La mente de los hombres contra la mente de las mujeres

Imagen de previsualización de YouTube

El vídeo de Youtube que inserto me ha encantando. Ilustra con una genial metáfora las grandes diferencias entre la mente de los hombres y la mente de las mujeres. Lo podemos resumir, pero aconsejo verlo, porque además es gracioso…; la mente de los hombres sería como un conjunto de cajas. Las cajas son independientes unas de otras: lo que hay en una caja, no tiene que ver con lo que hay en otra caja. Pero las mentes de las mujeres sería más bien como uno de esos odiosos rollos de cables, en donde están todos hechos un revoltijo y una pelota, y casi no se pueden desenredar de lo enredados que están… Por tanto, la cuadriculada mente de los hombres no tendría excesiva capacidad para relacionar lo que está insertado en cada una de las cajas. En cambio, la ultraconectada mente electrónica de las mujeres tendría una gran facilidad de relacionar todo con todo: ve una rosa, y enseguida piensa en un hombre que la regaló una rosa hace tiempo; y al pensar en el hombre que la regaló una rosa, piensa en lo feliz que sería con un hombre así; y al pensar en esta felicidad que le daría estar con un hombre así, piensa en una casa en medio de un verde campo, llena de niños por todos los lados; y al pensar en esta casa llena de niños, con un hombre, con una casa rodeada por todos los lados por verde campo, piensa en lo triste que es su vida actual, en un pequeño piso de una gran ciudad, completamente sola, sin hombre, sin niños, y sin verdes praderas… Y una única rosa, ha hecho derramar una lágrima de tristeza a la mujer que lo conecta todo con todo… En cambio, un hombre ve una rosa y piensa algo así como “pero, ¿quién será el mariconazo que va por ahí gastándose el dinero en rosas…?”. En este artículo, la mente de los hombres y la mente de las mujeres.

Los hombres que no entendían a las mujeres

Un último punto del vídeo: los hombres tienen muchas cajas, cada caja para cada cosa, los hombres son muy ordenados, lo ponen todo en su sitio: las herramientas en la caja de las herramientas; el coche en el garaje; el negro en África, corriendo delante de los leones… Es ley de vida: cada cosa en si sitio, cada pensamiento en su caja…la mente de los hombres contra la mente de las mujeres De echo, esta mente cuadriculada de los hombres puede terminar por generar grandes dosis de violencia. No tenemos más que ver la actual situación de España, en donde los que tienen la pasta, hombres sobre todo, han sido enseñados desde pequeño que los ricos son ricos, y que los pobres son pobres, y que no hay más que hablar: si un pobre roba a un rico, es delito: pero si Bankia nos roba a los pobres, eso está bien… El cerrazón de la mente de los hombres, muchas veces los impide hasta pensar lógicamente. Aunque por supuesto, una mente echa a base de cajas, tiene grandes ventajas: es ideal para conseguir un conocimiento categórico del mundo, por ejemplo, algo así hizo Lineo, categorizó todas las plantas del mundo en taxones científicos. Por tanto, no todo es malo en la mente cuadriculada de los hombres…

Además, en el vídeo se habla de la “caja vacía”… Y el científico-humorista del vídeo, se refiere a esa gran capacidad que tienen los hombres para tirarse en el sofá delante de la tele y pasar horas enteras sin hacer nada… Y esto, a la electrónica mujer, siempre con la mente inquieta, siempre enchufada a la corriente, le saca de quicio… Por que ella no puede estar sin hacer nada: su alma es electricidad pura, electrones girando sin parar alrededor de núcleos.

Las mujeres necesitan estar haciendo algo todo el rato, necesitan estar pensando, necesitan estar vibrando y amando… A los hombres, esto se las trae un poco más floja… Ellos ven como muy válido pasarse horas, años incluso, enteros muerto delante de la tele con una cerveza en la mano. Total, las cajas de su cerebro dicen: si hay que trabajar, pues ha trabajar; y si hay que descansar, pues a descansar…

Los hombres y las mujeres

De cualquier forma, no hay una mente de hombre unívoca, y una mente de mujer unívoca: es posible que algunos hombres tengan un alto parecido en su forma de funcionar mentalmente a las mujeres: y al revés, puede haber mujeres que tengan una mente un tanto de marimacho, que parezcan mentalmente un tío…

De echo, uno de los “medidores” que existen a la hora de analizar la mente de un hombre, se llama “coeficiente de femineidad”, y sería un indicador que nos diría si el cerebro de ese hombre en cuestión tiene la capacidad de funcionar de forma femenina: conectándolo todo con todo.

