El final de la depresión

Es complicado entender el Universo. Muchas explicaciones sobre su funcionamiento han sido en términos funcionalistas: el universo es para que exista el hombre y otras criaturas. La vida humana también se intenta explicar en términos funcionalistas: estamos aquí para ser felices, o para lo que sea. La comida sirve para nutrirnos, la diversión para entretenernos, la ropa para vestirnos… Así le intentamos dar a todo una explicación funcionalista, todo tiene su función. Ahora bien, imaginémonos que somos un labrador del siglo XIX con una mujer y siete hijos pequeños. Toda la familia depende del pan que gana este labrador. Pero un día, el labrador va caminando por un camino al lado de una gran cresta de rocas. Y de la cresta se desprende una roca y mata al labrador. Su familia también sufre las consecuencias de esta muerte: se ven arrastrados a la mendicidad, la hija del labrador termina como prostituta y muere joven; los hijos del labrados se alistan en el ejército y todos mueren jóvenes en combate, pero no les quedó otro remedio. La mujer del labrador muere de vieja, acogida en una casa de caridad y lamentando haber nacido y haber tenido una vida tan dura. ¿Para qué servía la roca? Parece que para nada bueno. Aunque indirectamente ha habido seres que se han beneficiado de la existencia de la roca: la familia que ocupó la posición de la antigua familia del labrador en casa de los señores, por ejemplo, se beneficiaron de la muerte del labrador por la roca y de la ruina de toda su familia. Pero de cualquier forma, aquí no hay explicación funcionalista, salvo que consideremos que el labrador debería de haber sido más inteligente y haber podido esquivar la roca, y entonces la selección natural expulsó al labrador y a su familia de la vida porque esta se pudo adaptar peor que otra familia con más luces en donde el padre de familia hubiese estado más “espabilado” y hubiese podido esquivar la roca. La explicación funcionalista siempre es polémica, porque parece que todo puede servir para algo. Y yo me pregunto ¿para qué sirve tener depresión? ¿Tiene un lado bueno? ¿Es una prueba como la roca desprendida que no pudo esquivar el labrador? ¿La depresión tiene una función; o simplemente es una putada que no sirve para nada, al modo de una de esas enfermedades tipo cáncer que es simplemente un accidente biológico sin ninguna función positiva para el individuo? En este artículo, el final de la depresión.

La depresión y la hipnosis

Ayer estuve viendo Cuarto Milenio. Yo critico mucho este programa porque antepone el pensamiento mágico al racional y científico. El mundo lo ha trasformado la ciencia y la razón; y no la magia. Eso es un hecho que nadie puede dudar, como el hecho de que la Tierra es redonda y achatada por los polos (hay personas que discuten obviedades, todos los integristas de algunas religiones, por ejemplo). Einstein ha demostrado lo que vale; todos los santeros del mundo juntos no han demostrado nada, y no han demostrado que puedan aportarle nada bueno al futuro de la humanidad. En el programa de ayer de Cuarto Milenio hubo un debate (sí me gustan los debates de ese programa). El debate era a raíz de la hipnosis, y enfrentaba a personas que creían en la hipnosis como algo casi mágico; y a personas que creían que la hipnosis era simplemente sugestión, y que no podía tener esas capacidades mágicas de por ejemplo, conseguir curar a una persona de su fobia a las arañas en una sola sesión. Yo como de costumbre me puse en ese debate de parte de los racionalistas, representados por un psicólogo que llevaba décadas practicando la hipnosis, psicólogo que rechazaba la creencia en la hipnosis como magia. Los que defendían a la hipnosis como una técnica cuasi mágica, sostenían algo así como que en una sesión de hipnosis, una persona podría llegar a solucionar sus problemas de un día para otro. Los que atacaban esta visión de la hipnosis como magia creían que eso era imposible, que la hipnosis sólo era sugestión y que no era posible hacer cosas como hipnotizar a alguien para que este se creyese que era una gallina…, para estos racionalistas esos espectáculos del hipnotizador mágico convirtiendo a alguien en gallina eran espectáculos preparados y farsas para ganar audiencia. Lo cierto es que saco este tema porque hay un fenómeno biológico en el cerebro humano que da la razón claramente a los racionalistas: el cerebro humano es como una escultura sobre mármol, en él el tiempo va esculpiendo formas distintas, va esculpiendo partes del cerebro y creando en ellas figuras distintas, el tiempo va desgastando unas zonas del cerebro, a la vez que puede regenerar otras. En una sesión de hipnosis mágica, el cerebro no puede llegar a adquirir ninguna modificación, porque las modificaciones en el cerebro llevan su tiempo, y no hay pruebas de que en una sesión de hipnoisis mágica el cerebro adquiera unas transformaciones tan rápidas, más si tenemos en cuenta que decimos que el cerebro humano es lento a la hora de esculpirse y de reformarse. Esta es una prueba muy potente en contra de la hipnosis mágica. El cerebro evoluciona lenta pero imparablemente. No evoluciona en un periodo de minutos como nos pretenden convencer esos hipnotistas mágicos que más que nada son estafadores nada mágicos. El cerebro tiene una evolución, y precisamente la enfermedad de la depresión hace modificaciones en ese cerebro.

