La asexualidad

Dicen las estadísticas que aproximadamente un 3 por ciento de la población reconoce no manifestar apenas deseo sexual a lo largo de su vida. Este extraño fenómeno se da por igual en hombres y mujeres. La lista de personajes famosos supuestamente asexuales nos desvela alguna sorpresa interesante. Por ejemplo, en este lista tenemos al genial músico polaco Chopen, su falta de deseo sexual está fuera de toda duda, pues su propia mujer nos confirma que sufría de este extraño síntoma. También tenemos en esa lista a personajes como Adolf Hitler, Isaac Newton o el filósofo alemán Emmanuel Kant. Lo primero de todo, una cosa es ser asexual y otra bien distinta reprimir la propia sexualidad. la asexualidadEs lo que creo que pasó en un caso como el de Isaac Newton, era una persona extremadamente tímida y creía que su vida entera debía estar consagrada a una especie de misión divina, creía que Dios mismo le había consagrado la tarea de iluminar a la humanidad, sacándola de la mazmorra intelectual en que estaba encerrada en su época. Desde luego Newton efectivamente fue un elegido de los dioses… pero ningún dios le ordenó no copular con alguna que otra hermosa mujer… fue los valores de la época los que hicieron que Newton adoptase esa asexualidad forzada… (se cree que murió virgen)

Estos personajes famosos de la lista de asexuales son como se pueden ver, personajes de otra época. A día de hoy las personas asexuales serían miradas como “bichos raros”, por tanto no nos debe de extrañar que los personajes famosos actuales que tienen esta condición, no digan una palabra al respecto… Parece que la propia sociedad te exige ser un ser sexual, dándote una gran elección y dejándote una amplia libertad para que elijas tu estilo propio de vida sexual.

Por tanto, tenemos un 3 por ciento de hombres y mujeres entre nosotros que nunca o casi nunca manifiestan ningún tipo de deseo sexual hacia otras personas. Problemas biológicos son los responsables de este extraño fenómeno. Pero la palabra “asexualidad” se puede usar en un sentido que es mucho más amplio que la falta congénita de deseo sexual, y es que, por condiciones de la vida moderna, un porcentaje muy alto de la población dice no sentir demasiado deseo sexual (estos porcentajes superan el 50 por ciento de la población, afectando más a mujeres que a los hombres). Es la llamada procrastinación, o sea, la desgana en cuanto a practicar actividades sexuales.

La vida moderna, con su estrés en el trabajo o su estrés por no tener trabajo, termina afectando a la calidad y cantidad de relaciones sexuales de una persona media. Una de las características más curiosa de la procrastinación es que normalmente no es una falta de deseo sexual en toda regla, sino simplemente, falta de deseo sexual hacia tú pareja. Nuestra sociedad mediática y masificada nos pone delante de nosotros constantemente un montón de estímulos de todo tipo que hace que incluso nos entre pereza a la hora de practicar relaciones sexuales… Más de una mujer ha sido rechazada en su petición de sexo a su pareja porque este estaba en la pantalla final del videojuego de moda de turno…

Y es que, mirémonos como vivimos: nos casamos o nos emparejamos muy jóvenes, la sociedad lo exige, exige que nos labremos una carrera profesional a la que dedicaremos buen a parte de nuestro tiempo; nos exige descuidar buena parte de nuestro cuerpo y de nuestra alma, no hay tiempo para cuidarnos; y con todo esto, empezamos a engordar, se nos amarga el carácter, no cuidamos nuestra vestimenta, llega un momento que ya ni nos lavamos tanto…, nos ponemos un chándal para andar por casa y terminamos por hacer de la compañía de nuestra pareja pues eso, mera compañía de algo así como una hermana o un hermano, la pasión muere, los chándales matan toda la pasión…

Con todo esto, terminamos envejeciendo antes de tiempo. Hay mucha gente con 20 años que parece que tiene 90, tanto por cuerpo como por espíritu. Es absolutamente necesario que nos labremos un futuro profesional, pero eso no puede hacer que nos descuidemos, que descuidemos nuestro cuerpo y nuestra alma… aún me sorprendo cuando veo en las estadísticas que el español medio disfruta más comiendo que realizando actividades sexuales… El sexo es algo sagrado, lo sagrado es divertido a su vez que peligroso… ¿Cómo es posible que el sexo, lo más sagrado que existe, haya dejado de ser peligroso y menos divertido que comer…?

