Empezar una relación con alguien o no

En esta artículo damos las claves sobre una disyuntiva que todos hemos tenido alguna vez en la vida. Y resulta, que aparece alguien en nuestra vida, un chico o una chica… que nos gusta algo, pero no sabemos si lo suficiente para empezar una relación amorosa-sexual con ese alguien… Y con esto, quiero decir, intentar empezar una relación con ese alguien… O lo que es lo mismo, si “nos declaramos”, si ofrecemos a esa chica (o chico…) la posibilidad de empezar una relación con nosotros. Normalmente hay dos grandes teorías a este respecto, que de alguna manera, son dos formas distintas de afrontar esta disyuntiva como hombres: hay hombre que no suelen ser tan exigentes, y una vez que encuentran una chica que está bien, la ofrecen la posibilidad de empezar una relación con él; pero otro tipo de hombres, son mucho más exigentes, y por lo general, pueden conocer a decenas de chicas que le gustan algo… pero no lo suficiente como para ofrecerlas la posibilidad de empezar una relación. En este artículo, empezar una relación con alguien o no.

Hombres exigentes

Por lo general, las mujeres suelen ser más exigentes a la hora de elegir pareja… Son ellas en el fondo las que esperan las propuestas… y por lo general, son ellas también las que la rechazan… la mujer en todo esto suele tomar un papel más pasivo. Es al hombre al quien le toca llegar la carga de “declararse”… aunque ella también pueden poner de su parte, ser un poco más activas, a la hora de hacer ver a ese chico que la gusta.

Como decimos, hay dos formas de afrontar la disyuntiva propuesta: encontramos a una chica, por ejemplo, que nos gusta algo… pero aun así, no la vemos perfecta. Y según el tipo de personalidad que tengamos, podemos pensar dos cosas distintas en cuanto a esta disyuntiva:

empezar una relación con alguien o no1. No se puede dejar pasar la oportunidad de empezar una relación con una chica que nos gusta. Aunque esa chica no sea perfecta para nosotros, está muy bien, y nos aportará durante un tiempo variable una experiencia muy gratificante, una relación amorosa muy interesante, y unas relaciones sexuales muy excitantes… Y es que… los que piensan que no hay que dejar pasar la oportunidad de empezar una relación con una chica que nos gusta, aunque no sea perfecta, deben de pensar algo así como “el que busca la mujer perfecta se queda sin follar con la mujer imperfecta…” Total, que según este punto de vista, debemos de empezar una relación con esa chica que nos gusta algo, pero no mucho, a riesgo de no hacerlo de haber dejado pasar una oportunidad de meter a nuevas mujeres en nuestra vida… Al fin y al cabo, si la cosa va mal, o si nos rechaza incluso… pues no habremos perdido nada, siempre queda la posibilidad de terminar con la relación, que si bien puede que al final no nos halla aportado nada bueno, tampoco hemos perdido gran cosa con el intento…

2. A la hora de empezar una relación con una chica, tiene que ser una chica que nos llene de verdad. Esta segunda opinión respecto a la disyuntiva que planteamos en este artículo está extendida sobre todo entre los hombres más perfeccionistas (también entre las mujeres más perfeccionistas…) Según esta perspectiva, una relación amorosa-sexual con una chica es algo muy serio: dormiremos juntos, nos besaremos, estaremos juntos mucho tiempo, nos uniremos dos como si fuéramos uno… Y claro, la chica con la que hagamos todo eso debe de ser una chica muy especial, alguien extremadamente compatible con  nosotros, y alguien que nos guste de verdad… Por eso, según esta segunda perspectiva, debemos de asegurarnos antes de empezar una relación con una chica, y antes de ofrecerle a la chica que “salga” con nosotros, que esa chica nos gusta mucho en todos los niveles…

Un baremo para elegir si una chica (o chico) nos gusta los suficiente o no

Con todo, según nuestra personalidad nos podemos inclinar por la opción 1 o por la opción 2. Pero ambos, tanto los hombre que se inclinan por la opción 1, como los que se inclinan por la opción 2, deberían matizar un poco su radicalismo… Los primeros, deberían escoger un poco más; y los segundos, deberían escoger un poco menos. No es mala idea matizar nuestra personalidad, con el factor contrario del que estamos faltos. Así como los extrovertidos deben de aprender a pensar antes e actuar; y los introvertidos deben de aprender a no pensar antes de actuar… los hombres 1 deben de escoger un poco más; y los hombres 2, un poco menos…

