Cómo usar la mente para conseguir cosas

El poder de la mente es enorme… pero esta afirmación puede llevar a equívocos. Todavía siguen de moda los libros del “thinking positive” o “pensamiento positivo“, que proclaman que para obtener algo del “universo” tenemos que desearlo con todas nuestras fuerzas… Similar doctrina a la altura intelectual de los que se quedaron mentalmente anclados en los 4 años no hace más que aumentar el equívoco. Se ha demostrado que el “pensamiento positivo” es inútil, estúpido, pueril, y que lo practican personas mentalmente medio analfabetas que son presas fáciles de las sectas de la autoayuda de turno… Esa doctrina del “deséalo y lo tendrás”, se ha demostrado que es una fuente constante de frustración y que sencillamente no funciona. Pero a pesar de lo dicho, nosotros creemos que la mente humana es muy poderosa y que se puede obtener mucho con la mente. De hecho, la mente humana ya ha transformado el mundo: la ciencia, la tecnología, el intelecto, el pensamiento… todo ello son frutos de la mente humana que ha transformado la superficie de la Tierra y que ha hecho avanzar a la humanidad. Espero que nuestra sociedad sepa distinguir al menos a Newton de la autora de “El Secreto”: la mente de Newton sí es poderosa; la mente de Rhonda Byrne es picaresca pura y juegos de palabras y de ideas para engañar a las personas con escasos estudios. Pero los pícaros sólo engañan a los tontos. Una vez aclarado esto (no sé cómo podría haber continuado el artículo sin aclararlo debido a la nefasta fama que ha adquirido la doctrina de El Secreto, porque hay gente que se cree que este es uno de esos blogs de autoayuda para analfabetos y luego se queja de que soy un “hereje”… Las personas que han llegado hasta aquí leyendo el artículo ya saben si este blog es para ellos o simplemente es mejor que prueben en otro sitio…), podemos decir que la mente puede ser usada para conseguir cosas. En este artículo, cómo usar la mente para conseguir cosas.

Puntos fundamentales para conseguir cosas con la mente

A la hora de usar la mente para conseguir cosas, hay una serie de puntos fundamentales. No podremos más que dar una idea general de estos puntos por su extensión y complejidad. Repasando los fundamentales de estos puntos, continuamos el artículo hasta finalizarlo.

¿Qué queremos conseguir?

Este es un punto fundamental. Imaginémonos que yo hallo una estrategia buenísima para conseguir lo que quiero… pero al final, me doy cuenta que he acertado el camino pero que he errado el destino. A veces tenemos muchos intereses, muchos proyectos, muchas metas y muchos anhelos… Otras veces somos demasiado exigentes y nunca creemos que estemos preparados para intentar conseguir eso que queremos (hablaremos de esto ahora mismo). No es fácil saber qué queremos conseguir, hay que pensar, ordenar nuestras ideas, saber nuestra prioridades, renunciar a algunas cosas para poder centrarnos más en otras… y sobre todo, no postergarse, no esperar. Simplemente debemos de intentar avanzar, sea hacia donde sea, aunque nos confundamos nos daremos cuenta que en ese confundirse hemos aprendido mucho y ahora tenemos más claro nuestro camino. Al final hay muchas cosas que quizás queramos conseguir: encontrar un mejor trabajo, tener unos estudios, tener pareja, tener amigos, mejorar nuestra sociabilidad, superar un problema que tenemos…

Como usar la mente para conseguir cosas

Alvimann

Conseguir obtener control mental

El control mental es una habilidad que nos puede ser muy útil. ¿Qué es tener control mental? Por ejemplo, puede que alguien tenga pensamientos obsesivos sobre algo. Quizás a un hombre le dejó la novia e insiste en pensar una y otra vez en ella, en recuperarla, en volver hacia atrás… Estos pensamientos obsesivos suelen ser muy perjudiciales, pues en ellos insistimos una y otra vez en tocarnos la herida pasada, y de este modo la reabrimos y la herida nunca consigue cicatrizar. Control mental significa saber enfocar la mente hacia adelante y hacia objetivos positivos, en vez de centrar la mente hacia atrás, hacia el pasado, y hacia objetivos absurdos, imposibles, descabellados, hacia locuras en definitiva.

