo, el Valle de Lágrimas… Y estos tipos, a pesar de comúnmente no haberse leído un libro en su vida, creyendo que ellos, con su mediocridad, habían conseguido restablecer la escisión de los dos mundos platónico: unir el Reino de Dios con el Valle de Lágrimas…

Pero esto trajo terribles consecuencias: teólogos ignorante se pusieron al timón de la espiritualidad de todo occidente… Y claro, la espiritualidad de occidente encalló entre las rocas.

Cómo recobrar la espiritualidad perdida

Si los germánicos tenían 9 mundos; los cristianos y Platón, 2, nos preguntamos ¿Cuántos mundos reconoce nuestra actual forma de civilización, nuestra actual forma de espiritualidad…? En mi agotador viaje de hoy, he podido ver muchas cosas: mucha gente, con trajes parecidos, edificios, cada vez más parecidos unos a otros; he pasado por pueblos y por ciudades, y estos, se parecen cada vez más entre sí; llego a mi casa, y cada vez está más “moderna”, se podría confundir con un piso de una ciudad… El mundo actual está siendo cosido, se están acabando con las diferencias, eso lo consideran algunos progreso. Pero Heidegger, como autor clave en todo esto, no creía que las cosas deberían de ser así: al menos, deberíamos de conservar la escisión Platónica, en el caso de Heidegger, distinguió entre el Ser y el Ente. Pero en el fondo, Heidegger quería decir con esa extraña distinción, que a él le gustaba el campo, que le gustaba que el mundo rural fuese rural, que le gustaba la diferencia, que no quería que la modernidad terminase por unificar el mundo, en un nuevo UNO, un UNO heredero directamente de la mentalidad moderna, que quiere acabar con las diferencias… Igual que querían acabar con las diferencias los absurdos teólogos medievales… Ya sabemos lo mal que le fue al mundo cuando estos ignorantes teólogos intentaron coserlo….

Nosotros y el mundo sólo podemos volver a ser espirituales cuando ataquemos al UNO… Para algunos, esto es atacar al mismísimo Dios. Y efectivamente, un Dios maligno se oculta detrás de la aparente Unificación del Todo. Desde luego, Donald Trump está encantado. Acaba de decir eso de que “España es un país increíble, pero hay que aprovecharse de la actual situación de España, hay propiedades que te las dan por nada…”

Sólo volviendo a escindir el mundo este recuperará su esencia espiritual, su esencia salvaje. Yo quiero que seamos una nación de filósofos salvajes. Veremos entonces si Donald Trump se atreve a asomarse por aquí…

 

Hay dos mundos

–Mundo 1: el mundo de la materia, de la ciencia, de la razón, de la lógica y de las matemáticas, de la industria, del progreso, de la producción, del trabajo, de la vida cotidiana, de lo urbano…

–Mundo 2: el mundo del arte superior, del sentido superior, de la espiritualidad superior, de la ciencia como producto artístico, de las ideas, de los sentimientos, de las pasiones, de lo rural…

Quien se ha sentido alienígena en su propio país, es el único verdaderamente capacitado para detectar al verdadero invasor.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Mis inquietudes literarias (5)
  • Cómo escribir fantasía épica (4)
  • Grupos musicales y músicos aficionados (4)
  • Los poetas depresivos y suicidas (3)
  • Las claves del éxito en nuestras interacciones sociales con hombres y mujeres (3)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>