Cómo tratar, combatir y controlar la ansiedad

La ansiedad es una sensación paralizante que puede ser causa de graves trastornos mentales (entre ellos, la depresión). Para entender bien cómo tratar y combatir la ansiedad hay que entender previamente qué es la ansiedad. La ansiedad es una especie de dolor psíquico provocado por alguna insatisfacción personal. Por ejemplo, el alcohólico que se está rehabilitando tiene ansiedad porque está insatisfecho psicológicamente debido a que su cuerpo le pide alcohol y el alcohólico no puede obedecer a lo que le pide su cuerpo debido a que pretende rehabilitarse. La ansiedad es una sensación de agobio provocada como decimos, por una insatisfacción de nuestra psique. Nuestro cuerpo quiere algo y nosotros no se lo podemos dar, por alguna razón. Es como si al tener un deseo insatisfecho, nuestra mente se volviese loca y nosotros entrásemos en un estado de agitación extrema, de dolor mental, de inquietud, de no poder estarnos quietos, de suplicar casi hasta a los dioses porque nos traigan eso que nosotros tanto deseamos hacer. Las personas que han dejado de fumar saben bien qué se siente cuando cambiarías todo lo que tienes en el mundo por un cigarrillo. Es un dolor mental muy intenso, provocado por la ansiedad. De cualquier forma hay una frase que es fundamental y que es la clave para tratar la ansiedad:

Toda tu ansiedad está sólo en tu mente. La ansiedad no es algo objetivo, no está en el mundo; sólo está en tu mente.

En este artículo, cómo tratar, combatir y controlar la ansiedad

La ansiedad como mecanismo de defensa estropeado

¿Es la ansiedad un mecanismo para facilitar la supervivencia? Una de las primeras dificultades por las que pasamos a la hora de combatir la ansiedad es la creencia que se expone en esta pregunta: si nuestro cuerpo nos pide algo es por que lo necesita. Por tanto, podría ser un poco como cuando tenemos sed después de pasar todo el día en la playa: el cuerpo nos genera ganas de beber agua, y negarle al cuerpo lo que nos pide sería contraproducente, pues el cuerpo nos pide lo que necesita.

La ansiedad puede surgir de cierto mecanismo protector: si tenemos hambre el cuerpo nos provocará ansiedad para que comamos.Cómo tratar, combatir y controlar la ansiedad Pero este mecanismo como casi todos los de nuestra mente, se puede desequilibrar. En este caso, el mecanismo protector es contraproducente. Tanto es así, que la ansiedad nos vuelve completamente irracionales. Pongamos un ejemplo:

A un hombre se le escapa una chica con la que este pretendía tener sexo. Al hombre le entra una gran sensación de ansiedad y de deseo de tener sexo. Al habérsele escapado la chica, este hombre casi enloquece pues estaba muy fácil y se le escapó. Tanto es así, que el hombre planifica su suicido para no tener que aguantar el dolor de la sensación de ansiedad. (que conste que hay que ser muy idiota para pensar en suicidarse por una mujer… no tanto porque el motivo no merezca la pena; si no porque hay mujeres interesantes para aburrir…)

Como vemos, la ansiedad en estas condiciones no puede ser un mecanismo de supervivencia cuando más que a supervivir nos puede poner cerca del suicidio (y es que, la ansiedad a veces lleva a pensar en el suicidio). La ansiedad nos hace volvernos irracionales. En el caso del hombre cachondo e idiota, es evidente que tendrá muchas otras oportunidades en su vida para poder tener sexo. Pero la ansiedad le hace pensar algo así como

“se te ha escapado la oportunidad de tu vida y ya no habrá más. Por eso, yo, la ansiedad permaneceré a tu lado por los siglos de los siglos”…

Causas frecuentes de ansiedad

Entre las necesidades insatisfechas más frecuentes que provocan ansiedad, están:

1. Adicción a alcohol, a drogas, yo de pequeño me vicié al “snow” en los arcades y no podía pensar en otra cosa…  (yo con mi moneda de 5 duros podía calmar mi ansiedad echando una partida, pero un yonkie necesita decenas de euros para una dosis, que además le arruina el cuerpo).

2. Rupturas en relaciones (tenemos deseo de volver con nuestra ex pareja, pero no podemos, por tanto tenemos un deseo insatisfecho).

3. Sentimientos de que no hemos tenido éxito en la vida (tenemos el deseo insatisfecho de tener éxito).

4. Tenemos muchas ganas de saber idiomas, de tocar instrumentos, de tener carreras… pero no tenemos estas cosas, siendo por tanto deseos insatisfechos.

