Grandes Ideas sobre el éxito en la vida

A lo largo de toda la historia del pensamiento europeo, los filósofo y pensadores occidentales han tenido sus propias y personales ideas sobre qué es el éxito en la vida, y sobre cómo alcanzarlo. Por lo general, casi todos los pensadores negaron categóricamente que el éxito consiste en exclusiva en tener dinero, tener posesiones, tener propiedades o tener poder. Ellos de común no negaban la importancia de estas cosas. Pero a ellos les parecía insuficiente igualar al éxito con el poder económico, y para compensar esta insuficiencia ellos creyeron que también había otras cosas como el amor, el conocimiento, la justicia, la verdad, la contemplación de la belleza, la sabiduría, la familia… que contribuían decisivamente a que un hombre fracasase en la vida o triunfase. Comúnmente estos grandes pensadores tenían por tanto una concepción más holística del éxito, más omniabarcante. Al fin y al cabo los estudios recientes les dan la razón debido a que cuestiones como el tener una buena pareja, el sentirse comprometido con tu mundo, el ser culto y dominar algún área del conocimiento… se han demostrado puntos fundamentales a la hora de alcanzar la felicidad en la vida (y quizás alcanzar la felicidad en la vida se pueda entender como alcanzar el gran éxito de la vida). De todas formas, es inevitable un sesgo entre estos grandes pensadores respecto a lo que ellos entendían por “éxito”, y respecto a las estrategias que ellos propinan para alcanzar el éxito. Por eso, en este artículo vamos a hacer una lista de grandes ideas sobre el éxito; y sus respectivas estrategias que desde estas grandes ideas se proponía para alcanzar el éxito. En este artículo, grandes ideas sobre el éxito en la vida.

Tres grandes ideas sobre el éxito

1. Filósofos griegos. Para buena parte de los filósofos griegos el éxito consistía en alcanzar el conocimiento, además de en alcanzar la virtud, que según Aristóteles es el término medio entre dos vicios (así, la virtud en la persona conversadora es la que está entre medias del charlatán y del callado). Aristóteles cree que la vida de éxito consiste en alcanzar esta virtud, y en vivir acorde con la naturaleza. Su concepción a día de hoy nos hace algo de gracia… pero su idea de virtud como término medio entre dos vicios sigue siendo muy actual y yo uso esa idea en muchos de mis artículos (el charlatán y el callado son en ambos casos hombres poco seductores). En cambio, Platón tenía una idea algo distinta respecto al éxito, una idea tan revolucionaria que a día de hoy todavía se disputa en todas las facultades de economía, de psicología, de historia… Platón creía que un hombre culto, sabio, de un intelecto superior, era un hombre que debido a sus fuertes capacidades intelectuales podría alcanzar un gran éxito en la vida y de este modo, sacarle un gran partido a sus conocimientos y al ser sabio. O sea: no habría que estudiar para tener una profesión “con salida”: si no para ser inteligente. Ciertos estudios le darían la razón a Platón (con pataleta de los neos incluida), que relacionarían la inteligencia con la riqueza de una persona y con su éxito tanto personal como económico.

2. Pensadores cristianos. Para San Agustín, Santo Tomás, San Anselmo, San Pancracio… (vale, no sé siquiera si este último ha existido… pero es que me hace gracia el nombre…), él éxito en la vida se consigue mediante la unión espiritual con Dios. Esto traducido a términos modernos, significa que el éxito en la vida consiste en ser una persona espiritual, mística, en ser una persona que entiende lo profundo, que capta el sentido escondido del mundo. De este modo, nuestra alma se llena de gozo y disfruta con la contemplación de lo místico y de lo divino. A lo mejor de este modo no se consigue mucho dinero. Pero a cambio conseguimos ser muy felices con muy poco debido a que vamos por ahí flipando en colores al vernos rodeados de tanta magia, de lugares tan hermosos, de personas tan espirituales, de momentos llenos de una esencia divina… todos ellos lugares y momentos que han sido impregnados por el mismísimo Dios de su esencia divina para que los hombres rastreen a Dios y gocen en el encontrar a la esencia divina en el mundo material. Para los que les interese el éxito económico… pues esta perspectiva es muy limitada. Pero sí es una perspectiva que te puede hacer muy feliz con poco, sobre todo si eres una persona poética, mística, espiritual…

