La atracción física entre los distintos sexos

La reproducción sexual es la más interesante de todo el reino animal… Hay otros tipos de reproducción, en donde un ser se “autorreplica”, o sea, da lugar a otro ser que es genéticamente casi idéntico al primero. Este tipo de reproducción fue más habitual en otra fase de la historia de la vida sobre la Tierra, en donde predominaban las bacterias y lo virus sobre especies más evolucionadas. Pero este tipo de reproducción asexual tiene muchas desventajas (además de alguna ventaja), sobre todo, la desventaja de la poca variedad de seres que da lugar esta reproducción asexual. Por eso, los animales más evolucionados, entre los que se encuentran los hombres, dieron lugar a la reproducción sexual, en donde se “cruza” el material genético del macho y la hembra, en nuestro caso, del hombre y de la mujer, dando lugar a un nuevo ser que está a medio camino (con una gran variedad no obstante) entre el hombre y la mujer. Y así surgió la reproducción sexual… y desde entonteces, millones de rosas regaladas a hembras; millones de canciones debajo de los balcones; millones de guiños, de miradas pícaras, de deseos encubiertos, de sollozos por la ausencia de ese o esa que amamos en secreteo…

Así, con la reproducción sexual la naturaleza exigió a los hombres y a las mujeres ciertas características propias que les permitiesen cumplir su papel en este tipo de reproducción. Nos referimos a los órganos sexuales… Estos órganos son parte importante en la atracción física entre los distintos sexos, pero no única. En este artículo analizamos las atracción física entre los distintos sexos, no sin antes advertir, que también se da cierta atracción mental entre hombres y mujeres, pero eso ya lo analizaremos en otros artículos.

Atracción total

Para explicar la atracción física entre los hombres y las mujeres se suele recurrir al ejemplo de los imanes: “los polos opuestos se atraen”. Lo cierto es que parece ser así: a los hombres les atrae las características físicas típicas de las mujeres; y viceversa.la atracción física entre los distintos sexos Creo que es muy interesante analizar estas características, también como una forma de saber qué partes de nuestros cuerpos son especialmente llamativas al sexo contrario, y así podremos cuidar esas pares, o mejor dicho, podremos cuidar ese arma tan poderoso de atracción que tenemos a nuestra disposición, llamada el cuerpo.

De cualquier forma, podemos decir que los cuerpos de hombre y de mujer se atraen recíprocamente, y no por partes…: si no como un todo. Por supuesto, cuando nuestro cuerpo como un todo se ajuste más a ciertas características que resultan sexualmente atrayentes al sexo contrario, más posibilidades tendremos de que nuestras características sexuales cumplan su función de atraer al sexo contrario: un hombre muy débil atrae, pero menos; una mujer con pocas curvas, atrae, pero menos…

Ya sin más preámbulos, repasamos los puntos fuertes de atracción física de hombres y mujeres, divididos en 1. Órganos sexuales; y 2. Caracteres sexuales secundarios. Los primeros son el pene, los testículos, la vagina… y otros que no se ven, como la matriz. Estos órganos sirven tanto para engendrar nueva vida; como para generar atracción hacia el otro sexo. Y los segundos son la altura, la fuerza,… en los hombres; y las curvas, los pechos,… en las mujeres. Creo que este artículo puede ser muy interesante para intentar recordar y recuperar nuestra esencia física de hombres o de mujeres. Conociéndonos nos cuidaremos mejor, y sabremos cual es el verdadero potencial de nuestro cuerpo.

Partes del cuerpo de la mujer que atraen a los hombres

1. Órganos sexuales femeninos. El aparato reproductor femenino no sólo tiene como misión la de poder engendrar vida: es una fuente de estímulo y de atracción muy fuerte para el macho. Lo primero que llamaba antes la atención, era el “monte de Venus”, o sea, el bello púbico femenino, situado sobe una zona algo abultada, en donde se acumula grasa. Normalmente, las chicas modernas lo llevan rasurado… El felpudo parece que va pasando a la historia… pero esa zona, ahora depilada, sigue siendo muy atractiva. La “rajita” de la mujer puede hace volver loco al hombre más cuerdo… Además, dentro de la “rajita”, están los labios mayores, los menores, el clítoris (por ahí escondido…)… Todo esto, la parte más superficial del aparato reproductor femenino, se llama la vulva. Después está la vagina, que es ese “tubo” que desemboca en el útero. Los órganos sexuales femeninos (sobre todo la vulva) es algo así como la guinda del pastel del atrayente y atractivo cuerpo femenino… aunque produzca el tipo de atracción más grosero y menos artístico de todo el cuerpo femenino

2. Senos. Casi un icono de la feminidad, los senos femeninos. Muy distintos a los masculinos, ideados para poder amamantar a las crías (aunque los pechos masculinos también pueden generar una especie de leche si se los estimula adecuadamente…) Además, tienen también la función aludidas de atraer a los hombres… cosa que consiguen con creces. No hace falta que los pechos sean enormes para que la chica en cuestión tenga a una decena de babosos detrás de ella… Hay pechos pequeños que son muy atractivos.

