Diez consejos para la convivencia en pareja

Siempre digo a mis lectores que la verdadera seducción empieza una vez que ya hemos ligado y una vez que ya tenemos novia. Es entonces cuando le tenemos que demostrar a esa chica que está al fin en nuestros brazos que nosotros somos de verdad interesantes y seductores. A veces en una relación las cosas marchan estupendamente… hasta que empezamos a convivir. Nos queremos tanto cuando nos vemos entre semana que uno no puede por menos de pensar “jo, lo que me gustaría a mí vivir con esta persona…”. Desgraciadamente, a veces ese misterioDiez consejos para la convivencia en pareja del verse de vez en cuando de la primera fase del noviazgo, se pierde debido a la convivencia en pareja. Es entonces cuando descubrimos que esa persona de la que nos habíamos enamorado no era tan maravillosa como nos creíamos. Y es que el amor es creer que una persona de normal muy imperfecta es perfecta. Es un poco como cuando nos emborrachamos, y al día siguiente contamos a nuestros amigos que nos han abducido los extraterrestres, que una luz azul e intermitente apareció en el cielo cuando nosotros conducíamos, que los extraterrestres vestidos de verde y con tricornio nos pararon, nos bajaron del coche, nos hicieron una prueba con un tubo, luego nos esposaron, y nos llevaron a la nave espacial en donde todas las paredes eran blancas y había barrotes en las puertas… La droga nos hace interpretar las cosas de una forma distinta. Y el amor en gran parte es una droga que nos hace creer que la otra persona es maravillosa. Aunque al final a veces la otra persona no es tan maravillosa. De esto nos damos cuenta sobre todo cuando empezamos a convivir con la otra persona. En la rutina de la vida diaria es cuando pueden surgir los problemas, los conflictos… Para evitarlo damos en este artículo diez consejos para la convivencia en pareja.

Los diez consejos para vivir en pareja

1. Respeta la individualidad de tu pareja. No sois uno: sois dos que formáis una pareja. Pero debéis de tener una vida propia, un espacio propio… Estar todo el día uno encima del otro no lleva más que a cansarnos un tanto de nuestra pareja. No es raro que sea precisamente en época de vacaciones cuando más divorcios se dan: el estar todo el rato juntos, sin tener una vida individual y por nuestra cuenta, lleva a cierto hastío y cierto desencanto.

2. Repartir las tareas de la casa. Está demostrado que los hombres que realizan tareas más adecuadas para el género masculino; y las mujeres que realizan tareas típicas del género femenino… son más atractivos a los ojos del género contrario. Vamos, que la mujer debe de hacer la comida, planchar, poner la lavadora, barrer, pasar el polvo… Y el hombre a cambio puede arreglar el coche, partir la leña, regar las lechugas, recoger los tomates, reparar el tejado, sacar a pasear a los toros… En definitiva, se pueden dividir las tarea de la casa sin necesidad de renunciar a nuestros papeles más típicos como hombres o como mujeres (sí, hay quien me acusa de ser un machista… pero no me preocupa, un dato es un dato, y es un dato que gustan más las mujeres haciendo tareas femeninas y los hombres haciendo tareas masculinas).

3. Respetar los horarios. Hay que crear unos horarios que sobre todo estarán referidos a la hora de las comidas (sin indirectas…). En los hogares tradicionales los horarios de la casa se estructuran mediante la hora del levantarse, del acostarse, y desde luego, las horas de las distintas  comidas. A veces por motivos laborales no tenemos horarios de comidas fijos, o no coinciden los horarios de los dos miembros de la pareja. En ese caso nada que objetar. Pero si no aconsejo tener un horario que estructurará parte de la relación mediante unas horas fijadas para comer, para acostarse, para levantarse..

4. Respeta las reglas. Las reglas se pactan entre los dos miembros de la relación. El diálogo y la negociación son claves aquí. Nadie debe de ejerce de tirano y nadie debe de ejercer de vasallo. Lo ideal es pactar unas reglas, todo un derecho casero en el fondo, y luego respetarlas. Aunque ha veces es normal que uno de los dos miembros de la pareja mande más… pero de cualquier forma, deben de existir unas reglas en casa para evitar que todo el mundo se ponga a hacer lo que le de la gana y así la convivencia sea un caos.

5. Cuida los detalles. Los hombres siguen sin entender por qué son importantes las fechas de los aniversarios; y por qué es importante que no deje en la pila del lavabo restos de barba y de espuma después de afeitarse… Esto la mujer se lo toma como una falta de respeto hacia su persona. ¿Verdad que si el Papa fuese a entrar en tu servicio estaría este impoluto y como los chorros del oro? Pues una mujer quiere sentirse siempre muy respetada, y ella considerará que no se le respeta si no se cuidan esos detalles. Y claro, no se sentirá querida si el hombre no recuerda esas fechas que para ellas son tan especiales.

