El único secreto para una vida plena

“Nosotros nacemos en un día

nosotros morimos en un día

nosotros podemos cambiar en un día.

Y nosotros podemos enamorarnos en un día

Cualquier cosa puede pasar en un día.”

La sinceridad no siempre es un camino fácil. Para decir la verdad, primero hay que conocerla, primero hay que investigarla, que leer, que estudiar, que pensar, que analizar. Y luego, cuando ya sabes la verdad, cuando te crees un mesías que les va a llevar a los demás la realidad, resulta que los demás no quieren la realidad. Porque tienen sus cuentos, sus mitos, sus relatos sencillos que les ahorran el laborioso proceso del conocer. Para algunos incluso, el conocer se hace imposible, porque no tienen madera para ello. Si yo riego una planta, la planta crece más con mi agua; si yo riego una piedra, la piedra no crece. Con el conocimiento pasa igual: hay personas que crecen mucho con él; otros, apenas si se inmutan.

He estado viendo una de mis películas preferidas de mi infancia: Rambo acorralado. Llevaba años sin verla. De pequeño yo siempre me quedaba estremecido por la fuerza, el valor, el arrojo, el carisma arrollador… que tenía Silvestre Stallone en esa película. Hay otras películas de tíos duros de los 80ª, pero ninguno de estos tíos duros tiene el carisma de Rambo, no nos debe de extrañar la gran fama de este personaje hasta el día de hoy. Para mí Rambo ha sido más que una película: ha sido un modelo de masculinidad, de varonilidad, de forma de ser hombre. Rambo es abnegado, calmado, valiente, leal, noble… tiene muchas de esas cosas que son admiradas en los varones. Entonces ¿es Rambo el héroe total  y el modelo de masculinidad ideal? Digamos que quizás podamos ver ya las limitaciones de este modelo de héroe. ¿No sería mejor si Rambo, además de ser un tío duro, fuese un poco más intelectual? Si cuando al principio de la película, el Sheriff detiene a Rambo y lo mete en el coche, Rambo le hubiese soltado al sheriff una diatriba sobre las libertades individuales y sobre el atraso que es el que la “autoridad” se metiese en la vida de las personas y en los asuntos privados, estoy seguro que el Sheriff hubiese soltado a Rambo casi tirándolo en marcha del coche de una patada en el culo, sólo por no oír cosas que se les hubiesen hecho pesadas, sobre todo porque sabría que son muy ciertas. Nos hubiésemos quedado sin saga de Rambo, y la primera película hubiese durado sólo diez minutos. Pero a cambio, Rambo mismo hubiese estado más completo, porque a su valor, a su arrojo, a su nobleza… le debería de añadir la inteligencia.

¿Todo puede cambiar en un día, como dice el bonito texto coloreado con el que abrimos este artículo? Bueno, el universo tardó millones de años en expandirse, el Sol tiene unos 5000 millones de años, la tierra tiene unos 4500 millones de años, la vida en la tierra apareció en forma básica hace 2500 millones de años, los primeros reptiles hace unos 500 millones de años, los dinosaurios hace 250 millones de años, las primeras flores hace 150 millones de años, los primeros primates hace 40 millones de años, y los primeros homínidos hace veinte millones de años. Un humano medio tarda cerca de 10 años de convertirse en médico. ¿Y me dicen “cualquier cosa puede pasar en un día”? ¿Pero a quién se le ocurrió similar falsedad? ¿A un decadente, o a un postmoderno por lo menos?

No confundamos el agua del vaso con la gota que colma el vaso. El agua del vaso se acumula poco a poco, día a día, minuto a minuto. La gota que colma el vaso, llega en un sólo segundo. Pero detrás de esa gota, ha habido mucho tiempo que es el tiempo en el que se ha estado llenando el vaso. Esta es una lección fundamental que he aprendido en mi vida: no hay milagros, sólo trabajo bien hecho. El quien quiera conseguir algo, tendrá que trabajarlo durante un tiempo. Luego sí, llegará “la gota que colma el vaso”. Y entonces, después de haber remado durante un buen tiempo en una buena dirección, entonces sí, todo podrá pasar en un día. Pero detrás de ese día de éxito, puede haber habido años de trabajo, que es en verdad en lo que se asienta el éxito.

La voluntad de lucha de Rambo; unido a la inteligencia para encontrar el camino correcto y para luchar en las guerras correctas, nos harán conseguir grandes cosas en la vida. El águila y la serpiente. El águila es brava, valiente, temeraria… y la serpiente es inteligente, fría, analítica. Espero que  en este nuevo año os acompañe el águila y la serpiente. Y entonces sí, todo podrá cambiar en un día.

 

 

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • La vida del parado (3)
  • La estructura de nuestra mente (3)
  • La actualidad de mi vida y el futuro de este blog (3)
  • Aprender a vivir valientemente (3)
  • Rasgos atractivos de hombres y mujeres (3)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>