3. Imperialistas. El Imperialismo no es un nombre que se hallan inventado los comunistas para cargar contra todo lo que huele a dinero y a poder: el Imperialismo es una fundamnetal filosofía política de occidente, que ha marcado definitivamente los últimos dos siglos de historia europea, y que ha sido causa en gran parte de las dos grandes guerras mundiales, de las ideologías nacionalistas y nazis, y que es responsable en grandísima parte del actual estado del mundo y de la actual situación lamentable de África sobre todo. El imperialismo surgió a principios del siglo XIX, como una doctrina que pregonaba que para que las naciones (y los hombres) fuesen lo más grandes posibles, tenían que tener el mayor número de riquezas posibles. Entre estas riquezas estaban por aquellos entonces sobre todo las colonias. De este modo, la mentalidad del imperialismo triunfó, y se acordó el reparto de África entre las grandes potencias europeas, en la Conferencia de Berlín. Además, los países  europeos luchaban entre ellos por el aumento y control de sus fronteras en el territorio del viejo continente. Al fin y al cabo lo que importaba eran las riquezas, el tener tierras, el tener diento, el tener poder, el tener materias primas y el tener buenas industrias que creasen grandes riquezas que pudiesen disfrutar las naciones más grandes de la Tierra. Por tanto, para el imperialismo el éxito consiste en tener posesiones. El precio de estas posesiones es la guerra. La guerra se convierte en un sistema de reparto de riquezas, guerras que arruinan la población entera de Europa hasta hace incluso 20 años en las guerras valcánicas. La última guerra de Irak es también una guerra imperialista, en donde USA se intenta hacer con el control del petróleo irakí en manos hasta entonces de Francia y de otras potencias. La mentalidad del “tanto tienes tanto vales” sigue muy presente a día de hoy. Pero esta es una filosofía del éxito muy limitada, ente otras cosas porque a parte de con la guerra, los imperialistas no nos dicen cómo vamos a conseguir tantas riquezas… ¿quizás luchando? ¿Quizás montándonos nuestras propias empresas, y luchando contra otras empresas que ofrecen nuestros mismos productos? Parece que así es. La “lucha empresarial” es la otra cara de la moneda de la “lucha entre países”. Para que un país se haga rico tiene que luchar con otro. Y para que una persona se haga rica tiene que “luchar” con otra, en este caso luchar por los clientes, luchar por los mejores productos, por los mejores precios, por el mejor negocio, por el posicionamiento en el mercado…

Conclusión sobre grandes Ideas sobre el éxito en la vida

Sinceramente de nuestras tres propuestas, la propuesta de los filósofo griegos se me antoja la más equilibrada: es importante la riqueza, tener unas cuantas posesiones materiales… Pero a su vez es importante el conocimiento, además de otras cosas como el amor de la familia, la virtud, la razón… Al fin y al cabo, sin conocimiento, sin razón, occidente nunca hubiese podido prosperar porque la ciencia no hubiese sido posible. Podemos ver cómo lo material y lo “espiritual” se unen a la hora de alcanzar el éxito en la vida: con lo material tenemos recursos riquezas, comida… Pero con lo “espiritual” tenemos el conocimiento necesario para transformar todas esas riquezas y de este modo elevarnos sobre la brusca materia. De hecho, creo que esta fórmula intermedia es la que más fácil nos puede poner el éxito económico y no económico en la vida: por un lado tener conocimientos, estar preparados, ser personas curtidas en la vida y “sabios” de alguna manera; pero por otro lado, tener ambición material, tener iniciativa, trabajar y aplicar nuestro “espíritu” (conocimientos) sobre un mundo material en donde hay clientes, en donde hay productos, en donde hay oportunidades económicas… El saber y la acción se unen para así lograr el éxito, no sólo económico; pero también económico.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo tener éxito económico en la vida (4)
  • Cómo alcanzar el éxito económico (4)
  • La vida del parado (4)
  • Cómo hacerse famoso por Internet (vídeo) (3)
  • Cómo alcanzar nuestros sueños (3)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>