La importancia de la inteligencia emocional

la importancia de la inteligenica emocionalDe alguna manera este proyecto de blog de asuntos relacionados con la psicología, está sirviéndome para entender muchas cosa sobre mi vida. Hacer un blog de este tipo es un reto constante, siempre tienes que estar leyendo cosas, pensando cosas, reciclándote para poder seguir manteniendo el nivel de calidad. Y lo cierto es que tarde o temprano tenía que surgir el asunto de la dichosa inteligencia… La polémica al respecto está entre si hay distintos tipos de inteligencia; o por el contrario, todos los tipos de inteligencia son reductibles al famoso cociente intelectual (C.I)  El cociente intelectual mide la inteligencia, pero desde una perspectiva puramente matemática: se mide nuestra capacidad para completar series lógicas; para inferir unos datos de otros; para la deducción, y para la inducción, todo esto echo a la mayor velocidad posible (aunque parece ser que el tiempo no es tan determinante). El modelo del cociente intelectual es las matemáticas en estado puro, pero también la lógica, que usa palabras (o símbolos que las representan) en lugar de números. Pero ciertos datos sobre la vida de personajes históricos que poseyeron un elevado cociente intelectual, pusieron a los psicólogos en alerta sobre la complejidad del cerebro humano. Podemos poner el caso histórico de Newton. Para mí Newton es Dios, y no estoy dispuesto a ponerlo a parir… ni siquiera a ensuciar su nombre. Newton tenía 180 de cociente intelectual… Tuvo éxito en su vida, tuvo dinero, influencia… pero se cree que murió virgen. Y es que… su misión era demasiado sagrada, no tenía espacio en su mente para cosas pragmáticas, como seducir a mujeres, estar con amigos en fiestas… Lo cierto es que es tremendo el dato: las personas de 180 de cociente intelectual suelen morir sin descendencia; las de 150, suelen tener éxito y tener descendencia. De alguna manera, parece que tener un cociente intelectual muy alto, hace que nuestro cociente emocional se desplome. O sea, nuestro cerebro es limitado, los recursos son limitados, y la evolución ha tenido que elegir entre tener mucho cociente intelectual, pero a cambio ser emocionalmente más modestos; o tener una gran sensibilidad, y a cambio menos capacidades para los asuntos matemáticos y puramente lógicos. En este artículo, la importancia de la inteligencia emocional.

El destino evolutivo del hombre

Ya sabemos como funciona la selección natural: los genes mutan haciendo que en este caso, los hombres adquiramos nuevas particularidades. Y después de esta mutación, la selección natural se encarga de “cribar” cuales de estas mutaciones son adaptables. Por ejemplo, en un hombre concreto puede mutar un gen o conjunto de genes que hace que este hombre gane cociente intelectual hasta llegar a 180; y a cambio pierda cociente emocional. Este hombre, ya nacido, será sometido a la prueba de la evolución de tener que adaptarse: ¿En el mundo moderno, sería producente tener mucho cociente intelectual, y a cambio tener menos inteligencia para los asuntos sociales? Así, si este hombre mutado de 180 de cociente intelectual logra adaptarse al medio, sobrevive, y es capaz de dejar descendencia, que tendrían cierta probabilidad más elevada que los demás seres de heredar el rasgo mutado de su antecesor, y este rasgo es tener 180 de cociente intelectual y a cambio tener menos inteligencia emocional.

La gran mayoría de las mutaciones no son adaptables. Por ejemplo, los albinos se producen por una mutación en la cadena genética de alguno de los cromosomas. El albinismo impide que la piel genere melanina, siendo por tanto frecuente los cánceres de piel en estos individuos. Además, los individuos con albinismo se muestran físicamente menos atractivos, como más envejecidos, y el resultado es que los albinos se reproducen menos que un individuo normal, concretamente un 10% menos. Con el tiempo, la selección natural excluiría a los albinos, por ser una mutación que no es adaptable.

Pero el destino del hombre lo elegimos nosotros… Con el ejemplo del albinismo pudiese parecer que las personas de 180 de cociente intelectual también serían excluidas… Newton no se reprodujo, pero sí Bill Gates (aunque no se si tiene hijos, tiene mujer). Bill Gates supo encontrar su nicho: se convirtió en un genio de la programación, y adquirió dinero, propiedades, posesiones… Tanto es así, que lo siguiente que quiso fue atraer mujeres… y al final tuvo novia, con la que luego se casó. Bill Gates como buena persona con altísimo cociente intelectual tiene las habilidades sociales de una avutarda… es un tipo completamente insensible y sin ningún tipo de inteligencia para los asuntos sociales, económicos, políticos, etc. (lo pueden ver los lectores en cuanto busque alguna declaración de Gates sobre temas como el capitalismo, la economía de mercado, y otros temas en donde Gates demuestra una absoluta falta de sensibilidad y de inteligencia). Las multimillonarias donaciones de Gates a causas benéficas no le libran de tener la inteligencia emocional de un absoluto cretino.