Para no caer en la citada procrastinación debemos de cultivarnos, debemos labrar el campo para luego sembrar lechugas y nabos, debemos de cuidar nuestro cuerpo y nuestra alma para cuando llegue el momento de estar con nuestra pareja (que se supone que también cuida su cuerpo y su alma) podamos llegar a experimentar esas sensaciones de las primeras veces en el mundo del amor carnal, debemos de volver a hacernos un poco niños en cuerpo y alma, rejuvenecernos, tengamos 20 años o tengamos 70 años, pues es algo evidente, que eso niños que están en plena pubertad, son los más capacitados para alucinar en colores con el sexo.

En definitiva, de similar manera que preparamos la moto en el taller para luego poder correr a 300 kilómetros por hora delante de la GC para poder escapar de ella…. así debemos de cuidar nuestro espíritu y nuestro físico para que sexualmente seamos hasta el día de nuestra muerte, niños, niños jugando al juego más peligroso y sagrado que existe: el juego del amor sexual.

Ahora traigo una de las noticias más impactantes que he oído nunca: a las mujeres les gusta el sexo… No tengo duda, he peguntado a varias decenas, por el chat, en directo… algunas les gusta menos… pero por lo general, les gusta el sexo. No solo les gusta, les encanta… pueden disfrutar tanto con el sexo como los chicos adolescentes… Pero si eres un tío que se pasa el día trabajando, que no cuida su cuerpo, que tiene una personalidad egoísta e insensible, que para ti el sexo es una especie de “mete-saca” y ya está… entonces no digas eso de que “es que a las mujeres no les gusta el sexo”… A las mujeres les encanta el sexo, pero no les gusta el sexo con cretinos.

En fin, la mayor enseñanza que se puede extraer de este artículo es esa: si eres hombre y quieres sexo, ya puedes empezar a cuidar tu cuerpo y tu alma. Olvida un poco esa vida profesional que te tiene tan abstraído. Si tu caso no es que trabajes mucho sino que no encuentras trabajo, pues entonces no tienes excusa para aprovechar ese tiempo tan abundante en cuidarte y en hacer cosas que te ilusionen… La novedad y las personas que nos traen novedades a raudales es lo más sexy que existe. A las mujeres les chifla los hombres que siempre están haciendo cosas nuevas. Para las mujeres, lo mismo, cuídate, si aprecias más saciar tu voraz apetito con comida abundante que estar sexy para cuando aparezca ese hombre que te haga vibrar… entonces ya has entrado en el camino de la tercera edad… aunque tengas 20 años.

Se puede mantener una vida sexual activa hasta los 100 años, el secreto para no caer en la asexualidad y en la procrastinación ya lo hemos sacado a la luz en este artículo: cuídate, cuida tu cuerpo, que parezca siempre un poco de niño, esbelto pero no flaco, cuida tu alma, haz cosas nuevas, sorprende a tu pareja (y no me refiero a sorprenderle con otr@…) aprende a entusiasmarte de nuevo, como cuando éramos niños, y nos entusiasmábamos hasta casi marearnos cuando en aquella vieja alcoba vimos a la primera mujer desnuda…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Encontrar pareja… aunque sea a los 40 (4)
  • Cosas que hacer con nuestra pareja (3)
  • Cómo elegir pareja (3)
  • Sexo con amor o sexo sin amor (3)
  • La sexualidad en hombres y mujeres (3)
  • Comments

    • Manuel dice:

      Hola amigo, esto tal vez no te lo creas pero yo soy asexuado y me gusta la seducción, me gustan las mujeres y mucho, me gusta el erotismo, me gusta besarlas, acariciarlas y que ellas me acaricien a mí, pero no me siento atraído por el sexo en sí aunque puedo disfrutarlo pero no causa interés buscarlo, nunca lo hizo.

      Cuando tenía 14 años y mis compañeros hablaban de sexo yo siempre lo asocie que no era ni más ni menos que una forma de rebelarse e intentar demostrar que ya eres adulto, muchos chicos de 14 años intentan aparentar ser “grandes” tomando alcohol, fumando, conducir un automóvil y asocie que el interés y curiosidad por follar de los chicos era ni más ni menos que más de aquello, porque yo honestamente no me interesaba el tema, de hecho me causaba risa el hecho que el genital masculino penetrara el genital femenino, jamás pensé que eso fuera realmente excitante sino que era algo planificado.

