Crítica de Tesis de Alejandro Amenábar (película)

Amenábar se estrenó en el cine de forma inmejorable. De hecho, para mí nunca ha podido llegar a alcanzar la calidad que alcanzó con su película Tesis. La claustrofobia de los pasillos de edificios futuristas, esa sensación como de soledad desgarrada que emite la atmósfera, la calidad con la que Amenábar profundiza en lo más oscuro del alma humana, unos geniales actores y un argumento demasiado creíble, consiguieron que Amenábar debutase en el mundo del cine por todo lo alto. El mundo entero conoció después a Alejandro Amenazar con su obra más famosa, Los Otros. Pero creo que esa película sólo iguala a Tesis en cuanto a calidad de los actores además de en cuanto a la creación de atmósfera, algo en lo que el director de cine nacido en Chile pero de nacionalidad española (además de chilena) es todo un maestro. Y precisamente es la atmósfera lo mejor de esta película. De hecho apenas hay películas en todo el cine mundial que recreen esa atmósfera tan inquietante, tan futurista, con un toque hasta de enfermedad mental.

El sadismo y lo peor de la condición humana

El tema de la película es de lo más escabroso. De hecho esta atmósfera a la que aludimos es en parte un desdoblamiento de la temática de la película: si la temática de la película es la crueldad humana, el sadismo, el hacer sufrir a los demás por disfrutar o por interés; es un poco como si la tétrica atmósfera que desprende la película encarnase esa temática. Temática escabrosa, como decimos. Ni más ni menos que el “snuff”. O sea, vídeos en donde se han gravado supuestas torturas a otras personas para uso y disfrute de todos los que tengan la horrible suerte de tener una copia de esa película. Sería un poco como si gravasen a alguien siendo torturado por los funcionarios de la “santa inquisición”; y luego lo emitiesen intentando con esa emisión generar beneficio económico.

Por tanto, dos cosas espantosas hay en la temática de la película:

1. El cómo los hombres se venden hasta límites insospechados por sacar beneficio económico.

2. El cómo alguien puede disfrutar viendo sufrir hasta el estertor a otro semejante.

De lo primero se ha hablado mucho; de lo segundo también. No hay acuerdo aún entre de donde le viene al hombre su capacidad sádica (o sea, obtener satisfacción sexual a base de ver torturas contra otros miembros de su misma especie o de otra especie distinta).Crítica de Tesis de Alejandro Amenábar Aunque casi estamos seguros de que esto tiene que ver con el llamado “cerebro de lagarto”, Y es que en nuestro cerebro existen  capas muy profundas que son ni más ni me nos que herederas de cuando nuestros antepasados eran literalmente lagartos, que evolucionaron hasta convertirse luego en mamíferos, y luego en homínidos, y llegar al fin al hombre. Los cocodrilos sólo son capaces de sentir emociones muy básicas, entre ellas quizás la emoción de la caza esté ligada a la satisfacción sexual. Al ser seres más básicos los sentimientos no estarían tan separados en el cerebro como en nuestro mas evolucionado sistema nervioso. Por tanto quizás esa capacidad del “sadismo” es una reliquia de cuando fuimos una especie de cocodrilos que se habría mantenido porque tiene aún alguna función, o simplemente por que la evolución no puede eliminar esta característica tan desagradable de los hombres en tan poco tiempo evolutivo. Al menos sí parece que ha quedado atenuada (lo que deja en el aire el dilema de si, es posible en un futuro cercano, remoldear el genoma de los humanos para modificar las tasas de agresividad de este simio sin pelo que es el hombre).

Conclusión sobre la película Tesis de Amenábar

De cualquier forma no es la temática lo que más me interesa, si no como he dicho, la claustrofóbica atmósfera, además de la excelente actuación de los excelentes actores. Destáquese la mujer, plenamente de acuerdo con que “está muy buena”… Una mujer moderna, con iniciativa, que nos hará sufrir a todos cuando camine por el medio de olvidados pasillos de olvidados edificios.

Una obra maestra y una de las mejores películas españolas de la historia. Película de culto más allá de las fronteras españolas, nos hace preguntar por qué los genios como Amenábar no son un poco más frecuentes.

-Lo mejor: la ambientación, los actores, el guión,…

-Lo peor: que halla quien prefiera “asesinato en 8 milímetros”, película clónica de Tesis, pero americana y muy inferior artísticamente (aunque entretenida).

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo ser escritor y la Teoría de la Evolución (3)
  • Reseña de El Hobbit, un viaje inesperado (la película) (3)
  • Reseña de El Señor de los Anillos (3)
  • Grandes formas de ver el mundo y el amor por la Edad Media (3)
  • Crítica de Diario de un Skin (película) (3)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>