La paradoja de las personas con timidez

Muchas personas con timidez se sienten avergonzados por su propia condición de tímido. Nuestra sociedad parece que de alguna manera castiga esta forma de ser, tímida, introvertida, introspectiva, reservada y parece que fomenta la forma de ser extrovertida, decidida, sociable, habladora… No ha habido pocos psicólogos y humanistas que han denunciado esta situación de aparente ataque a la condición de tímido; y de aparente ensalzamiento de la condición de persona extrovertida. ¿Por qué los medios de comunicación parecen haber ensalzado a los extrovertidos; y ridiculizado a las personas tímidas e introvertidas? Pues me temo que por nada bueno, y creo que tiene que ver con que las personas extrovertidas son más fáciles de manipular; y los más solitarios introvertidos son menos crédulos a la hora de tragarse la monserga informativa que sueltan por la televisión y que le llaman “actualidad” o “telediarios” (el viejo truco de demonificar al que no nos deja salirnos con la nuestra…). No va de eso ese artículo de cualquier forma. La cuestión es que al final muchas personas con timidez se sienten mal e inferiores a los más admirados extrovertidos y a las más admiradas personas sociables. Tanto es así que ellos mismos no se dan cuenta de la gran paradoja que tiene detrás la condición de tímido y de persona introvertida. En este artículo hablamos de la paradoja de las personas con timidez.

De “raro” a popular sin hacer nada apenas

Como decimos, en occidente se ha premiado la forma de ser extrovertida; y por contra, parece que se ha castigado la forma de ser introvertida. Yo antes recuerdo que la gente me atacaba y me decía que hablaba poco, me decía que era “raro”, me decía que era diferente… Pero ¿no se daban cuenta esta tanda de capullos que yo no hablaba porque estaba pensando? Si piensas no sueles poder hablar; y si hablas mucho, de normal no pensarás mucho y serás una persona básica sin muchas luces. Así se fue formando dentro de mí cierto miedo a la gente, cierta fobia social… debido a que yo no entendía por qué no se respetaba mi forma de ser. Cuando superé esta condición de cierto miedo a la gente, entonces la realidad sale a flote y pude demostrar que puedo ser una persona incluso más sociable, más popular, más ligón y mejor compañero que muchos otros. Las personas retrasadas siempre te intentan poner “sambenitos” que tú ni te mereces, simplemente porque a lo mejor esa es una buena forma de disimular que ellos mismos son unos completos cretinos.

La paradoja de las personas con timidez

ardelfin

Y yo me gané ese sambenito de tímido, de raro… pero me lo quité por todo lo alto, tanto es así que pasé de tener fama de muy tímido, de muy reservado, de poco hablador… a tener fama de ligón y de popular… pero… ¡yo no quiero tener tampoco fama de eso! Yo, que soy más bien de esos chicos de novia formal y de toda la vida (o hasta que Ibiza nos separe…) no me siento cómodo con fama de ligón. Dicen en España eso de “cría fama y échate a dormir”… Supongo que el común de los mortales tiende a generalizar, y si un día simplemente hablas poco porque estás pensando te ponen ya el sambenito de callado y de reservado y de “raro” (sin esperar a comprobar si yo de verdad soy así); y si otro te ven que andas con mujeres y que eres popular, te ponen ya el sambenito de ligón y de mujeriego… ¡Yo no soy ninguna de esas dos cosas! Simplemente soy una persona medio extrovertida y medio introvertida, que le gusta estar con gente y hablar con gente a veces; y que le gusta pensar y pasar un día meditabundo y melancólico mientras lee y escucha música, otras veces. Pero a la gente parece que le cuesta entender las parcialidades y las complejidades, y al final absolutiza y hace sencillo lo complejo.