El equilibrio entre inteligencia emocional e inteligencia racional

Y yo en este punto no puedo por menos de pensar en mi mismo… Todos tenemos que encontrar nuestro nicho si queremos sobrevivir, y para ello debemos de adaptar nuestras capacidades al medio. Yo he tardado muchísimo tiempo en encontrar mi lugar en el mundo. Mi espíritu entre el de un científico analista y el de un poeta pasional, me hacían extremadamente raro… La humanidad es más plástica de lo que sugiere todo esto: elegimos un poco como somos dentro de la serie de genes que se nos asignó por lotería. Quizás por eso con 20 años yo mismo elegí cambiar completamente de rumbo: abandoné para siempre mi viejo sueño de ser científico e ingeniero… que era lo que había deseado desde siempre, y decidí prepararme para ser un humanista. Vamos, que me pasé de ciencias a letras… Este país se ha ido a la ruina por falta de personas con preparación humanística adecuada: tenemos grandes científicos e ingenieros (de los mejores del mundo); pero tenemos unas clase política, económica, directiva, empresaria, economista, que es una auténtica mierda. (con alguna excepción, como Jose Luís Sampedro). Y lo cierto que es una auténtica mierda porque tienen una evidente falta de inteligencia, tanto de la racional como de la emocional. Y precisamente, la inteligencia emocional es especialmente importante para estos asuntos de economía y de política… Estas disciplinas han sido ocupadas por tipos con algún título, pero con completa carencia de habilidades intelectuales, que les llevó a desarrollar también una ignorancia extrema en esos asuntos en los que se supone que debían de ser unos especialistas.

Yo me alegro mucho de haber cambiado de rumbo. En España faltan directivos, políticos, empresarios, ejecutivos… pero también humanistas, artistas, pensadores… todo eso es economía. Tener una gran cultura, apuntalada sobre la base de la inteligencia, tanto racional como emocional, es un camino seguro hacia el desarrollo económico, y hacia el desarrollo de la cultura de un país superior. El echo de haber aplicado en España el modelo de la educación neoliberal (grandes científicos; y horribles economista, políticos…) ha hecho que nuestra civilización cojee de forma muy inestética. Quizás en USA puedan seguir con ese modelo, ellos tienen grandes ventajas estructurales que nosotros no tenemos (grandes riquezas materiales, dominio político e industrial…) El único camino para sacar a España de esta atolladero en donde lleva prácticamente toda su historia, pasa precisamente por la inteligencia emocional.

Si hemos dicho que el modelo del cociente intelectual o inteligencia racional es las matemáticas y la lógica… ¿Cuál es el modelo de la inteligencia emocional? La estética y el arte vuelve a ser la respuesta a mis preguntas… Casi todos los grandes líderes políticos de la historia tenían a su vez grandes capacidades como artistas (por ejemplo, esa figura que me apasiona a la vez que la odio, Bismarck, es considerado a parte como de un gobernante genial, uno de los mejores escritores en lengua alemana de la historia) Señores del PP y políticos españoles en general, en España no sobramos las personas de temperamento artístico y escindido: sobran ustedes. Y es que… tantas veces estuve cerca del suicidio, porque la sociedad no me aceptaba como era, raro, inestable, borde, pero también inteligente, pasional, estético… Por supuesto, aún se tardará en hacer justicia, y que las personas que necesita este país empiecen a ocupar los puestos de esos políticos y economistas corruptos que nos manipulan y que nos destrozan. El espantoso dolor pasado nunca lo podremos olvidar. Mientras yo sigo intentando enderezar mi vida… a veces sin muchas esperanzas, y viendo que puede ir para largo… En este segundo caso, es posible que yo al final termina cayendo. Nunca me lo tomaría como si la evolución me hubiese descartado: simplemente tuve mala suerte.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • La crisis económica y sus consecuencias políticas (5)
  • Los hombres y las mujeres que se aman (4)
  • El significado de los sueños como destino de nuestra vida (4)
  • Profesión y personalidad (4)
  • ¿Ser racional o ser pasional? (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>