Diez puntos de reflexión: 1. la política

1. Por lo general, los humanos somos un poco bobos. Y así, desde esta bobería humana, solemos ser muy crédulos en ideologías. Las ideologías pueden ser una herencia de nuestro pasado evolutivo, en donde las decisiones eran sencillas: buscar comida hacia adelante, o hacia atrás; escapar del tigre corriendo hacia la derecha, o hacia la izquierda… El resultado: a día de hoy queremos organizar a millones de personas con los mismos cerebros que usábamos para intentar escapar del tigre que nos quería comer. Guerras, corrupción, injusticia… es el justo resultado de tal estúpida lacra evolutiva.

2. Al igual que Nietzsche, me está dando por romper la estructura del texto argumentativo. Por eso, ya no hay relato. Ahora hay ideas aisladas, que pretenden conseguir mover algo en el cerebro destartalado de los humanos. La argumentación rigurosa ya me aburre. La he practicado durante muchos años, y la mayoría de la gente no se entera de nada… Si alguien conoce a Terry Eagleton, que le diga que tanto Nietzsche como yo, somos perfectamente capaces de estructurar un texto de forma tradicional. Pero que escribimos como a base de trompetazos, porque nos da la santa gana, y porque aturdir a la gente, parece ser la única forma de conseguir moverla de su pereza mental.

3. ¿Podría pasar algo peor? Sí, que alguien se leyese un libro de “autoayuda” de esos que te machacan constantemente con el “tú puedes”, se lo creyese, y decidiese formar un partido político basado en las enseñanzas de un vulgar libro de autoayuda.

4. ¿Cual es la mejor forma de intentar alcanzar el poder político? Os dejo dos opciones: a) hacerse el malo; b) hacerse el bueno. Correcto. La b. Por eso todos los políticos son tan buenos y nos van a dar tantas cosas.

5. Muchos emos sido góticos en la adolescencia (mírese lo de “emos”, sin hache, como un chiste, no necesito de ninguna manera lecciones de ortografía de gente sin inteligencia ninguna). Pero lo superemos. Pero hay gente en la eterna adolescencia, que aunque lleguen a viejos, seguirán teniendo la mente de un adolescente. No serán eternos góticos, pero serán eternos crédulos de las ideologías de los adolescentes, seguirán con el cóctel molotov en la mochila, con las proclamas de “lucha contra el capital”, y zandajas típicas de esa época de búsqueda de identidad, que es la adolescencia.

6. Ser moderado políticamente no te hace inteligente. Pero la moderación política, es la única forma de que la inteligencia pueda entrar en acción. Al fin y al cabo, si yo me uno a una ideología radical y acepto un relato sencillo como una verdad absoluta, ¿para qué voy a necesitar la inteligencia, si no voy a dar a mi cerebro la mas mínima oportunida de dudar de las imbecilidades en las que creo?

7. La humanidad no tiene remedio. Pero incluso sin remedio, espero que la gente inteligente guíe al resto; y que no sea un necio cualquiera el guía (que me temo, es lo que suele pasar de habitual…).

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • La actualidad de mi vida, de este blog, y del mundo (1)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>