Cosas que hacer para subir los ánimos en los malos momentos

A veces todos tenemos momentos de bajón. Tengamos depresión o no, a todos nos llegan esos momentos de melancolía, de ansiedad, de tristeza, de incertidumbre por el futuro… Bart Simpson en un capítulo de la famosa serie nos muestra lo que él hace cuando tiene un momento de “bajón”: ir a escupir a los coches que pasan por debajo de un altísimo puente. Eso lo relajaba, lo alejaba del mundo, hacía que durante algunas decenas de minutos o alguna hora, Bart se reencontrase de nuevo con su yo gamberro, se relajase, se desestresarse, y luego pudiese volver a su vida normal, una vez que ha pasado por este especial lugar para él en donde recarga pilas mentales para seguir siendo un sinvergüenza… En latín se llama “locus amoenus” (lugar ameno) a ese sitio especial, idealizado, hacia donde nos retiramos del mundo para ser felices en nuestro rincón especial. De manera parecida, podemos crear nuestros propios lugares de crisis, que serían esos lugares hacia donde nos retiramos en momentos de bajón, en esos momentos en los que necesitamos reflexionar sobre incógnitas vitales importantes. Creo que todo el mundo tenemos nuestro particular puente para ir a escupir a los de abajo cuando nos sentimos mal. Estos lugares nos relajan, nos dejan pensar, es como si en esos lugares nos escapásemos del mundo que nos agobia, para después de nuestras reflexiones, poder volver al mundo ahora sí con la energía recargada y con las suficientes fuerzas para enfrentar nuestras adversidades. En este artículo, cosas que hacer para subir los ánimos en los malos momentos.

Lugares especiales a los que escapar en los momentos malos

Estos lugares a los que escapar no tienen por que ser sólo lugares. A veces hay gente que para relajarse mientras pasa un momento de trance en su vida, juega al baloncesto en ese escondido patio interior que hay al lado de su casa. Hemos visto en películas cómo los negros americanos se escapan a esa decadente cancha de baloncesto cuando tienen algún problema para hacer unos lanzamientos a canasta en solitario. Es ahí donde los buscan sus amigos o familiares, que sabiendo que esta persona en cuestiónCosas que hacer para subir los ánimos en los malos momentos tiene la necesidad de alejarse a su lugar especial cuando tiene problemas, el primer lugar en donde busca es este lugar de crisis.

Creo que muchos tenemos estos lugares de escapar que son como decimos más que lugares: son situaciones, aficiones, pero sobre todo, son estados de ánimo que nos permiten escapar durante alguna hora de nuestros problemas, para luego reflexionar sobre nuestra vía, volver con las pilas cargadas ahora sí a coger “el toro por los cuernos”. Es como si estos lugares o estas acciones estuviesen de alguna manera fuera del mundo. Por eso la ansiedad de nuestros problemas parece que se detiene a la entrada de estos lugares, haciendo los mismos de una especie de escudo protector de los problemas. En estos lugares estamos a gusto, podemos pensar mejor, con las ideas más claras. Y después sí saldremos al mundo con las baterías cargadas y las ideas más claras, además de con el estado de ánimo subido y con ganas de solucionar al fin nuestros problemas.

Todos tenemos estos lugares a los que escapar en los malos momentos. Yo antes me iba con la bici al lado de unas colinas que hay en una finca que tenemos. Ahí me sentaba, en plena naturaleza, rodeado de árboles y de cultivos, y reflexionaba. Ese era un buen lugar para escapar en los malos momentos, para que pasasen y poder pensar con claridad las posible soluciones a mis problemas. Además, yo también me escapaba a este especial sitio cuando tenía alguna gran disyuntiva en mi vida. Siempre iba ahí, pensaba, y eso me aclaraba las cosas además de relajarme. Creo que todos debemos de recuperar estos refugios de los problemas de la vida. Por eso, y una vez explicado que a veces el espacio físico se superpone sobre el espacio ontológico, damos unas ideas para que todos nosotros encontremos ese o esos lugares especiales a los que poder escapar cuando tenemos problemas.