5. Queremos un coche, una casa nueva, un yate… En general, queremos posesiones materiales que no podemos pagar.

6. Queremos sexo o amor y no lo encontramos.

7. Queremos mejores relaciones familiares, pero nuestra familia es un caos donde es difícil ser feliz.

8. Queremos ser más jóvenes o tener mejor salud. Queremos tener mejor físico y ser admirados por los demás.

9. Queremos cambiar el mundo y no podemos nosotros solitos… (a mi esto me causó mucha ansiedad en otros tiempos. A día de hoy controlo la ansiedad que me provoca un mundo antiestético sin problemas).

Cómo tratar la ansiedad

Bien, he dicho en el punto 1 del anterior apartado que yo calmaba mi ansiedad con los videojuegos dejándome llevar por el deseo… ¿Se cura siempre la ansiedad dejándonos vencer por la tentación? En el caso de mi vicio con los videojuegos se trataba de una ansiedad benigna. Pero ¿y el yonkie que tiene como único deseo en el mundo pincharse su dosis diaria?

Vamos por partes. Si yo soy un multimillonario que se está pensando comprar un Ferrari, pues es evidente que la posibilidad de que se frustre mi idea  de comprarme un Ferrari me causará ansiedad. Pero si yo soy un barrendero que no tiene apenas dinero, no me producirá ninguna ansiedad el no poder comprarme un Ferrari. ¿Por qué? Por que nos entra ansiedad por cosas que son probables que podamos hacer pero que no terminamos de hacer. Por eso mismo hay que controlar las expectativas. A mí me provocaban ansiedad ciertas páginas de “contactos” porque yo mandaba ofertas y por las mañanas me levantaba todo nervioso pensando en las posibles respuestas (otra ansiedad superada por mi parte…, ahora no entiendo cómo alguien puede tener ansiedad porque una mujer le diga que no, más cuando después 10 te dirán que sí…). Pero el castigo era peor que el premio: el castigo era la ansiedad.

Pero ¿y si yo tengo insatisfechas las necesidades amorosas y sexuales? La ansiedad puede ser un estímulo para salir “de caza”. Si, ya hemos hablado de eso arriba: la ansiedad deriva de un mecanismo protector. En este caso, nuestro cuerpo nos “anima” a reproducirnos para dejar descendencia y que la vida continúe sobre la tierra. La ansiedad es un estímulo para buscar cosas que necesitamos siempre y cuando no se convierta en enfermedad. Si se convierte en enfermedad, la ansiedad nos va a dificultar, en este caso, poder encontrar el amor. ¿Por qué? Pues porque una persona nerviosa, inquieta, que no vocaliza bien, que se mueve raro, que está muy irritable y agresiva… (todo ello es síntoma de la ansiedad) es una persona que evidentemente no ligará mucho. Tanto es así que a nuestro Don Juan frustrado es posible que le cueste hasta salir de casa, y se tire los meses en casa en un tremendo estertor causado por la ansiedad.

Por eso, tenemos que convertir la enorme serpiente anaconda que es la ansiedad; en unos gusanillos que nos estimulen para conseguir eso que nos pide el cuerpo. Si lo que nos pide el cuerpo es algo como drogas, coches… es evidente que lo que hay que hacer es aniquilar completamente a la serpiente anaconda y hasta los gusanillos. ¿Y cómo hacemos esto? ¿Se puede eliminar, al menos en gran parte, la ansiedad? Sí.

Existe la vía química que todos conocemos: los ansiolíticos. Yo no aconsejo los ansiolíticos, pero aquí cada uno puede pensar como quiera. En cambio, aconsejo aprender control mental. ¿Y como se aprende eso…?

Ya hemos dicho que la ansiedad es causada por la “probabilidad razonable”. Recuerdo la ansiedad que me causaba a mí el hecho de levantarme todas las mañanas para ver si una carta que tenía que llegar que al final no llegó había llegado: si no hubiese esperado esa carta, la ansiedad que me causaba su llegada seguida de la posterior sensación de decepción (más ansiedad) no hubiese existido. La ansiedad está en nuestra mente, no en el mundo real.

Por eso, tenemos que aprender a controlar nuestra mente. Y esto se hace de dos grandes formas:

1. Para en seco y hecha de tu mente pensamientos relacionados con eso que su no presencia te está causando ansiedad.

2. A cambio, sustituye esos pensamientos por alguna otra cosa: desde pensar en una serie de la tele  que está bien y que te gusta; hasta pensar en lo bien que te lo vas a pasar el próximo sábado, pues has quedado con tus amigos para ir de fiesta. O simplemente pensar en iniciar nuevos proyectos en tu vida.

