La evolución de una relación de pareja

Todos recordamos esa serie de la tele en donde nos presentan las historias de tres matrimonios distintos: el primero, el de gente más joven, son recién casados; el segundo, el de gente de mediana edad, llevan casados unos 20 años; y el tercero, el de casi ancianos, llevan casados unos 50 años… vamos, casi toda la vida. En esta serie, nos transmiten la idea de que una relación de pareja se deteriora con el tiempo: aquellos pequeños defectos que en otro tiempo hicieron enamorarnos de nuestra pareja, son los mismos que, con el transcurso del tiempo nos han terminado por sacar de quicio…la evolución de una relación de pareja De cualquier forma, sí es cierto que se produce una evolución en una pareja, desde aquél momento de conmoción cuando la vemos por primera vez; hasta esos momentos cotidianos de la vida junto a nuestra pareja, en donde sentimos que ya no nos atrae como antes… Y es que, en un mundo en constante cambio, en constantes movimiento, parece que todo empieza, para terminar acabándose, y luego volver a empezar otra vez todo… Con todo, hay parejas de casados que llevan décadas viviendo juntos, y que aún siguen emocionándose el uno con la presencia del otro… Pero esto sólo pasa en 1 de cada 10 parejas, de normal, las parejas se deterioran desde un idílico principio, hasta que se terminan por deshacer. Por tanto, las relaciones de parejas suelen pasar por una serie de fases, de las cuales la más importante es por supuesto la primera, que es la fase en donde comenzamos una relación de pareja con un hombre o con una mujer destinada a durar el tiempo que sea (de media unos 2 años, según el INE…) Repasamos en este artículo la evolución de una relación de pareja, no sin antes destacar que esta evolución no es igual en todas las parejas… aun así, la parte que yo mas interés tengo, es precisamente la primera, ese momento en donde al fin, hemos elegido a un posible candidato como pareja, y hacemos todo lo posible por ganarnos su corazón.

Fases de las relaciones de pareja

1. Fase de buscar pareja y encontrarla. Casi todo el mundo, hombres y mujeres, que actualmente no tiene pareja, están en la difícil tarea de buscarla. Curiosamente, hay una costumbre generalizada tanto entre los hombres como entre las mujeres de negar que queremos pareja, solemos decir eso de “se está bien sólo…” pero por dentro, no es lo que pensamos, queremos pareja, pero eso sí, preferimos estar mejor solos que liarnos con ese chico o esa chica que no nos termina de gustar del todo… Y es que, es mejor estar solos que estar encerrados en una relación que no nos aporta demasiado, y de la que no sabemos cómo salir. De ahí que para mí esta es la fase más importante de las relaciones de pareja: la fase en donde se decide quien va a ser nuestro compañero o nuestra compañera durante los próximos dos años de media…

La forma más común de encontrar pareja es a través de amigos comunes, o bien, a través de personas que conocemos por el trabajo, por las aficiones… A partir de ahí, nos empiezan a pasar por nuestros ojos, sean unos ojos de chico o unos ojos de chica, una serie de posibles candidatos a nuestro corazón y a nuestra alcoba… De cualquier forma, parece que la iniciativa la siguen llevando los chicos… Si a una chica le gusta un chico que a su vez no la hace ni caso… esta se dará cuenta y renunciará a ese hombre que tanto la impresionó… Si a un chico le gusta una chica que le han presentado… pues es ahí donde la cosa se pone interesante… A partir de ahí, nos toca jodernos, enterarnos o de que tiene novio, o de que no nos quieren ni ver, porque opina que somos unos completos sinvergüenzas, o de que no nos quiere porque a las mujeres no les gustan los hombres con aspecto de macarra que no tienen ni oficio ni beneficio, o por cualquier otra circunstancia… En fin, que valla mierda… De cualquier forma, suele ser el chico el que actúa de forma activa: ellas esperan para que algún posible candidato se fije en ellas…