Lugares para subir el ánimo

1. Ese rincón en la naturaleza especial. Desde la orilla de un río; hasta la cima de una alta montaña (Nietzsche en el Sils-María, donde nació Zaratustra); pasando por un bosque, un arrollo, un lugar escondido al lado de un camino…

2. Pero este “lugar” puede ser también el propio camino. A veces las personas que tienen problemas se van a andar por un itinerario que ellos tienen ya bien fijado. Ese itinerario es también como un “lugar”, aunque sea más bien un lugar dentro de nuestra propia mente. Puede ser tanto por el campo; como por la propia ciudad, caminando entre locales, entre tiendas, quizás terminemos entrando en un…

3. Los bares. A veces ese bar especial al que podemos ir solos es el lugar elegido para reflexionar sobre nuestros propios problemas y para pasar esos malos momentos que nos atormentan. La compañía de la gente a veces ayuda y es buscada. Y ¿quién no ha visto a un hombre solitario y reflexionando sentado en la barra de un bar como con cara de no estar pasando por buenos momentos…?

4. Ese desván olvidado. Sí, yo de pequeño me escapaba a un olvidado desván situado en uno de los laterales de una de las naves que forman mi casa de pueblo. Allí yo me pasaba horas solitario, reflexionando sobre la vida, pensando, y a veces por qué no… derramando alguna lágrima en algún mal momento.

5. El burdel. Vale, ya he conseguido que todas las abundantes lectoras femeninas de mi blog se me pongan de uñas… No estoy a favor de los burdeles clásicos, que son muchas veces centros de explotación de mujeres desesperadas, como los mataderos pero aquí se comercializa con otro tipo de carne. Pero respecto a las mujeres que trabajan por su cuenta, libres y simplemente por dinero… eso cada uno puede pensar lo que quiera. El sexo relaja a los hombres, sobre todo cuando no es sexo con tu mujer… Muchos hombres piden cita con esa “amiga” en determinados días, y al final no hacen nada más que hablar con ella… Muchos hombres solitarios acuden a estas “profesionales” más que nada para hablar y para sentirse comprendido por alguien.

6. La cancha de baloncesto. Ya hemos hablado de lo que hacen a veces los negros americanos cuando están en un mal día: irse solos a tirar a canasta. A veces el deporte ligero es un buen lugar, porque al estar en movimiento eso parece que te activa el cerebro. Si este movimiento fuese excesivo el propio movimiento se llevaría todas nuestras energías. Pero el ligero ejercicio de tirar a canasta (o correr, o tirar con arco a diana o cualquier otro deporte ligero) hace que nuestro cerebro se active recibiendo él mismo las energías que les sobran a nuestro cuerpo. Eso nos hace pensar, y pensar es un buen paso para empezar a sentirse mejor en los malos momentos.

7. Un café con ese amigo especial, o el cine, o una visita a nuestra abuela, o una visita al abandonado pueblo de nuestros tíos,… Hay mil sitios, tanto con gente como sin gente.

Conclusión sobre cosas que hacer para subir los ánimos en los malos momentos

Escapar a ese lugar (ya sabemos que lo de “lugar” es entrecomillado) especial puede ayudarnos a pasar más de un mal momento. A veces es cuestión sólo de pensar un poco sin esa ansiedad tan poderosa y ese pesimismo que se apodera de nosotros en los malos momentos. Luego, cuando abandonemos nuestro especial lugar, estaremos con las ideas claras, y preparados para enfrentarnos al mundo y para superar nuestros problemas. A veces hay que empezar por relajarse para coger fuerzas y así salir de los atolladeros de la vida.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cosas que nos hacen sentir bien (6)
  • El final de la depresión (5)
  • Cómo estimular nuestra vida (5)
  • Cómo superar la depresión y la fobia social (5)
  • El dolor de la depresión y de las enfermedades del alma (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>