3 Baja estatura. Las mujeres también pueden atraer con su pequeñez, con la delicadeza de su cuerpo…

4. Figura de “pera”. Las mujeres tienen una distribución de su volumen que se ensancha en la zona de las caderas, y se estrecha en la zona de los hombros (con la excepción de los pechos). Una forma echa a posta para hacer volverse locos a los hombres…

5. Escaso pelo corporal. Es parte del atractivo femenino el tener pelo sobre todo en la cabeza y poco más… las mujeres son más lampiñas que los hombres, causando esto un fuerte atractivo entre los hombres…

6. Mayor porcentaje de grasa corporal. Esta grasa es la que hace el cuerpo femenino más redondeado y con menos ángulos que el cuerpo del hombre. El cuerpo de la mujer es definido por las curvas; el ángulo y la línea recta es más típico del cuerpo del hombre. Y por supuesto, estas características atraen al sexo contrario.

7. La mujer acumula grasa sobre todo en los pechos, en los glúteos y zonas de las caderas. Eso le da ese aspecto tan redondito que tanto atrae a los hombres…

8. La piel. Este es el órgano más grande del cuerpo… y por supuesto, la piel femenina es más fina que la del hombre, más clara, menos rugosa, más delgada y delicada… Su tacto suave puede hacer volver loco a muchos hombres…

Partes del cuerpo del hombre que atraen a las mujeres

1. Órganos sexuales masculinos… Pues no hay simetría con el apartado anterior… A muchas mujeres no les atrae una chorra así como así… Las mujeres son más delicadas… Pero con la excitación adecuada, a una mujer también le puede atraer fuertemente los genitales masculinos.

2. Más pelo corporal. Esto depende en buena parte de las modas y de las culturas: en algunas culturas atraen los hombres con mucho pelo; en otras, atraen los hombres con poco pelo… De cualquier forma, los hombres lampiños no atraen demasiado… poco pelo no es ningún pelo… Con más o menos pelo, los hombres son por naturaleza más peludos que las mujeres, y por supuesto, esto puede ser una fuente de atracción para las mujeres.

3. Mayor tamaño que las mujeres. Los hombres tienen cuerpos más musculosos, más fornidos, con esqueletos más pesados. La fuerza física y la musculatura parecen ser atributos típicamente masculinos, que por supuesto, puede servir para atraer a las mujeres. A las mujeres les gustan esos cuerpos de hombres cuidados, fuertes y más grandes que sus propios cuerpos.

4. Altura. Las mujeres parecen mostrar cierta especial preocupación por la altura de los hombres: pocos hombres dicen gustarle las mujeres altas; pero para muchas mujeres, la altura es fundamental para que les atraiga un hombre. De cualquier forma, ser bajito no es tan importante, si tenemos en cuenta lo que ya hemos dicho: la principal fuente de atracción entre hombres y mujeres no es el físico: si no la empatía de caracteres que se atraen.

5. Voz más grave. Una voz masculina potente, varonil, segura… es altamente atrayente para las mujeres. Igual que las voces femeninas, delicadas y algo aniñadas de las mujeres, son atractivas para los hombres.

6. Grasas alrededor del abdomen y la cintura. Así, los hombres suelen tender a acumular grasa en forma de manzana, a diferencia de las mujeres, que la suelen acumular en forma de pera (además de en la zona de los senos)

7. Piel áspera. La piel del hombre es más dura, y desagradable al tacto que la piel de la mujer… Pero aun así, esto parece atraer a las mujeres…

Conclusión sobre la atracción entre los sexos

Ya hemos dicho que la atracción física entre los sexos es importante, pero no es lo más importante. Cuando un hombre y una mujer se atraen recíprocamente, la atracción física tiene que ser complementada con atracción mental, atracción de dos almas afines. Y es que: si un cuerpo no está atravesado, como el fuego atraviesa al hierro que calienta, por un alma, parece que este cuerpo no es tan sexy como debería…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Las claves de la atracción (8)
  • Seducción para hombres calvos (6)
  • Cómo nos gustan las mujeres a los hombres (5)
  • Qué tipo de físico atrae (5)
  • Por qué nos gustan ciertas cualidades de hombres y mujeres (5)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>