Lo positivo de la depresión

La depresión es una enfermedad que afecta a gente muy distinta: algunas personas caen en depresión por tener pequeños problemas que a otra persona les hubiesen parecido problemas insignificantes y fácilmente afrontables, no causándoles por tanto depresión. Otras personas caen en depresión, a pesar de que tienen cerebros muy resistentes, porque se encontraron con problemas muy graves, del tipo de fobia social, que te puede hacer pasar décadas enteras de tu vida prácticamente solo y económicamente arruinado. Por tanto, hay personas de temperamento débil que caen en depresión por problemas insignificantes; y otras personas de temperamento fuerte que caen en depresión por tener problemas muy graves. La depresión trae a su vez otros problemas, además de dolor físico. Pero la pregunta es ¿sirve para algo bueno la depresión?

Yo he puesto muchas veces como ejemplo el pasaje de la película El Señor de los Anillos, en el que Gandalf cae al abismo arrastrado por el Balrog, el demonio de fuego que es ni más ni menos que un mago antiguo que fue maldecido y ya nunca más podrá abandonar sus satánicas formas. Gandalf al final combate con el Balrog, lucha contra este ser primigenio, lucha contra el fuego. Al final Gandalf muere consumido por este fuego, él y el Balrog se matan recíprocamente. Pero Gandalf es un semidios, y se le concede una segunda oportunidad, muere físicamente pero su espíritu hace resucitar su cuerpo (Gandalf está inspirado en gran parte en Jesucristo, muere pero resucita y ahora es más poderoso). Y ahora su poder es mayor que nunca, el dolor que tuvo que soportar Gandalf en la lucha contra el Balrog lo fortaleció, y ahora su poder es monumental.

No hace falta recurrir al arte para exponer esta idea. Es una de las principales ideas de la religión más importante de la historia de la humanidad: hinduismo. El dolor, el fuego, el sufrimiento, te trasforma, te “purifica”, te sana, y de este modo, te prepara para formas de vida superiores. Los hinduistas se van “purificando” desde su decadencia originaria a través de una sucesión en escalera ascendente de vidas por las que van pasando, en las que van sufriendo, para así al final, poder escapar del sufrimiento. Ironías de la existencia, el sufrimiento te fortalece, y de este modo logras escapar del propio sufrimiento. La depresión según te consume, puede ir fortaleciendo tu cerebro. La depresión te prepara para formas de vida más plenas, más felices. Una persona que ha pasado un gran dolor en su vida, tendrá, una vez pasado ese dolor, unas capacidades para ser feliz, para disfrutar de la vida, para sentirse a gusto en su propia biología, muy superior a la de una persona que no ha pasado por un gran dolor en su vida. La depresión es abismo; pero también escalera.

Cómo salir al fin de la depresión

Por tanto, vemos que la depresión también tiene su función. Cada vez se cree más que la depresión llega cuando se colapsa nuestro mundo mental, y que en gran parte pasar una depresión se puede considerar como una preparación para obtener felicidad en el futuro, porque en la depresión el cerebro parece que entra en “reformas y obras”, se empieza a modificar, se hace más fuerte, y así sufrir hoy puede significar ser más felices en el futuro, con un cerebro más maduro, más resistente, con más capacidad para hacernos sentir felices.

Pero aún así, a todo mártir le llega el momento de su ascenso a los cielos. La depresión te puede quitar muchos años de disfrutar de la vida. Por eso hay que salir de ella cuanto antes, en cuanto podamos. No aconsejo permanecer mucho tiempo en el fuego del dolor. Con probarlo y salir de ahí corriendo, ya habremos pasado la prueba de fuego. ¿Cómo ascendemos hasta salir del pozo que es la depresión?

