Grandes lecciones sobre la seducción

Ando algo atareado con mil cosas, trabajo, estudio… el trabajo es sano y el saber no ocupa lugar, pero ocupa tiempo el hijo de p… Al final uno sacrifica parte de su vida presente con el objetivo de mejorar su vida futura. Esto es una inversión en cierto modo, inviertes tu presente, quedándote sin él, para intentar mejorar tu futuro y recuperar la inversión más un plus. Todo esto ha hecho que no pueda dedicarle tanto tiempo a salir, a seguir practicando mi sociabilidad… Pero como he interactuado con gente, he seguido aprendiendo de la misma. Y he seguido aprendiendo sobre seducción, que para mí es la forma en que yo he llamado a la sociabilidad, porque para mí engañar a borrachas de discoteca para que se acuesten contigo, no es de ser seductores. Para mí la seducción se da con todos, se trata de gustar, de caer bien, de tener carisma… (lo que no está reñido con tener carácter y sacar las uñas y enseñar los dientes con las gente que se pasa con nosotros).Y hay algunas sorpresas sobre la seducción que he aprendido; y otras cosas interesantes ya sabidas, y todo ello conforman las grandes lecciones sobre la seducción de las que hablamos en este artículo. Antes de nada, gracias a todos los que han comentado en este tiempo en el que yo no he escrito, ellos han mantenido este blog vivo en todo este tiempo.

Las grandes lecciones sobre la seducción.

1. Ser seductor no es caer bien a todos siempre. Eso es imposible, e intentar esto, nos llevaría a ser el típico gilipollas que siempre está con una sonrisa en la cara aunque lo acaben de pegar una patada en los eggs… No caeremos bien a todos nunca, y no podremos gustar nunca a todos. El motivo de esto es la diferencia de estructuras cerebrales que tenemos los humanos, no todos apreciamos lo mismo, no a todos nos gustan las mismas cosas… El gran paradigma de esto puede ser lo diferente que son las personalidades melancólica y colérica, por ejemplo. A estos dos tipos de personalidades, le gustan justo lo contrario: al melancólico le gusta la tranquilidad, la naturaleza, los paisajes bonitos… Al colérico, es justo al revés, y cuando por ejemplo, va en coche por la carretera en medio de un paisaje bucólico, el colérico se siente molesto por que ve un magnífico sitio para urbanizar, para construir ciudades, edificios, para asfaltarlo… Al melancólico le pasaría justo lo contrario, se quedaría petrificado y encantado por ir por un paisaje tan hermoso, y se le caería el alma al suelo si supiese que alguien piensa en destruir ese paisaje tan hermoso para él, y convertirlo en un montón de urbanizaciones de lujo (¿acaso os creéis que la diferencia entre la gente de “derechas” y de “izquierdas” es algo puramente ideológico? No, se basa en dos distintos megagrupos de estructuras cerebrales distintas). Este ejemplo ya ilustra muy bien lo que decimos: no nos gusta lo mismo, no intentéis caer bien a todos, no podréis, por poderosos motivos de la biología del cerebro, distinta entre los diferentes tipos de personalidades. Se trata de ser la mejor versión de nosotros mismos. A partir de ahí, se trata simplemente de encontrar nuestro público.

Grandes lecciones sobre la seducción

greyerbaby

2. Se seduce con el físico… y con el carácter. Pasando a la seducción más puramente sexual y amorosa, hay que decir que contamos con dos grandes armas de seducción: nuestro físico y nuestra personalidad. Hay personas muy guapas, que luego están faltas de carisma, son como hermosas estatuas con un pobre alma dentro de ellas. Y luego hay personas que a lo mejor no son tan hermosas físicamente, pero seducen con su personalidad, con su forma de ser, con su carisma… A veces la distinción entre lo físico y lo mental es tan fuerte como pasa en el cuento de Andersen (“belleza de cuerpo y belleza de alma”), en donde un hombre termina “cambiando” a una hermosa doncella sin  personalidad; por otra menos bella físicamente pero con un gran carisma y una gran personalidad. Sólo por ser heterosexuales ya nos atrae el sexo contrario (siempre dentro de unas determinadas coordenadas de edad, de peso, de deformidad…), y eso ya es un arma que tenemos a nuestro favor para atraer al sexo contrario. Luego está el alma, mentes curtidas, personalidades maduras, formas de ser con encanto…

3. Los hombres suelen ser más activos a la hora de ir detrás de las mujeres. Esto no es políticamente correcto, pero es cierto. Ellos suelen llevar más la iniciativa (yo siempre animo a que ellas intenten tomar también la iniciativa). La otra vez, viendo una entrevista a una famosa y ya vieja actriz, que terminó “liada” con uno de sus compañeros de reparto, ella, para sorpresa de muchos, dijo que no sólo la había “tirado los cejos” el compañero con el que terminó, si no la totalidad de los hombres del reparto… A lo que ella añadió que “es normal, a todas la mujeres nos pasa eso, los hombres siempre están detrás nuestra”. Lo cierto es que buena parte de las especies de mamíferos y de vertebrados, parece ser esto así: ellos las persiguen y las cortejan; y ellas deciden con quien quedarse, rechazando a la mayoría. De aquí tenemos que sacar dos interesantes conclusiones:

-No es lo mismo cortejar que acosar, en el cortejo no hay violencia y hay respeto a la decisión de la hembra-mujer.

