Cómo tomar el control de tu vida: ser proactivo

Fijémonos el tipo de gente de que estamos rodeados: se quejan por todo; siempre se están quejando de que no tienen suficiente dinero; de que los demás los han traicionado; de que no tienen trabajo; o de que trabajan demasiado y cobran poco; de que no los valoran en el trabajo o en su hogar… Agraciadamente también hay gente que no se queja tanto: se consideran así mismos los principales responsables de lo que les ocurre. Y este segundo tipo de personas no es raro que terminen teniendo un gran éxito en la vida. Por supuesto que a todos nos afecta la incompetencia de la gente de la que estamos rodeados… pero no deberíamos pasarnos tantas horas quejándonos, éxito en la vidapor ejemplo “por culpa de los políticos españoles no tengo trabajo”. Desde luego que los políticos españoles son personas absolutamente mediocres… pero ellos no tienen la culpa de ser como son. Dios los hizo así, y nosotros los votamos y nos hemos empezado a dar cuente de que estamos gobernados por un puñado de cretinos hace poco… ¿no es culpa nuestra que esos tipos políticos estén en esos inmerecidos puestos…? ¿por qué no dejamos de echar a los demás la culpa de lo que nos pasa y empezamos a intentar simplemente solucionar los problemas que están en nuestra mano, sin quejas?

En el famoso best seller de autoayuda “siete hábitos de la gente altamente efectiva” se enumera a la proactividad como el primero de estos hábitos, lo primero que tenemos que hacer para cambiar nuestra vida, para tomar el control de nuestra vida. Y la proactividad es más o menos lo contrario que la reactividad. Pongamos un ejemplo: yo soy un juez conservador. Me encargo de interpretar la constitución, o sea, formo parte del Tribunal constitucional. Y resulta que considero que la única forma de que haya paz social y que se respete la constitución y todas las leyes es por medio del método de “crimen-castigo”. Si alguien, por ejemplo, no está de acuerdo con las leyes de propiedad intelectual y se las salta, lo mejor es una severa represión y un buen castigo para que cunda el ejemplo y la sociedad pueda mantenerse en orden. Todo delito debe de ser duramente reprimido, es la única forma de que nuestra sociedad funcione, alguien se salta la ley, y se le castiga. Este juez conservador sólo cree que la gente puede ser enseñada a base de palos cuando hace algo mal, o sea, el método típico para domar a una mula…

Pero esto es ser reactivo. O lo que es lo mismo, en vez de educar nos limitamos a castigar. Simlemente nos convertimos en autómatas sin creatividad que no son capaces de nada más que poner unos planes estrictos de antemano y castigar a los que se salten estos planes… así terminamos configurando una sociedad muerta, casi un sistema de hormigas más que de hombres.

Agraciadamente este espíritu reactivo típico de otros tiempos empieza a encontrar un firme opositor a lo reactivo se le opone lo proactivo. En el libro mencionado, se propone que experimentemos durante un mes el ser proactivos, dejando de lado el ser reactivos. Hagamos la prueba, durante un mes actuaremos siendo preactivos, para ello seguiremos los consejos de los siguientes puntos:

Siete reglas básicas para ser proactivos

1. No te quejes, todo lo que te pasa no es culpa tuya, pero la estupidez de esos que te fastidian en el día a día tampoco es culpa de ellos. Deja de echar las culpas a nadie de tus problemas. Si tus problemas son culpa de los demás, es culpa tuya estar rodeado de esos demás y es culpa tuya no ser capaces de combatir a la estupidez de los demás. Si alguien te empuja sin querer por la calle… podrías haber estado más atento. Todo no depende de ti, pero si adoptas una actitud positiva en el día a día, terminarás por emanar una especie de esfera de influencia, terminarás controlando a los demás y a la estupidez de los demás con tu propio buen hacer, con tus buenos modos, con tus proyectos y con tu comprensión ante los errores ajenos.

