Cómo hacer estremecerse a las mujeres

Recuerdo una entrevista que le hicieron a uno de mis maestros, José Luis Sampedro. Relató la historia que le aconteció cuando fue operado a vida o muerte en  los Estados Unidos. Sampedro es un buen ejemplo  a seguir para todos aquellos que quieren ser verdaderamente seductores. Y es que no hay nada más seductor para una mujer de un hombre, que tener algo en la cabeza. Quizás el tópico está en que el típico ligón de playa brutote se lleva de calle a todas las mujeres… A veces puede ser verdad, pero ya digo, que este ligón de playa seguro que tiene algo en la cabeza para tener ese éxito con las mujeres…

La pasión de las mujeres

como hacer estremecerse a las mujeresNo hace falta ser ningún catedrático de universidad para llevarse por delante a todas las nenas… ni mucho menos. Basta con ser sensible, con tener buena conversación, con saber escuchar… y sobre todo, con aprender a estremecer.

Contaba Sampedro en la entrevista la anécdota que le ocurrió con una de las enfermeras que le atendieron en tan delicada situación. La enfermera era une enfermera negra. Sampedro es todo un caballero… y resulta que con el trato tan frecuente entre la enfermera negra y Sampedro, la cortesía del propio Sampedro, su sensibilidad, su inteligencia, su pasión, sus modales caballerosos… terminaron todo esto por hacer sincerar a la enfermera negra el día que le daban el alta a Sampedro. Dijo medio llorando algo así como “nunca me había sentido tratada así como mujer”.

La enfermera negra, doblemente discriminada durante toda su vida, por ser mujer y por ser negra, se sintió al fin por primera vez en su vida tratada como lo que en el fondo era: una mujer, con su sensibilidad extrema, con sus necesidades de pasión, con su inteligencia para los asuntos sociales… Aprenderemos ahora cómo funciona el cerebro de una mujer… curiosamente, nos va a dar antes unas clases un tipo que no era precisamente ningún seductor…

El experimento de Pavlov

Pavlov realizó su famoso experimento con perros con el fin de explicar el funcionamiento del cerebro humano. Los perros eran alimentados todos los días. Antes de alimentarlos se les tocaba una campana, y justo después de les daba la comida. Al principio, los perros no empezaban a generar saliva hasta que veían la comida. Pero con el tiempo, era suficiente con que se tocase la campana para que los perros empezasen a generar saliva, incluso si después no se les ponía comida alguna. Los perros habían asociado el sonido de la campana con la comida. Un poco como nosotros podemos asociar el sonido del último toque de campana del instituto o de la universidad justo antes del fin de semana… Ese sonido nos suena a gloria vendita… igual que le pasaba al perro con el sonido de la campana que anunciaba la comida…

Y esa fue la conclusión de Pavlov: el cerebro humano funciona de forma parecida, por pura asociación. No tenemos más que ver la sensación neutra que nos causa una persona que acabamos de conocer… con el tiempo, cuando nos volvemos ajuntar con esta persona, puede pasar dos cosas, su mera presencia nos causa una de las dos siguientes reacciones: o de espanto, rechazo,…; o bien una sensación de alegría, de profundo regocijo por que esa persona tan divertida ha vuelto a nuestras vidas…

Y esta es la clave de la seducción: una mera asociación. Somos seductores porque lo hemos demostrado con anterioridad… la gente nos ama por ello. Bastará una mera señal de nuestro propio aparecer para que ya, dentro del corro de gente que nos espera, se produzca una inquietud similar a la producida en la conciencia del perro que esperaba su comida… Lo seductor no son las personas propiamente dichas, sino algo que nos recuerda a esas personas: por ejemplo, su aroma, las flores que nos regaló, su ropa… Es igual que lo que pasa con los mapas: a veces contemplando un mapa de lugares extraños, nos causa una sensación de fascinación superior a si realmente estuviésemos en ese sitio. Pues sugerir en vez de mostrar es lo más fascinante que hay en el mundo. Si las mujeres fuesen desnudas por la calle en lugar de vestidas, no serían ni la mitad de deseadas… La ropa es lo más indecente que existe.

El secreto para tratar con mujeres

Y ese es el secreto para enamorar a las mujeres: que no se enamoren de ti, sino de tu rastro, de tu sombra. Así como el perro disfruta más de la antelación del placer con la campana que con la propia comida, así como nosotros disfrutamos más de la última campana que suena en la universidad antes del finde más que del propio finde, las mujeres tienden a enamorarse más no de los hombres, sino de su esencia, de su recuerdo, de su perfume, de su estilo,…

Quizás por eso se suele decir que la convivencia mata toda la pasión. Se descubre el velo, y así no es que se airee el misterio, es que simplemente desaparece. Sin paredes, no es que se aireasen los secretos, es que simplemente, desaparecerían.

Para ganarte el corazón de las mujeres, aprende a mostrarte a la vez que te ocultas, aprende a poner tu espíritu en pequeños detalles dirigidos a las mujeres: esa rosa enviada por un mensajero el día de nuestro aniversario (aniversario que parecía que habíamos olvidado); la sorpresa que le dimos un día a esa chica especial con aquella improvisada escapada a esa encantadora casa rural; la historia con la que la fascinemos a nuestra novia por toda una hora, historia de venganza, de muerte, de amor… pero sobre todo historia fascinante y seductora, contada durante toda esa larga hora en aquél romántico café de las afueras de la ciudad; esa casita de muñecas, por tanto tiempo deseada por nuestra novia, que apareció como por obra de magia a los pies de su cama… en ese día en donde nosotros ni estábamos en la ciudad,…

Los detalles son científicamente algo que sobra, algo poco importante… Pero el alma humana entiende poco de física. En la psicología humana son precisamente los seres más detallistas los más avanzados, los más admirados, los más seductores,… Exactamente igual que el pavo real despliega todas sus largas y coloridas plumas de la cola para impresionar a la hembra, en el ámbito humano hacemos eso mismo, pero no con plumas, sino con detalles, con recuerdos, con pasiones, con sentimiento sostenidos durante horas, con leves susurros, con regalos inesperados, con recuerdos imposibles, con amores impensables.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Metáforas emocionales (6)
  • Como pasé de tímido a sociable (5)
  • Atractivo físico contra atractivo de carácter (5)
  • Dos grandes formas de entender la seducción (5)
  • La psicología de Freud y el amor verdadero (5)
  • Comments

    • Anibal dice:

      Felicitaciones. Soy de Chile y hace cerca de dos semanas, compre la revista Filosofía Hoy y revisando Facebook, encontré tu página.

      Felicitaciones, eres muy asertivo en tus comentarios ojalá ayuden a más personas.

      Anibal.

    • Erik360 Erik360 dice:

      Gracias por el alago, eso nunca viene mal y me motiva a continuar… Esperemos que a este blog no le pase lo que le pasan a más del 90 por ciento de los mismos, que son abandonados al poco tiempo de iniciarse. Por otro lado, parece que mi campaña de márketing funciona… Los de filosofía hoy son buenos tíos… en otros sitios me han bloqueado ya… Tengo que comprar yo también esa revista. Un saludo.

    • Luis Humberto dice:

      al final cual es la estrategia en si para lograr enamorar a una chica con el principio de asociacion?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>