Dos grandes formas de entender la seducción

Es evidente que este “blog de seducción” es para personas con cierta inteligencia. ¿Significa eso que nunca podré llegar a tener tantos fans como esos gurús de la seducción que escriben para descerebrados y que van por las calles asaltando a tías y ponen eso como el ejemplo más primordial de lo que es seducir? No creo, entre otras cosas porque la inteligencia media de los españoles ha crecidouna barbaridad en una generación,Dos grandes formas de entender la seducción y América del sur también sigue ese camino que inició España en el mundo iberoamericano (España tiene tantas cosas malas que a veces olvidamos sus cosas buenas… como su ciencia, sus pensadores, sus músicos…). De todas formas, en el peor de los casos, pasará lo que pasa con el Rock and Roll (incluyendo indie y otras manifestaciones modernas del rock), que tiene menos adeptos que el pop ligero tipo “operación triunfo”, pero sus adeptos son mucho más acérrimos, además de por lo general personas más cultas e inteligentes (eso está demostrado científicamente). O sea que aunque no pueda competir por cantidad competiré por calidad…

Pero yo también aspiro a la cantidad, al fin y al cabo a día de hoy los gustos musicales han tornado mucho hacia la música de calidad. Melendi no es un triunfito precisamente, si no un músico que hace rock o pop de alta calidad. Parece que la calidad amenaza a la “cantidad” y a la mediocridad dominante en el ámbito de la música. Vale, siempre estarán por ahí el Bieber la Lady Gaga con millones de visitas en Youtube… pero nosotros no nos amedrentamos ante las masas de borregos descerebrados quizás porque es experiencia nuestra que a esos borregos se les puede controlar para que no se metan en nuestro espacio exigiéndonos que nos guste lo mismo que a ellos (son tan cobardes como ovejas descerebradas…, aunque pueden ser violentos si tienen los medios para ejercer violencia sin comprometer su integridad, que se lo digan a Gallardón).

Y por supuesto a la hora de entender la seducción como el arte de intentar tener más éxito con el sexo contrario, hay muchas concepciones distintas. Por ejemplo, para mí la seducción no puede consistir sólo en gustar al sexo contrario. Y es que ¿cómo se puede gustar al sexo contrario y no gustar a los demás? ¿Es que nos volvemos seductores sólo con mujeres y luego seguimos siendo unos cretinos con las personas a las que no tenemos interés en metérsela…? Mi experiencia me dice que eso no es posible. Por supuesto hay una concepción de seducción que a mí me repugna, que consiste en tíos que van por la calle asaltando a mujeres, robándolas besos, y luego nos venden eso como que ellos han ligado. Pero estos tíos juegan con la forma de ser de las mujeres, simpáticas, agradables, te reciben bien, incluso quizás te dejen besarlas. PERO ESO NO SIGNIFICA EN ABSOLUTO QUE TE LA HAYAS LIGADO. Es posible que esa misma mujer que te besó luego no quiera saber nada de ti porque ¿y si aunque seas muy macho para ir por la calle asaltando tías luego eres un absoluto zoquete y no te quiere ni dios en cuanto se dan cuenta de que no eres en absoluto un hombre interesante? Ya podemos adelantar las dos grandes formas de entender la seducción.

Entender la seducción de dos formas distintas

1. Podemos entender la seducción como el arte de entrar a mujeres, de interactuar con ellas, de intentar conseguir algo de ellas. Esto es un poco el sargeo clásico, interactuar con mujeres, presentarse ante ellas, hablar con ellas, e intentar llevar esa conversación hacia adelante para ganarse la confianza de esa mujer. Luego la sacamos el contacto y a lo mejor la volvemos a ver en una cita en la que quizás pase algo más. A mí me gusta esta forma de entender la seducción, pero me parece incompleta. ¿De verdad es alguien más seductor por asaltar a tías por la calle y robarlas besos? Verdaderamente para poco te va a servir eso si luego a la hora de la verdad no conectas emocionalmente con esas chicas y ellas ahora sí empiezan a ver en ti a un “hombre interesante”. Que no os engañen: poco a cambiado en el amor desde el siglo pasado, y tanto las mujeres como los hombres siguen buscando novio o novia, y pocas están dispuestas  a entrar en ese juego de “no tengo novia pero follo cada día con una” (ojo, los dicen los estudios sociológicos que se han echo al respecto, no es opinión mía). Si follas cada día con una te garantizo que esas tías de normal ni merecerán la pena. Las que merecen la pena no se bajan las bragas por los tobillos así como así. A ellas hay que seducirlas de verdad.

2. La seducción entendida de forma más psicológica, como el arte de gustar con nuestra forma de ser a una chica, y así poder conseguir los “favores” de la chica. Este es el concepto que me encanta de la seducción. Yo me cansé del sargeo en unos días porque vi que eso era tan superficial e incluso inútil para encontrar lo que yo buscaba (el amor y una buena novia), que me di cuenta que la seducción tenía que consistir en dos cosas:

1. conocer chicas (o chicos=)

2. conectar psicológicamente con esas chicas (o chicos)

Por supuesto, el sargeo sencillito y superficial nos puede servir para conocer chicas. Pero más nos vale tener luego algo más dentro de nosotros además de unas buenas capacidades para sargear, porque si no conectamos con esa chica que hemos conocido ella nos rechazará de raíz (aunque cuando peor calidad tiene la tía en cuestión más posible es ligársela con estrategias de sargeo superficial… pero yo prefiero la calidad a la cantidad, y estoy cansado de ver cómo tías a las que yo no quería terminaban siendo ligadas por otro tío más superficial con estrategias superficiales… simplemente con el sargeo superficial otros se quedaban lo que yo no quería, como me pasó no hace mucho en una discoteca).

Estas dos formas de seducción se puede complementar. Yo no rechazo la seducción entendida como sargeo, pues es bueno para conocer chicas que después puedas conocer en la seducción entendida de forma más psicológica. Pero ya digo que me parece del todo inútil entender a la seducción solo de la forma 1, como sargeo puro y duro. Así quizás saques algún polvo con alguna tía que se dejó engañar con tácticas superficiales. Pero para enamorar a las mujeres más interesantes, para ello hace falta bastante más que algo tan superficial como el sargeo clásico (muchas amigas mías dicen que no las gustan nada los ligones de discotecas y similares).

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • 10 errores típicos que cometemos los hombres con las mujeres (7)
  • Ligar por Internet versus ligar en el mundo real (7)
  • Cómo gustar a una mujer (6)
  • Cómo gustar a las chicas (6)
  • ¿Es verdad que todos los hombres son iguales? (6)
  • Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>