      Pasó el tiempo fui creciendo y mis amigos ya sabían más del tema y yo seguía siendo ignorante ya que no me interesaba. Y cuando me hablaban y yo no entendía las típicas jergas sexuales (por ejemplo yo no sabía que era la palabra “follar”) y ellos se reían de mí me trataban como crió pequeño incluso más tarde me calificaban de perdedor por ser el único que seguía siendo virgen.

      De hecho las primeras chicas que conocí y ligue siempre me conforme solo con los besos y caricias nunca me interesó llevarlas a la cama, cuando se hacia tarde yo les decía buenas noches y me dormía sin follarlas ellas quedaban con cara de confusión.

      siguió pasando el tiempo y muchos chicos me decían que yo estaba mal, me calificaban de que yo era tímido o demasiado correcto o que tenía miedo al rechazo y que si seguía siendo “chico bueno” jamás iba a conseguir sexo. Ellos apostaban que yo vivía frustrado por no tener sexo y me daban consejos. Yo con el tiempo me empecé a sentir frustrado pero no por no tener sexo sino que me había convencido de que era un perdedor por tener ahora 27 años y aún virgen.

      Hasta que llegó mi primera vez, no fue una mala experiencia pero la verdad es que lo vi como un placer sobrevalorado. Más tarde empecé a investigar del tema y claro soy asexuado, tengo libido puedo incluso hasta sentir placer sexual, puedo sentir placer al masturbarme incluso hasta desarrollar ciertos fetiches, pero no siento atracción por el coito ni me gusta ver películas porno. No tengo problemas en tener una pareja y tener sexo de vez en cuando pero no me llama la atención, no tengo problemas de impotencia ni traumas ni nada pero el sexo lo reservo para ocasiones especiales o para darle un regalo a una chica que es importante para mi, pero la verdad es que necesidad por follar es inexistente en mi cabeza, cuando paso al lado de una mujer hermosa no me doy vuelta para mirarle el culo, más bien me fijo en su cara, su cabello, su nariz, ojos, mirada y me puedo sentir muy atraído hacia ella pero no tengo fantasías sexuales, mi forma de sentir atracción por mujeres bellas es similar a como en el mundo Tolkiano los hombres se maravillan por la belleza de las elfas, no se las imaginan follando pero se maravillan con sus bellos rostros y cabellos, así me pasa a mí.

      Así que yo puedo cerciorarte que la asexualidad es real y no una ilusión ni una represión, de hecho me encanta ser así. Mi juego de seducción es más solido y me es más fácil controlarme que a muchos chicos que parece que no pueden aguantar babear por sus tetas y culo.

      Saludos!!

      • Erik360 Erik360 dice:

        Muy interesante todo lo que cuentas Manuel. Te diré que en la heterosexualidad hay dos factores que se confunden pero que son distintos:

        1. El sentir atracción psicológica y sensual por una mujer
        2. El sentir atracción sexual por una mujer

        Cuando somos niños, los hombres heterosexuales ya podemos sentir el tipo de heterosexualidad 1, o sea, atracción psicológica y sensual por una mujer. Pero es evidente que no sentimos el tipo de atracción sexual 2, o sea, la atracción sexual. A ti por lo que veo, Manuel, te pasa que sientes atracción de tipo 1 por una mujer pero no sientes atracción de tipo 2, sexual, ni por mujeres ni por hombres. En ese aspecto es como si te hubieses mantenido en la niñez… a mí también me hizo gracia cuando me dijeron en qué consiste el coito entre un hombre y una mujer… Yo era un niño sin atracción sexual hacia las mujeres.

        Nos cuentas además algunas cosas interesantes sobre la heterosexualidad, yo ya había oído eso de que los asexuales están comúnmente encantados con su situación, y que no sienten deseo de tener deseo sexual en absoluto, y se conforman con caricias, abrazos… El problema es que a veces, el asexual-heterosexual quiere tener relaciones con chicas (o chicos, según). Pero que a la hora de la verdad, la chica se termina preguntando por qué no hace nada sexualmente con ella… y ella termina con cara de incredulidad, como tú reflejas muy bien en tu texto. Ese es el único problema que tiene el ser asexual…

        A veces son problemas hormonales los que causan cierta asexualidiad, que tienen tratamiento, pero que muchas veces los asexuales se niegan a seguir porque ellos no sienten, como ya he dicho, necesidad de tener sexo normal como todo el mundo. Así que si estás bien así, pues perfecto… salvo por un detalle que ahora diré. Y si no estás bien así, podrías acudir al médico para que te hagan un estudio hormonal y demás… pero creo Manuel que no necesitas eso por lo que me cuentas.