¿Cómo conseguimos entrenar la mente para tener control mental? Pues la mente casi actúa de forma parecida a un músculo: si ejercitamos este control mental con ejercicios aumentamos nuestra capacidad de control mental. Por ejemplo, es posible que un vigilante de seguridad que le toca vigilar todas las noches un museo, le tenga miedo a la oscuridad… Al principio, el vigilante llega al trabajo confiado, a cenado con su familia y se siente bien. Pero cuando llega al museo y entra en la oscuridad del museo de la noche, los pensamientos lo empiezan a traicionar: se empieza a imaginar ruidos, sombras, su cerebro empieza a hacer de esta bola de nieve cada vez más grande… y al final el pobre vigilante de seguridad se siente a punto de ser atacado por una bestia que surgirá de las tinieblas… Pero si el vigilante entrena su mente, aprende a controlar sus pensamientos, aprende a no dejarse llevar por las fantasías perjudiciales, aprende a aguantar en una actitud valiente, sin temores, decidida… y a enfocar su mente hacia lo positivo, entonces la bola de nieve que es el miedo a la oscuridad se deshará. Es simplemente cuestión de “practicar”, y por supuesto cuesta, exactamente igual que al gimnasta que hace pesas le cuesta ejercitar sus brazos para tenerlos más fuertes. Pero por supuesto, el resultado de este “ejercicio” para ganar control mental merece la pena.

Cómo hacer planes y ponerlos en práctica

Al empezar hemos puesto a Newton como ejemplo de mente poderosa… ¿Es Newton el modelo de mente a imitar para conseguir cosas? No en absoluto. Newton era un gran intelectual, un gran teórico y un gran científico. Pero el prototipo de persona que es Newton, muy intelectual pero poco práctico, no suele coincidir con el prototipo de “triunfador” que existe en nuestra sociedad. ¿Por qué? Por que la gente como Newton, muy analítica, muy teórica, muy filosófica, muy reflexiva… comúnmente se aleja demasiado de la vida cotidiana, de los demás, de la práctica de la vida, en definitiva. Para conseguir cosas, hay que ser un poquito más práctico y un poquito más social que Newton. En la gente hay muchas oportunidades, y no podemos sustituir el poder de la gente por el poder de la teoría, porque siempre saldremos perdiendo.

Digamos que las personas intelectuales o algo retraídas, son pesimistas natos. Ellos ven la realidad al 70%. Como ven la realidad de forma tan negativa, siempre están diciendo cosas como

“Bua, no intento conseguir nada con esa chica porque seguro que me dice que no”.

Las personas pesimistas y retraídas se infravaloran a ellos mismos y ven las cosas y a ellos mismos peor de lo que son. Y si esas personas retraídas tienen depresión o timidez… ya ni os cuento, entonces verán la realidad al 20% o al 30%. Estas personas tan negativas tienen que luchar contra su negatividad. ¿Por qué?

Yo antes era un poco más negativo, por ejemplo, siempre me creía que en los exámenes nunca estaba suficientemente preparado. Si me hubiesen dejado, yo hubiese pospuesto realizar el 90% de los exámenes de la carrera que estudie. ¿Por qué? Por que yo era demasiado perfeccionista y nunca me creía suficientemente preparado… Pero al final, yo aprobé cerca de 100 exámenes y suspendí uno. Al final saqué una de las mejores medias de toda la carrera en la universidad que estudié… ¡Pero mi mente me decía que yo estaba muy mal preparado y que iba a hacer mal los exámenes! La realidad me demostró que era al revés, simplemente como yo era muy retraído, introvertido… pues tendía a ver el mundo siempre peor de lo que era, yo mismo era un poco como Newton, muy teórico pero que me costaba poner las ideas en práctica, sobre todo si en esa “práctica” había personas implicadas con las que yo debía de relacionarme.

