Crecimiento personal y educación

Este es un blog de crecimiento personal. Toda la aparente amplitud de los artículos se unifica bajo la idea central de crecer como personas, tanto en cuerpo como en alma, quizás dos cosas distintas, como creía Descartes, pero evidentemente conectadas. Hay muchos blogs de autoayuda, seducción, crecimiento personal, superación, Los libros al respecto también se han puesto de moda. Y por lo general, la temática de crecer como personas parece estar más de moda que nunca. De alguna manera, es normal que a nuestros abuelos no les interesase mucho lo de “crecer como personas”… Ellos bastante tenían ya con poder comer, y con tener lo necesario para poder vivir. Pero la mejora de las condiciones económicas hace que la idea de hacer de nosotros mismos la mejor versión posible, idea heredada de la tradición ética greco-romana y un tanto pervertida en los siglos de dominación ideológica del catolicismo romano (en donde, según Sor Eusebia Palomino… “todo el tiempo que no lo dediquemos a la salvación eterna es tiempo perdido”) en la cual sólo es importante la vida en el más allá. Por tanto, según el catolicismo, no merece la pena seguir la idea de los antiguos grecorromanos de hacer de nosotros mismos hombres y mujeres virtuosos en una Tierra devaluada ontológicamente, en beneficio de un cielo muy grande, pero que se nos antoja demasiado lejos… En este artículo, crecimiento personal, educación y crecer como personas.

La educación para crecer como personas

Pues decimos: se ha puesto de moda la temática de superación personal. Pero desgraciadamente, la mayoría de blogs, de libros y de charlatanes varios que fomentan esta temática, por lo general con el objetivo único de enriquecerse (es un negocio muy lucrativo, no es extraño que tanto capullo ande intentando subirse al carro…) tiene una perspectiva humillantemente simplista. Por supuesto, el modelo de esta perversión del sentido de “crecer como personas” lo pone La Biblia de sectas del siglo XXI, mi odiado y odiado a partes iguales “El Secreto”. Un libro completamente para niños de 2 años. “Mi Primera Cartilla” es un ensayo muy complejo y sesudo al lado de “El Secreto”… (Sin contar la añoranza que me causa ojearla…) Por lo general, “El Secreto” ralla una simpleza y una mediocridad muy acusadas.

crecimiento personal y educaciónEl resto de libros y los blogs de autoayuda y seducción del montón, con todo, son auténticas obras maestras al lado de similar simpleza. Pero aun así, no me termina de convencer, salvo contados casos… La falta de preparación de los “gurús”, y sobre todo, su motivación originaria económica, es un factor estructural básico, y la clave de las limitaciones de esta gente que se ha sumado al negocio de forrarse por medio de la educación (en este caso, un tipo peculiar de educación…) Y es que, yo siempre digo lo mismo: “la educación no vale nada, pero cuesta mucho”. O lo que es lo mismo, nadie puede aprender por nosotros, aunque la ecuación sea un gran negocio. La educación sólo vale lo que valen los libros necesarios para aprender (un buen libro es comúnmente mejor que un buen profesor…); pero cuesta mucho, porque cuesta el esfuerzo de tener que estar tantos meses aprendiendo tal materia. Por supuesto, este sentido primigenio de la educación se ha pervertido, y se le ha dado la vuelta al panorama, en post del avance del neofeudalismo: ahora educado será quien pague por la educación, no quien realmente sepa, y quien realmente haya echo el esfuerzo por aprender…

Con todo, el mundo de la autoayuda y del crecimiento personal ha terminado por adquirir las malas y rentables costumbres (rentables para ellos) que ha adquirido a su vez la educación, y el negocio de la educación en nuestra sociedad. Quizás uno no aprenda una mierda estando en un seminario de Mario Luna de 4 horas que cuesta 500 euros… pero al menos uno puede ir por ahí diciendo que ha conocido a un seductor famoso… Muchas universidades privadas operan así: los alumnos no aprenden mucho, pero al menos, pueden ir por ahí diciendo que han ido a Harvard… Por supuesto, Harvard es una buena universidad, pero de ahí a creer que transforma a los ignorantes en sabios por obra de magia… Si un ignorante entre en Harvard ignorante, y sale sabio, no será por magia: será por que el ignorante en cuestión se ha dado una buenas palizas a estudiar; y evidentemente, los seminarios de Mario Luna no son clases de Harvard…

Con todo, la tremenda hipocresía que salpica al negocio de la educación en nuestra sociedad, con gente que se cree lista por haber estudiado en tal o cual universidad, ha salpicado de lleno a la industria odiosa y que, por lo general, no aporta nada a la sociedad, de la autoayuda y la seducción.