        Y ese detalle que digo que es lo malo de todo esto, tiene que ver con que cuando ligas Manuel, tarde o temprano le tendrás que explicar a tu pareja mujer tu extraña forma de vivir el amor, sin sexo, al menos sin mucho sexo. Y depende de la mujer que te encuentres, ella estará más o menos dispuesta a empezar una relación contigo en esas circunstancias. Creo que eso no será impedimento, yo te aconsejo que te hagas experto en masturbar a las mujeres con tus manos… de hecho ellas muchas veces sienten más placer cuando las masturban con la mano que cuando se la meten directamente… De hecho para mí el mayor placer del mundo no es obtener placer del sexo: si no ver disfrutar a una mujer… ¡y no sólo con el sexo! yo me muero de placer cuando veo disfrutar a una mujer de la comida, de una película, de una siesta… ¿y quién no se queda atontado viendo a su novia dormir a su lado con esa cara de ángel…?

        ¡Disfruta Manuel de tu forma de vivir el amor, pues es perfectamente válida!

        P.D: ¡Y por supuesto! Se puede disfrutar del placer de la seducción sin que haya sexo por el medio… ¡En todo este blog de seducción apenas hablamos de sexo! (hablamos de miradas, de conversaciones, de sutileza, de caricias…) ¡Saludos!

    • Manuel dice:

      Gracias amigo, muy buena respuesta. Sabes, hay muchos niveles de asexualidad, el más extremo y el que más da de hablar son los asexuados sin libido, a esos no les gusta que ni los toquen, no le ven sentido masturbarse no desarrollan fetiches y prefieren vivir como ermitaños. Por ellos no puedo hablar ya que no se como enfrentan el mundo. Pero yo soy de los asexuales que tienen un nivel de libido no tan alto como el de los sexuales. Pero lo suficiente como para experimentar una erección, sentir placer erótico (y no un placer pornográfico lo cual es distinto) el erotismo lo veo yo como una forma más artística de llevar al placer mientras que el pornográfico es más explicito y directo a la acción o más bien el coito.

      Por suerte a mi si me gustan los cuerpos femeninos y no tengo inconvenientes en tocar con mis manos a la mujer en sus puntos más sensibles, de hecho eso es lo que he hecho con las chicas con quienes eh estado y las veo cerrar sus ojos y hacer gestos de placer, creo que les gusta. Lo que me da risa es que ellas están en un estado de trance mientras que yo estoy en un estado totalmente lógico aunque no me estoy aburriendo de hecho igual tiene su lado divertido hacer esto aunque si pasa mucho tiempo me empiezo a cansar.

      Sabes debido a que tengo libido igual se me desarrollo un fetiche aunque a un nivel poco extremo incluso pasa desapercibido, el cual es una atracción por el rostro de la mujer en especial por la nariz, me atraen las chicas que tienen una nariz bonita y atractiva independiente del tamaño y se las toco me produce una erección tal vez no lo suficiente como para querer follar pero me ayuda de alguna forma. Un psicólogo me dijo que no había nada de malo en ser asexual, pero dijo que yo podía aprovechar ese fetiche en el futuro para tener sexo en casos especiales, aunque no lo disfrute como un heterosexual me podría servir para darle cierto placer a una pareja y no se sienta que pierde el tiempo conmigo y con el tiempo sienta que incluso pueda follar sin necesitar un estimulo fetichista, no se si sea posible pero creo que es viable con la practica.

      Gracias por tus consejos, los voy a considerar

      • Erik360 Erik360 dice:

        Efectivamente la disyuntiva sexual-asexual no es tan binomial como parece, y hay una serie de grados de sexualidad que va desde la asexualidad de un niño; hasta la sexualidad desbocada e incontrolada de un “salido”… Por ejemplo, las personas de más de 50 años a veces pierden buena parte de su deseo, que va bajando desde los 20 o 30. Y las personas obesas también pueden perder parte de su deseo debido a su obesidad (baja el nivel de testosterona en sangre). Además, hay mucha variedad individual en cuanto al deseo según la persona y su genética… Yo tengo amigos que dicen no tener demasiado deseo, aunque sí tienen algo, pero a lo mejor prefieren ir al cine que hacer el amor… cosa impensable en otras personas más fogosas. Lo dicho: que no es raro se asexual, porque no hay dos hombres que tengan una sexualidad y una libido igual.

