Estilos de vestir para mujeres

Estilos de vestir para mujeresCansado ya de escribir en este blog sobre desnudar mujeres, este artículo lo dedicaré a devolverlas su honra junto con su ropa (no creo que una mujer desnuda pierda su honra, pero algo de decoro siempre pierden…). Las mujeres enamoran al vestir, y enamoran más que si se paseasen en cueros por las calles de nuestras ciudades. La ropa guarda debajo de sí lo oculto, lo prohibido, los secretos… Las mujeres pueden seducir mucho con su vestuario; o muy poco. Ellas por lo general saben mejor que los hombres cómo conjuntar piezas, cómo combinar colores, cómo cambiar entre distintos estilos… Porque igual que en el artículo dedicado a los estilos de vestir para hombres, en este artículo insistiremos en algo fundamental: tener estilo no significa tener siempre el mismo estilo; significa aprender a cambiar entre una serie de estilos distintos según la situación. No queda bien una mujer en royo gótico en una entrevista de trabajo; y tampoco queda bien una mujer con un vestido rojo despampanante en un entierro (pero yo las he visto…). Tener estilo es adaptar el estilo a la circunstancia. Pero siempre dentro de una serie de estilos distintos que exponemos a continuación. Por lo demás, temo que este artículo atraiga demasiadas mujeres hasta mi blog y todas empiecen a confabular para cortarme los eggs… Fuera de bromas, en este blog defendemos profundamente la igualdad de derechos de las mujeres; pero también defendemos la diferencia, y el disfrutar con las diferencias entre hombres y mujeres. En este artículo, estilos de vestir para mujeres.

Distintos estilos según la situación y según los gustos

1. Estilo rock. Formado fundamentalmente por unos pantalones ajustados. Estos pantalones pueden ser unos vaqueros azules o negros sobre todo; o bien unos pantalones de imitación de cuero, o similares. Por lo general el pantalón del “estilo rock” es de un material duro y que nos transmite esa dureza del rock. También puede ser una falda corta, que será también de un material que transmita sensación de dureza. Y encima, pues hay varias opciones: un suéter algo ajustado; una blusa sin mangas, también algo ajustada; una camisa de tirantes, que deje los hermosos hombros femeninos al descubierto. También hay vestidos algo “roqueros” para mujeres, a veces incluso hechos directamente de material que se parece al cuero. Estos vestidos suelen ser o rojos o negros sobre todo. Aunque el rojo casi se pasa al rollo más gótico…

2. Estilo de calle. Pues debe de transmitir una sensación de mujer cosmopolita, activa, trabajadora, algo ocupada, pero a su vez dulce en el trato con los conocidos y con los sargeadores rubios de metro ochenta y tres que se encuentren por la calle… El pantalón baquero vuelve a ser protagonista. Pero también hay pantalones tipo piratas o similares. Siempre ajustados, pero sin pasarse pues no es bueno para la circulación (aunque es muy bueno para la vista…). Por encima, pues nos vale un suéter que no hace falta que sea demasiado ajustado. Si estamos en verano, pues una blusa o una femenina camiseta que deje ver las formas del pecho, es perfecto. Este estilo debe de dar la impresión de que somos muy activos. No buscamos una elegancia tan fuerte como en otros estilos, pero tampoco renunciamos a la elegancia a cambio de la comodidez. Debemos transmitir también la sensación de que estamos cómodos y que caminamos cómodos por la calle., Aunque no tan cómodos como si estuviésemos en el estilo sport…

3. Estilo sport. Las mujeres tienen su propia ropa deportiva, que es más ajustada que la de los hombres y desde luego, mucho más sexy… Consiste en un chándal, aconsejo los específicos para mujeres porque son más femeninos que los “genéricos”. El estilo sport también puede consistir en unos pantalones cortos y en una camiseta, en ambos casos muy femeninos que remarquen la silueta de las mujeres. Las zapatillas sencillas siempre, nada de esa mierda de deportivas que les gusta tanto a los yankies y que parece un calzado directamente traído de Marte…. Este estilo debe de transmitir la sensación de querer estar muy cómodas; pero a su vez estar muy activas. Es el estilo más cómodo de todos. También el más sencillo, pero hay momentos para estar cómodos y seduciremos igual con nuestra sencillez. Con lo que no seduciremos es con el uso, un día tras otro, de este peculiar estilo… Hay que arreglarse todos los días y no usar el chándal o el estilo sport como nuestro uniforme de la prisión del matrimonio… (si el matrimonio es una prisión, yo quiero que me condenen a cadena perpetua…)