Ya hemos dicho que el cerebro humano se modifica poco a poco. Todo el mundo que sabe tocar un instrumento sabe perfectamente que para aprender no es lo mejor tirarse muchas horas seguidas durante pocos días (aunque seguro que los hipnotistas mágicos aseguran que ellos en una sesión nos pueden hacer tocar el piano como Chopin…); si no más bien al revés: es mejor tardar muchos días pero dedicarle poco tiempo al día. Esto es por lo que decimos: el cerebro tarda en modificarse, y por eso es mejor darle su tiempo, querer correr es frustrarse, no obtener los resultados esperados, y al final abandonar por la frustración y el cansancio. Por eso tenemos que ir dejando que el cerebro vuelva a sus formas más originarias poco a poco, con mejoras diarias, con un poco de esfuerzo diario, pero sobre todo, esfuerzo mantenido durante muchos días. Para poco nos sirve luchar muy fuerte contra nuestra depresión un par de días; si luego nos hundimos y ya no somos capaces de seguir avanzando en nuestra lucha. Es mejor ir poco a poco, ganando mejoras día tras día, pocas pero afianzadas.

Por eso hay que ir avanzando un poco todos los días. No existen terapias mágicas como entrar al hipnotista enfermo; y pretender salir curado por arte de magia, por lo que decimos, porque el cerebro se toma con calma su propia modificación, por eso hay que ajustarse al ritmo biológico de modificación y de “remoldeamiento” del cerebro. Hay que ir dando pequeño pasos, día atrás día, sin prisa pero sin pausa. El camino y la dirección de estos pasos depende de nuestros problemas. Solo cada enfermo sabe lo que le pasa y explorándose él mismo sabrá la dirección que deben de tomar estos pasos. Las mejores soluciones para los problemas graves, como la depresión, llegan poco a poco, pero llegan para quedarse.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Dolor y guerra (6)
  • Qué es y cómo tratar la depresión (6)
  • Cómo salir de la depresión (vídeo) (6)
  • Terapia cognitiva dinámica contra la depresión (6)
  • Consideraciones generales sobre la depresión (6)
  • Comments

    • JUAM dice:

      Creo que hay dos tipos de depresion, segun me detectan tengo depresion pero creo que mi depresion es tristeza, y angustia de verme sufrir y ver sufir a los que tengo a mi alrededor. Mi historia comienza siendo una pesona muy feliz, familia, buen sueldo, alegre, extropvertido, disfrutaba de todo etc.. Un buen dia por querer mejroar mi claidad de vida, acudo a una clinica a la cual cometno que tengo problemas para ver el teclado con gafas y publicitaban miren a partir del minuto 1.50 : tecnica segura indolora y efectiva. https://www.youtube.com/watch?v=2jV7-ijw-oA tras decirme que incluso essa docotora se habia oeprado acepto y dede ese dia, mi vision es un infierno dolores, hazes de luz, desprendimiento de vitreo, prdida de calidad de vision cercana y lejanas, veo doble, vision fantasma, he ido a mas de 11 oftalmologos y ya estoy abandonado por ellos. Viajo a cientos de km, no puedo ir solo mis ojos se llenan de agua y no veo bien, es una pesadilla y todo por ser feliz y confiar en una doctora que ha arruinado mi vida. Ya se que no hay solucin que mi vida se apro ese dia y el sufrimiento mio por el dolor, me acarrea ir a la Unida lcinica del dolor pero cada mañana mis ojos no me dejan ser feliz, el dolor me abruma y ahora busco un soplo de ayuda para vivir pero creo que si no lo encuentro me deberian ayudar a no sufrir como estoy sufriendo. He pedido ayuda a medicos, clincias , organismos publicos, etc… resultado todos que lo sienten pero no me pueden ayudar. Creo que solo me queda contactar con una oprganizacion que me ayude a buscar salida a mi dolor, no tengo valor para hacer una despedida dolorosa, me gsutaria algo sin dolor y rapido pero prefiero marchar que sufrir como estoy sufriendo. Y que Dios prdone a esos medicos que por ganar dinero dejaron mi vida arruinada sabiendo que habia mucho riesgo en esas tecnicas. Un saludod y luchare pero creoq ue el final no esta muy lejos.

      • Maria dice:

        Puedo decirte con total certeza que Dios existe, ve lo que estas pasando tu dolor tus triztezas y que El tiene un plan para ti
        Confia en EL TOTALMENTE
        ya veras tendras muchisima felicidad!
        Si Tu estas con EL quien contra ti?
        Nadie, ningun mal.nada!
        CONFIA PLENAMENTE SIN DUDAR Y DEJA ACTUAR A DIOS SEGUN SU VOLUNTAD Y RECUERDA LOS PLAZOS Y TIEMPOS DE RESPUESTA SON DE ACUERDO A LA VOLUNTAD DE DIOS NO PORQUE QUIERE HACERTE SUFRIR MAS O MENOS TIEMPO SINO PORQUE TIENE UN PLAN PARA TI
        QUE Ni imaginas por seguro, PERO SERA MARAVILLLOSO SI CONFIAS EN EL

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>