2. Nunca hagas planes para castigar, sino para educar. Es algo que los actuales jueces españoles del tribunal constitucional no hacen… como hemos visto en el ejemplo. Haz planes, pero no seas vengativo, haz planes positivos, que consistan en crear, no en destruir. No intentes vengarte de esa persona que te ha hecho daño, o mejor, véngate, pero de otra manera: empieza un proyecto tan grande que cuando tengas éxito, esa persona que te hizo daño se creerá una mierda…

3. Deja que las cosas sigan su curso. Tienes que adaptarte tú a las cosas, y no las cosas a ti. Esto se puede ampliar en todos los ámbitos, es la filosofía típica del taoísmo, estar en armonía con la naturaleza. Adáptate tú, por ejemplo, no intentes adaptar a tu grupo de amigos o tu grupo de trabajo a ti, adáptate tú a ellos, que parezcas un guante que se puede acoplar a todas las manos… Esto es típico de las personas encantadoras, con gran carácter, siempre parece que se adaptan a todas las circunstancias… siempre se quejan lo justo.

4. Haz planes y rectifícalos sobre la marcha. A todos nos pasa que no nos sale nuestros planes a la primera. Es cuestión de hacer las pertinentes correcciones y volver a intentarlo. Puede pasar que intentamos hacer una cosa 1000 veces y no nos sale… no digas “no merece la pena intentarlo la vez 1001”, inténtalo todas las veces que hagan falta, hasta que te salga. Para ello piensa qué es eso que está fallando, e inténtalo hacer otra vez…

5. Se comprensivo con los errores de los demás. Hay gente en el día adía que nos parece absolutamente insoportable… pero si tienes paciencia, incluso les hechas una mano para ayudar a adaptarse, por ejemplo, a tu grupo laboral, verás que esas personas que parecen unos absolutos incompetentes incluso empiezan a tenerte en estima, se empiezan a comportar bien contigo, y de repente, unas personas que parecían más que nada un estorbo se convierte en tus aliados.

6. Siéntete un líder. Si ves que todo está jodido, todo está hecho una mierda, tú estás ahí para iluminar a los demás, tú estás ahí para ser el líder, el quien rectifique las cagadas de los demás, quien comprende todo, quien no se queja, quien educa y no castiga, quien se fija mucho más en las virtudes de los demás que en sus errores, y quien con todo esto, se termina ganando el corazón de los demás. Para progresar debemos de construirnos a nosotros mismos, no destruir a los demás.

7. Lo más importante, se constante en tus planes, si no te salen, vuelve a intentarlo. Si no tienes trabajo, es que no lo has buscado lo suficiente, aunque sea difícil conseguirlo, si vives en la calle porque no tienes un duro, es culpa tuya, no de esta “mierda de sociedad”. Intenta hacer de tus planes la brújula de tu mundo, y no vallas dando palos de ciego, tropezándote con los demás y echándole a los demás la culpa de todo lo que te pasa. Tu destino está en tus manos, para ello necesitas a los demás, y para ello sabes muy bien que para ganártelos es más eficiente los halagos y el buen humor que la queja constante sobre la incompetencia ajena. Se atrapan más moscas con miel que con vinagre.

Prueba a aplicarte estas siete reglas durante un mes, cuando vallas a ser reactivo, piensa: “tengo que ser proactivo”, cuando ese compañero de trabajo te haya fastidiado y te toque quedarte hasta tarde para arreglar lo que no es culpa tuya, no te pongas a insultarlo, simplemente ve y dile: “para compensarme esto tendrás que invitarme a unas cuantas cervezas…”

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Hazte el líder de tu propia vida (3)
  • Qué hacer si estás en el paro (vídeo) (2)
  • Tres verdades y mentiras sobre nuestra psicología (2)
  • Cómo usar la mente para conseguir cosas (2)
  • Cómo expandir nuestras posibilidades vitales (2)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>