4. Estilo de gala y de noche. Pues todos hemos visto esas películas de Disney en donde aparecen mujeres despampanantes con unos vestidos de colores blanco, azul celeste; o azul oscuro, rojo o negro para la noche. Pero en este blog rechazamos un poco a Disney por su mogigatería y por su falta de realismo. Por eso nosotros tenemos nuestras propias princesas: mujeres que visten de forma elegante para esa noche especial; mujeres que saben elegir unos vestidos majestuosos y saben lucirlos en fiestas, en bodas, en citas con ese chico con el que está empezando algo. Si por ejemplo, nosotros somos una mujer, y hemos quedado por la tarde para tomar un café con ese chico que nos gusta, podemos usar el estilo rock o calle; y resulta que por la noche tenemos una cita mucho más importante con ese mismo chico… Entonces lo podemos dejar con la boca abierta si nos metamorfoseamos en princesa, y ahora aparecemos con un hermoso vestido azul oscuro que deja al chico con la boca abierta, sin saber aún cómo es posible que exista en el mundo una mujer tan interesante, que en el café de la tarde parecía una chica roquera, divertida, despreocupada,… Y de repente esa chica parece haber mutado a una chica elegante, romántica, muy mujer. No sólo tenemos que encontrar nuestro lugar dentro de los distintos estilos que proponemos; también tenemos que saber cambiar entre unos y otros según la situación. El contraste enamora más que el permanecer siempre estáticos.

5. Otros estilos: estilo punk; estilo hippy; estilo pirata (parecido al hippy, muy de moda últimamente… pero muy limitado vestir siempre igual); estilo gótico (colores negros, rojos; labios pintados de negro; cueros; vestidos oscuros y sencillos…) ; estilo underground (muy urbano, con camisetas ajustadas con inscripciones en ellas; y pantalones vaqueros algo desgastados) ; estilo metalero (parecido al rock, pero de colores más variados y ropa con cierto toque “industrial”); estilo rústico (a lo Pipi Calzaslargas…); estilo “office” (traje y corbata emulando un tanto a los barones); estilo “bakalaero” (con colores vivos y muy juguetones);…

Conclusión sobre los estilos de vestir para mujeres

Lo reconozco: si mañana desapareciesen misteriosamente las mujeres de la faz de la tierra, yo no tendría motivo para vivir (los ents, los “pastores de árboles” de El Señor de los Anillos, están desolados porque sus mujeres desaparecieron hace tiempo, no saben donde fueron, y están tristes en sus bosques esperando que, quizás, algún día aparezcan sus mujeres para poder volver a ser felices). Irónicamente, he aprendido a ser algo sumiso con las mujeres… cuando en otra época fui un completo borde con ellas. A las mujeres se les puede dar cierta sumisión debido a que suelen ser más justas que los hombres. Las gusta decidir a ellas; pero las gusta que las propongan cosas… Si nos dicen “no”, pues ellas lo dirán felices porque las han propuesto cosas; y las han dejado decidir a ellas. Por todo ello le dedico este artículo a mis amadas mujeres… Ellas saben vestir siempre mucho mejor que los más toscos varones. Pero las reglas y las claves que damos en este artículo sobre su estilo y su estilismo, puede ayudar a más de una mujer que aún no ha encontrado una estética adecuada para ella. Y como decimos, hay dos grandes claves, con las que resumimos este artículo:

1. Saber encontrar nuestros estilos distintos, que nos convengan y en los que nos sintamos a gusto y con confianza.

2. Saber alternar entre estos estilos, una vez encontrados es cuestión de alternarlos para que parezcamos toda una supermujer (no volveré a decir eso de “superhembra”…).

Como mujeres las mujeres siempre serán atractivas; pero no es lo mismo ser una mujer atractiva que una mujer que enamora. Enamora algo más que el deseo sexual, es esa sensación de que cuando estás junto a una chica sientes que te fusionas con un enorme universo que se dirige hacia ti. Es como si la mujer que enamora te atrapase en un aura mágica del que no puedes escapar (sensación de océano). A veces no hace falta intercambiar siquiera muchas palabras; a veces es el propio aspecto lo que enamora. Y con el aspecto que tendremos después de hacerle caso a nuestros consejos de vestir para mujeres, seremos mujeres que dejarán muchos corazones rotos por el camino…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo aprender a vestir (3)
  • Estilos de vestir para hombres (vídeo) (3)
  • Lo que nos hace enamorar a los hombres y a las mujeres (3)
  • El cortejo y el emparejamiento (3)
  • La esencia de la masculinidad y de la feminidad (3)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>