La importancia del atractivo físico a la hora de seducir

la importancia del atractivo físico a la hora de seducirLa mayoría de los hombres, pero también de las mujeres, no están satisfechos con su atractivo físico. No se consideran lo suficientemente guapos o guapas. Pero de todas formas, hay un gran componente subjetivo en la percepción de la belleza. A su vez que parece haber un componente objetivo. Es común que esas personas que no se consideran lo suficientemente guapos o guapas tengan cierto descuido de su cuerpo, especialmente en el caso de los hombres. Pero ya digo que, un cuerpo de chico o chica normal, completamente normal, puede ser muy atractivo por el mero hecho de que es un cuerpo de hombre o mujer bien constituido. No hace falta ser un sex símbolo para resultar atractivo. Lo que si hace falta, lo que es fundamental, es que en nuestros cuidados del día a día demostremos por medio del cuidado del nuestro físico que nos tenemos un gran amor propio. Muchas de esas personas que no se consideran atractivos, piensan así por que les resulta más cómodo: piensan algo así como “si no soy guapo, ¿para qué cuidarme?”. En este artículo, la importancia del atractivo físico a la hora de seducir.

Lecciones de estilo de vida

Antes las mujeres tengan fama de empezar a engordar hasta llegar peligrosamente a los límite de la deformidad una vez conseguían marido… Es un hecho: la mayoría de la gente disfruta más comiendo que con el amor y con el sexo. De alguna forma, esto es una evidencia de nuestro escaso porte como especie animal. Los hombres y mujeres más evolucionados, como se suele decir, comen para vivir, y no viven para comer. Se dice que, el tipo de temperamento melancólico, come para vivir; y el tipo de temperamento sanguíneo, vive para comer. El melancólico es el típico personaje profundo, intelectual, algo tímido pero también muy apasionado. Y el sanguíneo es el típico personaje regordete, siempre feliz, sin escisiones vitales, simpático y popular, pero también escaso de profundidad intelectual, siendo todo superficialidad.

Aunque parezca increíble, suelen ser los melancólicos los grandes maestros del amor y de la pasión. El melancólico es uno de los dos tipos de tímidos (el tímido inestable; que contrasta con el flemático, que es un tímido menos agresivo y sin demasiadas escisiones internas). Y cuando se lo proponen y las condiciones socioeconómicas les acompañan (el melancólico es muy vulnerable a esto: haber vivido en un contexto marginal, pueden convertir al melancólico fácilmente en un yonkie, en un ladrón de bolsos, en un makarra barriobajero,… Pero buenos contextos, hacen de los melancólicos médicos, científicos, intelectuales,… A raíz de esto, y es que me extiendo demasiado en mis paréntesis: un día oí que la media de inteligencia de la gente que está en la cárcel es superior a la media de inteligencia de la gente que está fuera de la cárcel. Se debería a esto: melancólicos criados en malos ambientes. Y se debería a que la derecha cree que una buena educación para los que no son sus hijos, no se debe de basar en los libros, si no en una buena ración de hostias… España se ha arruinado porque en vez de educar a los melancólicos, hemos preferido “actuar con sensatez” en palabras del hijo de puta de José María Aznar) Decía antes del largísimo paréntesis… que cuando al melancólico le acompañan las condiciones socioeconómicas, se convierten en auténticos maestros de cuidar su físico, porque ellos disfrutan mucho más con el sexo, con el amor, con la sociabilidad,… que con la comida o con el fugaz placer que da el no tener que cuidarse, y decir “pues hoy no me lavo, o pues hoy no me molesto en vestirme bien”.

Cómo llevar nuestro atractivo físico a su máxima expresión

Por eso, vamos a aprende de las manos de un melancólico que ha estado a medio camino entre la cárcel y la universidad… las reglas básicas para llevar nuestro atractivo físico a su máxima expresión. Seamos como seamos, siguiendo nuestras normas de oro conseguiremos elevar nuestra belleza y nuestro atractivo físico hasta límites inimaginables.

1. La higiene diaria es fundamental. Recuerdo cuando los compañeros de instituto volvíamos a encontrarnos después del largo verano… Daba gusto vernos a todos, limpios, relucientes,… Podemos imaginarnos la impresión que nos hubiésemos llevado de ese amigo que llevábamos tres meses sin verlo, si llega sucio, con el pelo graso, oliendo “fuerte” y con lagañas… Y por supuesto, cuidarnos no sólo el primer día de clase, si no TODOS LOS DÍAS (algo que aún hay recelo en nuestro país, siempre con la creencia de que sólo los días especiales, como los domingos, tenemos que estar guapos y relucientes…) Solo realizar los ritos diarios de higiene, tiene un gran efecto positivo en nosotros, porque el cuerpo nos compensa cuando nos lavabos, con un buen chute de relajamiento (se generan oxitocina y serotonina entre otras sustancias) y con cierta sensación de euforia, que incluso, tienen efectos antidepresivos y pro-felicidad.

