Grandes engaños de la mente que te impiden avanzar

Muchas religiones, entre ella la gran religión del Hinduismo, consideran al Cosmos como un proceso de desvelamiento, de caída del velo que cubre la verdadera realidad. Al principio sólo está la mentira, el engaño; y el proceso cósmico nos llevaría de este engaño hacia la verdadera realidad por medio del conocimiento y del descubrimiento. Nuestra propia vida también está sometida a engaños, a mentiras, a procesos de purificación en los que pasamos desde la mentira hasta la verdad. Este proceso es variado, se da en distintas formas. Por ejemplo, los países van pasando desde las dictaduras, hacia las democracias de escrutinio… y por supuesto no se quedarán ahí, y el siguiente paso es llegar a las democracias culturales. Es mejor una democracia de escrutinio que una dictadura; pero es mejor una democracia cultural que una democracia de escrutinio. Es nuestra vida también se da este proceso, y pasamos de ser unos niños o jóvenes inmaduros; a ser hombres con un cerebro más evolucionado y desarrollado. Este proceso de maduración mental es fundamental. Yo siempre me siento muy orgulloso de haber cambiado tanto, y de haber pasado de ser un niño-joven inmaduro y con poca autoestima; a ser alguien con confianza y socialmente muy popular. Pero yo estaba en un error: el error de que yo era casi único en esto, el error de pensar que los demás no evolucionaban a lo largo de su vida… Ayer hubo elecciones al Parlamente Europeo en España. A mí me tocó ser miembro de mesa… y esta fue una experiencia muy interesante por dos cosas:

1. Yo me demostré que efectivamente soy una persona muy distinta a la que era hace unos años, mucho más maduro, más sociable, más popular… Si me hubiese tocado hace 5 años hacer de miembro de mesa en las elecciones… creo que lo hubiese pasado fatal y que hubiese hecho el ridículo.

2. La experiencia me sirvió para reencontrarme con muchas personas que iban a votar y que son gente que yo conocía de hace tiempo, pero que no había vuelto a ver a veces en décadas enteras… Todos estos viejos conocidos eran los de siempre; pero a su vez habían cambiado. Y por lo general, a mejor. Creo que esto se debe a ese proceso de maduración cerebral que suele culminar en los 30 o 40 años (mi cambio a mejor también es evidente, porque los demás me recordaban como una persona extremadamente tímida y sin confianza, y no es lo que se encontraron ayer).

Como decimos, esa concepción del Cosmos (que es más que el Universo, pues en el término Cosmos hay cierta concepción filosófica que trasciende los datos empíricos) como paso de la verdad hacia la mentira, se puede proyectar y encontrar en distintos ámbitos de nuestra vida, como nuestra propia personalidad, que pasaría de ser una personalidad infantil, pueril, poco inteligente; a ser una personalidad madura, inteligente, evolucionada… Digamos que nuestro yo anterior puede ser considerado como una “mentira” que se depura y al fin llegamos a nuestra propia “verdad”. No es este el único “engaño” de nuestro yo. Nuestro cerebro está deformado debido a complejas cuestiones evolutivas. Y nos transmite una serie de mentiras que es necesario aclarar y superarlas para llegar a la verdadera realidad.

Cinco mentiras de nuestra mente

1. Creer que cualquier tiempo pasado fue mejor. Los recuerdos están alterados en nuestra memoria. Muchos recuerdan el pasado como un sueño de gran perfección, como una Camelot Irredenta, como el imperecedero rumor de la infancia… La realidad es que nuestro cerebro tiende a ver el pasado como mejor que el presente, aunque el presente sea mejor que el pasado en la realidad. Los sueños no pueden ser cosa del pasado como nos hace creer nuestra mente: a día de hoy tenemos todos los elementos para construir nuestros sueños desde el presente.

Grandes engaños de la mente que te impiden avanzar

anitapeppers

2. Llega una edad en la que ya es tarde para hacer ciertas cosas, sobre todo si son cosas relacionadas con las mujeres y las relaciones. Este es otro problema cognitivo que hemos heredado de nuestro pasado evolutivo. Comúnmente, en tiempos prehistóricos, cuando los hombres llegaban a los 20 o 30 años, estos ya morían. Por eso, la evolución a veces parece meternos prisa para salir con chicas, para tener sexo, para tener amigos y para vivir rápido… Pero es por eso: evolutivamente más nos valía darnos prisa en vivir porque la vida era corta y no solía pasar de los 20 o 30 años. Por esto mismo muchos chicos de 25 se creen ya demasiado viejos y se sienten frustrados porque todavía no han vivido… ¡Pero les queda toda la vida por delante! A día de hoy incluso con 90 años aún hay algo de tiempo…

3. Hay un momento en el que estamos tan mal que el suicidio se antoja como razonable. Esto también está relacionado con los errores cognitivos que hemos heredado de nuestra historia evolutiva. En tiempos prehistóricos, un hombre derrocado tenía pocas posibilidades de salir adelante. Por eso, el deseo de uno de acabar con su vida para acabar con el sufrimiento, lo podemos considerar como un “instinto” que se forjó en tiempos en los que no había oportunidades de redimirse. De hecho, los expertos creen haber demostrado que el 70% de los que se suicidan se arrepintieron cuando ya agonizaban. Se supone que esto lo supieron por la dilatación de las pupilas y cosas así.

4. Creer que nuestro yo es el yo que tenemos cuando somos muy jóvenes. Ya hemos hablado de esto, la realidad es bien distinta, y evolucionaremos y pasaremos a ser versiones más maduras de nosotros mismos. Muchos chicos con fobia social tienen ese problema y esta creencia de que las cosas siempre serán así. Pero no: podemos cambiar, podemos evolucionar ontogenéticamente (la evolución filogenética es la otra, la de Darwin, y conviene no confundir la evolución de las especies, la filogenética; con nuestra propia evolución personal a lo largo de nuestra vida, de la que quizás se ha hablado mucho menos). Para ayudar a estos chicos tímidos a madurar, yo escribí mi libro Los Pilares de la Seducción.

5. Creer que no puedes hacer tal cosa. Muchos chicos tímidos siempre ven impedimentos por aquí y por allá… Pero la realidad es que el mundo está lleno de ahogados, de frustrados, de melodramáticos, de personas que ven problemas por todos los lados. Pero la realidad es más sencilla, la realidad es más fácil, la realidad es más sumisa… La realidad premia a los valientes, a quienes lo intentan… No siempre se consigue; y no todo es posible (en contra de los gurús de la Autoayuda). Pero hay cosas impresionantes que se han conseguido sólo por que se intentaron.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo evitar que la timidez te paralice (5)
  • Cómo cambiar de mentalidad (5)
  • Los diez grandes errores que he cometido al buscar pareja (segunda parte del 6 al 10) (4)
  • Cinco leyes para ser sociables (vídeo) (4)
  • Cinco cosas que nos dan carisma (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>