        Como bien dices, puedes intentar jugar con esos factores como el fetichismo que te aumenten un poco el deseo sexual…. Por supuesto que tú estás bien así y tienes una vida plena con poco deseo, pero si aprendes a tener una sexualidad aunque sea más ligera, eso te pondrá más fácil poder mantener a tu lado a una mujer que te acepte como pareja.

        Hay algunas cosas que pueden ayudar a aumentar el nivel de testosterona en sangre sin necesidad de tratamiento, sobre todo el no estar obeso y el hacer deporte diario. A lo mejor eso también te ayuda a aumentar el deseo, no porque estés mal con deseo bajo; si no por satisfacer más a posibles parejas tuyas, lo que te hará tener más posibilidades de mantenerlas a tu lado.

        Gracias a ti Manuel por ilustrarnos en este complejo ámbito de la asexualidad desde tu experiencia.

    • Manuel dice:

      Hola, me acordé que deje un comentario en este sitio hace ya unos años. Pues bueno en caso que sientas curiosidad por como es la vida de un asexual. Creo que la falta de testosterona no es lo que me hace asexual. Porque no se trata de una falta de deseo del tipo de sentirse desganado o con pereza a la hora de tener sexo. Sino más que nada a un tipo de desinterés, algo así como por ejemplo que a todo el mundo le guste el chocolate pero a ti no, porque no es un sabor que te cause adicción.
      Yo eh intentado aumentar mi testosterona con alimentación y hábitos, pero lo único que consigo es que me den más ganas de masturbarme o de satisfacer ciertos caprichos fetichistas, pero mi falta de interés por por penetrar a una mujer (independiente si es por delante o por detrás) sigue intacto.
      Lo que si he hecho y me ha interesado es intentar saber más de sexo para satisfacer a posibles amantes, ya que la verdad es que por ahora veo difícil que me guste el sexo por si sólo. Aveces creo que si estoy muy enamorado, solo por el placer de satisfacer a mi chica tal vez me agrade hacer el amor .

      Lamentablemente, hasta ahora nunca eh estado enamorado de ninguna de las chicas con las que he ligado (y esas experiencias de sexo fueron desastrosas jaja creo yo, porque aveces yo no acababa y de vez en cuando recurría a las pastillas azules para poder acabar ya que aveces en mitad de la acción yo perdía el interés, se me bajaba).

      No sé si yo sea capaz de tener sexo y sentir que me guste si me acuesto con una chica que me haga sentir mariposas en el estomago cuando estoy con ella. Lo único que si sé es que a pesar que soy un hombre heterosexual (porque me gustan solo las mujeres) soy uno entre millones en el mundo que puede decir honestamente que el 99% de las mujeres les gusta el sexo más que a mí.

      Porque aceptemoslo, por mucho hayan gurúes de la seducción metiendoles creencias a los chicos que les siguen de que a las mujeres les apasiona el sexo tanto como a los hombres, es mentira. Es verdad que les gusta el sexo, más que a mí al fin y al cabo, pero casi todas ellas sienten menos impulso y menor descontrol por querer tener sexo que un hombre heterosexual promedio. La mujer siempre tiene una cierta resistencia hacia el sexo aunque les guste.

      Yo eh sido capaz de llegar al extremo de esa resistencia, jaja como nunca tengo ganas de follar, todos los intentos de la chica por no querer quedar como zorra son inútiles contra un hombre que jamás las presiona para llevárselas a la cama salvo para dormir. Y cuando esa resistencia no choca contra nada, son ellas al final las que quieren y proponen tener sexo contigo y esa es la razón del porque aveces tengo sexo aunque nunca lo busque ( si te da curiosidad juega ser asexual como experimento con una chica que ligues y veras que tarde o temprano será ella quien quiere que la folles).

      Si amigo, a las mujeres les gusta el sexo pero ellas confían que a los hombres les gusta mucho más y las mujeres se aprovechan de eso, para quedar como princesas mientras que nosotros como babosos. Eso lo puedo ver yo con mayor claridad gracias a mi condición.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>