Aun así, yo apuesto por una escala, una regla de medir, mediante la cual analizaríamos matemáticamente lo que nos gusta un chico o una chica, y después tendríamos más fácil elegir si le ofrecemos a ese chico o a esa chica la posibilidad de que empiece una relación con nosotros. A continuación presento mi seguro que polémica escala… aunque ya digo antes, que no pretendo que tenga validez objetiva, o sea, que si nosotros le asignamos un 9 a una chica con esa escala, a lo mejor hay otro chico que la asigna un 6. Hay algo de subjetivo de todo, esto, pero también algo de objetivo.

Mi polémica escala para medir la calidad de hombres y de mujeres…

A la hora de analizar la calidad de un hombre o mujer, para así saber si nos conviene como pareja o no, yo he dividido a los hombres y mujeres en tres partes: el cuerpo; la cara; y el carácter. En mi escala analizaríamos cada uno de estos tres elementos primitivos y fundamentales, y al final, les otorgaríamos una clasificación del 1 al 10. Un cuerpo 1, es un cuerpo fofo, poco atractivo; y un cuerpo 10, es un cuerpo perfecto. Un cuerpo 5, es algo intermedio. Así podríamos darle un valor a cada cuerpo, que oscilaría entre el 1 y el 10… Lo mismo con la cara, y con el carácter: un carácter agresivo, tonto, poco seductor, tendría un 1; y un carácter encantador, fascinante, cautivador, tendría un 10… Soy muy consciente de lo polémica que puede ser esta escala… y además, igual que nosotros podemos menospreciar a otros otorgando en esta escala valores bajos…; los otros pueden hacer lo propio, y otorgarnos a nosotros valores  bajos… Por eso, es conveniente usar esto sólo para hacernos una idea, y para ayudarnos a decidirnos, a decidir si empezamos una relación con ese chico o esa chica.

1. Cara: pues eso, analizaríamos la belleza de la cara, otorgándole una puntuación de 1,  mínimo, y 10, cara de ángel o de elfo…

2. Cuerpo: pues un cuerpo fofo, con curvas pero no definidas, o demasiado flaco, es una puntuación baja; y un cuerpo con curvas definidas, en las mujeres, y cuidado y con algo de músculo (pero sin pasarse) en los hombres, es una puntuación alta, cercana a 10. A veces unos rasgos tiran a favor y otros en contra, por ejemplo, una mujer que no tiene un buen culo, pero tiene buenas tetas, o al revés… (insisto, no estoy tan salido como parece…)

3. Carácter: personas con caracteres simpáticos, inteligentes, agradables, sociables…. Se acercarían a una puntuación 10. Y personas con caracteres desagradables, poco simpáticos, poco fascinantes y poco seductores, se acercarían a la puntuación mínima de 1…

Al final, si por ejemplo, hemos dado a un chico… al que analizamos, puntuaciones de 7 en cara; 5 en cuerpo y 6 en carácter, pues daría una puntuación final de 6… Así, con esta muy polémica escala, podríamos decidir más fácilmente si empezamos una relación con ese chico o con esa chica que nos gusta… Por supuesto, lo ideal es empezar relaciones con gente que le diésemos según nuestro punto de vista una nota entre 9 o 10… pero ya hemos dicho que no hay que ser tan exigente… Por eso, creo que podemos empezar relaciones muy intentas y que nos aportarán mucho, a partir de que en nuestra escala asignemos a ese chico o esa chica interesante, puntuaciones de 6 de media.

En fin, espero que este artículo no levante ampollas… Se que es muy polémico, pero los hombres tenemos la costumbre de analizarlo todo y de someter todo a parámetros matemáticos…

Y aun así, insisto: la “nota” que asignemos a la chica o chico en cuestión vale para nosotros, no supongo que sea un valor objetivo para todo el mundo, aunque pueda haber algo de objetivo.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo saber qué hombre o mujer nos conviene para una relación (8)
  • Consejos para enamorar (8)
  • Cómo nos gustan las mujeres a los hombres (8)
  • Distintas formas de gustar (6)
  • Cómo enamorar a un hombre (6)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>