Introvertidos y extrovertidos trabajando en puestos de cara al público

Y hablo de todo esto como “tirón de orejas” a la sociedad por pretender que las personas extrovertidas sean mejor que las introvertidas. Pero es evidente que los grandes científicos, grandes pensadores, grandes artistas, grandes revolucionarios de la humanidad… suelen tener caracteres de tipo más introvertido. Es evidente que algo bueno tienen que tener las personas de tipo más introvertido y reservado si han llegado a acumular tantos méritos intelectuales. ¿Acaso las personas introvertidas son mejores para pensar y similares; y las personas extrovertidas son mejores para tratar con gente, para la vida social, para tener relaciones interpersonales…? Eso es lo que se dice… pero no es del todo así. Por ejemplo, cuando yo busco trabajo, siempre me paso por la categoría de “ventas y comercial”, en donde hay trabajos de vendedores, de atención al cliente… Y en los anuncios de puestos que se ofrecen, muchas veces veo la misma cantinela:

“Buscamos personas extrovertidas…”

¿De verdad a las personas extrovertidas se les da mejor la gente? Pues el otro día leyendo el blog de “sólo sé que no sé nada” me llevé una interesante sorpresa: pues resulta que se ha comparado las ventas que realizan las personas de tipo extrovertido; y las ventas que realizan las personas de tipo introvertido (evidentemente, personas que se dedicaban a las ventas, comerciales, tenderos…). ¿Quienes creéis que vendieron más? ¿Los vendedores extrovertidos o los vendedores introvertidos? Pues parecería que las personas extrovertidas son mejores vendedores… pero los resultados no concluyeron eso, y concluyeron que los introvertidos son iguales de buenos vendedores que los extrovertidos. En cambio, al final se descubrió que los mejores vendedores en los trabajos de comercial y similares no eran ni los introvertidos ni los extrovertidos: si no los ambivertidos, o sea, las persona que están a medias entre ser introvertido y ser extrovertido. Esto se entiende como que los introvertidos tienen inteligencia pero no son tan simpáticos; y los extrovertidos son más simpáticos… pero no tienen la capacidad analítica de los introvertidos. Al final ambas cosas se compensan, y resulta que ambos tipos de personas tienen un éxito similar en el mundo de las ventas y del comercio. Y claro, los ambivertidos, como pueden ser simpáticos y analíticos a la vez, pues se ganan el corazón y la confianza de los compradores, y al final las personas medio introvertidas medio extrovertidas consiguen las mejores cifras de ventas. Como vemos, esos anuncios que buscan a personas extrovertidas para trabajar en puestos de ventas, están muy alejados de la comprensión de la naturaleza humana. Deberían de poner que buscan a “personas ambivertidas”, pues ellos son los más rentables a la hora de vender y de tratar con clientes.

Conclusión sobre la paradoja de las personas con timidez

Me queda mucho por contar respecto a la paradoja de las personas con timidez, así que prefiero dejarlo aquí y hacer una segunda parte de este artículo. Antes de despedirme os propongo un reto: pensad aquello que más miedo os da en el mundo. Y luego, pensad una forma sencilla de representarlo en un gráfico, en un dibujo, en una pequeña escultura… eso que tanto miedo os da. O sea, de representarlo de forma gráfica y clara. Yo ya tengo mi representación de eso que más miedo me da en el mundo. Y podría ser algo así como un Jinete Negro de los de El Señor de los Anillos, o sea, una persona con una capucha negra que es amenazante y que te da pánico (también valdría el personaje de mi novela de fantasía La Reina de los Hielos, llamado el Caballero Negro o el Dragón Podrido, que es una “persona” de un tamaño descomunal, cubierto de una armadura negra hasta el yelmo, y que cabalga un terrorífico y también gigantesco caballo negro de ojos rojos, mientras porta en su mano una demoledora espada que podría hacer trizas los huesos de cualquier criatura).

Ir a la segunda parte del artículo

Para saberlo todo sobre cómo superar la timidez y ser sociable, aconsejamos nuestro e-book Los Pilares de la Seducción. 

Share Button
Print Friendly
Para ver los productos desarrollados excluvisamente por Erik360 para nuestro blog no olvides pasarte por nuestra Tienda SyA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • Cómo acabar con la timidez (8)
  • Cómo aprender habilidades sociales (7)
  • Las personas tímidas (6)
  • La estructura de nuestra mente (6)
  • Las claves para ser una persona popular y verdaderamente seductora (6)
  • Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>