Pero aun así, podemos mejorar como personas, podemos crecer como personas… aunque para ello tenemos que aplicar un “método” un poco distinto que el coach superficial de los gurús.

Cómo crecer como personas

Es curioso, que hemos empezado hablando que nuestros abuelos no se molestaban en crecer como personas… pero yo admiro en gran parte la forma de vivir de nuestros abuelos. La sencillez de sus costumbres siempre me parecieron grandeza… Por eso sigo creyendo que podemos mejorar como personas, al fin y al cabo, si desde algo tan pequeño se puede construir algo tan grande…. De alguna manera, yo me puse a mi mismo hace muchos años el objetivo de llevar mi personalidad y mi yo a su máxima potencia. Hace ya un tiempo que lo conseguí, si sigo siendo una mierda será porque ya no doy más de mí… Y si realmente he llegado a ser seductor, ya no conseguiré ser más seductor, porque mi biología ha llegado a su límite.

Realmente crecer como personas consiste precisamente en eso: llevar la biología a su límite. Pero también, cambiar un tanto costumbres desagradables e inestéticas. Es como un coche: tiene su estética; pero también está la potencia que pueda tener el motor.

Y estos son dos elementos: lo superficial, que a pesar de los tópicos, es fundamental (todas las grandes diferencias culturales entre distintas civilizaciones, se me hacen eminentemente superficiales, pero fundamentales… lo más pequeño comúnmente es lo más grande); y lo profundo.

Podríamos imaginar un enorme iceberg, que sería un enorme triángulo de hielo. De este triángulo, sólo la puntita sobresale del agua; la gran mayoría del cuerpo del iceberg se mantiene bajo el agua. De alguna manera, esta es una buena metáfora sobre nuestro yo; la puntita que se ve del iceberg, es lo pequeño, pero a cambio, lo que más se ve de nuestra persona; y la gran masa del iceberg bajo el agua, es lo que no se ve tanto, pero es fundamental, porque ahí está la profundidad de nuestra alma

De alguna manera, el problema de la autoayuda tradicional es que sólo intenta modificar la puntita del iceberg, la parte que se ve; pero a cambio, la gran masa de hielo bajo el agua queda sin prestarle atención. Modificar nuestra persona para llegar a ser la mejor versión que podamos de nosotros mismos es posible, siempre y cuando no pretendamos cambiar simplemente la apariencia. Porque esto sería como aprendernos unas cuantas rutinas de ligar de Mario Luna: intentaríamos fingir que tenemos algo dentro, pero de alguna manera, solo pretendemos engañar, estafar.

Por eso, a la hora de crecer como personas es fundamental modificar tanto nuestra superficie; como sobre todo lo profundo, que es al fin y al cabo, de donde le viene la fuerza a nuestra parte más superficial. Y hacer esto requiere un tiempo y un esfuerzo, no se puede creer en tácitas milagrosas, ni para ligar, ni para crecer como personas, ni para tener éxito. Hacer caso a Mario Luna o a el libro El Secreto, aprendernos un par de frases del tipo “yo valgo” (algo en lo que por cierto, insiste mucho ese mediocre de Mario Luna, se ve que se ha leído El Secreto…), y repetirlas todo el rato, como si se tratara de un ejercicio impuesto por el líder de una secta.

Y por supuesto es posible hacer de nosotros mismos la mejor versión que podamos. En unos meses se podría conseguir una evolución sorprendente. Pero esto requiere un tiempo y un esfuerzo. Desde este blog proponemos hacer ese esfuerzo, con el arte y el pensamiento como nuestras principales herramientas de trabajo y de transformación.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • La clave del éxito: cumplir los horarios (3)
  • Los gurús de la autoayuda (3)
  • Cómo ser el mejor en algo (3)
  • Entrenamiento para la vida (3)
  • Cómo usar la mente para conseguir cosas (3)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>