Esto es difícil de hacer, pues la ansiedad intenta traer a nuestro pensamiento el recuerdo de eso que no tenemos (una ex pareja; un brandy con hielo; un familiar que hemos perdido; una oportunidad laboral perdida; un Ferrari que no nos hemos podido comprar…). Tenemos que luchar contra el tiránico deseo de nuestra ansiedad de hacernos pensar en esas cosas que nos causan ansiedad. Es difícil y hay que ponerle voluntad.

Por supuesto que ha veces queremos conseguir eso que nos pide que consigamos nuestra ansiedad. Pero una vez que la hemos controlado nos resultará irónicamente mucho más fácil. Imaginémonos lo fácil que es subirnos a una silla para cambiar una bombilla que hay fundida en nuestra habitación. Y ahora imaginémonos que tenemos que hacer eso mismo… pero resulta que hay un toro de lidia embistiendo en nuestra habitación. La ansiedad representa a ese toro de lidia que nos hace mucho más difícil conseguir hacer cosas y conseguir avanzar en cualquier ámbito de nuestra vida.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Consejos para superar la depresión (vídeo) (5)
  • Personas paranoicas versus personas sociales (4)
  • Cosas que nos hacen sentir bien (4)
  • Cómo vencer a la depresión (4)
  • Las enfermedades mentales y los enfermos de depresión (4)
  • Comments

    • Aldhair dice:

      Buenas, me ha gustado tu blog porque tengo un poco de atracción sobre la psicología y todo lo que tiene que ver con la mente, tengo trastorno de ansiedad pero por problemas económicos dejé mis terapias, tengo entendido que dentro del trastorno de ansiedad hay 7 tipos (si mal recuerdo) y yo suelo tener diariamente obsesiones (como en el TOC) pero no sé si podría llamarle TOC a lo que tengo pues no tengo compulsiones, pero si soy obsesivo puro que me consume de 30min a una hora, y hasta más, de esa ansiedad que te dan ganas de hacer cosas que no puedes, llegar a golpear la pared, romper cosas, lanzar cosas, etc. llegan a mi mente pensamientos obsesivos que son absurdos, una distorsión de lo que es en realidad, sobre alguna persona y su efecto que causa en mí, imágenes de yo matando personas, hasta a mi propia mascota, es posible llamarle TOC Obsesivo puro?, en los siguientes días o tal vez siguiente mes iré a psicología puesto que por ahora los cupos están ocupados.
      Espero su respuesta, Gracias, y siga trabajando en éste blog que brinda un gran apoyo.

      • Erik360 Erik360 dice:

        Hola Aldhair, me alegro que te guste el blog. Sobre lo que me preguntas, yo no sé exactamente si tu problema de ansiedad es de tipo obsesivo compulsivo… o de otro tipo. Está bien que tú mismo o misma pienses eso y analices tu problema en tu cabeza, para ver si eres ma´s de un tipo o de otro… y así poder tener una idea clara de lo que te pasa. Pero no olvides Aldhair que eso no es lo más importante: lo más importante es encontrar las causas de tu propia ansiedad, y combatir las causas allí en el orígen. Por lo que me cuentas tienes un cuadro fuerte de ansiedad crónica. tienes que averiguar que te produce esa ansiedad, que a grandes rasgos suelen ser dos cosas: 1. mala vida social, malas relaciones personales… y 2. problemas psicológicos más graves, del estilo de trastorno bipolar, trastorno límite, depresión…

        Buena parte de los problemas de ansiedad se solucionan cuando mejoramos nuestras relaciones interpersonales, cuando tenemos una vida social más plena y m´s armónica. Intenta por todos los medios Aldhair mejorar tus relaciones, llevarte mejor con tu familia, aprende a tratar un poco mejor con los demás para que tus relaciones sociales sean más gratificantes… En este blog tienes muchos artículos para hacer eso. Y luego verás cómo tu ansiedad y tus trastornos en gran parte mejora. Y como bien ves Aldhair, esa ansiedad es una distorsión de la realidad. Recuerda que esa enfermedad te hace ver las cosas peores de lo que son, es como si nos volviésemos paranóicos, y creyésemos que todos nos desprecian, que no nos quieren, que intentan fastidiarnos… nada de eso es así. Lucha contra esas distorsiones, sobre todo a base de tener mejores relaciones familiares y sociales. Y también intenta mantenerte ocupado con una actividad diaria, intenta divertirte, olvidar por un momento los conflictos de tu imaginación y disfrutar aunque sea por un rato de la vida…

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>