Y los chicos, aunque no lo parezca… elegimos bien a cual de esas amigas le vamos a proponer, por supuesto, sutilmente, indirectamente… que empiece a salir con nosotros… Y lo cierto es que, aunque hay muchas chicas, pocas de ellas encajaría con nosotros para tener una relación de pareja… Sobre todo, los chicos tendemos a elegir el “cortejar” a una mujer que, nos atrae tanto físicamente como mentalmente. Un vez que ya ha aparecido una chica con esas dos características en el horizonte… pues nos toca lanzarnos a por ella… básicamente, tontear un poco, para al final de la noche, pedirla que si nos podemos volver a ver… En fin, seguimos con las fases de la pareja, que esto no es un artículo de cómo ligar…

2. Fase de novios recientes. En esta fase los hombres adoptamos una actitud de lo más cursi y maricona… nos enamoramos, nos volvemos blandos, creemos que el mundo es de color de rosa y que todo es felicidad… y sentimos que todo será así hasta que muramos… Esta fase mola, porque uno siente que está drogado sin necesidad de haberse gastado un duro… Y es que, la sensación de que queremos a alguien, y que ese alguien nos quiere, nos causa una enorme sensación de euforia. Esta es una época perfecta para solucionar esos problema de nuestra vida que seguíamos arrastrando. Se trataría de coger un poco de esa desorbitada energía que nos ha trasmitido nuestra pareja, y aprovechar un poco esa energía para solucionar viejos problemas o incluso empezar nuevos proyectos… Y es que es mejor hacer eso y desistir del deseo de estar todo el día comiéndole los morros a nuestra novia… que no hacer esto último y que esta fase se gaste enseguida… Tenemos que intentar mantener esta fase lo más posible en todo su apogeo, pues así disfrutaremos más: disfrutamos de esa primera y genial parte de las relaciones de pareja; y aprovechamos el impulso de esta energía para comenzar algún nuevo proyecto en nuestra vida.

3. Una vez que ya se nos ha pasado el calentón con respecto a nuestra pareja, y una vez que ya no nos tiramos todo el día penando en volver a ver a nuestra pareja… llega la fase de llanura, que se caracteriza porque nuestra pareja aún nos sigue gustando, pero ya hemos perdido esa chispa inicial con la que empezó la relación. Esta fase suele empezar sobre los dos años después de haber conocido a nuestra pareja… si convivimos mucho con ella, empezará antes. Y bien, tenemos novia, pero ahora ya no tenemos ganas de hacer el amor a todas horas con ella…

4. Y la última fase, empieza donde acaba el reino de Dios, o sea, esta fase empieza cuando ya no nos gusta demasiado nuestra novia o novio… En estos momentos, terminamos por asimilar a nuestra pareja más a un hermano o a una hermana, que a una pareja de tipo amoroso y sexual… Con todo, somos muchas veces reacios a abandonar a nuestra pareja a pesar de que ya no nos queremos… y es que, aunque ya no haya amor, aunque ya no halla sexo… nos da compañía. Y la compañía, aunque parezca que no, compensa la falta de amor y la falta de sexo. A habido hombres que han tenido mucho sexo con prostitutas a lo largo de toda su vida… y terminaron enloqueciendo porque estaban solos. En cambio, otros hombres que nunca jamás han tenido una relación amorosa o sexual con una mujer durante toda su vida, han sido felices, porque tenían una familia que los quería, porque tenían un montón de aficiones que hacía que la vida les mereciese la pena, aunque fuesen célibes durante toda ella…

En fin, la humanidad da para mucho… y de eso trata este blog: de ver hasta donde somos capaces de llegar como humanos, como hombres y como mujeres seductores.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • La madurez como clave para atraer (7)
  • Cómo estimular nuestra vida (6)
  • Los diez grandes errores que he cometido al buscar pareja (primera parte del 1 al 5) (6)
  • ¿Tener pareja o ser Single…? (6)
  • Distintas formas de gustar (6)
  • Comments

    • JLN dice:

      Reconozco que la “primera” fase se me resiste. Más que la primera fase lo que se me resiste es el enocntrar pareja.Es dificil, pues la smujeres siempre tienen muchos pretendientes y ellas eligen demasiado.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>