La estrategia definitiva para encontrar pareja

Creo que muchos sentimos la tremenda importancia que tiene el azar a la hora de encontrar pareja. Y no me estoy refiriendo que alguien sea tan cretino que si se echa novia, sea con una buena dosis de suerte… Aunque el azar también influye aquí. Pero más bien no me refiero a encontrar pareja, sino al echo de terminar con una mujer u hombre como pareja en lugar de con otro. Un fuerte factor de azar influye en el echo de terminar pasando los próximos años de nuestra vida con una pareja determinada en lugar de con otra. Y es precisamente por esto mismo, el motivo por el que los hombres y las mujeres ha veces somos muy renuentes a la hora de empezar una nueva relación: elegimos mucho, rechazamos posibles candidatos-as a decenas, nos miramos todos los sábados con una decena larga de chicos o chicas… pero no nos decidimos a “entrarlos”, porque sentimos que esa chica o chico que tanto miramos, en el fondo, puede ser una buena opción, pero si esperamos un poco, surgirán otras opciones mejores…

El flirteo como base del ligar

Las sensaciones que sentimos dentro de nuestras entrañas cuando, en un paseo cotidiano por nuestra ciudad, nos encontramos con una chica (o chico, a gusto de cada cual…) que nos gusta, la miramos a los ojos, y esta, nos empieza a devolvernos la mirada, aguantando la mirada hasta más de diez segundos, hasta ese punto en donde parece que los dos nos vamos a marear de pura pasión… esa sensación es una de las más maravillosas sensaciones que tiene el ser humano. Al final, normalmente la mirada termina con una sonrisa por parte de la chica (cuando se ha prolongado mucho), pero comúnmente, no solemos pasar de ahí… Quizás por eso, suele ser el chico el que le toca mover pieza… y el chico suele ser tan tonto que piense “esta chica está bien, pero creo que puedo conseguir algo mejor…” o peor, “la chica es monísima, pero ahora no tengo ganas de “entrarla”…

la estrategia definitiva para encontrar parejaAmbas actitudes son típicas de un absoluto capullo… En fin, los sábados en los locales de marcha suelen ser lugares muy cargados de sensuales miradas, sensuales coqueteos… miradas sostenidas hasta que los nervios nos pueden, y las retiramos con una buena dosis de nerviosismo desde nuestras entrañas… Recuerdo aún mis flirteos de este sábado pasado: dos chicas muy monas, ambas del mismo grupo de amigas… Con una me estuve mirando intermitentemente durante 5 minutos… hasta que desapareció… Y luego, me fijé en una amiga suya, que al principio no me hacía ni caso, pero después de sostenerla la mirada tres veces, ella ya me empezó a devolver las miradas… Y lo cierto es que llega un momento en que esas mirada de la chica empiezan a decir “acércate y liga conmigo…”, pero es que yo no la veía… siempre podrá haber otra mejor, y siempre podrá haber un tío aún más capullo que yo… Dio la casualidad, de que salimos los dos con nuestros grupos del local y fuimos a parar a un local cercano ambos… con tal suerte de que ambos quedemos casi al lado… Y para rematar mi estúpida noche, la chica cogió y se acercó hasta mí, hasta el punto de que casi nos rozábamos con la ropa… estaba sola, y creo que esperándome, poniéndose en situación para que yo tuviese fácil hablar con ella… pero seguía sin verla… seguía siendo imbécil… Y la chica, tras aguantar en esa incómoda situación sola durante sobre medio minuto, se largó hacia donde estaban sus amigas, ya lejos de mí…

Ligar no es más que ser un buen comercial

Ya he dicho mil veces, que este blog no es uno de esos blogs de seducción unisex, o sea, para hombres jóvenes, salidos y un tanto insociales… También es para ellos, pero no menos es para mujeres… Y por eso, creo que es necesario también darles a las mujeres una serie de indicaciones que les ayuden, no a encontrar pareja (lo que para una mujer es muy fácil) sino a poder aspirar a la mejor pareja posible, sin necesidad de llegar a la estupidez de rechazar sistemáticamente a todo candidato interesante… (los no interesantes, si se pueden rechazar sistemáticamente).