6. Renuncia a la violencia. La violencia es un elemento relativamente común en los hogares. Venimos de una sociedad rural a veces muy agresiva, y eso hace que nuestra tradición cívica (ligada a la creación y existencia de las refinadas ciudades) a veces se vea contagiada por el burdo ambiente de nuestro pasado campesino. La violencia más común es la psicológica, con maltrato psicológico de  por medio. Al menos un 25% de las mujeres reciben a día de hoy algún tipo de maltrato por parte de sus parejas. Los hombres suelen ser los que más maltratan, pero a veces ellas también son histéricas y maltratan psicológicamente. No hay conflicto en la pareja que no se pueda solucionar con el diálogo, con la negociación. Y si no nos ponemos de acuerdo, siempre podemos rectificar los términos de nuestro “pacto de pareja”, a veces incluso romper la pareja. Por supuesto esta renuncia a la violencia que hemos heredado de nuestro pasado no quita que los hombres puedan ser un poco sinvergüenzas; y que las mujeres puedan ser juguetonas psicológicamente. No se trata de formar la familia de Nedd Flandes en donde todo es armonía, pero también aburrimiento.

7. El sexo es clave… Pues es normal que la fogosidad del principio se pierda un poco con el paso del tiempo. Por eso hay que aprender el arte del sexo sutil. La imaginación y la creatividad puede alargar la pasión en las relaciones sexuales de la pareja. Aunque para ser creativo en el sexo no hace falta recurrir a el sado, ni a ninguna práctica rara y peligrosa: se trata de cambiar pequeñas cosas que crean una gran sensación de novedad.

8. Cuídate siempre aunque tengas pareja. Es curioso que yo cuando he estado varias veces a punto de empezar con alguien… tenía mucha más necesidad de cuidarme, de peinarme, de vestir bien… que cuando simplemente salía por ahí a intentar ligar. Cuidar nuestro aspecto es fundamental porque es un acto de amor hacia nosotros mismos además de hacia nuestra pareja. A nadie le gusta la gente descuidada que se pasa el día en chándal tirado en el sofá mientras ve la tele…

9. Tener aficiones comunes; pero también individuales. Si por ejemplo nos gusta leer eso es una afición que nos puede ayudar a mantener nuestra individualidad y a tener nuestro tiempo y nuestro espacio dentro del seno de la pareja. Y también por supuesto que podemos tener aficiones que compartamos con nuestra pareja, por ejemplo puede que nos gusten los viajes, ir por ahí a descubrir nuevos sitos; o el tenis a dobles… y terminemos por formar un equipo en el campeonato de dobles de la comunidad de vecinos…

10. Comparte secretos y confidencias con tu pareja; pero también guarda cosas para ti. Hemos hablado antes de “mantener nuestra individualidad”. Ahora extendemos esta individualidad hasta nuestro alma. Hay quien dice que cuando en una pareja se acaba el misterio, entonces el amor también se acaba. Por eso siempre debe de haber encendida una pequeña llama oscura que representa nuestros secretos, y esas cosas tan interesantes (y positivas) que nuestra pareja aún tiene que descubrir con el tiempo de nosotros.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cinco consejos para vivir en pareja (8)
  • Ideas románticas para impresionar a tu pareja (5)
  • Cómo saber qué hombre o mujer nos conviene para una relación (5)
  • La vida en pareja (5)
  • Reflexiones sobre el amor (5)
  • Comments

    • Hola:
      Me encanta esta frase DE TU ARTICULO:” Y el amor en gran parte es una droga que nos hace creer que la otra persona es maravillosa”

      Y esto ocurre en ocasiones por haber estado solos durante un tiempo y haber creado en nuestra mente una fantasia del conyuge ideal… Y como en un principio todo es color de rosas, lo sobre valoramos y ahi en la covivencia es que se deveLA LA realidad.

      Gracias por tan buen artículo y acertado a la vez, se que va a ser de mucha ayuda a los que lo leemos y sobre todo para ponerlo en practica en la vida de parejas.

      Lo mejor para ti…

      • Erik360 Erik360 dice:

        Completamente de acuerdo Rossie. He leído todos los comentarios no puedo responderlos a todos porque no tengo tiempo. Interesante la reflexión de Trini, Azahara también salió del limbo de la timidez… y todo lo demás que contáis también es muy interesante, no entiendo qué narices quiere decir lisandra… Un saludo a todos.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>