De hecho, esta es la gran clave a la hora de usar el pensamiento para conseguir cosas, que se puede resumir en:

1. Haz un plan, más o menos bueno, intenta esmerarte pero no te pases, no hace falta que sea perfecto.

2. Luego tienes que tener la voluntad para poner ese plan en práctica, porque si siempre pospones la realización de ese plan porque te crees que no es perfecto… nunca conseguirás nada.

Las personas introvertidas tienen problemas a la hora de poner sus ideas en práctica. A las personas extrovertidas les pasa justo lo contrario: son malos pensando, pero excelentes en la puesta en práctica, debido a que ellos siempre ven todo mucho más positivo. Si a un extrovertido le pusiesen al oído un “pinganillo” por el que le hablaría un introvertido intelectual, y le iría diciendo lo que tiene que hacer para encontrar trabajo, para encontrar novia, para superar un problema o para conseguir una ambición… el extrovertido se comería el mundo debido a que así se habrían unido la inteligencia y la capacidad de reflexión del introvertido; con la puesta en práctica y la “garra” a la hora de ejecutar los planes del extrovertido. Este es el gran secreto de la mente para conseguir cosas: hacer un plan más o menos bueno (nunca perfecto, simplemente que esté bien); y luego poner en práctica ese plan.

En la película de Braveheart hay una frase que me encanta, que la dicen los rebeldes escoceses cuando se están preparando para combatir a los ingleses. Alguien de los rebeldes escoceses dice que no podrán nunca vencer a los ingleses. Pero alguien alega:

-No hay que vencer; sólo hay que luchar

Y cuanta razón tiene… A mí, cuando no quería ir a los exámenes porque creía que lo iba a hacer mal, siempre había alguien que me decía

-Pero tú vete e inténtalo…

En el intentarlo está muchas veces la victoria. Y si no se consigue, habrá más días y más intentos para conseguir la victoria. A día de hoy soy mucho más maduro, no soy tan perfeccionista, me gusta más la cerveza que la ciencia… He cambiado, porque yo he entrenado mi mente, o quizás porque simplemente he madurado y ahora tengo una mente más adulta y no la mente de niño que tuve antes. Y es ahora cuando veo que me es mucho más fácil conseguir cosas que antes. Fruto de mi mente más madura, son los tres libros que he escrito, con muchos de mis secretos para tener éxito.

P.D: ¿Seríais capaces de averiguar qué tiene que ver la imagen que ilustra el artículo con el propio artículo? En ella está la clave de que habéis comprendido bien el artículo…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo ser más decidido (8)
  • Seducción inteligente y seducción por acción (7)
  • Cinco símbolos que te ayudarán a mejorar tu vida social (6)
  • Si necesito pedir consejo ¿a quién pido consejo? (6)
  • Diferencias de carácter (5)
  • Comments

    • Rolando dice:

      Me gusto. Lo instructivo y lo facil de la aplicacion para mi vida

    • Adriana dice:

      Pues a mi me gusta y creo en La Ley de Atracción y El secreto es un buen libro. Te leeria a ti con gusto también pero no sé porque no me cayó bien que empezaras criticando a la autora de El secreto y comparandola con Newton?? Con que necesidad?? No es necesario criticar a otro para exponer lo suyo. No lo segui leyendo. A final se que siempre todo con otras palabras se resume a lo que ya leí en La Ley de Atracción.

    • Arielle dice:

      Hola, Me Parece Muy Estupida Tu Forma De Decir Las Cosas, En Primera Que Newton No Tiene Nada Que Ver Con La Creadora Del Libro “El Secreto” Y Si Vas A Difundir Tu Estupida Opinion Porfavor No Lo Hagas Diciendo Que Otras Cosas Son Pura Mierda Y Tu Eres El Puto Dios Que Lo Sabe Todo… Y Otra Cosa Informate Que Significa Analfabeta Porque Si Fueramos De Esa Clase De Gente No Podriamos Leer Tu Pelotudo Blog.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>