-Los chicos que están frustrados por que han sido rechazados muchas veces, están frustrados sin razón, pues el rechazo a los machos por las hembras es común y se da en muchas especies. Se trata de volver a intentarlo, y no darle vueltas a que “nos han rechazado”, pues es muy normal, incluso en hombres-machos, muy seductores.

4. Contenido versus continente. En la seducción, importa no sólo lo seductores que seamos, si no las oportunidades que tengamos para seducir. Hay personas no muy seductoras, pero que siempre están en fiestas, están con gente, son muy sociables… que ligan mucho. Y luego están las personas que son nobles, inteligentes, divertidos… pero que apenas salen de casa, que apenas conocen nueva gente nunca, que apenas tienen interacciones sociales… ¿Quién de estos dos tipos ligará más? Los primeros seguro, porque para poco te sirve ser seductor, si no tienes exposiciones sociales suficientes en donde te permita conocer potenciales parejas. Por esto los famosos ligan tanto aunque sean unos capullos: porque siempre están en fiestas, siempre están conociendo gente, siempre tienen nuevas oportunidades de romances con personas que conocen en sus abundantes fiestas, y por sus abundantes contactos… La moraleja de esto es claro: pescador aprende bien el oficio, pero luego sal a pescar porque para poco le sirve al pescador ser buen pescador en tierra si en tierra no hay peces.

5. “Salgan y diviértanse”. La famosa frase la dijo Johan Cruyff cuando entrenaba al F.C. Barcelona, justo antes de la final de la primera Liga de Campeones que ganó el Barça. Los grandes seductores no dicen “voy a salir a seducir”; más bien dicen “voy a salir a divertirme”. Interactuar con los demás, hacer amigos, tener nuevas experiencias sociales, conocer nueva gente en nuevos sitios… es algo que hay que hacerlo porque te gusta, porque te diviertes. Los grandes seductores se gustan tanto a sí mismos que simplemente se divierten. Esto lo notan los demás, que caen bajo el hechizo de estos grandes seductores, que al final no hacen esfuerzo por seducir a nadie, sino simplemente intentan pasárselo bien.

6. La lejanía es seductora. ¿Qué quiere decir esto? En gran parte, que lo que está oculto y lo que vemos a lo lejos, suele ser más “seductor” que lo que conocemos bien. Es por esto que nos seducen los misterios, las historias de fantasmas, los mitos… Pero también las persona que están alejadas de nosotros por alguna circunstancia. Es como pasa en esos pueblecitos con encanto, en donde ves a lo lejos el bucólico campanario, las casitas de cuento, el paisaje de postal… pero cuando te acercas al pueblecito y lo ves  de cerca, a lo mejor descubres que la iglesia está medio caída, que las casas están sucias y descuidadas, que la gente no es tan hospitalaria como parecía por la estampa de cuento que se veía a lo lejos… Con las personas pasa lo mismo: lo desconocido atrapa, seduce, la lejanía se hace seductora. Pero esta impresión puede ser falsa y deshacerse como un espejismo en un desierto cuando nos acercamos a esa persona. Por esto mismo, a veces la seducción y el amor no dura mucho, porque de cerca el misterio romántico de la lejanía se rompe y vemos a la persona antes querida con muchas imperfecciones, lo que a menudo nos puede decepcionar.

7. Hay muchos peces en el mar, pero tú eres único como pescador. Estoy marino últimamente… será que hace poco vi el mar por primera vez en mi vida (soy demasiado de interior por lo que parece…). Esto quiere decir que si no puedes seducir a una persona, si no puedes gustar a la chica que te gusta, si no puedes empezar una relación con esa persona tan especial, pues habrá otras muuuchas oportunidades, si sales, si las buscas… Pero también quiere decir que tú eres la persona que tienes que tener unas habilidades necesarias para tratar con gente, del sexo contrario, del mismo sexo… que tienes que madurar, que tienes que tener un carácter forjado, una personalidad desarrollada, un carisma propio, una forma de ser curtida, unas habilidades sociales básicas… Para conseguir todo esto, aconsejamos nuestro ebook Los Pilares de la Seducción.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo enamorar a un hombre (6)
  • Cómo gustar a una mujer (6)
  • Grandes preguntas y respuestas sobre la seducción (6)
  • Consejos para enamorar (6)
  • Los diez grandes errores que he cometido al buscar pareja (segunda parte del 6 al 10) (6)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>