La estructura del arte de ligar según Mistery

El método Mistery es un libro escrito por un seductor americano que se ha convertido en el libro de referencia de todo aquél que se empiece a introducir en el mundo de la seducción (o sea, ligar aplicando una teoría previamente aprendida…) No se mucho del tipo en cuestión que ha escrito este libro, se hace llamar, pues eso, Mistery. La estructura de la seducción que nos presentan en ese libro ha sido releída, machacada y aplicada por cientos de aven (artistas de la seducción) a lo largo de todo el mundo. Es un libro muy aconsejable para quien se interese por este mundo. No obstante, aquí analizamos la parte más original e importante de este libro fundamental.estructura del arte de ligar

Muchos aven españoles han aplicado de forma demasiado literal el método de Mistery. Destaquemos a ese tipo de dudosos procederes, con fama de usar el mundo de la seducción para enriquecerse tapando esto de un halo de “ayudamos a los demás” llamado Mario Luna. La verdad es que la primera vez que me encontré con este tipo me dio muy buena impresión, pues hablaba muy bien… Cuando me lo encontré la segunda vez por Youtube, ya no me dio tan buena impresión, pues hablaba otra vez muy bien, sí, pero repitiendo casi lo mismo que había dicho la primer vez… Casi parece un disco rayado, y eso lo ha aplicado al mundo de la seducción.

Dentro del método Mistery hay una serie de guiones que nos pretenden facilitar el primer acercamiento a la chica. Por ejemplo, una serie de preguntas con las que debemos entrar a la chica o set, del estilo: “¿Quién crees que mienten más, los hombres o las mujeres?” El objetivo es que la mujer o set les interesemos, pues parece que vamos por ahí provocando con preguntas interesantes y comprometidas, y a partir de ahí, el grupo o set acepte hablar con nosotros, nos acepte y no nos rechace. Una vez hecha esta pregunta, pues parece que podemos estar hablando con la chica o set a la que hemos entrado durante horas, pues unas conversaciones llevan a otras, y tendremos conseguido la primera parte de lo que queríamos: introducirnos en un grupo que hay algo que nos interesa… El problema es lleva esto al ridículo que lo ha llevado Mario Luna, por mucho que vallamos por ahí con un guión aprendido, las chicas son muy listas y tienen ese sexto sentido… y si no tenemos nada en la cabeza, para poco nos sirve ir haciendo preguntas aparentemente interesantes. No se trata de improvisar una farsa, sin demostrar que valemos de verdad. Pues esta es la primera parte del método Mistery, prefiero llamarla abertura, que es eso, ver un set, hecharle huevos, dirigirnos al set o grupo de personas, y llamar su atención, pedir que acepten hablar con nosotros con algún tipo de pregunta.

Las fases del arte de la seducción

1. Abertura. Estamos, por ejemplo, en un pub, vemos a un set o grupo de personas, nos dirigimos hacia él decididamente pero sin que se note la (inevitable) ansiedad, y nos dirigimos al grupo con cualquier excusa o pregunta. Llegamos al objetivo y preguntamos al grupo en general o a uno de sus miembros algo, por ejemplo, “¿Sabéis de alguna discoteca interesante en la ciudad? Yo soy nuevo aquí, y esto informándome de los locales de moda…” por ejemplo. A partir de ahí, si hay mujeres en el grupo, es posible que tengas un recibimiento frío, pues saben a lo que vas… no hay que preocuparse por esto, es común cierto recelo en los grupos en donde hay féminas. Si hay sólo hombres serás por lo general bien acogido si haces lo que tienes que hacer y causas interés. Al principio es ideal practicar con sets sólo de hombres, mucho más fáciles, además es una forma ideal para ampliar tu círculo de amistades. Puedes incluso llegar a tirarle los cejos a algún hombre como una forma de desensibilizarte, que te de igual lo que piensen de ti… además, si vas en plan de cachondeo, te descojonas, te lo pasas como nunca tú solo, el sargeo es por encima de todo, una forma de divertirse jugando con fuego…

2. Una vez que hemos sido aceptado en el grupo (mistery usa el método del candil: si no te quiere una de una, que te quiera una de mil… Vamos, que es una forma de producción industrial en cadena de ligues. De ahí el éxito de tipos que son unos absolutos cretinos: lo intentan con una, les manda a la mierda; lo intentan con mil, y una le aceptan) es cuestión de interactuar con ellos, en principio por un tiempo máximo determinado por las circunstancias. Recuerda siempre que un artista del ligoteo es un tipo con poco tiempo, por eso hay que saber cuando irse, por supuesto, preferiblemente con algún número de móvil de una chica. Una vez aceptados por un grupo o chica, entramos en la fase que Mistery llama “crear confort”, sería una fase más larga que la anterior. Si la primera fase son minutos, esta segunda tarda varias horas. Por tanto, nos encontramos con el problema de los “saltos temporales” o lo que es lo mismo, entramos a un grupo, creamos confort por un tiempo… y luego quedamos con la chica elegida para completar el elevado número de horas adecuado para poder terminar esta segunda fase de “crear confort”, y poder pasar a la tercera y definitiva.

Esta segunda fase es fundamental, pues se trata de ganarnos el amor de esa señorita por la que suspiramos… Es una fase más fácil de llevarla a cabo, lo más difícil es la abertura, pero a su vez es la parte fundamental, si no somos lo suficientemente interesante para la chica, el esfuerzo no habrá servido para nada. Para ello (recordemos nuestra situación: en mitad de un grupo de varias personas totalmente desconocidos, donde hay una chica que nos interesa) debemos de intentar aislar a la chica un tanto del grupo, pues esta es la única manera de que nos de su contacto, o quedemos con ella en una cita preferiblemente al día siguiente, o al menos, en esa semana. Si le gustamos mucho, no es imposible que acepte nuestra oferta de irse por ahí de marcha con nosotros, quedando sólo nosotros y ella, pero el “factor fulana” juega en nuestra contra… En total, debemos de causarle interés a lo largo de unas siete horas, divididas en varias salidas distintas. Los primeros minutos serán en el sitio en donde hemos abierto el set. El resto del tiempo se completará en hipotéticas citas, ya solitarias ella y nosotros, con la chica ansiada.

3. Seducción. Una vez hecho lo anterior se trataría de rematar la jugada, o sea, poder llegar a besarla y… Esto no suele ser difícil. Por ejemplo, estamos tranquilamente en el sofá de nuestra casa viendo juntos una peli (desde luego, ya en plan pareja, medio amigos medio algo más), por ejemplo, cuando haga un amago de irse la podemos mirar muy fijamente con esos ojos de animal vicioso y decirla: “¿Nos despedimos con dos besos o con uno sólo?” Lo más normal es que no sepa que decirte o que te intente demandar por mirarla así, como me pasó a mi una vez… Pero por lo general, caerá en tus brazos, pero seguirá llena de dudas… debes tener buenos argumentos para que se quite esas dudas de encima…

Pues bien, esta es la estructura básica usada en el arte del sargeo o ligoteo discotequero. Es cuestión de entenderlo bien, y luego salir por ahí a practicar. Aconsejable es leer el libro de Mistery original, pero si entiendes bien esto, te ahorras unos euros y algo de tiempo. No suele salir bien a la primera, curiosamente, a mi me salió bien a la primera… pero ya tendría ocasión de ver que las cosas no eran tan fáciles como me parecieron…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo ligar con chicas desconocidas (5)
  • Cómo ligar y cómo enamorar (4)
  • Ligar con la mirada y con la sonrisa (4)
  • Donde se liga más (4)
  • Cómo ligar según Mystery y según yo (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>