Los poetas, los grandes creadores, los granes artistas, normalmente tiene un coeficiente de feminidad muy alto: sus masculinas mentes pueden funcionar también en modo femenino. Y se cree que a las mujeres más creativas e inteligentes les pasa un poco lo contrario: de echo, se han visto muchos casos de mujeres geniales, con altas tasas de agresividad… pero sin por ello perder su esencia femenina…

Los hombres que no amaban a las mujeres

A grandes rasgos, estas dos grandes formas de funcionamiento de los cerebros humanos, masculina y femenina, corresponden a dos de las grandes teorías de la mente sobre la actualidad: el Funcionalismo; y el Conexionismo.

1. El funcionalismo. El funcionalismo explica la mente humana como si se tratase de una cadena sintáctica, y por tanto, lineal. Para que nos hagamos una idea, una máquina expendedora de café es una mente funcionalista: el corazón de la máquina tiene dos posiciones: A y B. Cuando no tiene una moneda dentro, la máquina está en posición A. Metemos una moneda, la máquina activa un resorte que identifica la moneda y activa la posición B. Si la moneda es justo lo que vale el café, expende el café, y vuelve a la posición A. Si la moneda no es lo justo, la máquina activa otro resorte que calcula el cambio y lo devuelve a su propietario, volviendo al fin a la posición A. Esto es un sistema, un sistema funcionalista.

2. El conexionismo. Un sistema conexionista sería una inmensa red, una matriz, una especie de tela de araña, en donde el cálculo no se hace de forma lineal, como en nuestra máquina expendedora de café, no es un cálculo sintáctico (la sintaxis tiene su modelo principal en el lenguaje humano, que es el primer modelo de sistema funcionalista, primero unas palabras, luego otras, unas activan otras, unas hacen significar a otras algo… pero todo es lineal…) Imaginémonos una inmensa red, con un montón de nodos, y un montón de cables que conectan esos nodos. Esto es un sistema conexionista. Esos nodos se comunican entre sí a través de la conexiones, como hilos de araña entre nodos… Y los nodos, pueden recibir información de otros nodos, pueden almacenarla, y pueden enviar información a otros nodos. De este modo, el cálculo no se produce de forma lineal, si no a través de una inmensa tela de araña con muchos núcleos. Por tanto, a cada nodo le puede llegar información de varios nodos a la vez, no es lineal, no le llega sólo información de una parte en una parte. Así, el cálculo se vuelve complejísimo… casi tanto como la mente de una mujer.

A día de hoy, estos son los dos grandes modelos de mente con los que trabajan los científicos cognitivos. Y es curioso, que uno de ellos se corresponda a una aproximación de la mente de los hombres; y el otro, se corresponda a una aproximación de la mente de las mujeres… Y propongo un ejercicio, un ejercicio que nos hará a los hombres amar a muchas mujeres: intenta, por todos los medios, que tu cerebro, que tu mente, deje de ser una miserable máquina de café, y empiece a funcionar como una inmensa tela de araña de varios núcleos, en donde la información vuela entre los distintos nudos de la misma a la velocidad de la luz, llegando y retroalimentándose la información de unos nudos a otros, y dando lugar todo eso a un cálculo vertiginoso… Y es que, los hombres que seáis capaces de pensar así, de imitar el cerebro de una mujer… os tocará en gracia tener la suerte de amar a muchas mujeres, porque las mujeres aman a los hombres que entienden el cerebro de las mujeres.

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • La mente de las mujeres (5)
  • Datos interesantes sobre la mente humana (5)
  • Por qué atraen ciertas características del sexo contrario (5)
  • Modelos de hombres y mujeres atractivos (4)
  • ¿Es verdad que todos los hombres son iguales? (4)
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>