2. Es fundamental tener un vestuario adecuado y que nos permita poder cambiar de vez en cuando de estilo. Ya he distinguido entre cuatro grandes tipos de estilos de vestir: sport, de calle, de noche y de gala. Van de menos elegante a más elegante. Hay que cambiar entre estos estilos en función de la situación. Pero eso no significa que halla un único estilo, por ejemplo, de noche. Hay varios estilos de noche, que ha su vez, hay que ir cambiando un poco entre ellos: gótico, rockero, indie,… También es conveniente modificar algo nuestro peinado de vez en cuando. Sorprendernos mucho con los cambos de look en general.

3. La boca y los dientes son un punto crítico. Una mujer resulta más atractiva estando completamente calva pero con buen aliento; que teniendo mucho pelo pero con el aliento y los dientes descuidados. La boca es un punto completamente crítico. A parte de las mujeres les huele mal el aliento, y esto tira por tierra todo su posible atractivo físico. En los hombres es exactamente lo mismo. Para ello, es conveniente preguntar a alguien de confianza si nos huele el aliento o no, y que sea completamente sincero. Si es así, debemos de controlar el mal aliento, con dieta y con productos para la boca. La boca es fundamental, si nuestra boca no resulta atractiva, nosotros no seremos atractivos.

4. Los ojos. Casi el 100% de la gente me dice que estoy “más guapo” con gafas que sin ellas… Y yo así no quiero ponérmelas. Supongo que es cuestión de la falta de costumbre pues sólo uso gafas desde hace tres años, y aún no me he acostumbrado. Pero unas gafas bien elegidas, realza nuestro atractivo; unas mal elegidas, nos tira por tierra nuestro atractivo. Las gafas pueden ser muy sexys, pues la gente con gafas, es de media más inteligente que la gente sin gafas. Y ya hemos dicho que la inteligencia es lo más sexy que existe… Además, podemos usar las gafas como complemento: a veces llevamos gafas, a veces lentillas, y así, la gente se impresiona de nuestros cambios en los complementos, sobre todo en el complemento de complementos: las gafas.

5. El peinado es fundamental. Un peinado bien elegido realza nuestro atractivo. Los hombres por lo general deben de apostar por el pelo corto. Aunque un peinado a lo Beattle, o a lo Indie, también puede ser muy sugerente. Podemos cambiar de peinado según nos va creciendo el pelo desde que nos lo cortemos. Si por ejemplo, nos lo cortamos una vez cada dos meses, al principio lo podemos llevar casi de punta. Pero según crece, es antiestético el pelo de punta, porque parecemos un muñeco de esos que había antes, que tenía un pelo largísimo y de punta. Por eso, con el pelo largo, es conveniente un peinado más a lo beattle o a lo indie. El rapado le queda bien a las personas con una cabeza muy perfecta y grande. Las personas que tengan poco pelo, tienen varias opciones: el rapado, del que acabamos de hablar; tinte o tatuaje que finja que tenemos pelo, pelo rapado; prótesis para fingir que no tenemos falta de pelo, aconsejo que imite a un pelo corto, es más atractivo en hombre y más fácil de mantener, entre otras cosas porque nos exime de tener que usar prótesis enteras, o sea, un gato… inestable como todos lo felinos…

6. Forma física. Los hombres deben de moldear su físico con algo de ejercicio. No hace falta matarse en el gimnasio. Yo me he mantenido con una forma física envidiable dedicándole una media de cinco minutos al día durante unos años. En sesiones de unos cuarenta minutos, entrenamos alguna parte del cuerpo: brazos, piernas, abdominales. Es más importante realizar bien los ejercicios y de forma semanal, que realizar ejercicios poco exigentes y mal hechos y poco frecuentes. Los hombres tienen más facilidad para mantenerse en forma que la mujeres, debido a la testosterona. Las mujeres también tiene que realizar un esfuerzo físico semanal, correr, aerobic,… aconsejable cuatro sesiones de unos cuarenta minutos a la semana. Dieta adecuada y equilibrada, no vivas para comer: come para estar guapo-a…

7. Colonias, perfumes, calzados, relojes (ojo con querer aparentar que sois presidentes de un sindicato…), gafas, pendientes (también en los hombres, y no sólo entre las piernas…), guantes, cinturones, cadenas (si puede ser, que no unan argollas que te aprisionan las manos…), cintas (yo soy un enamorado de la bandana en la cabeza, aconsejable con el pelo corto, de punta, y con media policía de la comarca detrás de tu rastro…), pinturas (no aconsejo los tatuajes, yo tendré que arrastrar el resto de mi vida eso de “Te quiero Andrea-tomarporculo…”), hebillas, purpurina, bota de vino en la espalda,… correa, pulseras, anillos, piercings,…

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo superar los complejos físicos (5)
  • Lo que nos hace enamorar a los hombres y a las mujeres (5)
  • Cómo nos gustan las mujeres a los hombres (5)
  • Qué tipo de físico atrae (5)
  • Puntos fuertes y puntos débiles para seducir (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>