Y es que, dicen los yankies, que en USA es más común que la chica sea más activa a la hora de ligar. Cuando una chica ve un tío interesante en la disco, no  esperará a que se la acerque él. Ella tomará la riendas, y se le acercará, al menos, ayudará al chico a entrarla… Es muy interesante que las mujeres españolas tomen nota… porque si no, pueden pasar que se hagan novio de un chico, muy “echado para adelante” o sea, muy extrovertido, pero que en la convivencia del día a día, luego sea un auténtico cretino. En cambio, un chico más tímido puede parecer menos apetecible en la discoteca… pero a la hora de la verdad, podría perfectamente ser una pareja mucho más interesante para convivir día a día con él. Digamos que la forma de ligoteo a la española, favorece a las personas extrovertidas. Pero es que la calidad de un hombre, y el echo de ser introvertido o extrovertido, no tiene nada que ver… Una persona muy extrovertida puede no valer nada (aunque eso de ser echado para adelante puede impresionar al principio, pero quizás detrás de esa extroversión no haya nada más…); y una persona aparentemente tímida puede tener por dentro todo un carácter, y puede ser un hombre mil veces mejor que ese extrovertido que en la disco, bailando sin complejos, parece que él sólo se puede comer el mundo…

Lo dicho, chicas españolas, os toca ser un poco más activas a la hora de ligar… pero aun así, parece que la iniciativa sigue correspondiendo sobre todo a ellos: son ellos los que le deben de hacer la entrada a la chica, supongo que en parte es algo genético, las chicas no van por ahí proponiendo a los chicos cosas… pues la mujeres tienen una reputación que mantener. Y esto último es algo interesante: a las mujeres les gusta que los demás piensen de ellas que son mujeres respetuosas, y nobles; pero los hombres muchas veces preferimos que los demás tengan una opinión de nosotros, algo así como que “somos un poco macarras, un poco cabrones, un poco sinvergüenzas…”. A los hombres nos gustan las buenas mujeres (pese a los tópicos); pero a las mujeres les gustan los hombres un poco malos…

Y para terminar el artículo, un consejo fundamental para los hombres que quieren terminar ya al fin con novia. Lo primero de todo, hay que dejar de decir eso de “no la veo, no me gusta… “ Eso por lo general son excusas para evitar un posible rechazo cuando entres a hablar con la chica… Y es que, los hombres tenemos que asumir el rechazo como aparte del ser hombre: una mujer siempre es mona, siempre interesante; pero en el caso de los hombres, las cosas son muy distintas, y no es raro que, hasta hombres guapos e inteligentes, se crean que ante los ojos de las mujeres no valen nada…

De echo, los hombres ligando tenemos que aprender a comportarnos un poco como un comercial. Fijémonos lo que hace un comercial: Es rechazado sistemáticamente por más del 90 por ciento de la gente que “entra” para intentar venderle algo… Y el comercial se lo toma simplemente como parte del su trabajo… Lo dicen de todo, por ejemplo, cuando tiene que ir molestando a la gente, llamando puerta por puerta, para ver si los inquilinos detrás de esas puertas quieren comprar una enciclopedia que deberán de estar pagando durante 5 años… Lo dicen: “no tienes vergüenza, molestarnos para esto”; o “voy a llamar a la policía”; o “me cago en tus putos muertos, que eres más feo que un grajo… vete a vender enciclopedias a tu madre al burdel…” Y los comerciales se toman esto simplemente como parte de su trabajo… Pero si lo intentas 10 veces, una vez conseguirás algo, aunque sea un leve interés… Con las mueres es igual, vete vendiéndote (pero no vendas la moto…), quizás solo consigas algo con 1 de cada 10… pero te garantizo de que te merecerá sobradamente la pena… no necesitas más que eso, que te acepte 1 de cada 10…. Si las demás se ríen de ti, te rechazan… peor para ellas y mejor para ti, porque con el tiempo, te resultara tan natural entrar a hablar con mujeres para intentar ligar con ellas, que te sentirás un poco en la piel de un comercial que simplemente, hace  su trabajo…

Por tanto, en el amor hay un fuerte componente de azar… Con quien terminemos, es una cuestión de suerte… pero la ruleta de la suerte no se moverá si no la damos un buen empujón… y el empujó cosiste en eso: habla con mujeres, simplemente ponte un reto: hablar esta noche sábado con 10 mujeres desconocidas… Los comerciales hacen eso, y les va bien, pues saben que de cada 10, 1 cae… ¿Vas tu a tener menos agallas que un comercial a puerta fría…?

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • 10 errores típicos que cometemos los hombres con las mujeres (7)
  • Cómo hablar con una chica (6)
  • Buscar pareja por Internet (6)
  • Cinco consejos para encontrar novia (vídeo) (6)
  • Cómo gustar a las chicas (6)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>