Diez secretos para enamorar

A veces ese chico o chica que nos gusta se nos resiste. Quizás pensemos eso de “es que no soy su tipo y no tengo nada que hacer”. En lo referente a lo de los “tipos”, estoy cansado de ver cómo chicos con carácter se hacen novios de chicas que estas dijeron cuando los conocieron eso de “no es mi tipo” y que no podía pasar nada entre ella y él. Enamorar no es una ciencia exacta, viene cuando le place, y a veces se va cuando le place. No dejo de sorprenderme debido al hecho de que comúnmente veo a mi alrededor cómo se forman parejas entre chicos y chicas que en principio, jamás nadie los hubiese visto juntas. A veces el roce hace el cariño y el amor llega con el tiempo. No llegamos a tanto de que cualquiera puede llegar a enamorarse de cualquiera. Pero casi. Digamos que los gustos y el amor vienen y va, y yo mismo me he sorprendido interesándome por chicas que en su día, cuando las conocí, no me gustaron nada. Y a veces me ha pasado lo contrario: chicas que cuando las conocí me gustaron un montón, con el tiempo me dejaron de gustar. Y luego está el otro caso: chicas que me gustaron cuando las conocí, decidí conocerla más en profundad para ver si realmente encajábamos, se metieron por en medio terceras personas…, y al final resulta que entre esto y mi vacilación, me terminé quedando sin una chica que al final me encantaba (y a la que aún no he reanunciado…). Con todo esto, nunca se sabe de quien nos vamos a enamorar. El amor es raro, nos podemos terminar emparejando con la persona que menos nos esperemos. Pero de cualquier forma, para ayudar a que los demás se enamoren de nosotros, y a la hora de la verdad disminuir el riesgo de rechazo (lo que me hace recordar que aunque recibamos un “no” de primeras, dicen eso de “el que la sigue la consigue”…) damos diez consejos que nos ayudarán a enamorar. En este artículo, diez secretos para enamorar.

Los diez secretos para enamorar

1. Aprende a vestir. Por muy bien vestidos que vallamos un día a una fiesta en la que hemos quedado con los amigos, eso no significa que sepamos vestir. Por muy buen plato que nos haga un día la cocinera de un restaurante, eso no significa que sea una buena cocinera: ¿y si la cocinera repite todos los días ese mismo plato por mucho que nos gustase? Dejaría de gustarnos y pensaríamos que esa no es una buena cocinera en absoluto. Ten estilo, y eso quiere decir ten estilos, varios estilos distintos, cambia de vez en cuando, sorprende a los demás con tus cambios.

2. Se optimista, alegre, simpático… Ir de duro puede parecernos muy molón y muy varonil… pero a las mujeres comúnmente las asustan los tíos duros, salvo que este ir de duros sea muy superficial, y en seguida saquemos nuestra simpatía a flote, nuestro optimismo, nuestra alegría… Por supuesto no es cuestión de ir por ahí con una sonrisa de gilipollas en la boca. Pero aún así, enamoran los chicos y chicas simpáticas y de buen rollo.

3. Se generoso, piensa en los demás más que en ti. Fuera de tópicos, la gente interesada y egoísta no seduce ni suele gusta a nadie. En cambio, enamoran esos chicos y chicas comprometidos, que miran por los demás y no sólo por sí mismos.

4. Aprende a lanzar halagos y piropos. En su justa medida, el piropo sigue siendo un arma de seducción muy poderosos. Siempre de corazón, y siempre en pequeñas dosis.

5. Ten sentido del humor y se un poco travieso. Pero si lo de antes no lo mezclamos con un poquito de picardía, podemos caer en el papel de “chico bueno” sin carácter que es demasiado blando y que toda mujer ve como un “buen amigo”. Tener sentido del humor, y ser un poco cabroncete de vez en cuando, ayuda a evitar el “síndrome del mejor amigo”. Las mujeres un poco traviesas también se puede hacer muy atractivas, pero no se harán atractivas las mujeres con sentido del humor, al menos que lo produzcan, pero sí que lo sepan apreciar. Vamos, que una mujer chistosa y que hace bromas no se hace atractiva; pero sí se hace atractivo un hombre con sentido del humor; además también se hace atractiva una mujer que se descojona viva de las coñas que hace ese hombre con tanto sentido del humor.

6. Da la sensación de tener muchos planes de futuro. Esa gente que parece que se va a comer el mundo, siempre es muy atractiva, porque enamora a los demás con su viveza, con su fuerza vital, con la pasión que le pone a sus proyectos presentes o futuros.

7. Aprende a sincerarte cuando toca. A veces la conversación con una chica llega a un punto en donde por algún motivo, la tristeza, el dolor pasado… salen a flote. No hay que evitar estas conversaciones tristes. A veces contar a una chica algo malo que nos pasó, cuando lo pasamos mal, cuando tuvimos una mala época; o en cambio, comprender un mal momento que pasó la chica y que nos cuenta en la conversación, se hace muy seductor. No es malo haber sido un juguete roto: es malo no haberse cosido de nuevo, y las cicatrices que nos dejan los dolores pasados, por algún motivo se hacen atractivas.

8. Estate de buen rollo. El otro día con mi más que amiga venía hablando de el hecho de que parece que el buen rollo se pega; y que el mal rollo también. Una persona con su simpatía y con su alegría te puede hacer ver un día malo de color de rosa; y al revés: una persona con mala hostia y que viene a nosotros con malos modales, nos puede fastidiar el tan precioso día que estábamos teniendo hasta entonces… Se buen rollo y la gente te amará.

9. Se razonable. La inteligencia es un arma de seducción muy poderosa. La gente irracional o incongruente espanta siempre a los demás. Aprender a razonar y usar esos razonamientos en la conversación, siempre nos hace más atractivos ante el sexo opuesto porque la inteligencia por supuesto, es siempre una virtud muy apreciada a la hora de enamorar a los demás.

10. Se emocional. Pero eso sí: incluido la inteligencia emocional. Si somos muy buenos para las matemáticas o para la informática, y luego somos unos completos descerebrados emocionalmente hablando, entonces para poco nos servirá la inteligencia. Al menos a la hora de ligar nos servirá para poco. Por eso tenemos que cultivar la inteligencia emocional, que consiste en entender a los demás, en analizar sus motivaciones, su comportamiento, en saber qué esperan de nosotros y actuar en consecuencia, en comprender y hacerse comprender por los demás.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Los hombres y las mujeres que enamoraron siendo eternamente niños (6)
  • Cómo nos gustan las mujeres a los hombres (5)
  • Consejos para enamorar (5)
  • Empezar una relación con alguien o no (5)
  • Dos clases de hombres seductores (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>