Dos formas de sociabilizar

La sociabilidad tiene distintos ámbitos: la familia, los amigos, los compañeros, la pareja… Pero en este artículo quiero destacar la importancia de dos grandes formas de sociabilidad. Una de ellas es la sociabilidad entre personas conocidas, la sociabilidad en grupo; la otra, es la sociabilidad entre personas desconocidas, la sociabilidad en solitario. No es lo mismo sociabilizar con la familia, con los amigos, con los compañeros de trabajo; que sociabilizar con ese vecino que no conocemos, con esas personas del parque con las que hemos iniciado una breve conversación sobre la cantidad de palomas que hay por allí, con esa persona del cine a cuyo lado nos hemos sentado en ese día que decidimos ir al cine solos porque nos apetecía… En este artículo, dos formas de sociabilizar.

Sociabilidad individual y sociabilidad en grupo

Uno de los grandes problemas que tienen los tímidos es que ellos creen que para ir a cualquier sitio tienen que ir con gente: si quieren ir al cine buscarán a alguien para ir al cine; si quieren ir al bar a tomar un café no serían capaces de ir solos al bar; si les apetece ir a visitar un museo o a unas conferencias, o a la verbena del pueblo… no entenderían cómo alguien puede ir solos a estos sitios. Yo creía eso mismo, y como al final yo no tenía a nadie para ir a esos sitios, pues no iba y me quedaba en casa sin hacer nada pero con ganas de hacerlo todo.

Dos formas de sociabilizar

5demayo

Pero yo me he dado cuenta que uno de los grandes secretos que tienen las personas sociables para ser sociables es que ellos no le tienen vergüenza al ir al bar solos, al hacer cosas solos, al ir a la plaza mayor solos porque allí hay un concierto… Las personas sociables son especialistas en hacer esas cosas solos, ellos no necesitan a nadie para hacer cosas divertidas, para salir por ahí a darse una vuelta, para ir a un museo sólo simplemente porque le apetecía ir…

El tímido y la persona insociable a veces le tiene absoluto pánico al hacer cosas solos, a veces ni se atreve a ir al kiosko a comprar algo si no va acompañado. Por supuesto, este miedo al hacer cosas solos es paralizante: se pierden oportunidades de todo tipo. Y es que, salir a hacer cosas solos por ahí puede ser muy divertido… nos lo podemos pasar muy bien yéndonos nosotros solos a ese concierto que hay en la plaza mayor… ¡Pero hay algo más importante que nos traerá el aprender a hacer cosas solos y a salir por la ciudad nosotros solos!

Y es que, cuando vas con gente, cuando por ejemplo tú sales con tus amigos y vas a ese concierto que dan en la plaza mayor con tus amigos, tú te centras en tus amigos, hablas con ellos, estás con ellos… y esto te impide centrarte en otras personas. En cambio, si tú sales por ahí solo, no estarás solo durante mucho tiempo… Por que hacer amigos es muy fácil, y cuando salimos solos por ejemplo, a un concierto, o a tomar algo en un bar, no tenemos más que dejarnos arrastra por nuestra naturaleza social, mirar un poco a la gente desconocida que hay a nuestro alrededor, y simplemente ponernos a hablar con esa gente, simplemente porque es divertido socializar, y simplemente por que nos apetece hablar con alguien y conocer gente nueva.

Esto es algo muy positivo de aprender a sociabilizar solo y a hacer cosas sociales solos. Si siempre dependemos de tener un amigo a lado para hacer tal cosa, y de tener un grupo de gente al lado para hacer tal cosa… ¿Qué pasará cuando no tengamos a nadie? Pues que podemos caer en la rutina de no salir nunca, y esto a su vez, nos lleva a no tener amigos, a no conocer nueva gente, a encerrarnos en nuestro abismo de soledad…

Las dos formas de sociabilizar

Por esto, yo propongo dos formas de sociabilizar:

1. Cuando estamos con gente conocida, compañeros, amigos, familiares, con los vecinos en la comunidad de vecinos…

Esta forma de sociabilizar requiere unas habilidades sociales específicas: requiere saber saludar a los conocidos cuando nos encontramos con ellos; saber iniciar conversaciones con ellos y mantenerlas; saber despedirse al irnos… Parece fácil socializar con conocidos, pero tiene su “miga” y mucha gente no ha aprendido a sociabilizar correctamente con conocidos.

2. Cuando estamos con gente desconocida:

Esto se le atraganta mucho a los tímidos, ellos ven a los demás como inalcanzables, y se creen que está completamente prohibido hablar con una persona desconocida… Pero si así fuese, nadie nunca podría empezar nuevas relaciones con alguien nuevo y siempre tendríamos el mismo limitadísimo círculo social. Por supuesto, que esta forma de sociabilizar requiere sus habilidades sociales propias, y entre las más importantes, está el saber cuando podemos iniciar una conversación con un desconocido y cuando no. Si por ejemplo nosotros vamos por la calle y vemos a una chica mona… no siempre podremos iniciar una conversación con esa chica. Pero sí a veces, cuando ella está más receptiva, cuando el contexto es más favorable, cuando ella nos hace gestos con la mirada en los cuales nos da permiso para hablar con ella… Por lo demás, las habilidades sociales requeridas para tener trato con desconocidos no son tan distintas de las habilidades sociales requeridas para tener trato con conocidos. Para ayudar a mejorar y llevar al límite estas habilidades sociales, aconsejamos nuestro e-book Los Pilares de la Seducción.

Conclusión sobre dos formas de sociabilizar

Pero por supuesto que tenemos que practicar nuestras habilidades sociales con desconocidos no sólo con chicas: si no con todo el mundo, pues así cogeremos una gran pericia social que podremos usar incluso para ligar más y mejor…

La vida es eso, es gente que entra en nuestra vida, y gente que sale. Nuestro círculo social está formado por gente que entró en nuestra vida y que aún no ha salido. Si no entra gente nueva en nuestra vida, es posible que nos quedemos sin amigos, que nos quedemos sin conocidos… porque muchos de los que conocemos a día de hoy dejarán de estar en nuestra vida, quizás sean personas que se emparejen y ya no quieran tener amigos; quizás sean compañeros de trabajo que se irán a otra ciudad; quizás sean vecinos que perderemos porque se cambiarán de barrio….

A veces, en nuestra sociabilidad individual, crearemos relaciones sociales de solo unos minutos, que es lo que tardamos en comentar con el heladero que ya hace buen tiempo y que la gente se anima a comer más helados… Pero a veces, esta sociabilidad individual nos puede llevar a que estos desconocidos se conviertan con el tiempo en conocidos, y luego en amigos, en amantes…

Por todo esto es muy importante aprender a conjugar nuestra sociabilidad individual, con desconocidos que se pueden convertir en conocidos; con nuestra sociabilidad en grupo, en donde socializamos con esa gente que nos importa de verdad y que forma nuestro círculo social más próximo. La sociabilidad individual con desconocidos; y la colectiva, con conocidos, son dos formas de ser sociables que se complementan, que se conjugan y que se combinan para lograr entre ambas darnos una vida social plena. 

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Tener amigos (7)
  • Cómo quedar con una chica (6)
  • Cómo funcionan los grupos de amigos (6)
  • Cómo usar la creatividad para mejorar nuestra vida social (5)
  • Cómo acabar con la timidez (5)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>